En la madrugada del 19 de Mayo, luego de una presentación en el Festival Del Guiro en el pueblo de Cañuelas -Puerto Rico- el “Filósofo Del Rap” sufrió un percance y tuvo que ser trasladado al hospital San Cristóbal de Ponce. Allí lo mantuvieron en coma inducido por 24 hs. aproximadamente para poder realizarle estudios y poder dar con el causante de las convulsiones que lo llevaron hasta allí.

La preocupación de todos los amantes del rap y conocedores de al que consideramos el “papá del rap latino” fue mucha hasta que ayer por la mañana amanecimos con la buena noticia. Vico fue sacado de cuidados intensivos y trasladado a observación. Según indicaron los doctores fue una reacción a un medicamento para el dolor lo que le provoco la descompensación y lo que genero la alarma de su entorno.

Hoy, el mismísimo Luis Armando Lozada Cruz a.k.a Vico C, se expresó a través su instagram (@soyvicoc) diciendo:

“A quienes mandaron sus palabras de preocupación y cariño, gracias. Fueron instrumento vital en el aspecto de la importancia que tiene el sentir de la companía en momentos duros, y gracias a quienes con fé oraron por mi. Fueron instrumento vital para que se materializara un milagro y aquí estoy con vida. He confirmado que es cierto lo que algunos allegados me han dicho durante años; que quizás sabia que la gente me ama, pero no cuanto.

De lo que no saben en cuanto a lo sucedido, me urge aclarar que lo que ingerí no era ilegal. Pero si peligroso, como no pudimos ver. No digo el tipo de medicamento que fue, pues, no quiero despertar la curiosidad de quienes buscan lo mas fuerte solo para vacilar un rato. Mi experiencia no fue por vacilones. No tiene excusas, pero tiene historia. Mi vida no ha sido tan normal desde mi nacimiento. Nací defectuoso, desde las uñas hasta las rodillas, y comparado con mis hermanas y hermano mayor, siempre me vi como algo raro, muy diferente y por cierto demasiado feo. Crecí nervioso como consecuencia de los efectos de la guerra de Vietnam en mi padre, pero en medio de eso y otras cosas, me contaron la historia de Dios y la creí, y desde que tengo uso de razón, recuerdo tener un deseo pasional por contar esa historia. Por eso no dudo el don que tengo para crear poesía y música, mas que por cuestiones de genética, fue por causa de mi fe, porque la palabra de Dios dice: Deleitate en Jehova y se te cumplirán los deseos de tu corazón. Y si hay algo que no pasa desapercibido de los ojos de Dios, es la fe de un niño, o la fe con espíritu de niño. El haber escrito la canción La Recta Final a los 16 años de edad no vino de la nada, y mucho menos su éxito radial. Pero como guerreros de vanguardia que somos los atrevidos de esa índole, recibimos la mayoría de los flechazos en la guerra porque vamos al frente.

He saludado a la muerte de frente varias veces y no es nada agradable, pero me ha enseñado mucho, especialmente el hecho de que cuando hay una misión divina por cumplir, la mano de Dios entra, y se va por encima de los cálculos del hombre.

Les comunico todo esto, porque no vale la pena que lo sucedido se quede en una pieza mas del mundo del entretenimiento, la cual se presta para que algunos opinen sus disparates sin objetividad alguna. Aunque le agradezco a Dios por cualquier tipo de ataque, ya que estos me dan la oportunidad de poner en práctica el acto del perdón; pues en mi opinión el hombre no alcanza el máximo de su carácter si no logra dominar su rencor. Pagar mal con mal, es demasiado fácil. No es admirable. No es un reto. Dime cuanto has perdonado y te diré cuanto mides.

En cuanto a música nueva de mi parte, ya grabé algo y no será muy agradable para algunos su contenido, pero desagradable no tiene que significar malo. No se salva nadie en la letra, pero se benefician todos en su esencia y propósito.

Una vez mas, gracias por su interés en mi salud y vida en general. Que el Señor les guíe por el camino único de la verdad y les bendiga en gran manera.” firmó Vico C.

Luego de unas horas de preocupacion nos quedamos tranquilos de que El Filosofo se encuentra bien y con la mejor noticia de que se viene algo nuevo, algo picante, algo letal; al mejor estilo Vico C.

Por Lucas Rodriguez (@lmentalbro)