¡Pero que bien le hacen los instrumentos al rap! Una cosa de locos. Metahapax, un enorme descubrimiento dentro del under argento salió a la cancha con “Hapax” su primer y más reciente EP y en esta nota intentaremos reseñarlo.

Es muy destacable lo resaltado al comienzo de la nota. Primero porque es motivo de alegría que bandas como estas vayan emergiendo detrás de esa especie de hip hop fusión que tan bien le esta haciendo a la escena nacional. Segundo porque esta banda, Metahapax, es una juvenil agrupación que hace música desde el seno más profundo de la innovación musical, utilizando hasta una ¡flauta traversa! para hacer rap. Y tercero porque su EP es una gloriosa dosis de música de aproximadamente 20 minutos. 

Con una mezcla perfecta entre El Kuelgue, Militantes del Climax y la desfachatez propia de quien busca su lugar en la escena local, esta gran banda de no mas de dos años de historia te envuelve entre ritmos y temáticas dispares tratando de siempre respetar el concepto “hapax” uno que según ellos mismos dicen “existe hasta que se le dé identidad”. Ellos son Metahapax, una gran banda que cuenta en la voz a Diego Cornago, a Federico Cornago en guitarra eléctrica, a Dario Boryzanski en el bajo eléctrico, a Tomás Blanda en la bateria, a Flavor Gone en teclados y voz, a Cristian Velz en trompeta, a Santiago Campelo en saxo alto y a Emilio Boudgouste en flauta traversa.

Pero basta de presentaciones y pasemos al disco, a este gran EP que vió la luz sobre finales de agosto de este año y que cuenta con 6 canciones. Hapax empieza bien arriba con “Naiks” un gran tema de arranque, bien power y que durante casi 5 minutos combina sonidos, rap y una lírica crítica hacia la sociedad, los gobiernos y todo ese conjunto de situaciones que vivimos en el día a día “…un arma vale menos que un par de nikes…” reza el estribillo de esta gran canción que abre este disco. Sin dudas la voz de Diego Cornago lo hace aún más completo y acompaña a la perfección a una banda a la que se la nota aceitada.

Hapax sigue con “Arruyo” un tema un poco más meloso, con unos sintetizadores que invitan al relajo y que te pasean de una lado a otro. Una canción baladesca para bajar el power de “Naiks“. Bien armónica y con esos vientos que levantan vuelo. De repente un beatbox bien logrado y un Mc tirando freestyle nos marcan el fin de “Arruyo” y el principio de la mejor parte del álbum.

Pero antes de hablar de lo que resta de “Hapax“, vamos a analizar el arte gráfico de este EP. Fondo negro donde se visualiza el nombre del disco en letras blancas así como también en blanco, un triangulo tridimensional, logo oficial de esta agrupación fundada en el año 2017. En el centro de la misma podemos ver un rejunte de animales amorfos que se encuentran unidos y forman una gran masa uniforme colorida. Si buscamos alguna característica real podemos asemejarlos con los pulpos. Dentro de esa conglomeración de especies indefinidas se puede observar el dibujo de un billete verde (copia de un dolar) desde donde se resalta la palabra “naiks”, nombre del primer tema del álbum. Un diseño simple y complejo a la vez que enriquece sin dudas el material sonoro.

Volvamos de lleno a este gran EP. Luego de esta especie de interludio llamado “Free” es el turno de la segunda mitad de este disco que empieza de la mano de “Hambre” un track crudo, con muchos juegos de palabras, “...no hay nada ni 5, ni jugada, truco contra el as de espadas, trucho a cara lavada. No hay nada, rasquetea tu orgullo un toque más, a ver si así más lento te desmoronas…”. Un tema de rapeo rápido que cambia repentinamente de ritmo durante el estribillo “estoy hambriento y no se que hay en el menú…” y vuelve a arrancar pero con Flavor Gone en el mic. Una canción para mover el cuello y para quien les escribe uno de los dos mejores temas del disco.

Luego de “Hambre” es el turno de otro interludio, donde se escucha el mensaje de un interlocutor acusando de “cagon” a su receptor. “Cagón” le da paso a mejor track del álbum y con el que se cierra “Hapax“. “Hola, hola ¿esta prendido, ¿Quien anda ahí? que escucho voces de desconocidos, quizas que son amigos, ¿que onda esto tiene sentido o es puro ruido?” pregunta Diego Cornago en el intro antes de ponerse a rapear. El tema se llama “Fukin Nois” y es un placer auditivo, una combinación perfecta entre rap, vientos y esa flauta traversa que llena todos y cada uno de los huecos que dejan los otros instrumentos. Una gran canción para despedir este gran disco. “Fukin Nois” te deja manija de mas Metahapax y tal vez, esa sea la intención.

Así pasa este EP de 4 tracks y 2 interludios, llenos de melodías, mucho rap. Casi 20 minutos de música que te dejan hambriento y con ganas de más. Metahapax una gran banda que tiene nuestro under y su primer gran trabajo, un disco que sin dudas debes escuchar. ¿Vos ya lo escuchaste? ¿Qué te pareció?

Escucha “HAPAX” acá

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

Fotos: Metahapax & @ac.avi