Impresionante. Farra total. Climax. En un sábado poco común, Militantes del Climax le puso fiesta a la veda electoral y nos puso a bailar, saltar, poguear y cantar a las más de 800 almas que se reunieron en el Teatro Flores.

Era una fecha especial, era la última del 2019 en Capital y valía la pena decir presente para celebrar junto a los climax este fin de año, bastante anticipado por cierto, pero entendible de igual manera. Es que esta banda, cada día más gigante, vivió un 2019 enorme y a poco más de un año del lanzamiento de “Día 4”, cerró la “#Gira4” con bombos y platillos. Rosario, Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, San Luis, Interior de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y finalmente Capital Federal fueron algunos de los sitios visitados y aún restan otros como Cipoletti, Zapala, Bariloche y El Bolsón para despedir, definitivamente, este gran año. 

La jornada era perfecta, el calor nos acobijaba y nos invitaba para unas buenas birras frescas antes de la ¿estúpida? prohibición que data de siglos pasados. La humedad y el ir en remerita ya nos pone de buen humor. Como dijimos era una jornada ideal, fuera frío, hola calor y pese al horario inusual nos dispusimos a disfrutar de una velada a pura música.

Con el fuerte sol apagándose de a poco, nos tomamos el “2” hasta Av. Rivadavia al 7800. Justo en la esquina, el coqueto, Teatro Flores aguardaba impaciente la llegada por primera vez en su historia de una de las bandas más prometedoras de nuestro país. Llegamos temprano, pasamos por boletería y una vez acreditados nos dispusimos a disfrutar de una nueva fiesta Climax. Eran las 19.45 hs. y el calor era insoportable.

De a poco el lugar se iba llenando. La gente se sentaba en la escalinata que separa el salón principal del lugar que dispone de las tres barras que tiene el Teatro Flores, mientras otrxs optaban por sacarse fotos o simplemente charlar esperando el comienzo. Cuando el reloj marcaba las 20:05 hs. el telón se corrió y los primeros acordes de Caliope Family empezaron a sonar. Esta banda oriunda de Rosario y que sería la encargada de ir prendiendo de a poco el recinto, fue de menos a más y con un gran show llenaron al publico de buena música. Mucho aplomo escénico para abrir la noche y poner al publico en climax. Estos pibes que hacen ese Hip Hop fusión que cada día suma más adeptos vibró e hizo vibrar a la gente de la mano de Brian Medina “Brapsis”, Agustin Perez, Franco Olima, Pancho Val y Camilo Corradin por alrededor de 40 minutos. Caliope Family, gran agrupación para seguir de cerca y estar al tanto de sus presentaciones.

Luego de este show de apertura, vino el necesario break para preparar todo. Se venía el plato fuerte de la noche y la gente lo percibía. Algunxs aprovecharon para reacomodarse, la convocatoria era cada vez mayor y siendo las 20:50 hs. ya se podía apreciar que el Teatro Flores iba a estar a reventar. Una nueva cerveza helada para apaciguar el calor y así poder seguir con la cobertura. La humedad de los cuerpos hacia que el aire sea sofocante por momentos, aunque el techo alto del lugar ayudaba para una buena ventilación.

Eran pasadas las 21 hs. cuando la música ambiental dejo de sonar y de a poco las luces se fueron apagando al mismo momento que el gran telón rojo se corría dejando ver a los climax en escena. Como siempre el oráculo, Frank Bersi nos dió la bienvenida y la fiesta empezó. Luego de una breve intro, los acordes de “Sin Permiso” empezaron a sonar y el climax estaba ahí. Una noche perfecta, llena de música y buena vibra. 

Uno tras otro fueron pasando los hits de Militantes que mezclaban temas de “Climax” con temas de “Día 4” y algunos otros arreglos inéditos para darle color a una noche de mucho calor. Hubo tiempo para todo y para todos los gustos. La expresión teatral de los climax decoraba la noche y dividía, como siempre, el show en actos. La energía de la gente contaminaba el ambiente y hacia del Teatro Flores un verdadero hervidero.

Como dijimos hubo tiempo para todo y así fueron pasando los invitados. Primero fue el gran Yema Ice haciendo delirar al público con su tema “My Ghetto” y esa energía que emana este gran artista venezolano. Era una noche políticamente convulsionada, al otro día, nuestro país elegía presidente (finalmente resulto electo Alberto Fernandez) y entre tema y tema se podía escuchar el ya hit “Mauricio Macri la puta que te parió…”.

Luego de escuchar a Yema Ice, fue el turno de otro invitado, en este caso desde Fiorito y con ese flow potente que lo caracteriza, llego Rayo Aka Big Buda quien en 3 minutos prendió fuego el Teatro Flores. Una locura lo que se vivió con este rapero que no para de agitarta en escena. Los puntos más altos de la noche si se quiere (fue una noche increíble) fueron “Diputado“, “Churro Mañanero” y “Franki“.

Alguien es de San Martin acá” pregunto el Auelo y mientras muchos levantaban la mano, los pibes de Emcikre se hacían presente para partir la tarima con su rap lleno de realidades y críticas. Una gran presentación para esta banda que no para de hacer buen rap y que pronto saldrán a la cancha con su nuevo álbum. Ademas de Emcikre, los espectadores pudieron disfrutar de un amigo de la casa, cuando el Enano Alex, Kofke 117, se hizo presente para hacer un tema junto al Auelo y ese “Que onda bolooo” que coreamos todos.

Dijimos que fue una noche cargada de política y no es para menos. Quien mejor para para hablar de política en el rap que el próximo invitado que subió al escenario. “De Comodoro Rivadavia… mi amigo el Indio Javi, Asterisco” lo presentaba el Auelo, mientras Javi subía directo para romperse unas barras en escena. Como dijimos una noche para todos los gustos y con muchísimos invitados que enriquecían el gran show que ofrecieron los Militantes.

Luego llegaron los temas pogueros, el Teatro Flores retumbaba al ritmo de “Goodbless” y “Chinatown Battle” para bajar fervientemente con “Renacentista” uno de los mejores temas de “Día 4” para quien les escribe y volver a subir con “Canapé” y “Mercado de Pases”. Un ida y vuelta por varios estados en un rato, eso que solo Militantes del Climax sabe ofrecer.

Eran casi las 23 hs. y faltaba poco. Así lo marcaba el Auelo y su “muchas gracias por estar acá loco, de verdad muchas gracias”. La gente respondía y ese “Militantes la concha de su madre a ver si ponen huevos que no juegan con nadie…” hacia explotar el lugar. El pogo no frenaba y ellos decidieron encenderlo aún más. Faltaba el Hit, faltaba lo mejor y así sonó el tan ansiado ritmo de “Hit Hot” para ponerle la frutilla al postre, para ponerle el broche de oro a este, el último show del año en Capital. El pogo, una cosa de locos, el show, increíble. “Gracias a todos por estar acá, por venir, gracias por la buena vibra. Nos vamos, nos vemos el año que viene loco. Gracias por la fiesta” dijo el Auelo mientras todos los que formaron parte del show se hacían presentes en escena para despedirse del publico que no paraba de aplaudir y de gritar. 

Así se termino la noche, temprano porque se votaba al otro día y la maldita veda electoral nos impedía seguir disfrutando de una de las mejores bandas que tiene nuestro país. Nos despedimos del Teatro Flores hiper cargados de música. Un show completo, tremendo. Saltamos, cantamos, pogueamos, una locura total se vivió en un templo del rock nacional donde por alrededor de una hora y cuarenta y cinco minutos los Climax lo llenaron de algarabía y desfachatez. Solo había tiempo para hacer una panorámica visual y ver como el Teatro Flores quedo envuelto en llamas. Así nos fuimos, el “2” de vuelta para el barrio de Balvanera y a elegir quien nos mentirá por 4 años más…

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

Fotos: Melani Garcia Tapia (@encabrada)

Agradecimientos: Gracias a los Climax y a Rock & Reggae Producciones por la invitación, la organización y el excelente trato brindado.