Los pelitos de colores venden, ¿Qué le vamos a hacer? La realidad social y de la industria musical es pobre, carente de representantes sólidos y por ende, efímera. La moda se comió lo real, lo banal sobrepaso lo importante y así lo comercial es “mejor” que lo artístico. Hoy está en boga usar autotune, vender una imagen superficial y llena de estereotipos para ganar un like o una view. Así se mide hoy el “talento” y sin dudas cuanto más conocido sos en lo artificial, en las redes, más “capacidad artística” tenes. ¡Una verdadera locura!

Vivimos en un país jodido, con una realidad paupérrima y un futuro inhóspito. Tenemos un presidente que no puede hablar de corrido y que por consiguiente, si no logra hilvanar dos oraciones es evidente que no tiene ni la menor idea como llevar adelante una Nación. Eso es Argentina hoy, un fierro caliente lleno de carencias y muy pocas virtudes. Dentro de todo este licuado de nefástas noticias está el Hip Hop, está la cultura. Opiniones y disidencias hay un montón y eso es signo de libertad, que mejor que eso. Ahora bien, ¿es necesario, hacer un book de fotos llenos de billetes y llenos de oro en el cuerpo, cuando algun/a vecin@, ti@, prim@, amig@,etc. no tiene cuatro comidas diarias?… Antes de que la respuesta interna de muchos de ustedes sea “pero en Estados Unidos…” Sí, Estados Unidos esta al Norte, a unos 9.012 km. de distancia, un poco lejos ¿no? Que quiero decir con esto, que no me interesa, en este momento, en lo mas mínimo lo que pase en el país que maneja Trump. Vivo el presente de nuestro país y con eso me alcanza para querer separar el Hip Hop, el verdadero, el de los valores, de esa música banal sin sentido. De esa moda efímera y llena de estereotipos. De ese lugar, donde son copias, de otras copias, de otras mil copias iguales. Eso no es Hip Hop y no lo será, al menos para mi, jamás de los jamases.

Respeto, unión, solidaridad, amor, igualdad y diversión son algunos de los tantos valores que funcionan como cimientos a la hora de hablar de la cultura Hip Hop. No veo en esta moda de cartón ni el más mínimo respeto por todo lo expresado, por ende, no veo en eso ningún retazo de Hip Hop. Nada de nada. “Se imponen modas son modos de que te comas cualquiera” reza una canción de Militantes del Climax y así es, lo que imponen te confunde y si no hay una pequeña pero consciente intención de querer saber, de investigar, de curiosear por todo el amplio mundo que comprende la doble H, te vas a comer la peli, como muchos, como casi todos hoy en día.

Los raperos bien raperos, Orion, Asterisco, Nucleo, Urbanse, solo por nombrar algunos, seguirán fieles, haciendo rap y promoviendo el Hip Hop y todos sus valores. Pero esos púberes que abren la puerta y meten un pie dentro de la doble H sin ir más allá, están cuasi condenados a teñir sus pelos y suplir su inexistente empatía social con una vida que no llevan. Lamentablemente esto último parece ser hoy en 2019 un efecto contagioso. Si esto es cierto, ¿Dónde esta la vacuna?.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)