¡3 AÑOS MÁGICOS!

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

GRACIAS SIEMPRE:

Hoy me senté a escribir diferente. Un café humeante a mi izquierda, un encendedor que quedó de anoche y Natiruts que suena de fondo. Ahora no suena rap, pero el reggae me va llevando por las vibras positivas de la buena escritura. Hoy me siento liviano y no vengo a vomitar, en este texto, nada de opiniones, críticas o información. Hoy escribo en modo festivo porque una de las fechas que más espero en el año se está acercando.

Hoy es 26 de mayo y mientras de Natiruts la música salta a Maneva, pienso en aquel diciembre de 2016. Terminaba mi primer año de la carrera de periodismo con la incipiente semilla de un proyecto periodístico junto a dos compañeros. Los viejos amantes del rap solíamos sorprendernos y alegrarnos de igual modo cuando nos enterábamos que alguien de nuestro entorno (compañero de escuela, facultad, de club o de barrio) escuchaba rap. Antes, no era como ahora, no era tan visible, no era tan común. Creo que al día de hoy sería muy dificil y casi a 4 años, recordar lo que sentí cuando David Palacio presentó su trabajo de entrevistas para la carrera y el entrevistado era nada más y nada menos que Núcleo Aka Tintasucia. Solo recuerdo que lo miré y espere hasta el recreo para interrogarlo por sus gustos musicales. Para la misma materia yo había entrevistado a Benjamín Gutierrez, mejor conocido como El Auelo de los climax, y ya ahí me sentía un bicho raro. Con David compartíamos aula hacia unos 5 meses a ese momento y no habíamos cruzado más que dos palabras, pero descubrir su amor por el rap fue el principio de todo, un principio que decanto en Revista Flow.

Pasaron los días, las materias y los recreos, hasta que en uno de ellos se acerco Juan Graterol diciendo «¿Están hablando de Control Machete?». Con esa oración bautizó su entrada al grupo que paso de dúo a trío en un abrir y cerrar de ojos. La incipiente redacción de Revista Flow estaba en marcha y aún ni nosotros lo sabíamos. Todos los años para esta fecha tan especial para quien les escribe, suelo hablar de esto, hacer balances y tratar de agradecer en una nota que más que periodística, es un posteo. Agradecer porque sin ustedes, lxs lectorxs esto no tiene sentido y sin los artistas no habría Hip Hop. Volviendo al tema, Juan llegó al mismo tiempo prácticamente que nuestro periplo universitario nos depositaba en el bendito «Taller Gráfico». No era una materia más y lo presentí desde la primer clase cuando nos avisaban «Acá no hay parcial, hay un trabajo practico donde labura toda la cursada junta o en grupos, hay que hacer una revista clásica en papel y entregarla como trabajo final». ¿Una revista? ¿Una revista de qué? me pregunte y en simultaneo giré mi cabeza para ubicar a David, quien asintió con la mirada sin siquiera esbozar una sílaba. Revista Flow estaba en marcha.

El café dejo de humear, está frío, no me importa. Créanme que este texto tiene toda mi atención ahora mismo. Corría por ese entonces ya casi noviembre y el taller se partía a la mitad por el verano. Los tiempos y las ganas de producir nos alimentaban tanto que lo que a nuestros compañeros les llevo 4 meses de taller, a nosotros nos basto con una semana de arduo laburo para depositar el primer boceto de Revista Flow en manos del profesor. Nosotros nos enamoramos del proyecto, creímos en él desde el minuto 0 y dárselo al profesor fue una clara muestra de ello. «¿Una semana nada más?», dijo el profesor con cara de están haciendo trampa, «¿en una semana trajeron esto?» Nosotros solo nos mirábamos con el pecho inflado porque repito, creíamos en lo que teníamos. «Esto lo tienen que publicar, está bárbaro» afirmaba el profesor y nuestra energía paso de cien a un millón en segundos. Revista Flow ya no era un proyecto, era una realidad más que palpable.

Llego el verano, las vacaciones y lejos de desconectar, conectamos para elaborar más profesionalmente un proyecto periodístico. No es sencillo y mientras recorríamos imprentas y los mails iban y venían, se sumaba contenido. Flow iba a ser una revista en papel, era nuestro sueño, es nuestro sueño, pero ese cóctel de: país inestable + empresarios especuladores multiplicado por el precio del papel= sueño truncado… por ahora. Lejos de mermar nuestro fervor, empezamos a cranear por donde y como sacar a la luz la data que teníamos y ahí fue que la lamparita se prendió y la idea de «revista digital» estaba en marcha.

Triple doble ve y chau picho. El dominio estaba, el nombre también, la estética estaba cocinada y humeante esperaba el lanzamiento oficial. Si hoy me preguntan porque carajos Revista Flow cumple años un 2 de junio, no sabría que responderles. Solo se que el 2 de junio de 2017 fue un muy frió viernes que nunca jamás voy a olvidar. Por diversas razones David y Juan dieron un paso al costado, pero siguen ahí, con el nombre intacto grabado a fuego en la «Redacción más Hiphopera del país». De aquel lejano viernes 2 de junio a hoy han pasado 3 años. Mil noventa y cinco días de escritura, coberturas, edición, laburo gráfico, trabajo de investigación, llegada de nuevxs redactorxs y magia pura que alimentaron las 435 notas, 436 ahora, que hay en la web.

Como todos los años me gusta agradecer, lo creo necesario e importante. Agradecer a lxs lectorxs que, como suelo decir, son la razón por la cual laburamos arduamente. Sin ellxs esto no tendría el más mínimo sentido. Por otro lado, agradecer siempre a lxs artistas, productorxs, dj´s, graffiterxs, b-boys y b-girls, por su tiempo, su respeto y por todo lo que hacen por el Hip Hop argentino. Sin su aporte, nuestra tarea también carecería de sentido. En fin, el café ya no existe pero ¿A alguien le importa?.

Cumplimos tres años de existencia, tres hermosos años de aprendizaje, de conocer, de compartir, de ayudar para que el Hip Hop sea enorme en Argentina. Tres años de fluir. Agradezco también a lxs colegxs que comparten la pasión por el periodismo y que se rompen el lomo para aportarle a la cultura, lejos de los flashes y cerca del Hip Hop.

Ahora llegué al ante último párrafo. Este me lo guarde para el adentro, para nostrxs, para todxs los que hacemos Revista Flow. Para Franco, Naza, el Chavo, Juan, Gian, Lautaro, Zanto, Encabrada, Mana, Yamila, Thiago, Emiliano, Ezequiel y para el hombre detras de las portadas, L Mental. Es un placer compartir una redacción tan rica y diversa en gustos y opciones «raperiles». Sé lo que dan por este proyecto, se lo que se pelan el lomo buscando notas, escribiendo y siempre dando el máximo. Lxs quiero, lxs respeto y sobre todo, les estoy muy pero muy agradecido. No es fácil ver esto como un trabajo cuando no lo es, es una cuestión de esencia y creo que en esta incipiente redacción de vieja guardia, la hay y en infinitas cantidades. A no aflojar y seguir adelante. Gracias.

Ya no hay café, ahora suena O`Rappa y los sentimientos me dejaron recordando cada paso, pasito que fuimos dando. En fin, no queda más que agradecer por estos 3 años de vida. Para algunxs serán pocos, para nosotrxs son un montón. Lamentablemente el coronavirus nos arruinó la fecha que teníamos preparada para festejarlo a lo grande, pero estamos convencidos que lo vamos a poder hacer más temprano que tarde. Gracias por leer con flow, gracias por la buena onda… y que sea Hip Hop siempre.

¡LOS CUMPLIMOS MUY FELIZ GRACIAS A USTEDES!

Gracias @ch.creativa por nuestra nueva imagen. Gracias por el hermoso logo y armar toda la imagen institucional de Revista Flow.

 

 

 

 

1 comentario en “¡3 AÑOS MÁGICOS!”

  1. Desde un principio el ser redactor de esta revista fue todo un desafío para mi más allá de ser una persona que siempre me gustó escribir,ya sea historias,poemas o canciones,pero esto implicaba mucho más por el hecho de que se escribe en tercera persona y eso lo fui aprendiendo gracias a la enseñanza de Kevin que con mucha paciencia siempre me explica y enseña cada ves que lo necesito,hoy he aprendido mucho y todavía me falta más pero estoy contento de perteneceres a este hermoso equipo de trabajo y he vivido momentos muy lindos con cosas locas que pasan cuando cubris un evento Cómo estar mirando el show de los artistas e ir redactando en el celu la nota;eso fue mun loco pero después pensando en frío me di cuenta las ganas que le estaba metiendo a esto y ahí me di cuenta que iba por el camino correcto.Hoy puedo decir con certeza que soy una persona inmensamente feliz de ser parte de Revista Flow y este gran equipo,gracias y feliz cumple compañeros!!!!!!.

    Responder

Deja un comentario