CHAU 2019, HOLA 2020. ¡GRACIAS!

Mientras el ocaso del 2019 se empieza a sentir yo escribo. Pienso y escribo. Analizo y escribo. Hago una pausa, respiro, recuerdo y sigo tipeando. Es que este año nos dió motivos de sobra para seguir apostando. Aún falta, es verdad, pero falta menos, los sucesos acontecidos durante este fructífero 2019 son la prueba de que el Hip Hop argentino está listo. Faltan detallecitos pero se encuentra maduro para afrontar el siguiente nivel.

El año arrancó manejado por la inercia de un 2018 inmejorable. Con muchas expectativas y muchísimos artistas emergentes que poco a poco fueron conquistando más y más. T&K, Acru, Wos y, desde la feliz, Zica y Ronpe 99 (Rapstinencia) son, quizá, los que llevan la bandera de la juventud. Otros, los legendarios, los de siempre son los que no pararon un segundo de trabajar en pos del crecimiento de la cultura. En materia Rap, Argentina, creció durante este año y eso es innegable. Si bien el trap sigue copando y dominando esta parte del mundo, no hay que resignarse y hay que seguir por este sendero de trabajo, sacrificio, profesionalismo y mucha música.

Sin dudas y consolidando lo realizado el año pasado, el mundo del breaking se asentó en nuestro país y con el Centro Cultural Recoleta como lugar y la gente de Fuera de Limite Clan como abanderada llegó a lugares impensados. Además de tener al grupo Los Langueros representando al país en la competencia Battle of the Year que cumplió 30 años este año, los bboys y las bgirls cada día tienen una mayor incidencia en la cotidianidad de la cultura. Muchas son, por ejemplo, las escuelas de baile que hoy incluyen «hip hop» entre sus clases y eso es una muestra de lo que esta logrando la disciplina en Argentina. Aprovecho la volteada para pedir que se tenga en cuenta al breaking como disciplina olímpica. Teléfono Comité Olímpico Internacional.

En materia de producciones hay muchas y para todxs los gustos. Los videoclips tienen una clara importancia y eso los hace cada día mas atractivos y donde se puede apreciar el trabajo de las productoras independientes. Somos y me incluyo, la generación de los sueños e ir a por ellos tiene que ser un objetivo al que nunca hay que renunciar. Nunca. La autogestión se banca desde la autogestión y creo que el «mundo de los emprendedores» en la cultura Hip Hop creció muchísimo y para bien. Mejores estudios, personas que se capacitan, mayores y funcionales estructuras de trabajo, hacen de la escena nacional, un movimiento emergente, juvenil, fresco y con todos los condimentos para conquistar el país.

Pero no todo muere ahí. La cantidad y calidad de visitas internacionales sigue en aumento. Cada vez que un/a Mc o que una banda pisa nuestro país el impacto que genera es muchísimo y salvo contadas excepciones, los recintos explotan de gente con puño arriba. Argentina tiene al mejor publico del mundo y eso en la doble H está demostrado. La vara está alta y este 2019 deja en claro una cosa: El Hip Hop argentino es cosa seria.

El graffiti, elemento visual de la cultura, también se asentó y poco a poco fue copando cada rincón del país. Pasear por las grandes urbes es una invitación al graffiti. La calidad de los trabajos son tremendos y la calidad de los artistas es infinita. Argentina, con Buenos Aires con epicentro es ya una capital mundial del graffiti. Además, durante este 2019 fuimos sede del Festival de Arte Callejero Latinoamérica que se realizó durante los meses de abril y mayo y que a lo largo de casi un mes inundo la ciudad de graffitis, murales, stencils y pegatinas.

El periodismo también fue motivo de crecimiento. Muchos medios nuevos, otros que siguen más vigentes que nunca y unas ganas de ejercer desde la seriedad un compromiso por la cultura en materia de medios. Programas de radio, páginas, canales de YouTube y diversos proyectos se han ido consolidando a lo largo de los años y vieron en este 2019 una oportunidad de asentamiento. Desde acá mandamos un fuerte abrazo y el máximo respeto a todxs lxs colegas que día a día hacen el esfuerzo de continuar trabajando en pos de la cultura, siendo esta no muy redituable y redoblando el sacrificio del trabajo, familia y rutina.

Además de todo lo expuesto, considero a este año como un momento de quiebre. ¡El Hip Hop llegó a la tele, en prime time y por la Tv Pública!. ¿Existe algo mejor? No, no existe. Si nos ponemos a analizar creo que el estreno de Broder marca un antes y un después en la escena local. Este trabajo conquisto el horario central de la Tv Argentina y se transformo en la primera serie de Hip Hop de América Latina. ¡Una locura!. Gran trabajo en la dirección de Mauro Perez Quinteros y de todo el equipo que hizo de Broder una realidad irrefutable y que sin dudas deja una huella imborrable en la cultura nacional.

Sin dudas este año paso de todo. Se creció, se lucho para ir por más y se siguió conquistando el mapa. Si bien el trap, como dije, sigue (inexplicablemente para mi) teniendo la trascendencia, mal o bien, eso retroalimenta un poco al Hip Hop. Hay quienes dicen que forma parte de la cultura, otros que nos negamos a eso por una cuestión de valores, la doble H creció, se asentó y sin dudas tomó fuerzas para continuar por este camino.

Si algo es seguro es que: No hay que aflojar. No hay que renunciar a la profesionalización de todas las áreas que componen la cultura. La unión completa y más «formal» es el próximo objetivo a trabajar junto con la defensa de la cultura. Las modas son modas y modas quedan, pero la cultura es eterna y debemos velar por eso. El Hip Hop, al menos en nuestro país, siempre fue un movimiento under, carente de estructuras de trabajo serias y creo fervientemente que el momento ha llegado y es ahora. El impulso de este gran año, debe y tiene que ser aprovechado para que el próximo, esos objetivos «no cumplidos» lleguen a buen puerto.

Si hay una certeza ahora mismo es que el Hip Hop argentino llegó para quedarse. Está listo para seguir creciendo y sin dudas es cosa seria en materia artística, social, política y por ende, cultural. La escena nacional está madura y si logramos que los guerreros que la pelearon cuando era por nada, se unan a los recién llegados, que se encontraron un movimiento más solidificado y con mayores posibilidades de acción, la actualidad va a ser aun mejor.

¿Qué falta? Lo que falta hace años. La materia pendiente: la unión. Y acá es donde el rap se diferencia del mundo trap. En el trap, la escena se acompaña, se apoya, donde va uno van todxs y eso genera una retroalimentacion asombrosa que hace que la escena crezca. En el rap eso no sucede, vamos camino a, tal vez, no lo sé. Pero de momento no existe y eso hace que las cosas cuesten más.

Espero como periodista, como amante de esta hermosa cultura, que el 2020 sea tan bueno y más como lo fue este año. Espero también, que la flecha siga en sentido ascendente y que de esa forma el Hip Hop llegue a más lugares. Sin dudas hay mucho trabajo detrás para que eso suceda y así debe ser. La cultura Hip Hop es de todxs y debemos cuidarla de las aves rapaces que degluten todo a su paso.

Así despedimos este gran año. Quiero además, agradecer en nombre de todxs los que hacemos Revista Flow a lxs artistas que nos han regalado minutos de su tiempo para charlar con nosotros, a los productores de eventos que nos han permitido cubrir y trabajar con mucha tranquilidad. A ustedes, lxs lectorxs que son quienes marcan el pulso de nuestro día a día y que en definitiva son por quienes seguimos adelante. Además quiero mandarles un fuerte apoyo, respeto y agradecimiento a todxs lxs colegas que dedican su contenido al Hip Hop. Aguante Argentina, aguante el Hip Hop argentino y como deseo de fin de año: Queremos una Latinoamérica libre y unida.

Que tengan un gran fin de año y un excelente comienzo del próximo. Nos vemos el 2020 con más periodismo serio y comprometido con el Hip Hop.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

 

 

 

1 comentario en “CHAU 2019, HOLA 2020. ¡GRACIAS!”

Deja un comentario