Entre la tranquilidad de un balneario fuera de temporada y la revolución del rap. Así empezó Matias Escobar este viaje de introspección luego de pasar varios años privado de su libertad. Nos hicimos un hueco y nos fuimos para el bellísimo Cine Gaumont para vivir una de las 7 proyecciones que tiene el film Estilo Libre entre los días 23 y 29 de mayo. 

Domingo húmedo y algo fresco aunque no tanto. Pareciera ser que el otoño se distrajo y los últimos retazos de verano copaban el atardecer del último día de la semana. Congreso estaba como siempre, gente que iba y venia por la Av. Rivadavia aprovechando el cierre del fin de semana. La cita era a las 19:15 hs. y como es costumbre elegimos llegar un ratito antes. De más está decir que espacios como el Gaumont son inmensos en esencia y es necesario compartir esa perspectiva antes de avanzar con esta reseña. Por $30 pesos podes ver grandes pelis esquivando el afano de las grandes corporaciones que por un poco de marketing te cobran ¡casi 13 veces más!, si leíste bien no es una exageración.

Punto y aparte. La peli empezó a horario, nos acomodamos y nos dispusimos a disfrutar. Y sobre todo a prestar atención durante los aproximadamente 66 minutos que dura. Desde el inicio, este documental te invade de melancolía. La música y la fotografía la envuelven por completo por ese sendero de recuerdos, de cambios. Es que eso hizo Cuatro Mc cuando cambio el bullicio de la ciudad por la soledad de un balneario en la Provincia de Buenos Aires. Su viaje, necesario después de todo, lo llevo a reencontrarse consigo mismo.

Entre diálogos aislados, el mar y el rap, Cuatro, va produciendo desde aquel balneario. Con la ayuda de sus amigos y con esa premisa de que la hermandad Hip Hop es universal se encuentra como en casa aunque a kilómetros de ella. Así va pasando la travesía. Grabando con amigos locales, escribiendo con la caricia de las olas y rapeando como siempre en busca de la transformación.

El punto más alto de Estilo Libre se da con la llegada de Maximiliano Diaz Aka Aes Uno, amigo de Cuatro, con quien pintan un graff, rememoran anécdotas y hacen freestyle sin parar en la playa y en la famosa Rambla de Mar del Plata. Además es en ese momento donde se puede ver lo underground y el corazón que se le pone a todo lo relacionado con el rap. Un colchón, una frazada, un farol y un mic improvisan debajo de una escalera una cabina ideal para grabar todo lo escrito durante esta estadía en la localidad de Santa Clara del Mar, cerca de Camet Norte.

Los hermanos Zevallos logran por poco más de una hora introducirte en la vida de Matías y te llenan de esa solemne calma después del huracán. Sobre el final, el publico, se lleva la imagen que uno espera cuando atraviesa la trama del documental, Cuatro rapea sobre un escenario ese track que fue preparando y produciendo durante su escape espiritual a ese balneario tan familiar para el. 

Desde Revista Flow te recomendamos ver Estilo Libre por varias razones. La primera y más importante porque se trata de un producto nacional, donde se nota el amor y el esfuerzo. La segunda es porque su contenido es Hip Hop y es argentino, compartiendo una parte de la vida de Cuatro, un gran artista nacional. La tercera porque merece la pena tomar la conciencia de todo lo que puede llegar a generar una cultura como esta en la gente, con sus variables y sus distintas perspectivas. La semana de proyección en el Gaumont finaliza hoy 29 de mayo. Aún así podes estar pendiente para las próximas oportunidades y así no perderte un material de muchísima calidad audiovisual que sin dudas enriquece la cultura nacional.

 

Más info acá

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)