Como solemos decir, la cultura Hip Hop va mucho más allá que una canción, una pirueta o una bomba sobre una pared. Hip Hop es cultura, es un todo dentro de un contexto, en este caso, dentro de nuestro contexto. El arte y la literatura en este caso se encuentran dentro de ese contexto, dentro de ese todo.

Por ende, porque amamos los libros y los discos en formato físico vamos a hablar de “Paredes del Conurbano: Arte, política y territorio” el tercer número de Ediciones Alto Guiso. Un libro sobre el arte urbano y su incidencia en la cotidianidad del paisaje en el conurbano bonaerense. Durante esta edición los compiladores, Alba Murúa, Alejandra Luciani, Fabian Banga y Martín Biaggini, relatan en sus diferentes textos la convivencia y la importancia del graffiti, de los stencils y de las pintadas políticas en la calles de las distintas localidades que existen cruzando la General Paz. Con este último tuvimos la suerte de charlar para conocer más de cerca la historia del proyecto Alto Guiso y sobre todo más sobre Paredes del Conurbano

Desde Revista Flow nos comunicamos con Martín Biaggini para charlar sobre este proyecto y para que desde su rol participe en Alto Guiso nos pueda contar en profundidad su análisis sobre el arte urbano y su impacto en el Conurbano Bonaerense. “El proyecto Alto Guiso empezó casi sin querer. De casualidad diría yo” arranca Martín “hablando con Fabian Banga empezamos a conversar sobre la cultura popular, la cultura del conurbano, más precisamente sobre la poesía del conurbano” explica. “Ahí fue que tuvimos la idea de armar una antología de la poesía en La Matanza y decidimos hacer una selección de 11 poetas. Además de esa selección necesitábamos una legitimación con una editorial importante que publique el libro y así llega Leviatán” termina, a modo de resumen, de contarnos cómo arranca esta edición que tiene tres números. “El título nos pareció un poco fuerte pero fue perfecto y dió pie a esta colección que aborda las distintas prácticas culturales del conurbano y nos pusimos a trabajar en las siguientes” cierra.

Al uno leer esta tercera entrega de Alto Guiso llamada “Paredes del Conurbano: Arte, política y territorio” ingresa en un mundo nuevo, donde esos estereotipos se derrumban y en donde el arte emerge como conector de diversos puntos. Sobre esto Martín nos cuenta hace mucho veníamos pensando en el Nº 3 de Alto Guiso porque a mi la parte del graffiti me interesa mucho y además varios integrantes de Alto Guiso se dedican al muralismo” cuenta. “Entonces surge casi sin pensarlo Paredes del Conurbano donde describimos una de las tantas formas que tiene de expresarse el conurbano a través de las paredes. Desde este punto Martín nos cuenta como fue que lo armaron y de que se trata este número “lo que hicimos fue juntar a un conjunto de escritores que puedan hacer una introducción, Paredes del Conurbano, no es una investigación, se trata de una introducción y lo que decidimos fue abordar el uso de las paredes artísticamente en todo el conurbano, cada uno desde su visión y temática, disciplina. A mi me tocó La Matanza y lo realice desde un análisis histórico – temático” profundiza este docente, historiador de gran labor.

No es un texto simple, no es un libro más. Al recorrer las 169 páginas que abarca este compilado podemos observar las diferencias entre los autores y su visión acerca de los distintos tipos de arte urbano. Desde pintadas politicas, pasando por murales, stencils, grafittis hasta llegar a esas pintadas en homenaje a los que ya no están. Todo eso nuclea la periferia a la zona Céntrica de Buenos Aires. Sobre estás diferencia charlamos con Martín quién nos da una clase de geografía social para entender los cambios que surgen cruzando la General Paz. “Es un tema problemático. Nosotros hablamos de conurbanos. El conurbano no es solamente un lugar territorial. Creo que Capital tiene sus conurbanos y el conurbano tiene sus centralidades. Justamente por eso hablamos de conurbanos, zonas periféricas explica Martín. En estas declaraciones es cuando nos damos cuenta la diferencia de interpretación y hasta donde pueden vislumbrarse esas marcadas disimilitudes. “Existen otras diferencias, por ejemplo, las horas pico existen porque la gente que vive en el conurbano debe movilizarse a la capital para desarrollarse y yo me incluyo en ese grupo, ni hablar de los gastos en transporte. Hay características geográficas y hay características simbólicas que son en este caso las que más nos interesaban a la hora de abordar las temáticas de Paredes del Conurbano cuenta.

Otro de los aspectos importantes del libro es la preponderancia simbólica que tienen las marcas en las calles del conurbano. Muchas de ellas, no son solo pinturas, stencils, graffitis sino que marcan un territorio especifico, rinden homenaje a una persona importante de un barrio o simplemente embellecen un lugar, sobre esto Martín nos cuenta que “el Gran Buenos Aires tiene una producción simbólica artística impresionante, donde el graffiti tiene una marcada prominencia. En el texto trate de clasificar los tipos de graffitis que hay en La Matanza. También hablo de lo legal y lo vandálico y mencionó a crews existentes en los diferentes barrios matanceros. Sobre lo ilegal de los graffitis, la charla nos lleva a preguntarle a Martín la razón por la cual el considera que la gente aún considera el arte urbano como un acto vandálico y en base a tal interrogante nos hace una importante reflexión: “Para entender eso habría que parar antes y tratar de que al graffiti se lo considere arte, algo que hoy en día no pasa. Para muchos el graffiti no es arte y luego de conseguir eso habría que ver si es legitimo o vandálico. Más allá de saber que la pintada de paredes privadas está penada por la ley cierra.

Para cerrar esta charla nos metemos de lleno en su visión sobre el Hip Hop como motor de transformación social. Al respecto nos cuenta que “creo que el Hip Hop se va a establecer como un elemento de cultura popular, los graffitis son la clara prueba de ello. Hoy muchos graffiteros son docentes y capacitan a futuros artistas plásticos y son esas cosas que le hacen bien al movimiento en general. Es importante entender este texto como un conjunto de páginas dedicadas a lo urbano mezclado con lo popular. Lo intangible de esa frescura que inunda las calles del conurbano con arte es la razón por la cual estos compiladores prepararon esta tercera edición de Alto Guiso, centrándose en el arte popular como motor de un montón de sucesos artísticos y políticos dentro de un contexto social distinto a la realidad que se vive en otras zonas del conurbano y de la Capital Federal.

Un texto diferente. Real, crudo y consciente. Una lectura repleta de mapas mentales donde se desnudan la belleza popular y la política desde el arte. Ese que no tiene dueño, ese que no tiene límites. Un texto dedicado por y para entender el panorama y las diferencias socio culturales de cada territorio. Todo eso es para mi “Paredes del Conurbano – Arte, política y territorio”. Un libro que desde Revista Flow recomendamos muchísimo.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

Agradezco a Martin Biaggini por su predisposición, su paciencia y su buena onda.