De a poco los balances se van cerrando, los proyectos personales van llegando a su fin y el resumen de un gran año comienza a aparecer. Así lo siento como Director de este proyecto, creo sin ninguna duda que este 2018 fue un año de crecimiento para una cultura inmensa que aún no llegó a su techo. Cosas para mejorar siempre habrá o al menos para los inconformistas como quien les escribe, pero si comparamos este con el año anterior, el índice es netamente positivo. 

Hace 2 años entreviste a un artista quien me dijo que una de las formas de ver el desarrollo favorable del hip hop en nuestro país era chequear, desde la exigencia del público por un material de calidad, hasta las visitas internacionales cada vez más frecuentes desde aquella entrevista a la fecha. Así lo definió y hoy puedo decir que acertó en cada concepto que me brindó. A su primer argumento yo le puse el rotulo de “madurez artística”, ya que siento que hace algunos años los artistas lanzaban el material con tal de darlo a conocer y hoy se toman cada segundo para mejorar las producciones tanto sonoras como audiovisuales y así darle al público esa calidad que exige. Eso marca una tendencia contagiosa ya que nadie quiere quedar rezagado y todos intentan mejorar de un track al otro o de un disco al otro. También es cierto que esta es la era de los emprendedores y de los soñadores, que abarca a todos los millenials y centenials, que deseamos “trabajar” de lo que amamos o simplemente cumplir nuestros sueños nos lleva a llenar el “mercado” de ofertas en sentido de producción, edición, masterización y muchas otras cosas que le dan a los artistas un abanico de posibilidades de crecimiento.

Pero no todo muere en eso, sin dudas, la explosión del freestyle que enamoró rapidísimo a todos los sub 13, 14, 15, 16, 17 y 18 años, fue el puntapíe para expandir una semilla por todo el territorio nacional. De las batallas a la consolidación del trap, algo con lo que no estoy del todo de acuerdo pero que es innegable; y así llegamos a ver en cada esquina, cada escuela, cada juntada, una ronda de free o algo que tenga que ver con el rap de fondo. Hoy en día las redes sociales mandan y marcan el pulso de cada cosa. Ya no es necesario salir en la tele para ser conocido. De echo es gracioso y hasta curioso, ver como bandas enormes que todos los amantes del rap conocemos no tienen ni la mitad de seguidores, reproducciones, etc, que muchos ignotos artistas a nivel mundial pero que en nuestro país arrasan con todos los records. A esto último llamo yo, la parte menos positiva de toda esta masificación, pero que sin ser a mi entender positivo, es algo palpable que nadie puede negar.

Dicho esto me meto en otro de los conceptos expuestos por este gran artista con años en la escena y al que ya se lo podría catalogar como profesor.  Este Mc me dijo que en otro de los elementos, Argentina, estaba creciendo a niveles tremendos y esa definición le toco al graffiti. Elemento puramente representativo, sino el más representativo del hip hop que de a poco transformó a Buenos Aires en una capital mundial del graffiti. Tal es así que son cada día más los artistas internacionales que se pegan una vuelta por acá para dejar su marca y para continuar metiendo el dedito a todos los gobiernos que aún no entienden que el arte urbano es hermoso y que jamás debe ser prohibido. Que lugar aburrido y monotemático sería el mundo sin esos artistas de alma que dejan todo y hasta arriesgan la integridad física con tal de ponerle color a cada rincón de las urbes.

Durante este texto no podemos dejar pasar otro de los crecimientos considerables que hubo durante este tiempo en el hip hop y se dió o al menos se hizo visible para la mayoría durante los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebraron en Buenos Aires durante le mes de octubre donde el breaking fue la revelación absoluta de la competencia. Con los representantes de todo el mundo haciendo piruetas y sobre todo los nuestros que dejaron bien en alto la bandera con dos medallas y las palmas rojas de todos los asistentes, el breaking es una disciplina que viene creciendo muchísimo y en donde desde acá dejamos en claro que debe ser deporte olímpico sin lugar a dudas. Esperemos que el COI (Comité Olímpico Internacional) haga la tarea y para Tokio 2020 o París 2024 se haga oficial y podamos disfrutar de la destreza de todos los B-Boys y todas las B-Girls en este tipo de eventos que unifican al mundo entero. Tampoco podemos dejar pasar la ocasión para destacar a los campeones mundiales, los chicos de CBAction que se trajeron el título desde tierras norteamericanas. Los pibes de Córdoba viajaron a Estados Unidos y dieron cátedra de su talento para conseguir la medalla dorada en el World Hip Hop Dance Championship en el Mundial Categoría Adultos 2018.

Con todas estas pruebas concretas podemos decir que este 2018 es sin dudas un año con muchos logros. El hip hop creció y se estableció definitivamente en nuestro país y promete, a simple vista, seguir conquistando territorio para catapultar la cultura al máximo dentro de Argentina. Por supuesto que falta y que se pueden seguir consiguiendo objetivos, se pueden seguir corrigiendo cosas pero estamos en el sendero correcto. Además del trabajo de todos los artistas, de todas las disciplinas que atañan al hip hop, hubo un crecimiento notable en nuestro mundo periodístico. Hoy en día son muchos los medios que se dedican a comunicar y a difundir aspectos de la cultura, cada día somos más los que de manera profesional intentamos darle a la doble H un lugar dentro de un mundo que suele ser ingrato, polémico y un poco bastardeado. Desde acá y como director de este medio, aprovecho para saludar a todos aquellos colegas que dedican con mucho amor y respeto, su contenido al hip hop. 

Así nos deja este gran año, con mucha tela para cortar y una gran impresión respecto a lo que será el 2019. Nosotros, por lo pronto, seguiremos trabajando duro para difundir esta cultura tan rica como nuestra hermosa América Latina. Y esperamos con muchas ganas que nuestra cultura nacional tenga durante el 2019 más Nucleos y menos copias, de otras copias, de otras mil copias iguales… Y para graficarlo los dejamos con la lírica de uno de los números uno de nuestro país, “…no son la creme de la creme, no dan el ciento por cien ¡NO!, todos iguales haciendo lo mismo, no sabemos quien es quien”… Chau 2018. Bienvenido 2019. 

Por Kevin Dirienso Poter