¡Qué lujo señoras y señores!. Un verdadero placer trajo la visita de Dostrescinco, quienes el pasado sábado inundaron de rap charrua La Tangente. Repletos de power y con una presencia escénica increíble, las nutrias, cruzaron el charco para demostrarnos porque el rap uruguayo está viviendo su mejor momento.

Arrancamos temprano. Buzo, campera y muchas ganas de escuchar buena música. La noche estaba fresca, bien otoñal. El viento amenazante trataba de hacernos recular, pero NO. Era el día indicado para ver ao vivo a una agrupación que viene dando que hablar del otro lado del Rio de La Plata y qué en mas o menos hora y cuarto nos demostró porque. 

Eran las pasadas las 23.30 hs. cuando nos encontramos con un amigo de la casa, el Sr. Javier Ruiz, chavo para nosotros, y enfilamos directo para el barrio de Palermo. Al llegar a La Tangente la fila se hacía notar y la gente esperaba ansiosa entre cerveza, pucho y algunas otras cosas más. Si bien el horario de “puerta” eran las 00:00 hs. del domingo, fue recién media hora después, cuando este coqueto recinto nos dió la bienvenida. La recepción era con Eve en las bandejas pasando música como invitándote a entrar en calor, preparandote para lo que vendría luego. En el transcurso del viaje, un informante nos dijo “el show es 1.30 hs puntual” y nosotros confiamos en que esa afirmación sería respetada. Así fue.

Las agujas del reloj marcaban exacto la 1:30 hs. de la madrugada del domingo cuando Eve dejo la música y Saza Rob agarro la posta y empezó con el intro que derivaría en la salida a escena de estos cinco mc´s. Los uruguayos abrieron con “Seguimo en vilo” track de “Nueva Temporada” su disco del año 2015. La gente acompaño y ellos respondieron. Uno tras otro fueron pasando los temas, algunos del disco mencionado y otros tantos, en su mayoría de “Recordis” disco ganador de los Premios Graffiti al mejor álbum de rap del año 2018.

La noche no podía ser mejor, las nutrias lo dieron todo y canción tras canción su “¡muchas gracias, es un placer estar acá bo!” seguido de “esperemos volver pronto” y desde acá les respondemos ¡Ojalá así sea!. Dostrescinco tiene todo lo que tiene que tener una agrupación de rap, estos cinco Mc´s envuelven esos requisitos que necesitan los artistas para dar el salto y empezar a pelear codo a codo con bandas consagradas de otros géneros.

Promediando la noche pudimos vivir el punto más alto del show. En seguidilla llegaron “Como una nube“, “Dedicado“, “En este viaje” y “Close to the edge” y la velada ya estaba prendida. Como dijimos el rap uruguayo vive su mejor momento, ¿Por moda?, No, por trabajo y dedicación. Se nota el ensayo, se notan las ganas, se palpa el profesionalismo y se respira ese crecimiento necesario para dar el salto. Como consejo personal, debemos mirar un poquito para el otro lado del charco y aprender muchas, muchísimas cosas del pequeño pero gigante país hermano.

Quedaba poco para el final y se notaba. Ellos no paraban, iban, venían, caminaban y saltaban por todo el escenario dándole el lugar que merecían a Saza Rob en las bandejas con sus precisos scratches y a los vientos que los acompañaron (trompeta y saxo). Aplausos miles y muchas caras de satisfacción se apreciaban del público. Una noche redonda. Así pasaron “Lo que la gente espera” y la verdad es que yo tampoco se lo que la gente espera y se nota que a ellos no les importa… y lo bien que hacen, “Piloto automático“, “Momento de swing” y su “ahora sí, gracias Argentina, nos vamos con esta. Gracias por venir, estamos muy contentos y queremos volver pronto” para darle lugar al último tema de la noche, “Por el funk“.

Así se despidieron a puro ritmo, a pura fiesta. El escenario de La Tangente quedó caliente y no por la cantidad de mate sino por la calidad de Dostrescinco. Fue una noche increíble, un sonido impresionante y un show que seguramente quedará en la memoria de todos los que tuvimos la suerte de atestiguar esta grata visita.

Si me permiten una opinión personal, Dostrescinco en vivo fue uno de los mejores shows de rap que viví en mi vida. Muchos son los motivos y desde el vamos, el profesionalismo es uno de ellos. Así nos fuimos, repletos de música y con una satisfacción en las espaldas que define lo vivido. El rap uruguayo es cosa seria gurises y esta banda montevideana es una de las tantas pruebas irrefutables de tal afirmación. Asique desde Revista Flow, los invitamos a conocerlos y elevamos al universo nuestro deseo de tenerlos pronto por Argentina nuevamente. Una demostración de profesionalismo, una demostración de rap, eso fue Dostrescinco en Buenos Aires.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)