CALAVERA SI CHILLA

Como siempre, Revista Flow, catando directos porque sabemos que ahí se mantiene la magia, sin estadísticas, ni efectos, ni trucos de edición. Esta vez tocó uno internacional, como ya habíamos mencionado la semana pasada, este último viernes se presentaron Natos y Waor y nosotros nos calzamos la credencial en el pecho como el hincha que va a la cancha con la casaca de su equipo y fuimos para Palermo Club. Habíamos hecho la tarea, escuchamos sus discos y vimos sus vídeos, pero que internet no te engañe, un artista se mide en las tablas y sabíamos que en esto eran expertos.

Llegamos temprano para no perdernos nada, pusimos los abrigos en la mochila para que no molesten y la guardamos en el guardarropa, con una cervecita en la mano aguardamos a que empiece la noche mientras llegaba público de todo tipo, en especial hombres y jóvenes, también estaban los fieles portadores de vestimenta ancha que nunca faltan.

A eso de las 9 menos cuarto cuando masomenos la mitad del público había llegado empezó Coqeein Montana, con Big Deiv de corista bancandole los punchlines y metiendo cada tanto un tema suyo, también tuvo su momento Franky Style, todos con un estilo trapero predominante bajo la púa de DJ El Tala. Para cuando terminaron, a eso de las 9 y cuarto ya estaba todo casi lleno, solo faltaban los rezagados de siempre que cuelgan fumando, esos que igual saben que llegando tarde llegan bien porque a eso de las 10 menos cuarto recién cayó la banda completa de Barderos Crew a copar el escenario, a pesar de ser unos pares, cada uno de los muchachos tuvo su momento, y eso hizo que el show sea bastante variado a decir verdad, sin escalas se pasearon entre métricas largas y ritmos de Hip Hop clásico y por el típico flow de tres cuartos sobre batas de 808. Además, presentaron temas nuevos para inflar el corazón, tocaron temas de corte gangsta para inflar el pecho y se fueron retumbando los subgraves en los ventanales del techo siempre bajo el lema “Esto no es música, es droga”. A las 10 y cuarto comenzó el último entretiempo.

Cabe destacar el respeto que merecen los artistas nacionales que hacen de soporte cuando vienen los de afuera, no es fácil empezar un show para un público que vino a ver otro artista y más si parte de ese público todavía está por llegar, pero supieron hacerlo con profesionalismo y experiencia, haciendo llegar lo que cada uno sabe hacer a gente que nunca los había escuchado y cebando a los que ya los conocían.

Minutos antes de las 11 hs. la gente ya estaba impaciente y empezó corear los apodos del dúo protagonista de la noche, esa fue la señal que los hizo subir al escenario, Natos con su capucha de piel y Waor con más párpados que ojos, ambos con la voz de Sabina pero con la juventud de un atleta. Tocaron temas de su último disco que claramente el público se lo había escuchado todo pero también mecharon sus clásicos, varios para una carrera tan corta. Con ritmos influenciados por flamenco, música electrónica, hip hop, trap, y hasta incluso cantos gregorianos ya desde el quinto tema estábamos todos de pogo y con sus letras crudas, espesas y explícitas podíamos sentir el ánima bandolera en el aire. Dj Sta estuvo en todo momento acompañando a los raperos desde los vinilos e incluso se lució haciendo un solo de scratch de otro mundo. El show duró alrededor de una hora y media y terminó con todos saltando como locos. Cuando el dúo se fue, Sta se quedó pasando unos temas mientras la gente se iba y la fiesta se desplazaba al vip y seguramente al camerino.

El recital fue un verdadero canto a la mala vida, tanto Natos y Waor como Coco y los Barderos nos hicieron recordar que el rap no es siempre políticamente correcto y no tiene porque serlo, sabiendo que surge y se desarrolla dentro de una realidad y maneja una mentalidad que retratan lo más fielmente posible, no solo se habló de putas y droga, también de amor a la mamá, fe en la virgen, lealtad a la manada y odio a la policía. Hicieron explotar Palermo, y donde hubo fuego, asegúrate que la próxima no te la contemos.

Santiago Sammartino aka. Santi Samezo

1 comentario en “CALAVERA SI CHILLA”

Deja un comentario