“Son muchas las barreras que atraviesa un músico autogestivo a la hora de poder publicar un material digno de ser considerado “profesional”, sin embargo, teniendo en cuenta la coyuntura de nuestros tiempos, la parte económica es sin dudas la que mayor dificultad nos trae”, así declara Rodion para Revista Flow en el marco de la publicación de su quinto disco como solista ”Pasos Constantes”, un proyecto mediante el cual el MC nos relata las experiencias de un artista independiente desde las conclusiones más empíricas posibles: Las propias. 

La introducción del disco nos brinda un resumen de lo que vamos a escuchar en los temas que le siguen; entre agradecimientos a quienes lo apoyaron en su camino como rapero, referencias a sus influencias y una breve aclaración de la intención de su mensaje, Rodion, acompañado de la impecable producción de Nucleo AKA Tinta Sucia en El Triangulo Estudio, nos da la bienvenida al universo de Pasos Constantes.

Con un constante jugueteo de samples entre lo melódico y gospel combinado con voces de raperos de los 90, el mc chileno radicado en la Argentina nos hace entrar en la atmósfera de la escena del Hip Hop nacional de principios de este siglo, y nos cuenta, aunque siempre de una manera muy desestructurada, el camino que atravesó el género para llegar a donde está hoy. Esto se hace notar principalmente en el tema “One Two Tres”.

“El corazón del arte” es una de las piezas destacadas del álbum. En cuestión de tres minutos el rapero de 32 años se hace cargo de algo que pocos raperos vieja escuela pueden o al menos intentan omitir: la industria del rap sigue siendo joven en América Latina, por lo que siguen siendo pocos los que viven de esta música, pero eso parece estar lejos de ser una limitación para el MC, quien escribe sobre cada problemática que se le presente como una posibilidad de superarse a sí mismo.

En otros tracks también se tocan temas como la llegada de Rodion a nuestro país cuando él tenía 10 años y como su tierra sigue estando presente a la hora de escribir, tal es el caso de “Mi Tierra” canción en la que rapea acompañado de 10K y cuya producción está a cargo de La Nube Estudio.

También se habla de lo que es llevar una vida laboral en paralelo con proyectos musicales, este tema se toca principalmente en “Sin Money” donde habla de esta constante puja cotidiana como un hecho difícil de afrontar pero sobre el cual se puede sacar provecho y goce . Esta canción es una de las pocas en el disco que tienen videoclip, en el cual se muestran a trabajadores de oficina bailando y organizado una fiesta en lo que parece ser su lugar de trabajo.

En definitiva, “Pasos Constantes” no destaca tanto por intentar mostrar al artista como un ejemplo de autosuperación sino que por la capacidad que tiene Rodion de mostrarse a sí mismo como quien en verdad es, una persona normal, con un trabajo normal y un salario igual al de todos pero que tiene el mismo sueño que tenía hace quince años, seguir rapeando. Un álbum más que recomendable para todos aquellos que piensan en la música como un instrumento para alcanzar el dinero y la fama y no como lo que realmente es: un medio por el cual se puede dar un mensaje o hasta cambiar el mundo pero sin necesidad de dejar de disfrutarla y más cuando uno está acompañado de los suyos.

 Por Lautaro “Lykao” Yanes @yanes.lykao)