Sabemos que la cultura doble H (sobre todo el Rap)  es tan amplia y versátil, que en ella se puede condensar un sinfín de rimas y combinaciones verbales  que  lentamente se van desplazando sobre un beat pegajoso y repetitivo.  La dinámica es sencilla: Transmitir un mensaje para exponer la realidad individual y cruda en la que vivimos.
Navegando entre el mar de Beats  argentos que suena en el under, me llamo la atención un rapero argentino que a través de este arte, se encarga de exponer su ideología política, social, y humana,   para criticar a los personajes políticos que dominan la cúpula de poder actual. Daniel Devita,  A.K.A  Doble D (DD)  hace uso de su talento  para enviar un mensaje social,  militante, y combativo de izquierdas.

 

 

DANIEL DEVITA Y EL RAP MILITANTE

DANIEL DEVITA Y EL RAP MILITANTE

 

 

Es como el huevo y la gallina, porque el rap fue el disparador durante mi adolescencia a volcarme a estudiar las relaciones humanas y la organización del poder. Con todos esos interrogantes, las respuestas van apareciendo en la calle, en los libros, en las experiencias personales y uno devuelve al arte, lo que el arte le dio, aportando respuestas y generando nuevas preguntas”. 

 

Las líricas combativas de DD  han tenido una amplia repercusión social ya que toca los temas más sensibles de los últimos acontecimientos políticos del país.  Musicaliza diferentes espacios televisivos, como el programa “economía política” (C5N), sus temas han sido  publicados por la revista rusa Spunitk news,  y de sus últimas presentaciones en vivo fue en el festejo de los 40 años de las madres de plaza de mayo. Hoy en día, camina por las calles oriundas de la ciudad predicando  su ideología en distintas universidades y centros culturales.

 

 

 

“Se va dando algo muy lindo y es que estas canciones nos llevaron a los oídos de gente como Fernandez Baraibar, Stella Calloni, Norberto Galasso, Fernando Buen Abad, historiadores, revisionistas y filósofos tremendos de latinoamerica y cuando vamos al barrio sigue todo igual, me vienen a ver nenes, gente mayor, laburantes como yo que no vengo de la universidad ni del ambiente académico, solo me gusta leer. Poder hacer música, poder hacer rap para todos, con ese equilibrio de llegar a nenes y abuelos, trabajadores, académicos, intelectuales y poder transmitir lo mismo, esa lucha por la igualdad y por la industria nacional, el amor por nuestros hermanos de la patria grande, es mucho más de lo que puedo pedir”. 

 

Doble D, conoció el rap cuando tenía 13 años, atraído la libertad a la hora de componer que proponía el estilo. A  los 17 años comenzó por separase de la doctrina social para dedicarse a  la música que sentía  y creía.

“soy un narrador de historias y la estructura que brinda el rap para abordar cuestiones de género, abusos, economía, racismo, violencia institucional, y manipulación,  es enorme. No hubo una búsqueda, el rap apareció, lo abracé y más nunca lo solté.

 

Escrito por el El Vene.