EL HIP HOP LLEGÓ AL TEATRO DE LA MANO DE «EL ARREBATO».

Por Gian Franco Lisanti – @itnasilnaig

Dentro del género teatro, nos encontramos con los musicales. Lógicamente, en los musicales, puede predominar cualquier género musical, valga la redundancia. En mi mínimo conocimiento del teatro, los musicales en donde el rap predomine, al menos en Argentina, son pocos. Poquísimos diría. Bueno,“El arrebato”, es uno de ellos y por eso hablaremos de eso en esta nota.

Durante el mes de febrero, en el marco del Festival Internacional de Buenos Aires, en el teatro independiente El Método Kairos, se presentó este musical. El equipo creativo de la obra está compuesto por Emiliano Dionisi (director teatral), Martín Rodríguez (música), Juan Martín Delgado y Maia Delgado (dirección y coreografía). De estas personas, ninguno es propiamente dicho de «la movida del hip hop», entonces: ¿Cómo hacer un musical de hip hop sin estar ahí? ¿De dónde salen las ideas sobre el contexto y valores sin estar en la movida?.

Vale aclarar que los actores y las actrices, a excepción de uno de ellos, son bboys y bgirls, algunxs con estudios en danza más generales, otrxs con más trayectoria en el hip hop. Dentro de ese grupo encontramos raperos, referentes de la movida del break, y una beatboxer y productora. De todas formas, aunque intérpretes de la idea, no son los generadores de la misma, y ahí está la magia. Otro punto que no me parece irrelevante es que, excepto uno de los actores, lxs demás fueron escogidxs en castings organizados a través del programa “Arte en Barrios” del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en donde el equipo creativo de la obra evaluó a quienes se presentaban en base a sus capacidades para la actuación y el break dance.

Volviendo a las preguntas. La idea original de la obra es de Angélica Villagomez, B-Girl del Barrio 20, Villa Lugano. El elenco está compuesto por 2 pibas y 6 pibes. Una de ellas abre la obra. “No elegis donde nacés”. El discurso de la protagonista nos sitúa en la realidad de este grupo en donde lo único que eligen -que tienen la posibilidad de elegir pero no siempre la libertad de hacerlo- es lo que sienten. Lo que hacen se ve condicionado por la salida de la villa, por conseguir cosas mejores. Y la villa no colabora con los sueños materialistas. Y en este camino, ella tiene un hijo. Una joven con un embarazo no deseado y un padre que no aparece, ¡qué noticia!. Los lazos comunitarios que crían al pibe mientras ella trabaja gran parte del día y vuelve recién cuando Mateo duerme. El pibe que comienza a salir a la calle. Trabaja en trenes con un amigo de la madre, conoce a Ezequiel, el pibe de la libretita y la “poesía cantada”, y también conoce a los fisuras, a los pibes zombies. Mateo elige: el dinero fácil, ese que le ofrece el cabeza del grupo de “pirañas”, en donde encuentra a los pibitos fisuras, a los zombies. Y así se va la obra, entre la preocupación de la madre, el barrio detrás de él, preocupada ella, y el que le ofrece los trabajos. En una continua batalla en la que Mateo, un personaje que no está actuado pero personifica la obra, va y viene entre los “laburitos” y Ezequiel.

Es de esperar que la obra avance por números musicales. Es un musical a fin de cuentas. Lo que me pareció novedoso es que en no todos la música salía de los parlantes del teatro. En varios, domina el silencio de la sala un beat de lxs pibxs y un rap o una batalla 4×4. E igual, la historia sería fácilmente narrable sin el hip hop. Pienso que son dos razones las que pueden explicar el enfoque desde el hip hop: uno, el rap está de moda y la obra se da en el marco de un festival internacional de teatro organizado por el estado de la ciudad, que promueve en su discurso pluricultural las manifestaciones «alternativas»; dos, los valores del hip hop, al arraigarse desde la raíz en la historia, intensifica las emociones que de por sí genera y logra la interpelación directa. Ya sabemos que en la villa no sólo hay drogas y violencia. Me arriesgaría a decir que es lo menos, pero aún así domina. Por debajo de este régimen, lxs vecinxs encargadxs de hacer crecer a lxs pibxs en un ambiente en donde la desigualdad no lxs violente sino que lxs potencie. Lazos de solidaridad que hacen «habitable» un lugar donde nadie merecería vivir. Lo material en este contexto se vuelve secundario, donde los vínculos y la atención permiten reconocerse como persona más allá de lo que digan y usen las gentes de afuera de la villa. El arte, en realidad, la conciencia del potencial transformador del arte, y no simplemente pintar paredes con bonitos colores, habilita la humanidad de sujetxs que minuto a minuto son excluidxs, desde el mínimo hecho espacial.

El hip hop, como la puesta en acción, sea con palabras rimadas, bailes no convencionales o música hechas de otras músicas, de la vida cotidiana que nadie muestra, apropiándose del arte convencional. Porque, pongámonos de acuerdo, el hip hop nace de manera ,contrahegemónica. Que hoy sea un producto es otro tema. Pero las raíces del hip hop son contestarías a un sistema de exclusión, racista y clasista. En “El arrebato”, el hip hop se actúa considerando eso, a pesar de haber sido embalado por la industria teatral del estado que reproduce el mismo sistema (de maneras más invisibles que en los ´70).

En pocas palabras, estar ahí, dentro de la sala, con esos personajes, esas actrices y actores y esa historia, es un momento de inmersión completa en una realidad que, la mayoría de quienes estuvimos ese día ahí, nunca viviremos. Es una obra que nos permite vivir otra realidad, con momento en los que rapean mirándote a los ojos, rompiendo la cuarta pared, recordándote que vos, todos los días, ignoras, activamente,parte de la vida. Vos sabes que son actores, que son actrices y que eso es todo un juego pero que te recuerden que tu vida está plagada de ventajas que muchísima gente todavía no tiene, te incomoda, y ahí está lo fuerte de la obra. No salís siendo la misma persona. Capaz sólo reafirmas lo que pensabas, o capaz te cayó de verdad la ficha, pero después de “El Arrebato” te acordas que dentro de esos lugares que te parecen tan ajenos, como son las villas, viven personas con tus mismos problemas, con tus mismos deseos.

Para más informacion sobre esta obra hace click @elarrebato_ok

 

#DEFRENTEHIPHOP: CORONAVIRUS: ¿DESASTRE U OPORTUNIDAD?

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

Caos, confusión, fake news y un cóctel explosivo de información que preocupa. Hace un tiempo ya, todxs hablamos del famoso COVID-19, pandemia que ha causado la muerte de miles de personas alrededor del globo y que viaja por ahí, invisible desnudando las miserias más horrendas del ser humano. Gente agarrándose a trompadas por un papel higiénico, otros comprando mercadería por las dudas y en exceso, dejando a los demás con un desabastecimiento preocupante y una falta de solidaridad alarmante en pleno 2020, han logrado que esta pandemia tenga dos caras: La triste y la esperanzadora.

Acá en Argentina y como una obra divina del universo, el virus llegó tarde. Retrasado gracias a la distancia importante que nos separa de Whuan, China, lugar del epicentro de esta enfermedad que no solo mata sino que deja una huella imborrable en la historia de la humanidad. El primer caso confirmado fue en la mencionada ciudad China en el mes de noviembre del año 2019 y hubo que esperar casi 4 meses para que ingrese a nuestro país. Punto y aparte para agradecer que el virus llegó teniendo un Ministerio de Salud y un presidente que lejos de domar reposeras, se puso el overol y a tiempo destino los recursos para intentar minimizar el impacto de las consecuencias. El Coronavirus llegó y eso es innegable pero, ¿No hay en el desastre lugar para la oportunidad, para el crecimiento, para la evolución?

A lo largo de la historia, las pandemias han golpeado con consecuencias devastadoras a nuestro planeta. Desde La Peste Negra y sus más de 200 millones de víctimas hasta la Gripe N1H1, han puesto a prueba a la raza humana, sin embargo, es hoy, con este brote de Coronavirus donde hay una oportunidad, donde hay un rayo de luz, donde podemos crecer como especie. En nuestro país, el presidente Alberto Fernandez fue claro en su conferencia del día 15 de marzo «tratemos de ser solidarios y responsables, si podemos evitar salir de casa, hagámoslo, pongámonos a resguardo y evitemos la circulación innecesaria en las calles» dijo en lo que se transformó en una cuarentena obligada siendo un hecho inédito en nuestra nación. ¿La respuesta de la sociedad? una grieta insoslayable, por un lado aquellxs que acataron entendiendo las necesidades urgentes de prevenir lo que sucedió en Italia donde de una semana a la otra los contagiados fueron de 100 a 1000 y los muertos crecieron de 300 a 1500 y por el otro lxs idiotas de siempre, alabando la «viveza criolla» (que de viveza no tiene nada) y aprovechando el cese de tareas para invadir los balnearios en modo vacaciones. El argentino y su idiotez, esta vez, no puede ganarle a quienes ven en esto un cambio, una oportunidad de modificar hábitos, actitudes y sin dudas quienes ven en esta tragedia la posibilidad de un renacer.

Esta vez hay tres caras en la moneda y tres formas de entender esta pandemia. Los conspiradores dirán que es una operación creada por los laboratorios más inescrupulosos que utilizan (otra vez) a los seres humanos para ganar millones de dolares. Los individualistas verán en esta tragedia a la muerte cercana y no tendrán reparos en pisar cabezas dejando morir con tal de salvarse. Y sí, las ratas son las primeras en huir queriendo preservar su asquerosa especie. Yo, al menos yo, me quiero lejos de ese grupo. Y por otro lado y en tercer lugar se encuentran quienes aprovechan este «aislamiento» obligatorio como oportunidad de introspección, como excusa para conocerse, como oportunidad de cambio y de evolución. A mi Whatsapp llegó hace unos días un mensaje que decía algo así: «En una pandemia, el aislamiento se llama cuarentena; en el budismo, se llama retiro espiritual» y básicamente, lo que este último grupo ve en medio de este caos generalizado es la manera de mejorar. De no ser nunca parte de ese segundo grupo entendiendo que cuidandote a vos mismo estás cuidando a los demás, queriendote a vos mismo podes querer y mucho a los demás. Ahí está el secreto, ahí esta la evolución.

Es más sencillo para el ser humano el individualismo, es mejor comprar 100 barbijos por las dudas necesitando tal vez 10, que comprar 10 y permitir que otras 10 personas puedan adquirirlos de igual manera. La solidaridad en tiempos de crisis NO es moneda corriente y es en ese momento donde debemos ser empáticos y entender que esta tragedia médica mundial es la oportunidad de superarnos como raza, de entender que todos somos humanos y podemos morir o podemos ser solidarios y salvar más vidas.

Los medios masivos de comunicación se encargan de informar día tras día la propagación del virus y su por ahora, alcance incalculable. ¿Eso esta mal? no, la realidad es que estar informado puede prevenir y ayuda en estas épocas. Pero en esta guerra de primicias y de contenido sin sentido es donde los medios se han llenado de notas sin un fin informativo y van desde lo periodístico hacia lo asquerosamente banal generando una paranoia incontrolable que no hace más que impartir el miedo y la locura generalizada en la población. Eso no esta bueno y banalizar un tema tan sensible repercute de forma negativa en quienes son más propensos a la contaminación mediática. Basta con prender la tele, la radio o simplemente leer un diario para hiper inflarse de data «quema coco» y que no aporta en nada. La respuesta esta en la solidaridad y la solidaridad nace desde nuestro propio conocimiento. No somos perfectos, lejos estamos de serlo y siempre encontraremos cosas que mejorar. Por eso insisto con que esta atrocidad es un golpe duro, muchxs están pagando el egoísmo y las malas formas, y ese golpe duro es una nueva oportunidad para levantarse mejores, para ser, de una vez por todas, una raza responsable, fraternal, unida y comprometida con el bienestar mundial.

El Coronavirus debe y tiene que ser ese antes y después, porque si no aprovechamos la tragedia para evolucionar, llegarán seguramente cosas peores. El cambio climático, las pestes más atroces y la fucking tercera guerra mundial están a la vuelta de la esquina, esperando con los colmillos preparados para comernos vivxs a todos. El cambio es ahora y lejos de la paranoia, la cuarentena puede ser el tubo de ensayo de algo mágico. Quedate en tu casa, conócete, querete, cuidate porque es la única manera de mejorar como persona integrante de una sociedad y esa evolución es de verdad el cambio necesario. Si te amas y respetas vos mismx, lo vas a hacer con el/la de al lado y eso… no tiene precio.

 

RAYO AKA BIG BUDA – VI&GI (2020)

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

Dicen, los que saben, que a lo malo hay que verle lo bueno y que de la adversidad hay que rescatar lo positivo. Sin dudas el lanzamiento de «Vi&Gi» es de lo mejor que nos ha pasado en materia música durante este aislamiento obligatorio. Estamos hablando de lo nuevo de Martin Spagnolo, conocido por todxs como Rayo aka Big Buda, quien a 5 años del lanzamiento de “¿Por qué tan serio?”  vuelve a editar este, su segundo disco de estudio. Un álbum completo, directo, crudo, con un sonido perfecto y muchísimo corazón detrás. Un disco. Perdón, un gran disco, que sin dudas eleva el nivel del rap argentino.

Rayo trabajo mucho y se nota. Es un disco pensando, creado con amor y una pasión que se desnuda en cada track. Un poquito más de media hora de puro rap, de buena música con buenos mensajes. Con muy buen tino, hace un tiempo, Rayo dejó ver algo de lo que se vendría cuando allá por agosto del 2018 sacó de la mano de El Triángulo, “Sacrificio y Hip Hop” y meses más tarde por el mismo canal nos daba la oportunidad de conocer “Calle y Actitud”. Dos temas que dejaban ver el rumbo de Rayo. Bueno, este disco es la confirmación irrefutable de que el rap argentino está vivo y que el camino es próspero.

Tampoco es casualidad el resultado cuando de antemano y con el diario del lunes observamos el equipazo que hay detrás de este disco y la cantidad de genixs que colaboraron para que «Vi&Gi» sea la bomba que es. Con la producción de El Roble Estudio, comandado por Emiliano Martinez y Nicolas Calabria y las instrumentales de MPDhela, el disco suena atómico, suena a que no querés que deje de sonar… nunca. Rayo y MPDhela son «Román y Palermo» en su mejor etapa y a la vista está.

“Vi&Gi” es un disco con algo más, tiene ese plus, ese sentimiento que lo eleva. “Vi&Gi es por Vittorio Benicio y Gina Rebecca mis hijos” nos dijo Rayo cuando lo consultamos sobre el nombre y creo que ahí está la respuesta.

No podemos obviar el laburo de Maryana Campello, fotógrafa oficial de Las Pelotas, quien se encargó de las fotografías y del arte de tapa junto a Yema Ice y Ezequiel Erko. La tapa del disco es simple pero a la vez no lo es y marca ese sentimiento que encapsula este trabajo. En el frente podemos ver las manos del artista donde se lee claramente “Ví&” en su mano derecha y “Gi” en su mano izquierda con el fondo esfumado bien oscuro en negro logrando destacar justamente esas manos, las mismas con las que escribió una y cada una de las letras de este álbum. A la tapa la decora ese detalle que lo hace parecer un vinilo con años de existencia: el toque de magia necesario.

Si hablamos de sonido deberíamos ponernos de pie. El disco suena limpio y el laburo de producción no hace otra cosa que lucir a un Rayo imparable que en media hora mete cada una de las rimas en tu cerebro. “Vi&Gi” arranca potente, “Sacrificio y Hip Hop” nos introduce en el mundo del Rayo, quien cual bomba suelta todas las barras con rabia, enfatizando cada una de sus líneas. La base de Mpdhela es un mantra rapero que queda hermosamente arreglado de la mano de Alejandro Franov. Un perfecto comienzo que le da pie a uno de los mejores temas del disco para quien escribe: “VF”. Esta canción llega al toque e inunda el disco de rap crudo, un manifiesto al barrio de casi 3 minutos que suena de modo letal. Ni que hablar cuando DJ Baladi mete sus scratchs para el pico máximo de rap.

El tercer tema del disco se llama “Punchlines a quemarropa” y es la primera colaboración que aparece ya que se suma Don Exprs (Mambo Rap), para seguir elevando la vara del disco. Si VF es un temazo, “Punchlines a quemarropa” es un Hit. Dos raperazos repartiendo erre a pe para todxs los gustos y unos flows que dan placer. Eso genera esta colaboración. El tema que le sigue y pongo un freno para decir esto, tiene una de las instrumentales más lindas de todas las instrumentales y es “Calle y Actitud”. Uno de esos que ya conocíamos, pero lejos de ser un disco simple, lo encontramos con cosas nuevas, y son esos arreglos nuevos los que lo mejoran. “Si no cuidas lo que amas seguro que lo pierdas” dice Rayo, hablando de Hip Hop, de barrio y de todo eso que está en la periferia de nuestras vidas. En el tema participa Victoria Maurette en la segunda voz y ese fondo roquero de la mano de Javier Mattano en la viola le calza perfecto a uno de los temas más crudos del disco.

Hago un punto y aparte porque creo que lo que le sigue a “Calle y Actitud” es un maravilla. Primero de canción y segundo en la forma en que este disco fue ordenado. Acá el oyente pasa de 220 a 110 de un saque pero de una manera tan sutil que es inevitable no entrar en un viaje zarpado de música. La canción se llama “Si Supiera” y sin lugar a dudas, me animo a decir tomándome el atrevimiento, que es el punto más alto del disco. Personalmente, no puedo dejar de escucharlo, tararearlo y quedarme con esa melodía tan brillante. La segunda voz de Lola Membrillo (Perotá Chingo) es un muy dulce arreglo que llena de magia una canción con una letra digna de ser escuchada de principio a fin. Rayo desata toda su capacidad lírica y rapera en 5 minutos y hace de “Si Supiera”  una canción perfecta.

A mi entender, «Si Supiera» parte a la mitad el disco y si eso lo damos por cierto, “Prueba Y Error” le da comienzo a esa segunda parte donde Rayo va más suelto sobre distintos sonidos. Un tema bien arriba que también deja la lección, “es mejor estar callado pa poder sorprender” dice antes de que Dj Adezzz (Mambo Rap) parta la base unos scratchs. Durante este track, Javier Mattano, aporta su ritmo para dejar la canción en otro nivel. “Prueba y Error” le da paso a otro de los puntos altos del disco ya que llega “El futuro ya llegó”, otra bomba sonora y lírica que saca a relucir algo que el Rayo quiere dejar claro. El aporte de P1cky de F.A en el estribillo decora la canción y demuestra que detrás de “Vi&Gi”  hay muchísimo trabajo y amor.

Lo que sigue es un relajo sonoro ya que desde el primer segundo se escucha el vitoreo de la gente de fondo y aparece el enorme Milo Moya con un beatbox al mejor estilo Milo y el flow, ese flow único de Kofke 117. El tema se llama “Intermiloo” y funciona a la perfección para introducir al oyente en la recta final del disco. Con tiempo hasta para la cumbia este interludio te mantiene alerta de lo que viene. Y lejos de esperar un boombap, Rayo desparrama sus barras en una pista de trap en lo que es “Que se pudra”, una base increíble de Mpdhela que contó con el apoyo de Pablo Bendov, baterista de Miss Bolivia. Dije que después de “Si Supiera” arranca otra parte del disco con un Rayo más suelto y en «Que se Pudra» eso se puede comprobar.

Y luego de este trap potente llega el último tema del álbum llamado “La vida real” que fue producido por Tweety Gonzalez, un genio de larga data en la música nacional y cuenta con la colaboración de Michelle Bliman en voces, Fernando Samalea en la batería, Fernando Kabusacki en la guitarra y Matías Mango. Rayo elige terminar “Vi&Gi” con un soul y para mí, es una sabia decisión. Una gran base para ir jugando con el flow made in Fiorito, ese que quema en cada barra. Un tema diferente que despide un disco bárbaro. Una linda manera de decir ¿hasta luego? Porque luego de “Vi&Gi” estamos esperando y sin meter presiones, otra entrega de este gran artista que sin dudas, eleva a nuestro amado rap argentino. “La calle es la verdad” repite una y otra vez Rayo antes de la nueva entrada de Michelle quien le da ese toque a “La Vida Real”.

Así termina “Vi&Gi”, un disco completísimo. Un trabajo fino que inicia con pista y finaliza con banda. Más de media hora de buena música, buenas líricas y un corazón que late en cada canción. Rayo y sus aliados han conseguido en este trabajo rozar la perfección y sin dudas han puesto la vara muy alta. No quiero apresurarme pero me arriesgo al afirmar que este será uno de los mejores discos del año. Con mucho laburo atrás y sin vender humo, Rayo aka Big Buda nos regaló uno de los motivos más lindos durante este histórico aislamiento obligatorio. Recomiendo mucho escucharlo y recomiendo muchísimo más aún escucharlo más de una vez para entender la mochila que lleva cargada este álbum. Es “Vi&Gi”, la realidad más sobresaliente del rap argentino por estos días.

 

Si aún no lo escuchaste, hacelo desde ACÁ

 

VOLVIMOS PARA SER MEJORES.

Por Staff Revista Flow – @revistaflow.com.ar 

Todo renacer es bueno. Nos tomamos un descanso para evolucionar, para crecer y para seguir intentando hacer un periodismo serio y comprometido con el Hip Hop argentino. Como siempre decimos, los proyectos autogestivos no son sencillos de mantener en un país tan cambiante, pero la magia del amor por lo que hacemos logra que Revista Flow se mantenga en pie y más viva que nunca.

Volvemos porque amamos lo que hacemos y porque la cultura que amamos así lo merece. Cambiamos porque sentimos que debíamos hacerlo y nos tomamos este receso como un recreo mental para continuar por el camino que veníamos. Creemos en el periodismo, creemos aun más en los valores que esta cultura emana y promueve, por ello, evolucionamos. Revista Flow nació hace casi tres años y nos veíamos en la obligación de barajar y dar de nuevo. La misma esencia, la misma identidad pero con cara nueva, con una apariencia diferente. Eso es lo que buscamos y lo que creemos que conseguimos.

Volvimos con más responsabilidad, entendiendo que luego de un tiempo de vida hay que hacerse cargo de cosas e intentar aportar más de lo que hayamos aportado y estamos trabando por y para ello. En fin… volvimos para seguir haciendo periodismo de Hip Hop, volvimos para seguir haciendo lo que nos gusta… volvimos para ser mejores. Bienvenidos.

«NOAL CREW: Sacrificio y autosuperación contra todos los pronósticos»

Córdoba, primeros días de enero. Un fernet y ese acento tan caractéristico se hacen presentes en Revista Flow. Suena mi celular y la primera entrevista de este nuevo año es una realidad. Del otro lado están el Flako Flaking, Gnoxis, Deko, Synchro, AlanSnog y Don Bass, amigos, hermanos del Hip Hop y de la vida, que en conjunto forman Noal Crew o No Alineados Crew, una de las más antiguas de Córdoba y del país.

Directo desde la docta y a poco menos de 2 años del lanzamiento de «Avanzando al Sol» su primer disco, estos pibes viven el Hip Hop a pleno, con el rap como motor y prometen un 2020 cargadísimo de música. Con ellos hablamos largo y tendido de todo un poco. Con una vision critica, consciente y en donde esa experiencia es demostrada, estos hermanos nos cuentan sus sensaciones en una entrevista imperdible.

Agosto de 2018, sale Avanzando al Sol ¿Qué nos puden contar hoy a más de 1 año de su lanzamiento? ¿Cumplió las expectativas?

Lo sentimos como un gran logro, luego de tantos años de amistad, shows, temas, juntes, pistas, freestyles y otras yerbas, poder concretar un primer disco como crew es algo hermoso y cargado de emoción y significado «12 años que se imprimen en un mix hardcore». Respecto de nuestras expectativas grupales, lo sentimos como superador. Imagínate que el disco se venía gestando aproximadamente desde 2013. Entre idas y vueltas, aciertos y contratiempos, sumado a la enfermedad de nuestro hermano Chicho El Ser y su posterior trascendencia a otro plano, nos hizo ver qué pasó mucha agua bajo el puente. Y lo que nos dejó fue ese sentimiento de empuje que significa «Avanzando al sol».

Ustedes como crew se formaron en 2006… ¿Qué sienten que cambio en el HH desde entonces?

Los cambios han sido muy notorios, en especial a partir del auge del internet y las redes. Las plataformas digitales y de distribución de contenido cambiaron las reglas del juego, mutando a una nueva era digital a donde a veces lo más viral no representa en sí lo más “real” digamos. Antes el Hip Hop se trataba de una forma de insertarse a la sociedad, un estado de consciencia. Ahora la faceta que más rápido le llega a la gente es la de la industria musical, donde ya lo que se dice no hace falta que se respalde con actos o que represente la cotidianidad del artista sino, antes bien, se respalda con la cantidad de “followers”. Hoy pasa que cada dos por tres aparecen nuevo artistas virales que jamás se los vió compartiendo espacio y tiempo con la gente de la movida. Así como productores que entran en la movida aprovechándose de la proliferación de público pero sin dejar nada a cambio salvo costos muy altos para organizadores de eventos por su “peso mediático”.

¿Cómo ven al Hip Hop argentino en la actualidad?

En la actualidad, el HH argentino está mutando de acorde al pulso mundial de consumo, pero hay que saber diferenciar algunas vertientes: Por un lado, la movida del freestyle mantiene un crecimiento sostenido desde hace varios años, siendo Argentina un bastión de la disciplina a nivel mundial para habla hispana. Por otro lado, el trap generó la emergencia de un montón de muchos artistas muy talentosos y originales, abriendo puertas a sellos y disqueras para proponer (o a veces imponer) condiciones y contratos. Lamentablemente, siempre sucede que el foco está puesto en lo nuevo (y muchas veces efímero) y no en trayectorias. Pero ya conocemos las reglas del juego. No renegamos de ello. Somos nuestro propio sello independiente. Por último, creemos que el 2020 marca un retorno al boombap en general. El trap es un género que explotó por sí solo y, en algún punto, también marcó un camino. Sin embargo, la esencia del HH siempre ha sido la protesta social y la visibilización de situaciones de vulnerabilidad; los últimos años en Argentina han sido devastadores en lo económico y social, y naturalmente la gente tendrá mucho que decir al respecto para poder reinventarse y resurgir. Una cuestión muy cotidiana en Argentina.

Si bien son de una plaza importante a nivel nacional, ¿Sienten que el HH está centralizado en Buenos Aires?

Musicalmente hablando, siempre la industria estuvo centralizada en Buenos Aires. No sólo por una cuestión de cantidad de producciones sino, y principalmente, por el crecimiento de público de los últimos 10 años. En Buenos Aires, si uno tiene el tiempo y la posibilidad, hay movida HH de lunes a lunes y muchos espacios disponibles para ocupar musicalmente. En el caso de Córdoba, la situación es muy particular, ya que en nuestro suelo hay movida HH desde principio de los ‘90 pero siempre ha sido un escenario difícil de conquistar, principalmente para los artistas locales. El público, en términos de cantidad de gente, ha crecido bastante pero sin conocimiento de la historia del HH de la ciudad sino más bien impulsados por las tendencias y la moda. Por lo que se hace muy difícil, a veces, la autogestión de eventos o conseguir tratos con organizadores que estén a la altura de la dedicación, trabajo e inversión que hacen algunos artistas para sus presentaciones. Siempre está el discurso de que “sirve a la banda para mostrarse” o “te ofrecemos consumisiones y lista free pero no hay caché”, como si los traslados, la sala de ensayo y las horas de estudio se pagaran con fernet. Nosotros hemos transitado gran parte de esa historia. Lo más importante es mantenerse real , sabiendo que nuestro lazo con la música va más allá de las tendencias y corrientes, porque es un trabajo de por vida.

¿Qué le sobra y que le falta al HH argentino? 

El Hip Hop argentino tiene algo muy particular: le sobra talento y capacidad productiva para la generación de contenido. Por el contrario, los accesos a distintos niveles de difusión están restrictos para la mayoría, cuestión común en la industria musical suponemos. Pero además, nos referimos con la difusión a una escala profesional, ya que mucha gente -incluso desde la autogestión- tiene propuestas escénicas y musicales muy profesionales pero sin el reconocimiento que merecen. Por otro lado, creemos que al hip hop argentino le sobra flow y creatividad para sorprender en todos los niveles, algo que coincide con nuestra identidad como pueblo. Sin embargo, falta más gente que apueste a lo local, en todos los ámbitos nacional, provincial, municipal de forma tal de generar más espacios para el posicionamiento del género. Nuevamente, el caso de Córdoba, hay pocos escenarios prestos a cultivar y dar lugar al hip hop en todas sus vertientes, porque anteponen siempre la ganancia como condición. Cuando la realidad es que la ganancia vendrá de la mano de la generación de público genuino y local. Es una paradoja.

Año nuevo, proyectos nuevos ¿Cómo los trata este 2020? ¿En qué están laburando?

Para el 2020 tenemos planificada la generación de mucho contenido, tanto de la banda como de cada uno de sus miembros en lo individual, apuntando a incrementar nuestro nivel de difusión e impacto. Para ello, estamos y hemos decidido llevar a Noal al status de sello discográfico y poder centralizar todos nuestros lanzamientos a través de éste, en todos los canales y plataformas disponibles. En cuanto a contenido, la idea es trabajar sobre nuevos ritmos, más frescos, compuestos, dando un salto no solo en cuanto a la calidad musical en sí, sino también a la performance del show en vivo. En carpeta tenemos para este 2020 el lanzamiento de muchos nuevos temas de Noal (banda) en formato single con vídeo incluido, sumado al lanzamiento de proyectos paralelos: Gnoxis con su primer EP solista, Deko con “Clase 79” (disco), Synchro con EP solista y Flaking por partida doble, un material solista y un material producido junto con Don Bass y Alan Snog que lleva el nombre de “Double Dragon”.

El año pasado tocaron en Baires ¿Cómo fue la experiencia?

Excelente, como siempre que vamos para allá. Tenemos muchos amigos con los que compartimos camino desde el comienzo y gente te recibe como uno más de la familia. La gran ciudad es un lugar sumamente desafiante en cuanto a presentaciones y siempre que llevamos nuestro material se recibe con respeto y buena onda, por lo que siempre es necesario estar a la altura. Es muy lindo volver al lugar donde se siente la magia de la cultura HH, y sobre todo cruzarte con gente que está al tanto de tu material y te agradece poder compartir con ellos. A veces es difícil poder coordinar con organizadores o gestionar los medios para hacer una presentación de la formación completa, pero de a poco y a fuerza de trabajo, sobre todo, las puertas se van abriendo. Para este 2020 tenemos en mente, y como uno de los objetivos del año, lograr una fecha con formación completa y volarle la peluca a la gente.

Definan a la Crew en pocas palabras

Mucho sacrificio y autosuperación, contra todos los pronósticos. Una de las crews más viejas del Hip Hop nacional que actualmente se mantiene en actividad como crew y como banda.

Estuve chequeando sus redes y se nota el laburo serio… ¿Cómo trabajan eso? ¿Cambiaron la visión de un tiempo a esta parte en cuanto a la profesionalización?

Actualmente, en cuanto a nuestras redes, estamos haciendo hincapié en la organización y gestión tanto del contenido como de los anuncios de lanzamiento y la promoción de nuestro material. Para poder dar un salto de calidad en este sentido, trabajamos junto con “Fraktal” parte del equipo de Noal, siendo el encargado del diseño gráfico y community management. Periódicamente mantenemos contacto y nos reunimos con él para discutir e intercambiar estrategias, ideas y conceptos que acompañen y complementen nuestra propuesta musical. El principal objetivo de este cambio de enfoque es generar nuevos nichos de público y tener un mayor alcance en cuanto al día a día en la escena nacional. Otro paso crucial para la profesionalización es registrar nuestros temas en SADAIC. En cuanto a lo técnico y lo artístico, estamos en la búsqueda constante de opciones y propuestas. Es un crecimiento que se da de forma natural, que nace desde nosotros y en el que muchas veces se expande con la colaboración del trabajo de gente en la que confiamos para que los tracks, videos, y shows sean cada vez mejores. Nuestro objetivo este 2020 es lograr un show que no se centre solo en lo musical, sino que proponga intervenciones y cambios de dinámica para que el público se lleve consigo realmente una experiencia artística.

NOAL CREW proyectos a corto y mediano plazo.

A corto plazo, durante el mes de enero tenemos planificado el lanzamiento de 4 singles nuevos por el sello de Noal (3 tracks de Noal y un single adelanto del próximo trabajo de Flaking). Para Febrero se vienen otros 4 singles nuevos para adelantar los EP que se están trabajando en Surestada Rec, y así… la idea es tratar de generar material para poder sostener ese ritmo todo el año. Por suerte, el 2019 nos encontró con muchas producciones para terminar así fue sumamente necesario calendarizar los lanzamientos. A mediano plazo, el proyecto más ambicioso es dar inicio al 2do disco de Noal, tomando la calidad de sonido lograda para el disco anterior como base. El próximo material será superador a todo lo anterior en todos los sentidos.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

 

 

 

SOCRE – REVOLUCIONARIA MENTE (2020)

La casa rosada y el obelisco en llamas. Hay cóndores apostados sobre ambos. Un helicóptero los sobrevuela y se le caen dolares (Cualquier referencia a De La Rúa es pura coincidencia). Abajo, una multitud de gente liderada por un procer levantan banderas y agitan la calle. En la otra imagen el congreso, también prendido fuego. Asediado por un Lanata King Kong y una Lilita Carrió Godzilla. Vemos los elementos que se repiten y la turba enfurecida siempre presente. Un retrato de una realidad que no se aguanta más. 

Y quien toma el papel del procer acá es Socre, que en su nuevo mixtape Revolucionaria-mente” nos ofrece 4 temas con un rap que apunta a tomar conciencia, denunciando las injusticias que sufrimos a diario y a veces no nos damos cuenta. Mostrando que la revolución no empieza en la calle, sino en la cabeza de uno. 

El mixtape arranca con una intro similar a la tapa (un collage de audios icónicos argentinos y scratches) seguido por “Nunca dejes de rapear” donde Socre nos termina de pintar el cuadro y sirve de manifiesto a la actitud del MC. La importancia de no dejar de hacer lo que uno ama, en su caso, el rap. 

Después le sigue “Wake up” (El único tema del tape que cuenta con un videoclip) y como su nombre lo indica, es una cachetada para despertarnos. Socre lo resume de esta manera hay muchas cosas que distraen y cada uno carga con su cruz pero abrí los ojos y fijate que pasa, ES HORA DE ACTUAR!”

“Despejarme” describe la sensación de querer relajarse cuando tenes la cabeza atormentada por problemas. El coro lo resume perfectamente «Ya recordaste esto? Ya recordaste aquello? Queres que te abrume nuevamente con sucesos? Si queres que me calme y que ya no sea un cuento, mejor que me des pastillas y alcohol en exceso»

Por último “Bye bye” cierra el disco con esas ganas de romper todo. De irse a la mierda, cansado de soportar una sociedad que vende ilusiones falsas y no parece arreglarse.

En los beats el sampleo es mínimo, con una calidad baja hecha a propósito para hacer un buen contraste con la batería que resalta con bombos y cajas secas. Acompaña una línea de bajo limpia y redonda. Y siempre hay algún sinte o fx rellenando los huecos. Toda la producción la realiza Invasor Records, quien logra un boom bap bien producido con instrumentales que generan climas oscuros, tensos y misteriosos.

Socre, siempre enfocado en el tema, lo encara tirando barras que pasan por la ironía y el humor ácido hasta declaraciones serias, sin perder nunca la actitud contestataria. Y desde ya vamos a encontrar menciones de la política y la actualidad argentina.

De principio a fin, el rapea solo. No hay ningún featuring. En casi todos los temas hay algún apoyo de Munné (el productor) y aparecen algunas otras voces como los coros y gritos de Biankush (Amiga de Socre) en “Nunca dejes de rapear” y un grito de la madre de Munné en “Bye Bye”.

Escuchá este gran EP acá

Por Juan Guzman (@juanguzmandotto)

 

Fianru, Nucleo y Urbanse abren el año en Lomas.

Llega un nuevo año y con el nuevos eventos, nuevas fechas, nuevas expectativas. El rap nacional no para y nosotrxs debemos estar a la altura de todo lo que se viene logrando. Por eso venimos a decirte que se viene un FECHON ideal para sacarnos la modorra después de las fiestas y agitarla a puro erre a pe.

Este 2020 arrasa con todo y el rap sigue muy firme, con ganas de seguir apoderándose de la escena nacional como ya lo viene haciendo y para esta ocasión les traemos una fecha para empezar este año con todas las pilas. ¿Cuándo? El Viernes 17 de Enero desde las 21 hs. ¿Dónde? en el C.C No Me Olvides (Av. Meeks 490 Lomas de Zamora) y de la mano de la productora polara.arg. Los artistas que nos van a estar acompañando en esta ocasión, son 3 personas que vienen de hace muchos años rompiendo tarimas y llevándose el respeto de toda la gente, hablamos nada más y nada menos que de, Fianru,  Nucleo aka TintaSucia y de Urbanse. Tres bestias de nuestro amado rap argentino que  van a dar una performance que les va a erizar la piel y a cebar tanto que van a terminar agitando con un puño arriba como siempre. Como ellos saben hacerlo.

No hace falta mucho más preámbulo para describir a estas bestias sudamericanas del rap, sino que simplemente mencionando el nombre de “La Coneccion Real” ustedes mismos van a saber de qué calidad de show estamos hablando, así que los esperamos para compartir juntos una velada única y que da inicio a un año lleno de Hip Hop.

Recuerden, este Viernes 17 de Enero del 2020 a partir de las 21:00 hs. en el C.C No Me Olvides (Av. Meeks 490, Lomas de Zamora), estalla al son del Boombap, sin más vueltas, las entradas anticipadas se van a estar disputando con un descuento y a través de www.eventbrite.com.ar por la suma de $300 (para pagar con tarjeta de crédito). quedan debidamente notificados del primer show de este año que van a dar juntos estos fenómenos, para que los puedas disfrutar a full, Zona Sur explota una vez mas no se lo pierdan.

Por Franco Salgado (@fraan_salgado)

Entre colores, solidaridad y barrio.

Sábado 21 de diciembre de 2019. Estamos a 10 días de terminar un año largo y muy fructífero por cierto. Los proyectos van cerrando sus actividades y esos balances son la muestra del ocaso de los 365 días vividos. Pese a estar en pleno diciembre no hace ni calor ni frío, tranquilamente podría decirse que es un día cualquiera de septiembre y estaría bien, pero no. El reloj dice que son las 11.30 AM y yo me preparo junto a mi familia para vivir una experiencia hermosa, otra de las que me regala el periodismo. 

Desde siempre quise conocer la Famosa Isla Maciel, de chico pasaba en el 159 por aquel puente y pispeaba el Dr. Osvaldo Baletto inmerso en el corazón del barrio y sus alrededores. Uno escucha, lee y se llena de prejuicios estúpidos acerca de este lugar de familia, de solidaridad y de mucha identidad. Los macielenses aman a su barrio, lo defienden, lo cuidan y lo promueven. En simples palabras lo hacen funcionar con todos los recursos que tienen, que dicho sea de paso, no son demasiados. Con la llegada de Nestor, este humilde vecindario conocido por su historia prostibularia ubicado a la vera del Riachuelo pero del lado de Avellaneda, empezó a crecer en infraestructura, en actividades sociales y en muchos aspectos comunitarios, pero aún así, no deja de ser un lugar lleno de carencias que sigue adelante con un corazón gigante. La Isla Maciel encierra una magia difícil de explicar y que se desnuda poco a poco al caminarla.

Como dije hoy es sábado 21 de diciembre y en la Isla, el proyecto social (uno de los tantos que tiene la Isla Maciel) de arte urbano, Pintó la Isla, cierra su año con la clásica pintada, shows en vivo y con la idea de compartir una tarde entre todxs. Antes de seguir con el relato, es necesario o al menos así lo creo, explicar: ¿Qué es Pintó la Isla?. Pintó la Isla se trata de un proyecto totalmente autogestionado que nace en el año 2014 cuando un grupo de alumnos de la Escuela Nº 24 junto con el profesor Gerardo Montes de Oca se proponen empezar a intervenir las paredes del barrio con diversos murales que generen una revalorización del espacio publico y desde donde se va creando una especie de galería artística a cielo abierto. Además de todo esto, son muchas las tareas que realizan desde este proyecto siempre en pos de la solidaridad en la Isla Maciel y con el arte como motor de transformación social. Hay una definición en su página oficial de Facebook que voy a poner textual porque me parece una genialidad explicada en simples palabras: «Pintó La Isla no es un festival de arte urbano sino un proyecto social de pintura urbana que prefiere un mate con un vecino al «me gusta» en facebook».

Son las 12:05 hs. el mediodía azota y el sol le da pelea a las nubes grises. Bajamos del colectivo y empezamos a caminar para la ribera de la Av. Pedro de Mendoza, estamos en La Boca pateando rumbo al Puente Nicolás Avellaneda, aquel monstruo de concreto que une dos barrios muy similares y tan dispares a la vez. Cruzar es sencillo, luego de la puesta en valor que se hizo a partir del año 2010, el puente fue refaccionado y es cuidado y custodiado por vecinos de la zona. Además existe la opción de los balseros que por $10 te cruzan de una forma más rápida, pero que durante nuestra estadía no estaban funcionando. Como dije cruzar es sencillo, atravesamos el puente y nos metimos de lleno en territorio candombero. Mi primera impresión fue trasladarme a las décadas pasadas e imaginar que fueron aquellas esquinas de chapa a la vista. Todo allí es azul y celeste, los colores del Club Atlético San Telmo predominan y le aportan al barrio una afinidad folclórica más que interesante. Al llegar, los adoquines, las casas de chapa y esos conventillos distintivos te marcan el pulso. De este lado de la orilla nos esperaba Brian Sanchez junto a Matías Escobar vecinos de la Isla. Integrante de Pintó la Isla y amigo personal desde hace algún tiempo, Brian, es artista, tatuador, dibujante, muralista pero hoy tiene el rol de organizar y de acompañar a los invitados hasta el lugar indicado. Brian nos hace de guía y nos va contando cosas de este mágico sitio, peligroso para muchos que jamás lo visitaron, imborrable para tantos otros como nosotros que lo recorrimos extasiados por la buena vibra que se respira en la Famosa Isla Maciel.

Murales por aquí, murales por allá, graffitis más, graffitis menos, la Isla Maciel encierra un polo artístico muy poco común en Buenos Aires. Literalmente es una galería artística a cielo abierto. Brian en su recorrida nos va llevando por las calles que emanan una historia tremenda y que encierran en sus paredes el más puro arte popular, aquel que el gran Quinquela Martin supo defender y promover. Si hay algo que sucede en la Isla es que se respira arte, cuando caminas por ella, te vas impregnando de esas paredes, de esas historias y podrías caminar todo el día sin cansarte y sin dejar de poner la vista en tu alrededor.

Brian es un calificado para hablar de la Isla Maciel, nació, se crió y vive ahí desde siempre. Conoce cada lugar, cada espacio y por ende a los vecinos que muy amablemente lo saludan, le hacen bromas y lo invitan con mates. Su amigo, Matías que también nos acompaña y nos hace la recorrida, nos cuenta que el no se piensa mudar «ni por toda la plata del mundo», la Isla es su lugar y no tiene intenciones de alejarse nunca. El sentido de pertenencia con su espacio es contagioso, te hace querer el barrio sin haber estado nunca allí.

Luego de unos 25 minutos de caminata, previa parada en el estadio de San Telmo, entramos a la parte de La Pinzon, un barrio anexo que es donde se celebrará el cierre del año. «Estamos en el límite entre la Isla, la Pinzon y Villa Tranquila» nos cuenta Brian mientras a lo lejos vemos a los primeros artistas pintando sus paredes. Claro, la jornada arrancó temprano y nosotros arribamos cuando los bocetos ya eran una realidad visible. Uno por uno fuimos pasando por los trabajos y en la recorrida no parábamos de sorprendernos en como la vecindad ponía a disposición cada recurso necesario.

El destino final era las intersecciones de las calles M. V Pinzon y Manuel Estevez, ahí en forma cuasi triangular hay una plaza que obró de «centro de operaciones». Allí estaban los tachos de pintura, el equipo de sonido, una mesa, algunos tablones y un parrillero que ya estaba echando humo. Al llegar fuimos recibidos por el gestor de todo este proyecto, Gerardo Montes de Oca que nos da la bienvenida de la mejor manera y nos ofrece algo de tomar.

Punto y aparte para los vecinos, para la solidaridad que se vive en el barrio. Todo, absolutamente todo con lo que se realizó el evento viene de donaciones y en muchos casos de cosas prestadas para la ocasión. Un vecino puso una mesa, otro puso algunos utencillos, otros tantos cebaban mate, mientras que otra se acercaba para ofrecer su casa por la luz. Algo hermoso de ver, sobretodo, en épocas de poca paciencia, individualismo y agresión sin sentido. Lxs integrantes de Pintó La Isla se ocupaban de cada detalle para que no le falte nada a nadie y todos se sientan comodxs. Mientras lxs niños se dividían entre pintura y los juegos de la plaza, los artistas avanzaban en sus murales, eran las 14 hs. y la parrilla emanaba un olor irresistible.

Media hora más tarde, el amo y Sr. del parrillero daba comienzo al gran almuerzo. Mientras «chera» repartía las hamburguesas que fueron donadas por la escuela de la Isla, en la mesa se destapaban las ollas con arroz y vegetales para quienes no comen carne. Llamados por el olor o por el hambre lxs artistas hacían un merecido parate para recargar energías. El almuerzo fue un hermoso momento para compartir todos juntxs en medio de diversas charlas, anécdotas y sobre todo para disfrutar de la comida que estaba exquisita.

Luego del almuerzo, lxs artistas retomaron sus murales y Brian nos siguió contando cosas acerca de este proyecto y de todo lo que se viene trabajando en la Isla. «Más o menos debe haber unos 300 murales en toda la isla, realmente perdimos la cuenta al 200, pero aproximadamente, 300 es el número» nos dice con cara de estar sacando cuentas matemáticas. Cada tanto optaba por alejarme del lugar para apreciar la belleza que tienen los espacios como estos. Es tan fundamental poner el arte como motor para hacer y para articular instituciones que el trabajo que hacen desde Pintó La Isla no es grande, es inmenso. Brian también nos cuenta que desde hace unos años son varias las instituciones que trabajan de forma conjunta en la Isla y que por ejemplo, de Pintó La Isla se desprendió el proyecto del Museo Comunitario Isla Maciel que se encarga de preservar la historia del barrio realizando diversas actividades como visitas guiadas, talleres, etc.

De un tiempo a esta parte, son varias las instituciones que le aportan al barrio sus funciones. Todas o casi todas trabajan de una forma articulada e intentan seguir poniendo su granito de arena para mejorar la calidad de vida en la Isla Maciel. Mientras charlábamos, los murales iban quedando impresos para siempre en las paredes del vecindario lleno de necesidades materiales pero que puede dar cátedra en materia solidaria. Una de las cosas que más me impactó fue el ver tantos chicos y chicas con las manos enchastradas de pintura y con las sonrisas más grandes que he visto dibujadas en sus caras. El arte es hermoso e inmenso y eso en Pintó la Isla lo saben. Cuan importante es cambiar un pincel por un celular, una tablet o simplemente… por la calle.

La tarde continuaba entre sol y nubes pero con la melodía de esos parlantes que no le hacían asco a ningún género musical. Cuando la parrilla quedó libre y los patys eran historia, Chera nos contó lo lindo que se fue gestando con esto y que siente a Pintó la Isla como si fuera un hijo. Además nos dijo que fue tal la aceptación de parte de los vecinos que ahora son ellos quienes piden los murales: «Nuestro miedo al principio era que los vecinos no nos permitan pintar sobre sus frentes, eso era lo único que ponía en peligro hasta cierto punto el proyecto, pero la verdad que paso todo lo contrario y son ellos los que ahora vienen a pedirte que le pintes el frente de sus casa» y como si fuera obra del mágico destino, un auto frenó justo enfrente nuestro y un hombre de unos 35 años se bajo directo a charlar con él, pidiéndole que le pinten su frente. Era un vecino nuevo, no hace mucho se había mudado, se enteró de toda la movida y fue directo a hablar con quien lleva la batuta de esta genialidad desde aquel 2014.

Eran cerca de las 15:45 hs. Los shows estaban cerca y los murales estaban casi listos. Lamentablemente por cuestiones personales teníamos que emprender el retorno. Sin dudas esta visita fue una experiencia trasformadora por varias razones, pero definitivamente, el despojo de esos prejuicios fue el puntapié inicial a un recorrido sin igual. Realmente la Isla Maciel encierra una magia muy particular y dentro del barrio uno puede apreciar todo ese color, ese folclore, ese clamor popular por lo propio. Mates con vecinos, infinidades de actividades sociales y una solidaridad poco vista en otros lugares, hacen de la Famosa Isla Maciel un lugar hermoso. Pintó la Isla es una realidad palpable, necesaria y altamente contagiosa.

Era hora de despedirnos y de emprender esa caminata por las calles decoradas de los más lindos murales. Una galería a cielo abierto, un monumento vivo al arte urbano. Cuando el gigante de acero se podía ver, era hora de decir «adiós hasta luego» y es el «hasta luego» más real de toda mi vida. La Isla te abraza y creanme que es imposible no sentir deseos de volver y poner un granito de arena en pos de todos estos proyectos. Cruzamos nuevamente el puente y nos sumergimos en La Boca. Esquivando turistas y oportunistas llegamos a la parada del 64 para regresar con el cuerpo lleno de sensaciones y las retinas colapsadas por el arte urbano en estado puro. Una tarde distinta entre colores, solidaridad y barrio.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

Fotos: Melani Garcia Tapia (@encabrada)

Gracias a todxs los miembros de Pintó la Isla, a lxs vecinxs de la Isla y a lxs artistas.

Mira todas las fotos de la recorrida:

 

 

 

Top Five – Los mejores de la década by Chavo Ruiz

Cuando termina un año se hacen balances, rankings, lo mejor y lo peor. Analizamos como fue en todos los rubros. Y el fin del 2019 tuvo una particularidad especial, ya que era el cierre de la década. Entonces esos ránkings, que nos encanta hacer, se incrementan notablemente. Y uno no escapa al desafió de hacer uno. Por eso, en Revista Flow, vamos a hablar de los 5 mejores discos de Rap Argentino que fueron editados en esta década.

Tengo que aclarar varias cosas antes de empezar a hablar de estos discos. La lista no es un ranking, aunque quizás lean cual es para mi el mejor, opté nombrarlos en orden cronológico. Deje algunos discos afuera de amigos que considero que tendrían que estar, pero mi cercanía con ellos hace que pierda objetividad, y es por eso que no están. Tal vez, el que lea esto no este de acuerdo y le parezca que falta algún disco. Pero es una lista ultra subjetiva y que se rige en el gusto del que la escribe. Nadie es dueño de la verdad y mucho menos si hablamos de arte.

FIANRU «Blanco & Negro» (2014) 

Este disco es el tercer disco solista de Fianru, la producción esta a cargo de UZL. Podríamos considerarlo un ep porque tiene siete temas. Y a mi entender es un disco que marco una tendencia en el rap argentino. Ya que después varios artistas usaron el mismo estilo de beats y muchos mcs copiaron el spanglish de las líricas.

El concepto del disco se puede encontrar en su título, desde la tapa, el sonido, las letras, la temática, todo tiene que ver con la oscuridad y la luz que tienen las noches de Buenos Aires. Fianru y Tikranz crearon una banda sonora para recorrer el sur de la ciudad cuando la luz del sol se va. Todo lo que escuchamos en canciones como «Donde conspira» es lo que podríamos ver en la ciudad desde la ventana de un colectivo que viaja por la Av. Saenz cuando recorre el barrio de Pompeya.

UZL le dio el terreno donde Fianru puede demostrar porque se merece el título de referente dentro de Rap Argentino. Las colaboraciones del disco son excelentes, Aspeck, Orion XL, Bib Deiv y Dj Destroy.
Este es un trabajo que nació clásico, uno de esos discos que te gustan desde el principio y que cuando lo volvés a escuchar te das cuenta porque se merece estar en este ranking…

Devak24 «Antes es vivir que filosofar» (2015)

Devak es un estandarte del underground matanzero. Uno de esos personajes que vivieron 10 vidas. Lleno de experiencias que uno jamas se atrevería a vivir. Y este disco doble lo demuestra desde el principio, un disco que a mi modesto entender, es el pico del rap under argentino. Un trabajo que demuestra que no por ser under hay que sonar mal, que también en el under hay gente que se desvive para que el producto terminado suene casi perfecto y lo que le falta quizás sea la causa de que sea under.

Como el arte de tapa lo muestra es un disco de cuarto oscuro, de laboratorio, de estar sentado 24 horas hasta que el tema quede bien. Como me dijo Devak «Un disco prolijo, para gente exigente». Casi una hora y media de beats low fi con líricas oscuras llenas de humo, de esos bondis que recorren la ruta 3.

Tambien entre todo ese humo hay temas como «Un solo cuento» una especie de G- Funk matanzero que tiene la colaboración de Iluminate. Si hablamos de colaboración A.Q.V.F es una maravilla. Esta lleno de exponentes que elevan el disco sin opacar al mc principal. Porque si bien hay muchos mcs buenos, jamas perdemos de vista que Devak es el principal y el que lleva la dirección. Me da la sensación, que el disco va en un viaje al que se van subiendo diferentes mcs para compartir un tramo de ese viaje con Devak.

Podría decir que «Perímetros» es mi track favorito, tema que cuenta con la participación de Aspeck y M.O. Pero no podría dejar de recomendar «Bushido», «Moais» con Fraktal, Don Bass, Boriyan Zoo, El Juan y Posmer.
Lamentablemente es un disco que no tuvo la repercusión que sin dudas tendría que haber tenido. Por eso les dejo un consejo, si están leyendo esto y jamas escucharon este disco, no pierdan mas tiempo, se van a encontrar con el secreto mejor guardado del rap under argento.

Orion XL «Kaos & Armonía» (2015)

Entreviste a Mauro Verdi (Myt Beats) a mediados del 2014, me trajo algunos temas que iban a formar parte del nuevo disco de Orion XL. Antes de salir al aire los escuchamos, si mi memoria no me traiciona el primer tema que escuche fue «Reason N’ Power» y me explotó la cabeza. ¿Qué era ese tipo escupiendo verdades como una ametralladora? ¿Ese estribillo? ¿Ese beat? ¿Esos hammonds? Mientras, Myt me explicaba que eran músicos de Afromama. Cuando pude reaccionar lo único que le pude decir fue: ¡Esto es una bomba loco!

Casi un año y medio después, me pasó el disco completo y pude comprobar que los temas pueden mejorar su versión demo y pude comprobar lo qué me dijo Mauro: «Hoy pude contar con la gente para producirle al Chino el disco que siempre quise hacer con el».

Kaos & Armonia es la perfecta conjunción entre el mejor Mc argentino y un equipo de producción que trabajo para bridarle un escenario donde poder demostrarlo. Ese equipo tiene tres cabezas, el mencionado Mauro, German Vidal (Cerebro de Afromama) y Demian Marcellino (guitarrista de Los Cafres).

¿Qué más decir de este disco? Álbum que considero el mejor disco de Rap Argentino de toda su historia. Un disco que demuestra que un rapero puede meterse en cualquier estilo y seguir sonando Hip Hop. Porque podemos sumergirnos en el universo majestuoso que nos propone «Epifanía». Hacer pogo rockero con «Cuarto Mono» El tema donde la bateria orgánica escapa de tantos intentos fallidos de poner un baterista en una pista rapera. Hay reggae, balada, rap clásico, funk. Es un disco muy musical, un laburo irrepetible.

Cada vez que lo vuelvo a escuchar, le descubro sonidos nuevos, el disco que demuestra que un rapero ante todo, es un artista y que esos discos que nos hicieron enamorar del género, también se pueden hacer en Argentina.

Mario Castro » El G-Funk desde el Barrio» (2016)


Mario Castro es un Mc del barrio de la Boca, el máximo exponente Argentino del G-Funk. Uno de los raperos más reales que pisan nuestro suelo. Para este tercer disco editado en el año 2016, se junto con los chicos de Grey Music Family y de esa forma pudo lograr su trabajo mas prolijo. «El G-Funk desde el Barrio» es un disco dedicado a los barrios bajos, enfocado al Barrio de La Boca. Dedicado a la gente humilde que es discriminada a diario en nuestra ciudad, a los que no tienen voz, con un lenguaje callejero que escupe verdades, que a veces, solo entienden los que viven esa realidad a diario.

Si hablamos de los mejores temas del disco podemos nombrar «Lo Malo Pasa», «Hoy Dejame Lai» y «Disparando con odio» por nombrar solo tres, porque los 12 temas son tremendos. Todo fan del G-Funk tradicional californiano debería escuchar este gran disco que demuestra que el buen gusto también vive en los barrios bajos de la Argentina.

Kraneando Actividad «El secreto que hay que saber» (2017)

Este es el segundo disco de Kraneando Actividad, el dúo formado por Antuzapien y Sudaca. Un disco que esta dentro de los mejores del rap argentino. En este trabajo el dúo trabajó muy duro para lograr un producto super profesional, y mas allá de que hay temas que suenan con el clásico sonido del genero, podemos encontrar temas como «Soy un idiota» o » Bastante Picante» que son bastante jugados para una banda de rap. Esa búsqueda es para mi, el concepto del disco, como si el secreto es saber hacer rap navegando distintos estilos musicales.

Para lograr eso se juntaron con músicos que entendieron esa búsqueda y permitieron que esas ideas fueran plasmadas en la pista. En este disco, Sudaca, demuestra que mas allá de ser un buen beatmaker también puede ser un productor que sabe buscar músicos para desarrollar las ideas que tiene para sus beats. Y también pone al Antu al nivel de los grandes Mcs de Agentina. Se lo nota súper cómodo en todos los tracks, como si fuera navegando con fluidez por todo el disco adaptando su rapeo a lo que le exige cada pista.

Creo que este segundo disco de Kranenando, les mostró un camino jugado. Camino en el cual se sintieron cómodos y que van a seguir transitando de ahora en más.

Como dije al principio, las listas siempre son polémicas o discutibles y nadie tiene la verdad en materia de música. Pero estos cinco discos, para mi, fueron trabajos muy destacados en materia de rap durante la última década. Para vos ¿Cuáles fueron los 5 discos más sobresalientes de la década?… El Chavo Ruiz pa lo que uste mande…

Por Javier «el Chavo» Ruiz (@chav079)

CHAU 2019, HOLA 2020. ¡GRACIAS!

Mientras el ocaso del 2019 se empieza a sentir yo escribo. Pienso y escribo. Analizo y escribo. Hago una pausa, respiro, recuerdo y sigo tipeando. Es que este año nos dió motivos de sobra para seguir apostando. Aún falta, es verdad, pero falta menos, los sucesos acontecidos durante este fructífero 2019 son la prueba de que el Hip Hop argentino está listo. Faltan detallecitos pero se encuentra maduro para afrontar el siguiente nivel.

El año arrancó manejado por la inercia de un 2018 inmejorable. Con muchas expectativas y muchísimos artistas emergentes que poco a poco fueron conquistando más y más. T&K, Acru, Wos y, desde la feliz, Zica y Ronpe 99 (Rapstinencia) son, quizá, los que llevan la bandera de la juventud. Otros, los legendarios, los de siempre son los que no pararon un segundo de trabajar en pos del crecimiento de la cultura. En materia Rap, Argentina, creció durante este año y eso es innegable. Si bien el trap sigue copando y dominando esta parte del mundo, no hay que resignarse y hay que seguir por este sendero de trabajo, sacrificio, profesionalismo y mucha música.

Sin dudas y consolidando lo realizado el año pasado, el mundo del breaking se asentó en nuestro país y con el Centro Cultural Recoleta como lugar y la gente de Fuera de Limite Clan como abanderada llegó a lugares impensados. Además de tener al grupo Los Langueros representando al país en la competencia Battle of the Year que cumplió 30 años este año, los bboys y las bgirls cada día tienen una mayor incidencia en la cotidianidad de la cultura. Muchas son, por ejemplo, las escuelas de baile que hoy incluyen «hip hop» entre sus clases y eso es una muestra de lo que esta logrando la disciplina en Argentina. Aprovecho la volteada para pedir que se tenga en cuenta al breaking como disciplina olímpica. Teléfono Comité Olímpico Internacional.

En materia de producciones hay muchas y para todxs los gustos. Los videoclips tienen una clara importancia y eso los hace cada día mas atractivos y donde se puede apreciar el trabajo de las productoras independientes. Somos y me incluyo, la generación de los sueños e ir a por ellos tiene que ser un objetivo al que nunca hay que renunciar. Nunca. La autogestión se banca desde la autogestión y creo que el «mundo de los emprendedores» en la cultura Hip Hop creció muchísimo y para bien. Mejores estudios, personas que se capacitan, mayores y funcionales estructuras de trabajo, hacen de la escena nacional, un movimiento emergente, juvenil, fresco y con todos los condimentos para conquistar el país.

Pero no todo muere ahí. La cantidad y calidad de visitas internacionales sigue en aumento. Cada vez que un/a Mc o que una banda pisa nuestro país el impacto que genera es muchísimo y salvo contadas excepciones, los recintos explotan de gente con puño arriba. Argentina tiene al mejor publico del mundo y eso en la doble H está demostrado. La vara está alta y este 2019 deja en claro una cosa: El Hip Hop argentino es cosa seria.

El graffiti, elemento visual de la cultura, también se asentó y poco a poco fue copando cada rincón del país. Pasear por las grandes urbes es una invitación al graffiti. La calidad de los trabajos son tremendos y la calidad de los artistas es infinita. Argentina, con Buenos Aires con epicentro es ya una capital mundial del graffiti. Además, durante este 2019 fuimos sede del Festival de Arte Callejero Latinoamérica que se realizó durante los meses de abril y mayo y que a lo largo de casi un mes inundo la ciudad de graffitis, murales, stencils y pegatinas.

El periodismo también fue motivo de crecimiento. Muchos medios nuevos, otros que siguen más vigentes que nunca y unas ganas de ejercer desde la seriedad un compromiso por la cultura en materia de medios. Programas de radio, páginas, canales de YouTube y diversos proyectos se han ido consolidando a lo largo de los años y vieron en este 2019 una oportunidad de asentamiento. Desde acá mandamos un fuerte abrazo y el máximo respeto a todxs lxs colegas que día a día hacen el esfuerzo de continuar trabajando en pos de la cultura, siendo esta no muy redituable y redoblando el sacrificio del trabajo, familia y rutina.

Además de todo lo expuesto, considero a este año como un momento de quiebre. ¡El Hip Hop llegó a la tele, en prime time y por la Tv Pública!. ¿Existe algo mejor? No, no existe. Si nos ponemos a analizar creo que el estreno de Broder marca un antes y un después en la escena local. Este trabajo conquisto el horario central de la Tv Argentina y se transformo en la primera serie de Hip Hop de América Latina. ¡Una locura!. Gran trabajo en la dirección de Mauro Perez Quinteros y de todo el equipo que hizo de Broder una realidad irrefutable y que sin dudas deja una huella imborrable en la cultura nacional.

Sin dudas este año paso de todo. Se creció, se lucho para ir por más y se siguió conquistando el mapa. Si bien el trap, como dije, sigue (inexplicablemente para mi) teniendo la trascendencia, mal o bien, eso retroalimenta un poco al Hip Hop. Hay quienes dicen que forma parte de la cultura, otros que nos negamos a eso por una cuestión de valores, la doble H creció, se asentó y sin dudas tomó fuerzas para continuar por este camino.

Si algo es seguro es que: No hay que aflojar. No hay que renunciar a la profesionalización de todas las áreas que componen la cultura. La unión completa y más «formal» es el próximo objetivo a trabajar junto con la defensa de la cultura. Las modas son modas y modas quedan, pero la cultura es eterna y debemos velar por eso. El Hip Hop, al menos en nuestro país, siempre fue un movimiento under, carente de estructuras de trabajo serias y creo fervientemente que el momento ha llegado y es ahora. El impulso de este gran año, debe y tiene que ser aprovechado para que el próximo, esos objetivos «no cumplidos» lleguen a buen puerto.

Si hay una certeza ahora mismo es que el Hip Hop argentino llegó para quedarse. Está listo para seguir creciendo y sin dudas es cosa seria en materia artística, social, política y por ende, cultural. La escena nacional está madura y si logramos que los guerreros que la pelearon cuando era por nada, se unan a los recién llegados, que se encontraron un movimiento más solidificado y con mayores posibilidades de acción, la actualidad va a ser aun mejor.

¿Qué falta? Lo que falta hace años. La materia pendiente: la unión. Y acá es donde el rap se diferencia del mundo trap. En el trap, la escena se acompaña, se apoya, donde va uno van todxs y eso genera una retroalimentacion asombrosa que hace que la escena crezca. En el rap eso no sucede, vamos camino a, tal vez, no lo sé. Pero de momento no existe y eso hace que las cosas cuesten más.

Espero como periodista, como amante de esta hermosa cultura, que el 2020 sea tan bueno y más como lo fue este año. Espero también, que la flecha siga en sentido ascendente y que de esa forma el Hip Hop llegue a más lugares. Sin dudas hay mucho trabajo detrás para que eso suceda y así debe ser. La cultura Hip Hop es de todxs y debemos cuidarla de las aves rapaces que degluten todo a su paso.

Así despedimos este gran año. Quiero además, agradecer en nombre de todxs los que hacemos Revista Flow a lxs artistas que nos han regalado minutos de su tiempo para charlar con nosotros, a los productores de eventos que nos han permitido cubrir y trabajar con mucha tranquilidad. A ustedes, lxs lectorxs que son quienes marcan el pulso de nuestro día a día y que en definitiva son por quienes seguimos adelante. Además quiero mandarles un fuerte apoyo, respeto y agradecimiento a todxs lxs colegas que dedican su contenido al Hip Hop. Aguante Argentina, aguante el Hip Hop argentino y como deseo de fin de año: Queremos una Latinoamérica libre y unida.

Que tengan un gran fin de año y un excelente comienzo del próximo. Nos vemos el 2020 con más periodismo serio y comprometido con el Hip Hop.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)