Un libro, una idea, un mensaje. Claro y sin ningún tipo de rodeo, Chuck D, nos empapa de historia sobre la cultura con su clásico “Figth The Power: Rap, Raza y Realidad”. El líder de Public Enemy no nos habla solo de hip hop, ni de rap. Este icono de la escena mundial nos habla sobre todo lo que generó el hip hop en la sociedad yankee y nos hace un repaso sobre los acontecimientos históricos más importantes.

Un recorrido crudo y con realidades ocultas (¿?) que nunca se contaron o que fueron descubiertas por la mitad. Chuck D nos plantea un panorama muy global desde su experiencia personal en diversas giras y viajes, nos relata sensaciones y nos marca un déficit con una crítica muy incrustada en el seno de la comunidad afroamericana.  Fight The Power: Rap, Raza y Realidad” no es un simple libro de un artista contando su carrera, “Fight The Power: Rap, Raza y Realidad” es una manual de ideas, de lucha y de críticas hacia la discriminación y sobre todo hacia el rol que ocupa la gente negra en la sociedad americana. 

Este material data de 1997 pero tuvo un re-edición con aporte de la Diáspora Africana Argentina (DIAFAR) durante el año 2017. En esta nueva edición de la mano de Tinta Limón, “Fight The Power: Rap, Raza y Realidad” cuenta con el prologo de Federico Pita, Director de la DIAFAR y con un prólogo de la nueva edición del propio Chuck D que se suman al original del gran Spike Lee. Textos como estos deben pasar por tus manos, razones sobran pero básicamente porque enseñan y eso es fundamental para el balance final de la lectura.

Respecto a esto último, lo importante está en entender que “Fight the Power…” y repito esta idea, no es un libro autobiográfico. Chuck D habla sobre todo el entorno y transforma su relato en una especie de ensayo político, social y cultural que te harán replantear un montón de conceptos que puede que tengas sobre el hip hop y más aún sobre el clasismo racial que afecta a todas las partes del globo. Ideólogo y líder de una de las agrupaciones mas contestatarias de la historia del rap, Chuck, define a la doble H como una subcultura de la cultura afroamericana pero que lamentablemente es totalmente manejada y explotada por los blancos, algo que según él es la ironía más enorme jamás vista.  Además durante el relato critica a los que integran el hip hop pero que dentro de sus funciones no aportan al cambio socio cultural que según él es el que envuelve al Hip Hop como movimiento; así como también con tono de reproche aunque con argumentos desnosta a la comunidad negra de su país a quienes los ve inmovilizados y dominados por la industria blanca.

Con líneas como “…veo la bandera americana de un modo diferente. Los negros deberíamos ver la bandera americana igual que los judíos ven la esvástica” marca un rumbo hacia la inmersión socio política de su país. Durante 314 páginas este artista nos hace un recorrido sin igual, invitándonos a conocer todos esos aspectos que rodean al hip hop en el país norteamericano y su constante lucha por mantener el respeto, la unión y los valores tanto de su grupo (Public Enemy), como de la cultura.

Así como definimos “Generacion Hip Hop” de Jeff Chang como un manual necesario para entender más aún de la cultura, repetimos lo mismo con “Fight The Power: Rap, Raza y  Realidad” un texto que enseña y que estimula a ir más allá. El mismo está dividido en capítulos, nueve para ser exactos, que relatan de un modo correlativo la historia de él y de su banda, así como su entorno. Además el libro cuenta con el prólogo original de Spike Lee sumado al de Federico Pita, más un epilogo, con una lista de favoritos, discografía, datos sobre las giras y por supuesto los agradecimientos.

El texto es fácil de conseguir y créanme que vale muchísimo la pena. Si te gusta la lectura, si te gusta nutrirte de datos, relatos, anécdotas y realidades sobre la doble H, “Fight The Power: Rap, Raza y Realidad” es una opción inmejorable. Contanos que te pareció este libro si lo leíste y si no lo hiciste aún, no te demores…

En Espacio Malcom (Instagram) podes conseguir este y más textos acerca de la comunidad afroamericana.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)