CLIN CAJA.

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

A veces la idiotez no tiene límites. Influye, molesta y hasta en ciertos casos te hace reír… pa no llorar. Fiel reflejo de ese atrofiamiento mental son las declaraciones de un tal Paco Amoroso durante una entrevista con Revista Anfibia. Ojo, no me voy a hacer el gil y a decir que antes de esto no sabía quien es Paco Amoroso, por supuesto que lo conozco y aunque no consumo su música, sé, y con mucha pena lo admito, que es un modelo actual de lo que la música creen que es… y mucho peor, muchxs lo tienen como un referente de la cultura Hip Hop. Aquí mi enojo, aquí el motivo de esta nota.

Hace meses entendí, luego de muchas rabietas que es al re pedo hacer visible un descontento porque como bien me dijo un amigo «es música para adolescentes» y yo ahí no tengo nada que hacer. Pero me toca los huevos el sitio a donde llevan la cultura que quiero y respeto. Me rompe muchísimo las pelotas que haya personas creyendo que Paco Amoroso y todas sus fotocopias son parte de la cultura Hip Hop argentina y de esta manera, escribiendo, intento vomitar eso que de no hacerlo me pudriría por dentro. Así como hay gente que consume esa música y gente que no, habrá otras que leerán esto con pasión, entendiendo mi punto y compartiendo algunos conceptos y gente que no. Esa es otra historia, pero al fin y al cabo, es mediante estas notas de opinión donde hago catarsis, haciendo lo que más me gusta hacer en esta vida… escribir.

Con muy buen tino y antes de que la bomba explote, al menos del todo, Revista Anfibia decidió editar la respuesta de Paco ante una pregunta, pero que gracias a las redes vamos a textualizar a continuación:

 

Revista Anfibia: Iban por el camino del sesionista y se encontraron al pie de esta escena, una ola a la que se montaron…

Paco: Siempre me gusto el hip hop, pero no el rap vieja escuela. No quería hacer ese estilo old school, me da vergüenza ajena escucharlo, más que nada en castellano. Es como si unos negros de África se ponen a cantar cumbia villera. Ver batallas, todo eso, no me cebaba. Y entonces, ponele que en 2014, empezó a aparecer el trap. A llegar más música, con más contenido. Y nos vino bárbaro, a mi y al género. Acá y allá.

 

Nunca imagine que haría una nota hablando sobre las declaraciones de alguien que es ajeno totalmente a la verdadera escuela. Ni vieja, ni nueva, a la verdadera escuela del Hip Hop argentino. De echo muchos piensan y es lógico, que este muchacho, carente absolutamente de conocimiento, no tiene ni cabida en esa vieja escuela, que no saben quien es, ni que jamás algo que él diga pueda afectar en el epicentro mismo del hip hop. Es verdad, en realidad esa es la posta. Sin embargo, hay algo detrás de ese árbol. Hay un bosque, hay un problema. Existe la posibilidad, por consiguiente, es probable que muchxs chicxs que hoy poseen ese enamoramiento mágico de conectar con un estilo  los lleve a creer que Paco Amoroso es alguien en el Hip Hop, por ende ellos ven la cultura al modo que la ve Paco Amoroso. A las claras hay un problema ahí.

Sinceramente esto es una opinión muy personal, pero, hay un sentido de pertenencia con el Hip Hop, es un sentimiento muy especial, nadie tiene la verdad absoluta. Nadie es más que nadie, son valores, es una esencia muy dificil de explicar. Eso es lo que enoja y aunque quede repetitivo, en la actualidad para alguien que recién asoma la napia en la cultura, Paco Amoroso es «represent». Perdonen no, pero para mi es inadmisible y claro que lo quiero dejar bien en claro.

Según este mamotreto que además de racista, da claras muestras de no saber nada de música, el trap ¡TIENE MAS CONTENIDO QUE EL RAP!. En que mundo viven estxs pibxs… que mierda les hicieron creer. Esta generación tiene muchísimas cosas positivas… muchísimas. En este caso Paco Amoroso, juega para lxs que actualmente hablan sin saber con un peligro abismal a sus espaldas… ellos creen que saben y ya lo dice el dicho: «no hay peor ciego que el que no quiere ver» o peor aún, no hay ser mas gilastrun que el que cree que sabe todo.

Otra cosa y ya para darle un knock out directo. Según este nene el trap «empezó a aparecer en el 2014». ¡Queeeeeeeeeeeeeeee?! ¿De que habla este pibe?, definitivamente vive en una burbuja o la cantidad de agua oxigenada no permite que la sinapsis neuronal se haga de forma correcta. Si bien no es un género que escuche y del cual conozca demasiado, es tan solo poner en Google «trap» para aprender que este género data de los primeros años de la década del 90.

Bien, dicho esto quiero que analicemos otro punto de lo que muchos llaman la generación de cristal. Cristal porque todo los rompe, los ofende, todo es abusivo, los que opinan diferente son haters y los que no están en su misma bolsa no entienden nada. Así piensa esta gente. Ahora bien, cuando este Paco que de amoroso no tiene nada, dice que le da «vergüenza ajena» escuchar el rap vieja escuela, ¿se puso a pensar en sus letras?. Analicemos solo una parte de una canción, la elegí modo random:

«…Todo el día como caramelo
Tomo Coca-Cola con el Diego
Todo el día como caramelo
Tomo Coca-Cola con el Diego, yah

Coca-Cola, dame Coca-Cola
Coca-Cola, dame Coca-Cola
Coca-Cola, dame Coca-Cola
Coca-Cola, dame Coca-Cola…»

¿Hace falta que aclare algo? o es suficiente con 1/4 de una letra aleatoria de un ¿artista? que afirma la vergüenza ajena que siente con el rap vieja escuela. Otra cosa, ¿alguien que haya llegado hasta acá en la nota encuentra contenido en esto?.

Vuelvo al punto que motiva esta nota. Si bien Paco Amoroso no es nadie, ni representa en nada a la cultura Hip Hop, la masividad que tomo el trap con el freestyle como aliado inseparable, y la moda que tal alianza generó en los más jóvenes, los lleva a creer, y repito con mucha tristeza, que estxs pibxs que están haciendo su movida y nadie lo niega, son los referentes de la cultura. Nunca alguien que diga (quien sabe si con intención o no) «negros de África» puede ser referente de nada y mucho menos del hh. Pero el problema está ahí y como dije es mi manera de no quedarme callado en pose de «no me afecta», porque si me afecta. Ir por la calle y ver nenes de 14 años hablando de Hip Hop poniendo traperitos como ejemplo me deja los huevos como dos omelletes. ¿A vos no?.

Para cerrar y entendiendo que lxs lectores de Revista Flow comparten esos valores implicitos en la cultura Hip Hop, espero entiendan el porque de esta opinión. Y, aunque muera en el intento (espero de manera metafórica) voy a dejar hasta el último aliento para que se hable más del Indio Javi, del chino Orion XL, de Nucleo, de Kraneando, del Rayo, de Sutil y de los miles de artistas de verdad que dejan la vida por la cultura y no por la money.

 

 

«La dificultad no radica en las oportunidades para difundir la música, sino para producirla».

Por Juan Bautista Tellechea Remy – JBestia. 

Cuando hablamos de Rap o de Hip-Hop en Argentina, se nos vienen a la mente artistas de gran magnitud y alcance masivo. Artistas emergentes de la cultura que alcanzaron la fama gracias a las redes sociales y plataformas digitales, en las que destacamos a YouTube y Spotify entre otras, y en competencias de plaza de grandísimas convocatorias. Nosotros, los del interior que nos dedicamos con gran pasión al Rap, tenemos muy presente e interiorizada la famosa frase «Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires», (dado que nos cuesta mucho poder llegar allá, gastos en pasajes, comida, estadía y poder conectar con personas que nos den un espacio en su evento). Dicha frase, es utilizada por quienes soñamos algún día poder ser artistas consagrados de la música urbana, pero gracias a la masividad mencionada anteriormente, es que de a poco podemos mostrar nuestro talento y nuestro material. Por eso, a partir de ahora, la columna de la que estaré a cargo, con mucho compromiso, y mucha data, será dedicada a los artistas del interior de la provincia de Buenos Aires.

Dada esta introducción, contaré brevemente un poco de mi. Me llamo Juan Bautista Tellechea Remy, de 28 años de edad, nacido el 19 de Febrero de 1992, soy de la ciudad de Necochea y soy MC hace 16 años (si, desde los 12). En mis años de rapero, he recorrido mucho la zona, y he conocido colegas muy buenos que no tienen la difusión que se merecen. Con muchxs de ellxs establecí una amistad o una camaradería de colegas, la cual me permite tener mucha data sobre la cultura de la región.

Me pareció una gran idea comenzar esta columna con un homenaje a un pilar del rap de Tres Arroyos y la zona, (aparte de ser como mi hermano de otra ciudad), fallecido el pasado 27/06 en un accidente vial. Para ello hablaremos con su compañero y amigo/hermano Ariel Flores, quien nos va a contar sobre sus proyectos juntos, el video de «L BoySkabio» post mortem, y muchas cosas más. Comencemos.

 

Nombre, apellido y edad. Nombre del grupo y canal de YouTube y Spotify; y cómo los encontramos en redes sociales

Ariel Flores, 23 años. Parte del DuoL’BoyZSkabio (con Tincho G); Miembro de CSR Crew. Productor musical en RazaStudio.

¿Cómo iniciaste en la cultura?

Siempre me llamó la atención la producción musical en general, pero tuve una afinidad por el hip hop que me hizo sentir más cómodo para mi desarrollo artístico.  Al principio (en soledad y sin haber conectado con nadie aún), trabajaba mis maquetas de forma muy casera. Luego de un tiempo, encontré en mi ciudad más gente en sintonía con mis preferencias musicales y empezamos a organizarnos para desarrollarnos en los que nos gusta. Un gran recuerdo de esa época (2012) fue “La Terraza Freestyle”.

¿Qué era «La Terraza Freestyle»?

Era una juntada de los domingos entre 5/6 personas y nos dedicábamos exclusivamente a tirar freestyle todo el tiempo que estábamos juntos. Entre algunos de ellos estaban Simon Risso, Lea Gab, Matias Molfese y Tincho Vidal. Con Tincho siempre tuvimos un vínculo mayor con la música que con el freestyle y la competición. En 2013, junto con Matias Farizano, formamos nuestra primera banda de rap (RazAnder) y así inició nuestro proyecto de estudio que hasta el día de la fecha sigue en pie y en progreso. Donde además se grabaron la mayoría de nuestros tracks, maquetas y mixtapes.

¿Hay otros miembros en la crew?

CSR Crew está integrada por MatsMols, Chino, Poly, Kavallo y eternamente Tincho G.

¿Cómo graban?

Lo que comenzó siendo un proyecto de estudio que solo constaba de una mixer, auriculares y un micro dinámico, hoy en día es un Home Studio mejor consolidado y con las expectativas de alcanzar los estándares de sonido y producción que hoy nos exigen las distintas plataformas y los mismos oyentes. Por tanto, nos encargamos de la grabación, producción y mezcla de nuestros tracks porque es la mejor manera de sentirnos cómodos con nuestro trabajo. Esto surge de la necesidad de encontrar un lugar para grabar en tres arroyos, ya que escaseaban en ese entonces los estudios y sobre todo en lo que compete al Hip Hop.

¿Qué ciudades y pueblos que han recorrido con su música?

La primera ciudad a la que viajamos con Tincho para participar de un evento de freestyle fue Necochea. Siempre que tuvimos la oportunidad de volver lo hicimos porque nos encantó y formamos buenas amistades. Fue la ciudad que más nos estimuló para continuar. También estuvimos en ciudades de la zona, tales como Pringles, Tandil, Claromecó, Reta. En Mar del Plata nos recibieron muy bien Sefo de Mundialista Crew y su hermano Pela MND a quienes les estaré eternamente agradecido por los consejos y contagiarnos de esa buena energía y ánimo para no abandonar nunca lo que nos apasiona. Durante un viaje de mochileros participamos en eventos de Concordia, Colon, La Paz y Corrientes.

 Para vos… ¿Tenes las mismas posibilidades de difusión que alguien que vive en una ciudad grande? ¿Por qué?

Desde mi punto de vista, actualmente las oportunidades de difusión las tenemos todos desde cualquier lugar del planeta, ya que contamos con el apoyo de múltiples plataformas para distribuir nuestra música, como lo son Youtube, Spotify, Instagram, etc. Sin embargo, lo que resulta difícil proviniendo de un pueblo pequeño es encontrar personas que estén en la misma sintonía para trabajar de manera seria. Por ejemplo, cada dos productores musicales en Tres Arroyos hay 100 en Buenos Aires; o el hecho de que ni siquiera hay una persona que sea o se consolide como Beatmaker. Por lo tanto, la dificultad no radica en las oportunidades para difundir la música, sino para producirla.

¿Qué significó tincho para la cultura de Tres Arroyos?

No hay en Tres Arroyos persona que rapee o tenga algo que ver con el movimiento que no lo conozca. Ha sido clave para el desarrollo local creando innumerables eventos y convocando gente tanto de nuestra ciudad como de ciudades vecinas para que vengan a mostrar lo que hacen. Incentivó a muchos que actualmente siguen siendo Mcs, formó escuelas de Rap para chicos que querían aprender. Literalmente en más de uno de esos eventos ha puesto dinero de su bolsillo para abonar cuestiones de sonido o pasajes de artistas de otras ciudades.  Sin dudas uno de los raperos con más aporte y más influyentes de la zona.

Háblanos del vídeo «BangBang» que salió a la luz luego de su deceso…

Desde un principio el tema “BangBang” siempre tuvo un cariño especial por parte de Tincho. Fue grabado en La Oficina Producciones (Mar del Plata) y meses después comenzamos con el trabajo audiovisual en Tres Arroyos. Estamos muy contentos de que pudo finalizarse de alguna manera porque él estaba muy entusiasmado y puso mucho esfuerzo en el proyecto. Y digo “de alguna manera” ya que la idea principal era hacer un videoclip de variadas tomas y con mucho trabajo post producción. Nos decidimos por la toma principal que se ve en el vídeo por la naturalidad con la que fue grabada, la espontaneidad y porque ese día representó un reencuentro con los amigos debido al contexto actual de pandemia. En cuanto a la lírica de la canción, no es necesario agregar ningún comentario porque habla por sí sola y los invito a escucharla.

¿Cómo se sobrelleva que Tincho ya no esté más físicamente? a mi su pérdida me dolió mucho, e incluso le dediqué mi disco en formato físico, no puedo evitar recordarlo con los ojos vidriosos, pero con una sonrisa,sabiendo l gran persona que fue…

Si bien nos conocimos a través de la música el tiempo nos hizo hermanos. Y su inesperada partida golpeo a nuestras familias de una forma sin precedentes. En el día a día su ausencia se hace notar en la falta de un gran compañero, alguien que te segundeaba en lo que sea y que transmitía esa energía positiva que necesitamos todos. En el ámbito musical siempre lo siento presente, nos complementamos tanto que hoy en día me es imposible trabajar en una maqueta, mezcla o tema sin pensar en él y en su punto de vista sobre estos trabajos.

¿Qué le dirías a tincho ahora mismo?

Le diría que nunca olvidaremos lo que fue como amigo y que lo recordaremos tanto por su calidad de persona como artística.

¿Quedaron proyectos en el camino? ¿Pensás en retomarlos?

Con Tincho no quedaron proyectos en el camino, quedaron proyectos encaminados.

¿Qué es lo nuevo que se viene tuyo?

En el canal de CSR pronto se encontrarán con muchos temas de la Crew. Cada uno de estos temas los considero como propios, debido al trabajo en equipo que hacemos. Independientemente de que el track sea grupal o individual, el mérito y desarrollo se lleva a cabo en conjunto. Cada uno aporta desde su lado lo mejor de sí mismo.

Mandale un saludo a quien quieras y agregá lo que sea necesario o lo que pienses que puedas aportar. Muchas gracias por tu colaboración.

Le agradezco a mi amigo JBestia por tenerme en cuenta dándome el espacio y ser el primer entrevistado. Un saludo a todos aquellos con los que alguna vez compartimos una ronda de freestyle o tan solo un momento. Especial saludo a la familia que presenta su apoyo en todo lo que hago. A los amigos que acompañan y siempre están, y a los artistas locales que están aportando su grano de arena para mantener en pie esta movida. Actualmente estoy con ganas de proyectar mucha música e invito a los artistas de Necochea o la zona a dialogar y tratar de combinar de alguna manera.

YEMA ICE – LA MATERIA PENDIENTE (2020)

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

Se hizo esperar pero creanme que de verdad, esa espera, valió la pena. Llegó a la Argentina hace tres años, con una mano atrás y la otra adelante, y en sus primeras horas en Baires, ya frecuentaba eventos junto a algunas personas que entienden y comparten la cultura Hip Hop Argentina. El es Yema Ice, artista multifacético que el 3 de julio editó La Materia Pendiente, su primer álbum de estudio. Dicho material consta de 9 canciones que fueron compuestas durante un largo proceso.

Customer de ropa, de zapatillas, tatuador, graffitero y rapero, Yema, vive sus días transpirando Hip Hop. Si le dieran a elegir, el sin dudarlo elegiría, como tantas veces me lo ha dicho en las entrevistas que le hice, el graffiti. «Soy Graffiti» reza un enorme tatuaje en su espalda, tal vez , para demostrar con hechos lo que el oriundo de la Isla Margarita dice. La Materia Pendiente es ese disco que estuvo «engavetado» durante añares y que hoy, podemos disfrutar tanto en Spotify, como en YouTube. Como dije la espera valió la pena.

Yema se destaca por su flow y por sus barras. Sin dudarlo este artista te atrapa y te invita a un paseo de poco menos de 25 minutos. Antes de hablar de música, vamos a hablar del arte de tapa a cargo de Ian Vildosola, que para este servidor que les escribe, hace al disco y lo completa en ese concepto que todo álbum posee (o al menos debería). De lleno nos encontramos con un fondo naranja con 6 fotos en la parte superior que podemos afirmar son del propio artista en diferentes escenas de su niñez. En la parte inferior ese fondo naranja queda decorativo ante las letras blancas que marcan el nombre del disco. Además destacamos en letras negras notoriamente más pequeñas el nombre de Yema y de Dj Pharuk, piedra angular de todo este trabajo. Casi al pie se destaca, también en negro, el nombre de El Triangulo Estudio, espacio enorme de rap argentino donde fue grabado y producido este material.

Casi sin dudarlo, puedo decirte, antes de desglosar el disco, que La Materia Pendiente, viene a poner al día la historia de un rapero que rompía la tarima pero que le esquivaba a la cabina. Años después y fuera de su país natal, Yema llega con este material para patearte en la cara el rap que venia preparando y ¡vaya que debut!.

Para empezar nos encontramos con el Intro, el manifiesto de Yema donde expresa todo eso que tenes que saber para entender quién es y de que va todo lo que vas a escuchar a continuación. Al toque y en seco llega «Colores» y vaya manera de arrancar un disco. Este track se estreno en el canal de Yema hace algún tiempo, pero es un tema ideal para arrancar un disco. En «Colores» Yema saca a pasear toda su capacidad lírica con esas metáforas y comparaciones sobre los colores y la vida misma. Los scratch de Dj Pharuk le dan ese salto de calidad para arrancar el disco como debe ser.

Termina «Colores» y Pharuk le saca fuego a las tornas para darle inicio a «Prejuicios». Nuevamente el tandem artista – Dj, Yema-Pharuk, conecta para seguir por el sendero de la metralleta de rap. Yema es un compositor, cada rima tiene un fin, no hay relleno en la lírica y eso se nota. Un minuto cincuenta segundos alcanzan para darte un batazo de rap en la jeta. Una base impresionante para un tema que hace brazas tu cerebro.

Casi con la misma temática: Un boombap y unos scractchs furiosos, arranca «El Pasillo» donde Yema sigue demostrando su talento para el lápiz y el papel. «…el disco es nuevo compa pero te explico es mi verdad, hace ya mas de una década que soy mayor de edad» escupe el oriundo de la Isla Margarita. Tanto «Prejuicios» como este track son dinámicos, directos y sin pelos en la lengua, al mejor estilo Yema. Desde mi punto de vista «El Pasillo» es un desahogo muy personal que deja en claro lo que expreso en el segundo párrafo de esta nota.

Al término de «El Pasillo» llega el Interludio que parece puesto de una manera muy particular, porque realmente separa al disco es dos. Y si hasta acá, Yema, prendió fuego tu parlante o tu auricular, a partir de este Interludio, arranca otro disco, otro Yema y si el fuego del que hablo se apoderó de tu dispositivo, anda llamando a los bomberos. Muchos artistas forman parte de este Interludio mandando sus saludos y sus buenas vibras para un gran artista con añares de carrera en las espaldas pero que sintió la seguridad de lanzar un álbum impresionante. Desde Akapella, pasando por Javi Ortega o el Auelo, el enorme Zear hasta Chuchu Bermudas han participado de este Interludio lo que no hace más que demostrar el aval que tiene este tremendo artista venezolano que tenemos la suerte de tener en nuestro país.

Así como lo dije, para mi el Interludio nos introduce en otra etapa del álbum y esa curva ascendente llega a su cúspide con lo que viene a continuación. Aquellxs que han tenido la suerte de escucharlo en vivo saben que «My Ghetto» tiene un power dificil de explicar. Sea con Pharuk solo o con Militantes del Climax detrás, este manifiesto al barrio de poco mas de dos minutos nos lleva a imaginar el barrio de Yema que no para de relatar las situaciones diarias que se viven en los guetos. Dj Pharuk eleva sin lugar a dudas el potencial de Yema, le da un clímax a sus canciones que son puñales de lírica para cualquier amante del rap. En momentos de música vulgar, pasatista, discos como La Materia Pendiente deben ser de escucha obligada para quienes dicen amar el rap.

Así como «My Ghetto» relata la vida del hood, «La Isla del Pecado» y su ritmo pesado decorado por unas trompetas y los scratchs nos meten de lleno en la tierra de Yema. «Indigentes, prostitutas, policías empericados, por la noche Margarita es la isla del pecado. Suenan gritos, tiros y sirenas de ambulancias, entre la vida y la muerte hay muy poca distancia…» Ufff pavada de estribillo, crudo, real, directo y sin vueltas, así como escribe Yema, así como rapea Yema. Al escucharlo no pude no remontarme al menos en la melodía principal de la canción al track «Octavo Anjo» de 509 E, agrupación de rap formada en la prisión de Carandiru de San Pablo, Brasil. Si me permiten una opinión, este track, «La Isla del Pecado» es la frutilla del postre de un álbum magistral.

La voz de Eduardo Galeano le da inicio a otro de los temas que ya conocíamos y que me alegra que forme parte de este disco: «Ajeno». Un tema escrito a pulsión en un momento dificil de su país natal y que vomita un ideal de una manera tan poética que es imposible no abrir los oídos. «Mi pasaporte es ese el que tus aeropuertos rechazan, por venir de donde vengo, algunos ni siquiera nos tratan. Porque seguro el va a llevar coca y ella a trabajar de puta, que conveniente los vientos de cloaca para verle la cara a las ratas…». Al escuchar esta canción solo podés pensar y tal vez empezar a aportar para una sola cosa: una Latinoamérica unida y fuerte.

La Materia Pendiente dejo de serlo para ser una hermosa realidad sonora y conceptual, y si se me permite el atrevimiento es una realidad más real que muchas realidades que escuché últimamente. Este tan grato laburo termina con «Perfume» donde Yema se da el lugar de fluir en una pista con tintes más melódicos de El Elias. Un tema romántico que cuenta una separación amorosa y que sorprende gratamente. Una linda manera de cerrar un trabajo de muchos años.

Un disco impresionante de un gran artista que llego a nuestro país para darle rienda suelta a su capacidad lírica y compositiva. La Materia Pendiente de Yema Ice es un desahogo absoluto, un disco escrito con el corazón en la mano y que trasmite todas y cada una de las sensaciones que vive o vivió el artista a lo largo de sus años. Solo una cosa podemos decirle a Yema: «No sigas engavetado material, sería realmente un desperdicio de talento».

Si no escuchaste aún este gran disco, podés hacerlo acá:

 

 

 

EL JUEGO – DOCUMENTAL (1999)

Por Luana Iroz – @lxulitta

En 1999 La Turma Producciones realizó este documental que cuenta con la producción de Juan Martín Data y la dirección de Ariel Winogrand, quienes lo hicieron con el fin de compartir y documentar lo que estaba pasando en el underground argentino con la mayoría de los artistas y bandas que lo conformaron. El material se llama El Juego y es un clásico dentro de la cultura nacional. Desde su visión y con un gran trabajo, los responsables del documental repasa historias del compilado Nación Hip Hop y hace lo mismo con artistas que quedaron afuera de este compilado, además de mostrar la escena que estaba creciendo a pasos enormes desde comienzos de los 80. El film dura unos 45 minutos y se vendía en formato de VHS. Se estima y como dato de color que llegaron a vender unas 100 copias aproximadamente.

El Juego comienza con imágenes de un DJ haciendo Scratches, pasando a otras tomas donde se ve la realización de varios graffitis, uno en especial que dice «El Juego» en letras abombadas, también pasos de breaking. Luego los volvemos a ver explicando lo que para ellos es el hip hop, todos hablan de la cultura, los elementos, etc. Podemos observar a unos jóvenes Apolo, Mustafa Yoda, DJ Hollywood, Jazzy Mel, Súper-A, Tumbas, Mike-Dee, los integrantes de El Sindicato, entre muchos más, hablando de la escena que se estaba gestando en aquel entonces y  del rap que a ellos les llegaba de bandas como Run DMC, Cypress Hill, Wu Tang Clan, El Chojin, Control Machete, N.W.A, etc.

Yendo al campo del graffiti se habla también de dos diferentes escuelas: el throw up, un tipo de tags rápidos y no muy «artísticos», y por otro lado el Wild Style, muchísimo más elaborado, con diseños más difíciles y obviamente, más artísticos. También hablan de que hay quienes recurren a la pintura ilegal, más vandálica sin pedir algún tipo de permiso, los bocetos previos que realizan, pinturas, etc.

Es un gran documental que nos pone en contexto de las primeras olas de Hip Hop argentino, cómo se fue formando todo y cómo gracias a los B-boys/girls se sostuvo la escena y todo el movimiento desde la llegada de la cultura a nuestro país hasta hace no mucho. Entendemos con este documental o al menos eso es lo que se percibe que el puerto de amarre de la cultura Hip Hop en nuestro país fue sin lugar a dudas el breakdance.

 

 

Lo que más nos mantiene en la mira actualmente son las batallas de freestyle que nos hacen lograr una conexión entre un público que no conoce el Hip Hop pero logra hacerlo gracias esta disciplina competitiva, llevando al público a conocer los otros elementos los cuales no son casi nada mainstream como el rap, el breakdance, el dj/producción o beatbox. Para conocer lo que es actualmente Argentina en materia de Hip Hop es importantísimo conocer nuestros orígenes, en especial con el rap, que es lo que más observan con intriga y curiosidad en el exterior por la forma en que este fue calando en nuestra sociedad a lo largo de estos años, logrando tener exponentes reconocidos y muy importantes que llegan a tener un público y número de enorme de reproducciones como: Acru, Wos, Rapstinencia,
T&K, Bardero$, etc.

Sin duda, es admirable el poder tener material audiovisual de aquella época donde la mayoría de nosotros/as sí no fuese gracias a esto, no podríamos saber, ni ver nada de la historia de la cultura de la que hoy formamos parte. Tómense unos minutos en esta cuarentena o días libres para poder aprender y aplaudamos el trabajo artístico e independiente de todos los que aportan algo para que el hip hop se siga manteniendo más vivo que nunca.

¿LA MÚSICA SE ESCUCHA CON LOS OJOS?

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

No recuerdo el momento exacto, pero de un tiempo a esta parte pareciera que la música se escucha con los ojos. «¿Qué estas diciendo?» pueden preguntar y mi respuesta no sería otra que afirmar lo que pienso. Lxs artistas de hoy son muñequitos de un mercado que los maquilla y los lookea para la ocasión. Ya dejo de importar el talento, la afinación o la capacidad compositiva. Si sos maleable, al toque, la mismísima industria se encarga de encasillarte en un sector y cual publicidad de Facebook va segmentando tu «arte» en favor de un público rentable.

Aquí hay dos opciones: 1) Te bajas los lompas, te pones un chaleco fluo, una remera grande con tintes anime, te metes agua oxigenada a mas no poder y tal vez safes de tener que poner tonada centroamericana. Solo tal vez. Una vez disfrazado es simple, tenes que intentar rimar, no importa la temática, mientras suene como para la «party» esta bien. La otra opción, la 2. La que es utópica y que no garantiza «triunfar» en la música (a esta altura ya no se que es triunfar en la música). Esta es la opción para los que quieren mantenerse «reales» y que pelean contra los molinos de viento no vendiendo el culo por algunos centavos de dolar. Este grupo es el rebelde, el que mantiene con vida los últimos vestigios de la gloria y que no pretende el éxito por sobre la condición de artista.

Seas del equipo que seas, es importante entender la coyuntura social y esa es la que indica que los prototipos creados para vender funcionan y que el mercado quiere cerebros vacíos repitiendo rimas con tonada de país caribeño. El público actual está lejos de querer mensajes. En la party no hay lugar para la sapiencia y la sapiencia lejos está de la música de plástico . Lxs jóvenes de hoy no leen, no escuchan, no investigan. Son entes que van por la vida digitados por esos peces gordos de la industria que manejan lo que escuchan, dicen, etc. Las personas en masa son maleables y esto para aquellos que exprimen el arte en busca del dinerillo, es una cuenta matemática perfecta que representa ganancia. En un capitulo muy famoso de Los Simuladores (el mejor producto televisivo argentino de todos los tiempos para mi) Santos le demuestra a uno de sus clientes que la rebeldía no pasaba por usar las remeras antisistema que producen los multimillonarios. La escena es magnífica y en simples palabras el personaje interpretado por Federico D`Elia le explica al joven con cara de asombro, que esos «rebeldes» manejan autos importados y  viven en barrios privados a costa de lxs «antisistema» que compran sus remeras. En la música hoy está pasando un poco lo mismo, seguro paso siempre, pero hoy es notorio.

La música dejo de ser música para ser una vidriera de un montón de títeres que van por ahí inundando las playlist, las apps de música, etc. Lxs adolescentes carecen de muchxs cosas y eso esta bien. Adolecer de algo significa no tenerlo o estar en búsqueda de ese algo y la música nos acompaña en ese trayecto hacia descubrirnos como personas. Todxs fuimos cambiando gustos, estilos y hemos viajado por muchxs géneros. Pero el rap es rap, el rap es tangible, no es de plástico o no debería serlo. El rap es real o no es rap y punto. Creo que la llegada de la tecnología atento gravemente contra la elección, porque de recorrer por nuestra cuenta una disquería eligiendo entre toda la oferta, pasamos a escuchar un millón de veces una canción hasta que nos entra al organismo, por la simple razón de que alguien puso plata para ello. El mérito ya no es mérito, los premios ya no reflejan un ganador y el talento paso a ser el último requisito para hacer música remplazado vilmente por la apariencia, la ropita, las joyas y todo el decorado que acompaña.

Grave es para mi que la música se mida por videoclips. Enormemente aterrador es que un vídeo tenga más importancia que un DISCO. De que la gente no lea pasamos al la gente no escucha, la gente no opina, la gente no protesta, el rap ahora es mainstream y yo quiero morirme. No me adapto y tampoco quiero hacerlo, no logro ser parte de un circo macabro que reprime el arte hasta hacerlo amorfo y monótono. Hace algunos meses, Jai 314 editó un disco llamado «El Rock está muerto» y la pucha si lo está. Para desligarme del rap, para salir de este panorama, no existen más los rockeros, no hay más Spinettas, ahora predominan «los chanos». Las bandas que antes dividían el publico por sus estilos disimiles hoy suenan igual. «¿Qué estas escuchando?» preguntan, «Conociendo Rusia» responde, «Ahh, pensé que era Indios» se resigna. ¿Se entiende?

Dentro de todo ese mundo sin magia están lxs músicos que aún aman lo que hacen. Están esos que siguen laburando «de otra cosa» para poder grabar, producir, para seguir manteniendo ese fueguito sagrado con vida. Esxs, lxs que aún vagan por el mundo con la mochila repleta de canciones para compartir sin interés no se encuentran disponibles en el mundo de hoy. Pareciera que no existen, que no están ahí, que no sirven. Y que lo parió si son necesarios.

Además, mientras escribo pienso y que ironía que en la era de la «comunicación», de la información a destajo y donde «todxs tienen herramientas para…», esxs artistas sean los menos beneficiados de la cadena. Pagan para ser parte de algo que lxs excluye, que no los ayuda si no son «rentables».

En fin, una opinión que despertó para ser algo más profundo que pronto leerán de mi parte. Continuará…

«ES MENTIRA QUE EL BOOM BAP ES SIMPLE»

Por Lautraro «Lykao» Yanes (@lykao.sdc) & Gian Franco Lisanti (@itnasilnaig)

El domingo 19 de julio, con motivo del lanzamiento de su último EP, Repeat 3peat, nos encontramos por Zoom con Lego. Él estaba en Mar del Plata, nosotros, en Capital. Domingo de lluvia, de frío y una charla de dos horas que nos dejó inundados de información. Cerca de las 00 del lunes se terminó la llamada. Reflexiones, anécdotas y proyectos pasados, presentes y futuros se entremezclan en las respuestas de un artista que, desde lo introspectivo y emprendiendo un viaje interior y exterior, busca llegar alto; “Es sano el ego de artista pero cada uno tiene que ser consciente del lugar que ocupa”.

¿Sensaciones después de sacar el disco?

Re piola, mas que nada porque no se afloja. Un mes antes de sacar todo fue muy intenso de cranear el paso a paso. Íbamos haciendo audiovisuales acá en mardel mientras craneabamos como ir sacándolo, después se iban sumando cosas. Pero en el momento en que salió fue un alivio, queríamos hacer un proyecto cerrado por todos lados y lo conseguimos. Ahora me mantengo entretenido, quisimos ponernos a armar fechas apenas salió el disco pero la pandemia nos cago. La respuesta de la gente fue hermosa, me sorprendió un montón. Sentí que había gente esperando material nuevo. Hicimos un par de streamings para presentarlo y salieron piolas pero podrían haber salido mucho mejores. Con el tiempo vamos mejorando y haciendo shows más extensos. Es algo que uno va armando en el día a día. Es un bajón depender de la conexión pero la otra vez, por ejemplo, conecte el ampli al celu y al micrófono y di terrible show.

Cuando sacaste el ep ¿ya tenias fechas en capital o fue de improviso, de cuarentena?

Es el primer material que saqué sin pensar en hacer fechas. Por la pandemia me di cuenta que el disco que ya venía preparando -Cambalache- iba a llevar un poco más de tiempo pero que me tenía que mantener activo, así que decidí venirme a Mar del Plata, donde las cosas están más tranquilas que en el AMBA y terminé de hacer el EP que tenía en mente. El hecho de que acá haya más posibilidad de circulación me permitió hacer vídeos y trabajar más cómodo. Además, hacer algo en mi ciudad me encanta. Buenos Aires me dio un montón pero este es mi lugar. Me gustaría hacer una fecha acá antes de irme.

¿Por qué sacar repeat 3-peat cuando ya habías anunciado Cambalache?

Yo anuncié Cambalache en octubre del año pasado. En ese momento tenía, o al menos eso pensaba, gran parte del proyecto terminado. La cosa es que desde que me fui a Buenos Aires, empecé a atravesar una reestructuración en mi carrera que también impactó en el proyecto por lo que decidí que lo mejor era esperar a estar realmente conforme con el material para sacar un disco así. Pero la demanda de la gente por material nuevo seguía estando. Ahí surge la idea de volver a Mar del Plata y editar Repeat 3Peat.

¿Por qué te fuiste a Buenos Aires? ¿Te sirvió?

Totalmente. Sin flashar la de American Dream, me fui en agosto de 2019, para tener más visibilidad. Tenía ganas de que gente que no me conociera escuchase mi música, es algo que no quería perder la oportunidad de hacer. Por suerte, me recibieron muy bien y pude armar mi equipo de laburo. Me había dado cuenta que cada vez que tocaba en vivo en Mardel éramos los de siempre, contados con los dedos de las manos. Que te respeten y te escuchen en tu barrio es fundamental, pero yo tenía ganas de llevar la música a la gente. El exceso de publicidad nunca me gustó mucho, por eso me fui allá a hacer escenario, quería llevar mi música en lugar de atraerlos por redes sociales.

¿Hubo un momento en particular en el que te diste cuenta lo que tu música genera en la gente? 

En los números. Al principio no me lo creía tanto pero cuando Papiroflexia llegó a cien K, siendo el segundo tema que yo hacía y el primero en el canal de Bastardos del Barrio, mi ex crew, ahí dije “esto lo puedo aprovechar, lo puedo repetir y lo puedo seguir haciendo”. Después me pasaron cosas como que me hable gente de España diciéndome “hey bro tu música está que flipa”, que para mi es una banda. El otro día me habló una maestra de primaria comentandome que había escuchado mis raps y se acordó que ya de chico escribía un montón y que sabía que yo iba a terminar haciendo algo con la escritura, con la literatura. Ese tipo de cosas me hicieron dar cuenta. La fecha con T&K en Uniclub también fue importante en ese sentido

Contanos sobre quienes trabajan y trabajaron con vos

Mi primer productor fue el Bobi G. Él me grabó Papiroflexia, que me puso por primera vez un micrófono adelante y me dijo que podía hacer música y me puso fichas. El fue muy importante y siempre le voy a agradecer todo. La idea del disco había nacido con él pero no se pudo concretar. A Tommy lo conozco hace un año y medio. Apareció cuando yo estaba buscando un productor fijo que me revolee pistas por la cabeza. En ese momento él tenía poco tiempo haciendo música, pero me mand’o lo que tenía y me re cebó. 9 de cada 10 beatmakers no tienen el toque de hacer parecer al rap algo simple, Tomy sí. El tiene 18 años, nació en San Clemente pero vive en Tenerife, España, por lo que al chabon no lo conozco. Ahora le estoy pagando pistas de temas viejos, aunque él me decía que no. Hicimos Repeat porque en “Cambalache” el no tiene mucho espacio y yo tenía ganas de que hagamos un proyecto grande. Después está el Punga. Me di cuenta que el tiene capacidades que van mucho más allá del rap. Entiende de electrónica, punk y una banda de géneros más. Juntos hicimos mutatis. Tenemos una relación muy lisérgica. Lo próximo que vamos a sacar juntos es un pedo mental, yo sigo siendo Lego Skillz y él sigue siendo Punga pero tenemos ganas de flashear con la música, probar. Con Mutatis, tema que es muy distinto a todo lo que hice, hicimos prueba piloto; queríamos ver cómo reaccionaba la gente a algo completamente distinto a lo que venía haciendo y el resultado fue tan positivo que ahora es mi segundo tema con más repercusión. Es un tipo que sabe y que le gusta probar y en mi encontró un artista que le da bastante libertad en ese sentido. En Cambalache, Skinny Skills, que es el último tema, va a ser el pie a una nueva etapa en donde el Punga va a estar muy presente. Se va a ver mucho la influencia de Rage Against The Machine, entre otros. Nos gusta mucho a los dos y siempre le digo que quiero hacer que con mi música la gente quiera agitarla, cagarse a palos, pero sin perder el valor de las letras, que siga teniendo barras que valgan la pena. Con él aprendí a manejarme en el escenario. Tenía toda la cancha que yo no, porque él ya había estado en dos bandas e incluso llenó un Emergente. Se nos sumó después el Mapris, que terminó siendo mi gran segunda de Capital. También está el Nego . A él lo conocí gracias a Mapris. Tomy y Nego tienen personalidades muy distintas. El primero está hecho para hacer cosas voladoras y el otro es un productor todo terreno en cuanto a boom bap, tiene una identidad y un estilo muy prolijo. Es un productor amateur que ya está un paso más arriba pero con herramientas de amateur. Con él todavía me debo un proyecto piola para hacer para que se lo tome como a Tomy se lo tomó con este proyecto. Mi objetivo es que a él también se lo vea como un productor, como un señor boombap y que otra gente lo empiece a conectar. El Ruso  es la tercer pata con El Punga. El es manager de la RPCK y de Tian. Cuando era más chico, hoy tiene 18, organizó la primera gira de Barderos por el sur del país. Barderos y El ruso son de Neuquén. Ahora es mi manager. Es una persona que nació para hacer lo que está haciendo y siempre vos lo ves trabajando. Después está Galati , que labura con Nego. Son de Lomas de Zamora. Pero básicamente este es el equipo fijo y somos estos los que después conseguimos conexiones y terminamos laburando con más.

¿Qué tanto sentís que estás en la producción musical y audiovisual? ¿Te involucras mucho o dejas que laburen por vos?

Siempre quise gestionarlo yo mismo pero no tenía los conocimientos. Empecé a estudiar artes visuales y ahí aprendí un poco más de lo que era fotografía y con la música me pude meter porque aprendí mucho de ver en estudios. Al Punga lo veía laburar y capaz estaba haciendo un bajo y le decía que quería que el bajo suene menos rígido y el chabon me entendía. Tal vez la palabra no es “rígido”, pero sin tener ese lenguaje musical el chabon lograba cazarme. Por eso también labure tanto con el Punga y nunca hicimos música sin estar los dos en el estudio. Me meto muchísimo en los proyectos y cada vez más. “Repeat 3-peat” es todo una idea mía, los vídeos son una idea mía pero no las tomas y la música desde cero está hecha entre los dos, Tomy y yo. Quería que sean tres boombaps muy distintos pero al mismo tiempo boombap con todas las letras. Obvio que Tomy hizo los ritmos y él fue el que controlo todo pero en parte la idea principal era mía, tanto vídeo como audio así que sí, me comprometo siempre y si pudiera hacerlo yo, y creo que en algún momento sí lo voy a poder hacer yo, lo haría. Miro mucho a gente como Dano o productores de Estados Unidos, o inclusive él caso de Billie Eilish. Obvio que estamos muy lejos de la industria de allá pero ves que arrancó con el hermano a hacer música en su casa y terminó ganando 6 grammys y decis: “se puede”, más en el momento que está pasando la música y el rap argentino. Llegará un punto en el que me pueda hacer las cosas yo y con mi propio equipo de laburo y de una manera que solo nosotros entendamos.

¿Quiénes son tus referentes del pasado y de hoy?

Mi escuela de referentes la integran personas del rap argentino como T&K, La Coneccion, y esa ola de 2011/12 que terminaron generando todo lo que le está pasando al Hip Hop nacional ahora. Yo de chico me venía curtiendo con rap español o yankee y ellos me hicieron volver a activar con la movida local. Actualmente no estoy consumiendo tanta música nueva porque, al estar tan encerrado en mis ideas y proyectos en conjunto, no me doy el tiempo necesario. Joey Badass es mi referente más grande en cuanto a lo que me gustaría llegar a ser como artista, su estilo jazzero y cómo fluye sobre una base. La verdad, tengo referentes dependiendo de lo que me fije: Kendrick me vuela la cabeza por la forma que tiene de conceptualizar los álbumes y el audiovisual. Se nota que el chabon no deja el audiovisual y que está metido en todo el trabajo. Eso es algo que me re flashea y creo que en Argentina todavía no se llegó a este nivel de conceptualización de un material. En algún momento tuve una admiración re grande hacia Lil Supa en el estilo de boombap porque creo que marcó una generación en lo que es habla hispana. Otro referente es Dano pero porque me mostró un rap distinto: la forma de expresarse desde todo punto de vista, sonido, barras, audiovisual, el chabon es todo rap, es rap por todos lados. En las etapas que fui pasando fui teniendo referentes distintos, y después mis amigos, todos los artistas con los que me rodeo y hacen música, todos me transmiten eso y de cada uno capto algo distinto, que eso los hace únicos y también me funcionan como referentes, absorbo.

¿Cuánto tienen que ver tus ganas de diferenciarte, de escuchar música distinta, con todo lo nuevo que suena en Repeat 3-peat?

Esto lo hablamos mucho con el Punga. Yo empecé a escribir y hacer música porque no me costaba nada. Escribir es gratis y una pista va a haber en cualquier lado y sabía que me iba a servir y que iba a poder hacer algo con eso; evolucionar también es gratis. Está muy instaurado esto de “el rap es rap y sale como sale y al que le guste bien y al que no, también”. Creo que entendí que yo tenía una formación como artista y que llega un punto que si vos tenes ganas de trascender, hay que estar un paso adelante de otras personas. Fue un tema de noches y noches de cranear y decir : ¿yo me quiero quedar en lo que hago, me quiero quedar en el nivel de producción de Papiroflexia o quiero innovar, quiero llegar a ser algo, entender por qué esta voz va atrás de la otra y por qué se panean estas dos voces, y qué genera eso? Siempre tuve algo inquieto ahí de querer estar en todo y aprender no cuesta nada. Me di cuenta que podía llegar mucho más lejos si seguía con esa mentalidad de innovar y también porque ya había comprobado que a la gente le podía gustar lo que yo hacía desde el principio y que solamente faltaba eso, un proceso. Me plantee: yo ahora no soy Lego Skillz, ¿a qué quiero que llegue esa faceta como Lego?, quiero escribir desde acá, hablando de esto, para este público y teniendo en cuenta esto, y teniendo en cuenta que salí de acá, y formar todo eso, y juntar todo eso y que de ahí salga Lego Skillz… una fórmula que si la llegas a tener clara y llegas a hacer tu música, desde la escritura, la producción y demás, llegas a tener una identidad propia y eso no te lo saca nadie. Eso te diferencia de un artista que hace muy buena música pero no tiene identidad propia así que laburé eso y llegué a ese punto pero no fue algo planeado desde el principio, se fue dando. En Repeat pensé en cada tema. Es un proyecto corto pero le metí mucho pensamiento porque quería hacer algo que cierre una etapa y tenga sentido. “Anthem” es un tema apuntado a un público que me viene viendo hace un montón, muy personal pero al mismo tiempo hablando y agradeciéndole a este público. “Palabreo” es mucho más introspectivo, más como para que lo analicen. El tercero es este forreo que me hacía falta y además es el estilo que quiero hacer, el que quiero demostrar. Le propuse a Zeballos hacer un boom bap con todas las letras, que él hace tiempo no hacía uno y le mandamos. Camuflamos ahí una partecita suave y después la base cambia a algo más duro, medio de sorpresa, y elegí dejarlo para el final para que la gente vea que se viene algo por ese lado.

¿Apuntás a ser un representante de la nueva generación del denominado “rap estricto”?

Me encantaría que eso pase pero para lograrlo tengo que hacer algo que no se haya hecho en Argentina. La verdad, no creo que esté haciendo nada inédito todavía, simplemente estoy haciendo mi rap de la manera más prolija y consumible posible. Mi objetivo es que la gente flashe con mi música, y no solo por la letra sino que haya todo un contexto musical interesante. Es mentira que el boom bap es simple, es algo super complejo. Entender eso me ayudó a mejorar. Mi objetivo es llegar a hacer el boombap que de verdad quiero. Para eso sé que tengo que combinar muchas cosas; por un lado tenes lo que hace gente como Toteking, que te provoca ganas de googlear palabras que desconoces pero a la vez quiero convertir eso en algo un tanto más potable. Si te fijas, Space Hammurabi está haciendo algo parecido. Barras y barras que no aflojan, pero su mutación se dio a lugar cuando lograron volverse más escuchables, más exportables.

¿Hasta dónde querés llegar? ¿Qué podemos esperar de Lego?  

Yo ya mostré mi marca registrada de skills,, mi forma de rapear. Creo que la gente ya lo sabe. Lo que quiero demostrar ahora es que eso se puede llevar a un nivel cada vez más avanzado de producción. Me di el gusto de hacer el boombap que yo quería y ahora quiero pasar a una etapa en la que lleve mi rap a otra cosa: a poder marcar mis influencias del rock y de la parte más bardera y hasta de electrónica.  Igual, la intención no es hacer un Rap-rock a lo Limp Bizkit, sino que sea algo que la gente no haya escuchado antes, que no sea una fusión, que sea algo muy nuevo. Todavía hay mucho en mi mismo que pinta explorar… hay tiempo, mucho tiempo. Además, tuve la suerte de armar conectas importantes, así que se vienen feats con Socio, Mapris, Tian, Troubles y los pibes de Kamada. Entre todo eso voy a ir definiendo, sin apurarme.

¿Cómo te caería a vos que esto siga creciendo?

Es loco. En algún momento me lo tuve que creer porque hacerlo me permitía anticipar, armar la jugada un par de pasos antes para saber qué puede llegar a venir después. El año pasado tuve este click, cuando fui a Buenos Aires en búsqueda del equipo de laburo. Se trata de estar preparado mentalmente, más allá de que tengas los medios o no. Tengo que creer en mi música. Capaz muchos artistas no te dicen que se la tuvieron que creer y que se fue dando pero creo que todos tenemos nuestro momento para poner las cartas sobre la mesa, quiero algún día vivir de esto y quiero que algún día el pibe que me está escuchando hoy, tenga un hijo y el hijo me escuche. Es eso, conseguir los medios y mientras ejecutar en la cabeza y tener todo preparado.

A esta altura queremos hacer una pausa.

Decidimos separar todas las reflexiones que hizo a lo largo de la entrevista, cuando se iba por las ramas, cuando más pensaba las respuestas, porque sentimos que entre la data más dura anterior iba a diluirse. Es todo este contenido intelectual lo que hace de Lego un rapero diferente, un artista que resalta, que no sólo tiene skills, flow y cámara. Lego es Lego por lo que piensa (sus letras), cómo lo dice (sus técnicas) y porque también, y sobre todo, sigue siendo Agustín.

Sobre los feats y trabajar con otra gente:

“Hasta ahora yo no hice ningún feat que no quisiera hacer. Mucha gente pide feats, te ofrecen plata por hacerlo pero es muy difícil hacer un feat con una persona que lo viene a pedir. A vos te llegó una persona y te cebó y justamente es eso lo que te lleva a hablarle y solo comparto temas con la gente que me gusta. Es difícil hacer un feat con una persona que no conoces, que no contactaste. De pronto, con la gente que me gustaría hacerlo termina siendo algo mucho más espontáneo y mutuo y de decir “che llegó el momento de hacerlo” y lo hicimos. Así se dio con el Troubless, que empezó como una charla de par a par y después de un tiempo, salió. Lo mismo con el Saje. Nos cruzamos un par de veces, ranchamos, compartimos música y después de un tiempo, que también vimos que la gente nos estaba vinculando musicalmente, dijimos que estaría piola y se terminó sumando el Kelo. Yo me vincule con la gente que me tuve que vincular, nunca busqué, no me interesó… me gustaba la idea de compartir escenario con gente que alguna vez escuche pero al mismo tiempo hay un montón de artistas que se esfuerzan por mostrar todo lo contrario, como si tratar con ego fuera para justificar que alguna vez no admiraron a alguien o no les gustó un trabajo. Me cago un poco en eso.”

El ego de artista:

“…está muy presente, demasiado. Si hay un artista que me cruzo en una fecha y me cebó o me marcó en algún momento en mi música, se lo voy a decir. Me pasó con el Asterisco, que nos cruzamos en un evento y yo le hable un par de días después de haber tocado, le conté, porque la verdad no me afecta que lo sepa sino que hasta me gusta, que su música era parte de mis viajes a la escuela en el momento en el que yo deliraba con hacer rap en algún momento. Esa es una actitud que tuve con todos los referentes que me fui cruzando, pero hay gente que siente que hacer eso es rebajarse. La movida está llena de artistas que, cuando cumplen sus metas y conocen a quienes los inspiraron, son incapaces de mostrarse agradecidos, eso es un tema de orgullo. Se cree que está mal aceptar ciertas cosas o reconocer a quienes están hace más tiempo como si fuera rebajarse. Para mi es transparencia y respeto, porque si sos artista y llegaste hasta tal punto y ves el laburo de otro, por más que no te guste, sabes que le costó llegar hasta ahí también, y que llegó ahí porque hizo algo piola y porque está haciendo las cosas bien. Te cruzas un montón de gente con ego y con egos altísimos y te cruzas un montón de gente que la falta de ego hizo que no prospere, que quede un poco al margen. Hay que tener un balance. Por ejemplo, creo que no contestarle a una persona hace que hayas tirado una semilla al pedo pero tampoco podes hablar con todo el mundo. Igual siempre va a haber alguien que crea que vos sos un gil porque con el público es eso, o te aman o te odian. Si te tienen en cuenta es porque te aman o te odian, y no se puede hacer que todo el mundo te ame y tampoco es sano querer que todo el mundo te ame. Es sano el ego de artista pero cada uno es consciente del lugar que ocupa y el lugar que ocupa el otro y hay que respetar. No me considero un rapero con un ego muy grande pero también soy consciente de lo que estoy logrando pero no tengo este ego que se ve en el rap y más en el rap de Capital.”

Sobre el dinero y la fama:

“Es cíclico, una cosa te da la otra y al mismo tiempo al revés. No soy de esas personas que crea que la fama es algo que está mal y obviamente que la plata tampoco está mal. Creo que el músico, como músico, merece su plata y en Argentina estamos en un momento en el que estamos recibiendo lo que merecemos. Prefiero el dinero mil veces pero creo que la fama es una consecuencia de trascender. Hay que lograr un equilibrio, parte de trascender son las dos cosas. La plata llega, porque la industria es así. Si uno quiere que se consuma su música para trascender, una consecuencia es la plata, quieras o no. Es mentira el que te dice que no quiere ganar plata con su música porque todos soñamos eso. La fama es problemática pero no hay una sin otra. Es aprovechar la fama para hacer plata y la plata se aprovecha y se invierte, y eso trae fama, es como un círculo.

 

La charla duró dos horas. Es imposible poner cada palabra que dijo porque sería una entrevista eterna y además, algunas cosas es mejor no decirlas. Como lector, como lectora, lo mejor que podes hacer para terminar de entender toda la locura que Lego carga, es leer entre lineas, buscar claves entre respuestas. Y definitivamente, escucharlo entre líneas. Lego no hace técnicas solo porque es un skillero y le salen. Lego es técnico porque así de difícil, y así de bien, piensa, recapacita y actúa.

 

 

 

 

KREILUZ – «MAMÁ ME FUI DE CASA» (MIXTAPE)

Por Luana Iroz – @lxulitta

«Mamá Me Fui de Casa» se titula el primer mixtape de la artista misionera Natalia Balbuena, conocida como Kreiluz. Dicho material fue lanzado a principios de Junio, bajo la producción de El Triángulo Estudio y con la colaboración de Damián Amarilla en el arte visual. Durante este mixtape, esta gran artista, logra a través de cinco temas hablar de su historia y de sus sentimientos.

«Los de Siempre» es el primer track de este trabajo, dónde sobre un beat pesado y boombap de Bishop, logra adentrarnos en su vida de una manera muy personal, llevándonos también a conocer sus inicios en el rap. Tema dedicado justamente para quienes estuvieron con ella siempre a través de este camino.»Mi prioridad era crecer como rapera».

«Dicen que no», es el segundo track, que se destaca porque habla de las opiniones del resto, el respeto, el dinero y el dejar todo por el rap. Podría describirse como una segunda parte de «Los de Siempre» además de que el beat está también a cargo de Bishop. «Lo que quiero lo consigo a fuerza de mi interior, yo vine en busca de todo menos de su opinión.»

«Ira» cuenta con el beat de TMITM que logra una atmósfera pesada, oscura, dónde se habla de un amor tóxico, cómo logran herirse las dos partes de la relación, el dolor, los celos, etc. Todo eso que condimenta las relaciones no sanas.  «El amor es libertad pero siento que me domina.»

La ante última canción es «Invierno». Sin dudas, el track más melódico de «Mamá me Fui de Casa» y dónde logramos escuchar a Kreiluz cantando sobre un beat de TMITM. Es, a mi parecer, la canción más sentimental del mixtape en cuanto a lo amoroso, sumado a que su voz acompaña ese sentimiento de confusión en las relaciones y el dolor.

El cierre perfecto lo logra con «Volveré» de la mano de Vloon Studio. En esta canción, la Mc logra combinar el rap y el canto. Lo que no hace otra cosa que demostrar la versatilidad de Kreiluz. «Volveré» es el «track del disco», es el que refuerza el nombre del mixtape y Kreiluz responde en este tema con un «y me encuentro lejos de casa pero cerca de lo que soñé, sí mi mente no descansa es porque debo terminar lo que empecé pero volveré.»

Sin dudas, Kreiluz logró un equilibrio perfecto entre el rap clásico y lo melódico. Las pistas la ayudaron a potenciar esto y lograron sacar lo mejor de ella. «Mamá me Fui de Casa» es el primer trabajo discográfico de una artista que demostró que talento y versatilidad le sobran, reforzando la idea de que su nombre tiene que estar cuando se habla de Hip Hop nacional. Kreiluz sigue consolidándose como una artista completa que ofrece trabajos de calidad y disfrute que están a la altura de cualquiera de los otros grandes del rap argentino. De Misiones para el mundo, Kreiluz, una artista que tenes que conocer.

Escucha «MAMÁ ME FUI DE CASA» acá:

«NUCLEO: DESDE EL TRIANGULO» – DOCUMENTAL.

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

El Hip Hop en nuestro país no para. De verdad no existe cuarentena, distanciamiento social, tapabocas ni saludo con el codo que pueda detener una fervorosa necesidad por decir, por crecer. Es repetitivo, pero la explosión del freestyle y posteriormente del trap, generó un sentido de pertenencia en los más jóvenes que cambiaron el fútbol en la plaza por las batallas de rimas improvisadas. Dentro de todo este contexto llega «NUCLEO: Desde El Triangulo» un documental de German Abal que se centra justamente en esta explosión de la cultura en estos último años.

Para los amantes del Hip Hop cualquier material, tanto audiovisual como físico es de una importancia imborrable y sobre todo este trabajo, que vas a poder disfrutar desde el viernes 07/08 en el canal de El Triangulo, intenta a través de una entrevista con un emblema de la cultura nacional como lo es Nucleo aka Tintasucia, ofrecer un panorama actual del Hip Hop argento.

Bajo la dirección de German Abal, con la co producción de Somniotica contenidos y Arlekin producciones y con el apoyo del Centro de Producción Audiovisual Leonardo Favio, Fauna producciones y Studio t2 producciones, «NUCLEO: Desde el Triangulo» nace desde una entrevista realizada en el Centro de Producción Audiovisual Leonardo Favio en Bernal que fue realizada en el marco de los talleres barriales de Realización de cine y Tv del Municipio de Quilmes, donde el director del mismo es docente.

«Es una inmensa alegría para mí llegar al estreno del proyecto y que al fin la gente pueda verlo. Desde lo personal, siento una gran admiración por Núcleo y por toda la cultura Hip Hop de nuestro país» cuenta Germán en el dossier de prensa. Es indudable que Nucleo es Hip Hop en carne y hueso, su personalidad es la ideal para intentar desde allí dar un pantallazo de la cultura en nuestro país, sobre esto Germán cuenta que «Núcleo logró ser una de las figuras más respetadas y construyó un camino sólido que sirvió también para desarrollar a nuevos artistas, quienes con frecuencia graban sus trabajos en el Triángulo Estudio, ubicado en Temperley».

Faltan días nada más para que puedas disfrutar de un nuevo material audiovisual que sin dudas enriquece el Hip Hop argentino y Germán espera que «el público que sigue a Núcleo y la cultura del rap se sienta representado pero también buscamos incluir y dar un panorama claro para aquel que no conozca el tema y quiera conocer, siento que el documental puede ser un buen puntapié para generar debates sobre cómo vivimos y transitamos lo cultural, lo urbano y también lo político y lo social»

Ya lo sabes, viernes 07/08 a las 22 hs. es el estreno de esta gran obra. Estate atentx al canal de El Triangulo Estudio para disfrutar de un nuevo documental made in Argentina.

¿VALE LA PENA?

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

¡PERO CLARO QUE SÍ! ¡Recontra vale la pena!. Hacer lo que uno ama es el sumun de los sentimientos. Es la sensación máxima de ser feliz, de sentirte libre, de no cargar mochilas ni frustraciones. El otro día y envuelto en la «locura Bielsa» que fue parte de las redes y los programas de deportes de las últimas semanas, mire un vídeo de este ya, profesor, donde decía «El éxito y la felicidad no son compatibles. Hay personas exitosas que no son felices y hay personas felices pero no exitosas» y automáticamente la portada del mes se me vino a la cabeza. «¿Vale la pena?» y vuelvo a contestarte a vos que estas del otro lado con las mismas palabras con las que arranca este editorial. ¿Esto es un editorial? Quien sabe.

Creo y sin miedo a equivocar que es el primer (pongale) editorial que escribo en Flow. Raro y no muy habitual, pero ya que. Vale la pena seguir porque amamos el hip hop y por momentos cuesta pero seguimos acá nadando contra la corriente. Nadamos con fuerza ante un «falso mercado» que se ha formado y que sentimos ajeno. No por calidad, no por laburo, no por talento, lo vemos lejos porque no nos representa y punto.

Amamos el Hip Hop y lo transmitimos a nuestra manera, porque así lo sentimos y si lo sentís, según Krs One, sos un rial Hip Hop… Por momentos se hace dificil, el barco tambalea pero sigue, ola tras ola por un ideal, por un sentido de pertenencia que es más fuerte que una publicidad, que es más fuerte que el dinero.

Las palabras de Bielsa, fueron el antídoto ante unos momentos de incertidumbre, de bajoneo y de malos pensamientos que se fueron erradicando producto del trabajo y el compromiso por el periodismo, por el periodismo de hip hop.

Se fue Julio que nos lleno de dudas y frustraciones. Un mes raro, largo, que nos costó pero que a su vez, nos enseño que nunca hay que perder el enfoque porque la esencia es una sola. Como dijo el loco, somos felices porque hacemos lo que amamos, lo que nos gusta y por esa simple razón nos sentimos completos. Llega agosto y nos encuentra firmes y más convencidos que nunca que con 10, 100, 50, 4 o millones, Revista Flow es real y eso no se compra en ninguna tienda.

Aunque no lo crean, los momentos de inestabilidad son resortes gigantes para explotar virtudes y entendí, al menos yo, que en este momento de inestabilidad necesitaba hacer lo que me hace feliz y eso es Revista Flow. Eso es Revista Flow desde siempre y para siempre…

LEGO – REPEAT 3-PEAT EP (2020)

Por Lautaro «Lykao» Yanes (@lykao.sdc) & Marcos «Shakya» Raijer (redactor invitado)

Julio de 2020. Cuarentena. El hip hop argentino sigue creciendo, y la exigencia de su público también. En este contexto se estrena Repeat 3-peat, de Lego, un EP de 3 canciones que nace en medio de la espera de su álbum debut, Cambalache.

En el primer tema, Anthem (“himno” en inglés), el MC expresa su agradecimiento a quienes jugaron un rol en su desarrollo como artista; compañeros de laburo, influencias históricas y sus seguidores, que describe como “demandantes”. Anthem es el cierre de una etapa. La base de Tommy Loops genera sensación de tranquilidad y fluidez, ideal para escuchar viajando. A esto se le suman las técnicas de Lego, que en este track muestra, quizás, su forma de rapear más similar a la clásica escuela marplatense, aquella que nos acostumbró a sonar similar a Big L, al viejo Harlem o Brooklyn.

Siempre que termina una etapa surge una nueva.

Esa aura de relajación que nos había dado la primera canción es reemplazada por una pista mucho más violenta de parte de Toomy Loops en Palabreo, segundo episodio de Repeat 3-peat. Con una espalda de seguidores ya formada, Lego asume la importancia de la difusión de su mensaje; “Ya no es solamente palabreo/ahora hay mucho más que decir, haría diez tesis en un parpadeo”. El artista reconoce lo que el público espera de él. Además, reconoce lo que su “yo” más chico e iniciante en el rap espera de él ahora que tiene los medios para trascender.

A partir del alcance que sus obras fueron adquiriendo, Lego baraja la posibilidad de volverse un referente para las futuras generaciones. Aunque pueda resultar un tanto pretencioso, se compromete a hacer todo lo que esté a su alcance para lograrlo. Sin embargo, entiende la responsabilidad que esto conllevaría y el crecimiento que su arte necesita.

El tercer y último tema, Robinho, es una colaboración con Zeballos, uno de los uruguayos que más revuelo viene tomando. Probablemente la pieza más completa desde lo lirical del EP, el ex-integrante de Bastardos del Barrio lo utiliza como excusa para anunciarnos que se vienen featurings pesados en su nueva faceta.

Repeat 3-peat es el retrato de una persona que escapa al conformismo. En cuestión de 2 años, él costero consiguió que canciones suyas como Papiroflexia llamen la atención de gente en todo el continente, viajó a Buenos Aires y se siguió desarrollando, además de estar trabajando distintos proyectos en simultáneo con solo 21 años.

Con el tiempo, Lego parece haber logrado identificar el tipo de oyente que elige escuchar su música. Sin embargo, su naturaleza versátil le exige ver más allá y explorar nuevos oídos, esa intención está clara en él EP; 3 temas, 3 estilos de boombap y 3 mensajes distintos.