Así como existen personas “tocadas por la varita mágica”, existen lugares. Comunes para algunos pero sobresalientes para otros. Dentro de ese grupo englobamos a Espacio Malcolm, lugar destacado y sede de la Diáspora Africana de la Argentina (DIAFAR), el cual estuvimos recorriendo para compartir un poco de su historia, su trabajo y sobre todas las cosas para educarnos un poco acerca de sus actividades relacionadas con la cultura en general.

Cuando entras, Espacio Malcolm, te llena de cultura. Mires donde mires vas a encontrar retazos de ella dispersos como flashes por las paredes, los estantes, las sillas y hasta los materiales de los barberos. ¿Ah no sabías? Dentro de Espacio Malcolm se encuentra la barbería “The Blackber Shop”. Un poco de todo pero nunca dejando de lado el valor cultural de las cosas.

Mientras sacábamos algunas fotos y esperábamos la amable atención del Licenciado Federico Pita, nuestra vista se poso sobre la librería especializada en temáticas de negritud, feminismo y pensamiento latinoamericano; y más precisamente sobre la mesa donde se encontraba el periódico “El Afroargentino” autoría de DIAFAR. Totalmente autogestiónado y con la mirada puesta en informar aquello que muchos prefieren no contar.

Federico Pita es politólogo. Dirige Espacio Malcolm, El Afroargentino y es uno de los fundadores y actualmente director de la Diáspora. Por eso es la persona indicada para hablar sobre todos los temas antes descriptos.

“DIAFAR este año cumple 8 años ya que data del año 2010” arranca Federico, “nosotros somos activistas negros. Desde hace mas una década formamos parte del movimiento negro en general y hace un tiempo algunos entendimos que era necesario organizarnos en torno a una institución y ahí es cuando nace DIAFAR” agrega explicando el motivo por el cual se creó DIAFAR.

Apasionado por lo que hace, el Lic. Pita, nos da una mini clase de cuestiones raciales en nuestro país “no hay muchos espacios negros en Argentina, otras comunidades tienen de todo, colegios, clubes, sedes, instituciones varias, pero no existen espacios que representen la negritud y mucho menos la negritud argentina” aclara. “Somos negros argentinos, representamos el 5% de la población, aproximadamente, 2 millones de personas en un país que niega sus raíces negras” sentencia y explica cual fue la necesidad que impulso la organización “ese vacío nos empuja y nos empuja a organizarnos”.

Es imposible no escuchar, no prestar atención y caer en la realidad de un montón de cosas que a simple vista no se ven. “Tuvimos distintas sedes y ahora tenemos este espacio (Espacio Malcolm). Cuando los negros se juntan automáticamente se traduce en un hecho político y eso tiene que ver con el racismo” explica Federico, “uno de nuestros tantos trabajos consiste en juntar a los nuestros y a los que quieran sumarse y luchar activamente contra el racismo” y esto es totalmente palpable cuando entras en Espacio Malcolm, un simple vistazo por el lugar te invita a la reflexión, a la empatía con una cultura totalmente negada y que por cuestiones políticas y sociales se encuentra relegada.

“Nosotros decimos siempre que negro no se nace sino que negro se hace” destaca, y con esta notable frase nos explica donde podemos estar parados aquellos que conocemos pero tal vez no tanto la cultura afro. “La clave está en el nivel de conciencia que uno tenga de lo que significa ser negro y eso se gana educándose” remarca Federico que aprovecha para hablar sobre todas las actividades que se realizan en el espacio organizadas totalmente por DIAFAR “hacemos talleres, cursos, seminarios, clínicas, charlas de música, de historia, de filosofía así como también eventos culturales”. Esto último nos invita a charlar un poco sobre una campaña sumamente importante que se lleva a cabo desde DIAFAR y a la cual le dedicaremos un gran espacio. “Además de todo eso también tenemos la radio, una barbería y el diario que son todas excusas para hablar de este gran secreto a voces que es la negritud argentina” cierra Federico con un tono efusivo para continuar por el sendero de la “disertación”. “El conflicto está en no aceptar que hay negros argentinos y ese es nuestro trabajo, hay gente que ve una persona negra y piensa que es uruguayo, brasilero o dominicano y esto no es así” cierra.

Inmersos en Espacio Malcolm y pese a ser un local a la calle te abstraes de todo, te olvidas donde vivís y si es de día o de noche. Tu atención se enfoca en todo eso que este espacio genera. Como todos ya sabemos, el hip hop nace de la cultura afro y para el caso le preguntamos a Federico cual es el nexo entre DIAFAR y la doble h: “Nosotros el año pasado editamos un libro acá en Argentina de un raptivista hip hop llamado Chuck D (cantante y líder de Public Enemy) y él en ese libro (Fight The Power) define con una frase al hip hop como una subcultura de la cultura negra.  El hip hop  por una cuestión generacional es una parte indisoluble de nosotros” y agrega “todos en nuestras casas escuchamos música negra, desde siempre, reggae, salsa, todo y las generaciones de un tiempo a esta parte escuchamos rap y vivimos la cultura hip hop”.

“Desde la Organización entendemos al hip hop como una herramienta de transformación social, compartimos esa idea y nos adherimos a esta línea de trabajo para eso” con esa frase Federico nos introduce a lo que mencionamos en párrafos precedentes, la campaña denominada “#RapContraElRacismo”. “Rap contra el racismo nace en España, un activista le propone al artista afroespañol, El Chojin, la campaña y ahí arranca todo. Nosotros veníamos dando talleres de hip hop, vimos la campaña y nos encantó, nos contactamos con El Chojin y empezamos a hacerla acá en Argentina” comienza Federico. “Argentina fue el primer país fuera de España donde se llevo a cabo la campaña que hoy tiene múltiples ediciones en varios países” cuenta con orgullo.

Dentro de todo este contexto de concientización y de lucha contra cualquier acto de discriminación, Federico, nos cuenta sobre una situación que vivieron y que dio el puntapié para relanzar nuevamente la campaña: “A finales del 2016 nos llegó un video de un evento grande de Freestyle y en ese video a una Mc afrodescendiente le dicen “negra de mierda”. Automáticamente nos dimos cuenta que nadie hizo nada. Nadie del jurado frenó la batalla ni emitió comentario alguno sobre lo que había pasado y eso nos empujo a relanzar Rap Contra el Racismo, para nosotros es inadmisible que algo así pase en el rap y que encima los pibes presentes festejen algo semejante” concluye con algo de fastidio. Preguntamos de que forma la Organización puede luchar contra este tipo de cosas y en una realidad un poco alarmante el Director del Afroargentino nos dijo “todos se arrepienten después pero en el momento nadie hace nada, nosotros como organización invitamos a la reflexión pero la realidad es que en casos como los de esta mc que mencionamos no hace falta demasiada reflexión, cuando alguien le dice negro de mierda a otro se termino no hay que hacer demasiado más que frenar todo y descalificar a la persona que lo haya dicho” cierra Federico crudo y con un tono crítico hacia este tipo de situaciones que son mucho más normales de lo que deberían.

Casi sin querer la charla se transforma en una invitación a la reflexión y en medio de todo eso, este activista 100 % hip hop nos hace una observación “el hip hop es un movimiento que está en contra de la homofobia, la xenofobia, el racismo y el machismo”. Creo que todos los que formamos parte de esta cultura conocemos esta ideología pero es cierto que últimamente son muchos los casos de discriminación y de insultos sin sentido entre dos personas, solo con el fin de entretener (¿?) a las masas, que muchas veces, no entienden que es el hip hop realmente. “Somos nosotros los que tenemos que cuidarnos, los que tenemos que respetarnos, hay límites” dice Federico. Ese respeto del que habla es el que se está perdiendo y sus palabras nos hacen preguntarle cual es la injerencia que tiene esta moda Freestyle en esta pérdida de valores dentro del hip hop, “Es lógico que los más jóvenes se identifican con la competencia y creo que hay que entender sin subestimar a nadie y que en el proceso normal de crecimiento una persona va entendiendo las cosas de otra manera, por eso afirmo que no hay que subestimar a nadie” esboza.

Con rap de fondo en los parlantes nos sentíamos en una clase gratis de raza y hip hop. Con datos crudos, concretos y sorprendentes, el Licenciado Pita nos habla de una problemática que a simple vista parece no tener solución, “En otros lugares del mundo hay políticos hip hop, académicos hip hop, empresarios hip hop, intelectuales hip hop y espero que eso suceda acá pero creo que va a pasar cuando nos respetemos entre nosotros”. “Este movimiento creció de golpe, hace 10 años éramos 10 y hoy somos millones, algo que nunca paso en el hip hop y es más que interesante pero insisto en que depende de nosotros el rumbo que vaya a tomar todo esto” cierra crítico. El activismo, la política y la cultura son 3 cosas que Federico tiene muy en claro, sabe cuáles son las problemáticas y también entiende que hay caminos a transitar para hacer del hip hop un movimiento totalmente respetable para todos “al hip hop siempre se lo tomaba para la joda en los programas de radio, de televisión” dice, “íbamos a los programas y nos burlaban, nos tomaban a chiste. Celebro que se junten 8 mil personas pero lo que no podemos permitir es que se ovacionen los insultos, cuando caemos en esa preparémonos para que los de afuera no nos respeten”.

“Si el objetivo son las visitas en Youtube y hacerte millonario de un día para otro creo yo que no sirve, no trasciende” sentencia. “Es un buen momento pero el futuro dependerá de los que estamos dentro, hoy en día hay una tendencia hacia lo fácil y lo que fácil llega, fácil se va” razona Federico quien no para de dar títulos y de dejarnos pensando con su visión crítica del movimiento.

El tiempo se paso volando, las persianas del lugar anunciaban el fin de la jornada, aún así  Federico seguía dispuesto a contestar nuestras inquietudes y su ánimo de compartir lo que sabe y lo que opina pesaba más que cualquier día agotador de trabajo. Desde ya muchas gracias por eso. Para cerrar la rica charla con este activista afrodescendiente  nos dispusimos a hablar sobre los objetivos y cuanto influyen en la cultura, para eso Federico nos dice “Todo depende de los objetivos, si tu objetivo es trascender lo vas a lograr manteniendo esa firmeza, esos valores por conseguir eso que querés; ahora si tu objetivo es hacerte conocido también lo vas a lograr y obtendrás esos 15 minutos de éxito para que luego nadie se acuerde de vos y eso va a pasar porque dicho objetivo es chato y superficial”. Con este gran concepto decidimos cerrar la entrevista.

Así fue nuestro paso por Espacio Malcolm. Fuimos con el objetivo de saber algo más sobre la DIAFAR y de yapa nos ligamos una clase gratuita, un poco de historia, un poco de política y otro tanto de raza, todo ligado con la cultura que amamos. Si me preguntan a mi les digo que no se pierdan la oportunidad de asistir a Espacio Malcolm, si tienen un tiempo en las agendas dense una vuelta y asistan a las charlas, a los seminarios y ese sin fin de actividades que preparan desde DIAFAR no se van a arrepentir porque nunca es tarde para educarse un poco más y sobre todo si ese tipo de información tiene que ver con lo que a todos nos gusta.  Debajo les dejaremos los links de las redes tanto de la DIAFAR como de Espacio Malcolm y de la Barbería para que puedan conocer un poco más.

Links de contacto:

https://www.facebook.com/EspacioMalcolm/

https://www.facebook.com/diafargentina?ref=br_rs

https://www.facebook.com/theblackbershop/

Por Kevin Dirienso Poter.

Agradecimientos: A Gabriel Pineda y a Federico Pita por su atención y su hospitalidad.