Una mezcla necesaria. Sucede mucho, con cualquier tipo de género, que nos acostumbramos a un sonido específico, una forma en particular de hacer la música. Así como quien escucha tecno se volvería ansioso si se pone a escuchar música clásica nosotros también nos enviciamos con ese sonido tan clásico que nos encanta. Cada región tiene su tonada, cada cultura tiene su forma de expresarse mediante sonidos, y en orden de seguir hacia un futuro más mestizo hay que aprender a hacer convivir los ritmos. Esta es la propuesta que traemos hoy, Quantum de Sana, que fusiona ritmos de hip hop con el groove de la percusión latinoamérica. 

Antes de hablar del disco vamos a repasar un poco la historia de Sana. Se trata de un quinteto perteneciente a la localidad bonaerense de Quilmes. La banda está compuesta por Kusa en el doble rol de DJ y productor, las voces encargadas de traernos la lírica pertenecen a Gerardo Montes de Oca aka Chera, Maximiliano Ruggiero aka. Ram Das y Juan Cruz Maciel, quien también, en complicidad con Víctor Silvero se encargan del ingrediente latino. Gerardo y Maximiliano, 20 años atrás, en la década de los noventa, formaron el grupo Encontra del Hombre junto con DJ Black, Rasec y Dario Cano que fue uno de los pioneros del rap en el sur del conurbano. La banda participó con tres temas en el compilado de artistas argentinos del genero titulado Nación Hip Hop que fue producido por Zeta Bosio allá por el año 1997, disponible para su descarga acá y para los que les gusta coleccionar reliquias también disponible usado para su venta en Mercado Libre.

Pasemos a hablar del álbum. Quantum es un disco publicado por el quinteto el último 1 de marzo de este año, consta de 11 tracks, de los cuales son 7 temas y luego tiene una intro, dos interludios y un outro que se relacionan entre si. La parte técnica, es decir, grabación, mezcla y master, estuvo a cargo de Mi Casa Estudio y está disponible en Youtube y en Bandcamp

Prejuzgando al libro por la portada nos encontramos con el trabajo de Alejo Ramos en el arte de tapa, un dibujo en la cual el nombre de la banda y del disco aparecen en letras eléctricas al centro y abajo del cual rebotan chispas para todos lados que parecen destruir los edificios que hay detrás. En medio de estos, como si fuera una escena digna de Power Rangers hay dos individuos con el doble de altura de las construcciones. Uno de estos tiene forma de reptil y cuernos por todo el cuerpo, muy similar a Godzilla. Mientras el otro es un organismo biónico aparentemente hecho de metal. Estos personajes se están besando en medio de todo el caos, los chispazos y los rayos, como absortos en ese beso. De todo esto, sin escuchar todavía el proyecto, podemos presumir que se tratara de algo enérgico y potente que incluso podría llegar a ser fantasioso. Debe de tener quizá una perspectiva que busca trascender las distracciones de lo terrenal pero que no se olvida del caos que hay en nuestro mundo, así como tampoco se olvida del amor como algo más grande que las mismas ruinas.

En el sonido se destaca como agente de cambio la percusión groovera, con la capacidad de tomar cualquier bata de hip hop y transformarla en un tema de funk. Se nota que está producido en conjunto, si bien las baterías son sampleadas suena mas a como sonaría una banda que a como sonaría un beatmaker en solitario, hay más instrumentos (o emulaciones digitales) que samples o sintes, en su mayoría pianos eléctricos o violines, instrumentos que puedan aportar desde la armonía pero también nos podemos encontrar con una guitarra eléctrica o con un buen wah wah. Además, los scratches de Kusa tienen la particularidad de usar la bandeja como un instrumento mas que para solear. La vibra es analógica, funky y alegre. A esta, dentro de tracks puntuales, se le suma la fusión de lenguas como el ingles y el alemán en el feat con Jerriño, un vienés proveniente de Austria. Sumado a esto nos encontramos, en otro de los feats, la voz de La Bruja que aporta su energía femenina en forma de melodías, armonías, letras y estribillo.En cuanto a la musicalidad de los rapeos, se nota que son de esos versos vieja escuela más escupidos que pulidos, tienen un flow muy parecido al mexicano, que me hizo recordar a Cartel de Santa.

En una mención especial me gustaría destacar y analizar el tema “Cataratas”. Empieza con una vibra reggae que se pone misteriosa y termina combinándolo con el tempo del trap y sus sonidos clásicos de batería Roland 808. Lo interesante de esto es que, primero, es una nueva fusión la que propone el disco, segundo, es una producción bien pensada ya que el tempo del reggae es muy lento y el de trap es muy rápido, pero son proporcionales entre sí, entonces cuando el reggae hizo un compás, este encastra a la perfección en dos compases del trap, y así se mantienen sincronizados mientras que la mayoría de las métricas están en ¾, como se estila también en el trap. Parece ser una tendencia under (porque ya lo vimos en un par de reseñas anteriores) que se anda propagando la de dedicar aunque sea un tema del disco a los ritmos nuevos y estableciendo paz con los que están de moda, demostrando así que la música que el género no tiene nada que ver con perder la esencia, es la industria musical la que se encarga de hacerlo un producto.

En la intro, los interludios y el outro nos encontramos en un sonido fantasioso, extraterrestre y en un plano espacial digno de ciencia ficción que con la voz de una mujer nos cuenta que una cápsula del tiempo llegó al mundo, dentro trajo monstruos que resucitarán de su sueño. En una segunda instancia, la voz nos cuenta que la evolución no va a ser televisada, ante esto, Sana se posiciona firme contra el individualismo considerado el mal de nuestra época. En el tercer diálogo a mujer cuenta que hay un ángel guardián oculto, un gigante con la fuerza necesaria para luchar ante los monstruos que vinieron a la tierra. Pero el outro nos dice que la única manera de despertarlo es que se llene de luz. Y de ahí viene el título, Quantum significa “una ínfima porción de luz causará una reacción en cadena hacia la felicidad”.

Pasemos a la semántica, hay muchos discos hoy por hoy que dicen en todos los temas lo mismo pero en distintas palabras. En Quantum en cambio, cada tema tiene un tópico especial, y estos se relacionan entre sí marcando un camino. En primera instancia tenemos la visión del exterior, la maldad que impera en el mundo, el control, la dominación, opresión, donde “el holocausto, colonialismo, esclavitud son legales”. Hay pobreza en el alma, y es por eso un surge “la tentación de la malicia, una dulce codicia”. Ante todo esto se preguntan en uno de los tracks: ¿por qué sera que se inclina la balanza del lado del mal y hay que esforzarse por darla vuelta?. Aunque la lucha del día a día nos nuble y el sistema nos robe los sueños Sana, luego de citar “la vida es un sueño” de Calderón de la Barca, nos asegura que estamos hecho para otra cosas, que los sueños se cumplen y lo valen, que el deseo está por sobre las opresiones. El primer paso es la autocrítica, el proceso de entender las sombras del pasado sin vergüenza y el segundo es dejar de mirarse el ombligo, también hay que entender que la mente puede ser nuestra amiga. O nuestra enemiga, como en el caso que cuentan en “Flagelo”, la historia de un pibe que ya desde los 15 años que la realidad le hacía daño y por eso se desvió del camino entre adicciones, armas y ego, siempre al filo de quedar preso, de morir y culpando al cielo de su situación. Pero hay una solución, y es prevenir: “un pibe que conoce el arte es un pibe menos que roba, que lastima, que se lastima“. La música en todas sus formas es un instrumento de libertad, hay que usarla, abusarla, siempre que se pueda, antes de que la prohíban, porque espanta los males,porque trae plenitud. Por eso, el lema es “Canta Mientras Puedas”.

Por último, cerramos esta nota comentando que SANA presentará el álbum y estrenara videoclip de su tema “Autocrítica” en el marco de la Canta Mientras Puedas Jam Sesión, que hospedada por El Búho contará con mic abierto para MCs y cantantes, un set de beats de Nico el Niño, un set exclusivo de DJ Black, y una exhibición de breakers con Ale Jaz Breaker, Jesús Abreu más invitados sorpresa. La cita es este viernes 26 de abril a las 21hs en Andén 18 (Hipólito Yrigoyen 515 – Quilmes) y la entrada es libre y gratuita.

Escucha QUANTUM acá

Por Santiago Sammartino (@samezoooo)