Con el barrio de La Boca impregnado en el alma y esa esencia argenta innegable, el Decano, trabaja por y para el rap. Lleno de conceptos claros y una identidad definida, este rapero oriundo de la Ribera Porteña, inyecta de lunfardismo nuestra cultura. Así y con todos esos galardones, nos dispusimos a charlar con él para que nos cuente sobre su vida, sus trabajos y sus maneras de ver al hip hop argentino.

 

¿Cómo ingresaste a la cultura?

La verdad es que no lo sé. De chiquito me gustó rapear, empecé a leer como a los 4 años. Mi abuelo tenía muchos libros y yo siempre fui por ese lado. Nunca fui un ejemplo en la escuela, pero leer me gusto siempre. El tema de la poesía, las palabras; la música en si siempre me gusto. Cuando era chico escuchaba de todo un poco pero el rap tiene eso de diferente, la expresión, el hecho de que es una música rebelde que va contra todo lo impuesto hizo que llame más mi atención. Yo nací y crecí en el barrio de La Boca, en un conventillo, siempre fui pobre, aunque suene trillado, es la verdad y ahí se escuchaba mucha cumbia, mucho rock pero es donde un día escucho Illya Kuryaki y me gusto. Arranque con “Abarájame” y con “Es Tuya Juan”. Después, en el colegio veía que los más grandes escribían Cypress Hill por todos lados y me llamaba la atención. Como eran más grande y a los más chicos nos hacían un poco de “bullyng”, no nos querían decir que significaba Cypress Hill, hasta que un día en una disquería por Once, descubro que era una banda y cuando los escuche me voló la cabeza.  Pero como verás no tengo un registro cronológico de cómo empecé o como ingrese a la cultura. 

¿Qué viste en el Hip Hop que llamo tu atención?

Siempre la parte artística musical fue la que más me llamo la atención. Pese a conocer Illya Kuryaki y a saber de Cypress Hill, todavía no estaba empapado del rap en castellano  y como a los 14 años, cuando conozco a Vico C, Kase O, Violadores del Verso, etc, fue cuando descubrí otro lado del rap. Además por esa época Facu, un amigo, me presta un cd, era “All Eyes on Me” de 2Pac y fue un antes y un después. Empecé a rapear más y a escribir. Yo escribía pero como poesía, no escribía canciones. Me acuerdo que en ese entonces yo le mostraba lo que escribía a una chica que se llamaba Lara que también escribía y ella me iba incentivando a que siga, todavía no conocía mucho de rap argentino, de ahí nace esta locura. Ya en el 2001 me metí de lleno en esto y dos años después saque mi primer tema que se llamaba “La Calle”. Ahí me llamaba el DK, que era algo así como “Don King”, era una especie de “Don Rey”, hasta que quedó Deca, Decano y me gusto.  Era una época linda, porque había que ensuciarse la ropa, había que meterle laburo.

A raíz de esto último ¿Qué diferencias encontras con la actualidad?

Y creo que ahora tienen todo servido, me parece algo muy positivo porque es la era en la que vivimos con ese acceso a todo, pero por momentos da la sensación de que no le dan el valor que le deberían dar a las cosas. Si yo con mis 13 años hubiese tenido Spotify y todas estas cosas de ahora, nose donde estaría yo y todos los pibes de mi generación, es otra cosa. No veo amor ni una conciencia real de lo que significa el hip hop. Pero creo que el porque es muy simple, hay tanta información que no solo te confunde sino que te revienta el cerebro y es cualquier cosa, es lo que pasa con los pibes ahora. Hay pibes que son buenos, hay otros que son copias de lo que ven y hay pibes que no llegan a eso pero les funciona. Creo que esa es la gran diferencia, no hay un valor real. Esto empezó como una protesta contra la opresión y pese al crecimiento se fue desvirtuando un poco.

Desde que empezaste a escribir ¿Cuándo dijiste “voy a sacar un disco”?

En el 2007. En el 2003 grabé varias canciones y las compile después. No tenía ni idea de lo que significaba hacer un disco, aparte vengo de esa generación donde teníamos que hacer todo, desde armar las instrumentales  hasta cortar los temas, mezclar, producir, todo. Yo no sabía ni hacer un disco ni nada, yo sabía hacer canciones. Durante 2003, 2004, 2005, 2006, hice canciones y después en un Musimundo me compré un programa que era para hacer pistas de rap y ahí fue cuando, con mi amigo Facundo (Urbano Mc), hicimos “Egolución Rap” y sacamos el EP “DEMOstración” en el año 2008. Esa fue mi primera experiencia rapper, con eso empezamos a tocar en un par de lados, sacamos el disco físico. Estábamos en la odisea de rapear sin saber que estábamos en esa, yo entendí que esto era una cultura tarde, para mí era hacer música y punto. En el 2009, nos separamos y yo decidí seguir solo como Decano Flow. En el 2010 saque mi primer mix tape oficial y arranque de verdad con todo a full.  Después en el 2012 saqué “Decanografia” y después edite “Equipo Internacional” en el 2014, que considero que es el disco que ya me posiciona de otra manera, ya estaba más canchero, más suelto, más rapero. Además es un disco que está bien producido por RM23 desde Portugal.

¿Qué inspira al Decano?  

Lo que esté pasando, lo que esté viviendo. Yo soy mucho del momento, a veces, siento un conflicto interno donde hablo lo que me pasa a mi en las canciones. Yo no rapeo para la gente, yo hago canciones para mi, se editan, se sacan y si a alguien le gusta eso bienvenido sea. “Decanografía” se llama así porque es una muestra gráfica de lo que es el Decano por ejemplo. No escribo lo primero que se me viene, puede llegar a pasar pero por lo general no sucede. Me cuesta mucho llegar a terminar la canción, busco que quede 10 puntos en todo sentido. También trato de no ser básico a la hora de componer, no me sale. La vida te inspira, mi hijo, ser padre, todas esas cosas que vivo me llevan a escribir.

¿Qué opinas del trap?

¡Me encanta!, está buenísimo. La verdad  me gusta mucho, hace poco me hicieron una entrevista para la Billabord, hablamos Emanero, Tigre Blanco, Dj Stuart y yo; era una nota sobre el fenómeno trap acá y en todos lados, y el trap es eso es una trampa. Es la música que hacen los dealers que no pueden salir de esa trampa de vender drogas. Hablando de trap argentino me gusta el de Malajunta. Yo en “Equipo Internacional” hice “Trap Pibe” (canción con mayor cantidad de reproducciones en el canal de YouTube del Decano) que fue cronológicamente, según lo que me han dicho, el primer tema de trap argentino. Hace unos años produje el primer tema de Blunted Vato, que es uno de los exponentes más grosos del género. Me gusta lo que hace, tanto él como el Mala porque son reales, así como se muestran son y de eso se trata. El trap en Argentina necesita su propia identidad, una influencia real y social verídica. La esencia del trap es ostentar, por eso es difícil bajar de eso a la realidad que uno vive para no quedar como un payaso, tenes que ser muy selectivo. Como productor entiendo también para donde va y para donde no va.

¿Cómo ves el crecimiento de la movida?

Lo veo bien de la mano del Freestyle, de las batallas y de todos esos eventos que se gestan a raíz de eso. También lo veo un tanto efímero al crecimiento, en el sentido que se está mirando hacia lo último que se tiene que mirar. Dentro del crecimiento del rap, en su momento empieza a crecer por las letras, las canciones, los discos y todo eso que los raperos generaban, hoy dicen “¿Rap? ahh freestyle” y eso va a decantar solo porque a la larga se cae, no tiene un sustento largo en el tiempo. A mí me gustaría que como existen mega eventos de freestyle, se genere lo mismo pero de bandas, de artistas. Pero bueno está creciendo y es innegable, hay mejores producciones que antes, hay muchos artistas nuevos que suman mucho. Yo creo que debemos esperar que decante solo, cuando ese boom de las batallas termine, van a quedar los discos. El rap argentino cumple con la idiosincrasia argenta. Somos hijos del rigor, empezamos por la moda y bueno después vamos a seguir con lo que importa. Pero creo que es importante darle tiempo a ese cambio.

Dentro del mapa mundial de hip hop ¿Dónde ubicas a nuestro país?

Depende, en exposición no estamos muy expuestos pero en cuanto a calidad yo creo que hay 7 referentes que tranquilamente están a la altura de las potencias. Si agarras el mejor contenido podes alcanzar un gran resultado, sin embargo, estamos lejos de otros países. Hay artistas que vienen a Chile y saltan a la Argentina para irse a Brasil, no pasan por acá. Para ver un artista groso tenes que caer en un Lollapalooza, en un Personal Fest o en alguno de esos eventos. Acá cuesta juntar al público. Veo bien al rap argentino, hay que darle tiempo y que sigan saliendo buenas cosas.

¿Qué sentís que le falta al HH nacional como industria?

Que las discográficas les den bola a los artistas. Son las multinacionales las que te ubican en los medios. Si viene un sello groso, pone plata y da libertad para laburar, creo que saldrían cosas importantes. Ahora hay más visibilidad en los medios, pero todavía no alcanza. Creo que eso a la larga va a pasar. Hoy está todo enfocado al freestyle.

¿Qué nos podes contar de “El Pulso de las Rimas”?  

Hace 3 años que estamos haciendo el programa con el Chavo. Yo entré hace 3 pero el programa está hace 5 años al aire. Me encanta hacer el programa, me encanta hacer radio, le agarre el gustito. Es un programa de rap donde yo entré como un opinólogo y bueno acá estamos. Yo traté de meter más el rap latinoamericano, empezamos con las entrevistas, eventos, antes era un programa más musical. Me divierto mucho, son dos horas a puro rap (todos los miércoles a las 15 hs.) con un amigo como el Chavo Ruiz.

 Para ir cerrando ¿estás trabajando en algo?

Sí, estoy trabajando mucho, se vienen nuevos singles. Estoy laburando con varios productores. Se vienen singles con Ose de España, uno con My-T. Además estoy tratando de cerrar una posible colaboración con Sho-Hai de Violadores del Verso. Se viene “Superclásico” que es mi próximo disco que está casi cocinado y que calculo saldrá en diciembre. Estoy trabajando otro disco, “Lega2”  junto a Sutil de Raptores Records donde ya tenemos como 5 temas listos. También me acercaron la propuesta de hacer un disco de “trap-tango” el cual me entusiasma mucho y que estoy trabajando,  son muchos proyectos. Tengo en mente arrancar también con otro proyecto que va a ser un disco llamado “Siga Colaborando” que se va a tratar de un álbum de featurings junto a grandes artistas de la cultura. Se vienen muchas cosas, por eso, le estoy metiendo a full para seguir adelante con esta movida. El rap después de mi familia lo es todo y por eso le dedico tanto. Pareciera que no estoy pero la verdad es que si estoy, la demora en la salida de los singles y los discos se debe a que busco darle la calidad que merece y siempre quiero hacer algo mejor que lo que ya hice. 

 

Por Kevin Dirienso Poter

Fotos: Decano

Agradecimientos: Al Decano por abrirnos la puerta de su casa y recibirnos con la mejor onda.