Una mala noticia para los productores de boombap. Se ha aprobado una nueva medida para la de protección de derechos de autor para internet que podría afectar seriamente a la cultura, principalmente a los que hacemos música con música. Por el momento la medida solo afecta a Europa, y cruzamos los dedos para que no llegue a Latinoamérica. 

Es ya una batalla histórica y conocida por todos los productores del palo que desde que el hip hop llegó al mainstream en la década de los 90 en Estados Unidos se hizo rentable, y como era de esperar, todos quisieron un pedazo de la torta. Al parecer mientras la música no generaba ingresos no afectaba al interés de nadie. En cambio, cuando empezó a generarlos, de pronto se dieron cuenta que era una infracción y empezaron las batallas legales. Todo esto nos deja la siguiente pregunta: ¿Realmente se está protegiendo la creatividad de los artistas? ¿o solo buscan llevarse una tajada?

Hay que dejar en claro que, siempre y cuando estemos hablando de un productor decente, nunca se copia un audio original como viene con el fin de hiphopearlo con unas batas encima. El arte del sampling tiene mucho más que ver con transformar uno o varios sonidos con el fin de crear uno nuevo que nada tiene que ver con el original, incluso, una de las motivaciones secundarias es, precisamente, hacerlo irreconocible.

Sin embargo, poco le importó esto a la Unión Europea que con 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones aprobó el pasado martes 26 de marzo el llamado “Artículo 13”. Debido a este artículo, las importantes redes sociales donde los usuarios comparten contenido libremente están obligadas a implementar filtros de copyright a todo el contenido previamente al ser compartido. Este filtro comprobará si el contenido está sujeto a derechos de autor, y en caso de que si, se comprobara si cuenta con los permisos pertinentes. En caso de no cumplir, los gigantes tecnológicos recibirán acordes a la infracción. Es por esto, que los filtros serán severos.

La buena noticia es que los memes estarán amparados, de momento “la subida a la red de obras protegidas con objeto de citar, criticar, reseñar, caricaturizar, parodiar o imitar queda protegida, lo que garantiza que los memes y GIFs seguirán disponibles y se podrán compartir en línea.” Esto un alivio, ya que el chiste de moda es más importante y constructivo que una cultura dedicada al progreso personal y social.

Por último, le dejo al lector una pequeña reflexión: ¿realmente existen las ideas originales?. Para escribir, un escritor tiene que leer. Para tocar, un músico tiene que escuchar. Para pintar, un pintor tiene que ver. El arte es algo que se transmite de manera tanto consciente como inconsciente y como recita un típico dicho entre artistas: Ya está todo inventado.

Desde Revista Flow, como medio periodístico, repudiamos todo tipo de censura a la expresión, por ende consideramos que las medidas tomadas por el parlamento europeo son ilegítimas y totalmente interesadas. Y esperamos que no se propaguen a Latinoamérica.

Por Santiago Sammartino (@samezoooo)