DE TODXS PARA TODXS.

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

A nivel arte y cultura se puede afirmar que el Hip Hop se encuentra transitando uno de los mejores momentos de su historia. Buena repercusión, una gran respuesta de audiencia y muchísimos factores externos que han ayudado a esa especie de «explosión»  hip hopper en el país. Pero ¿Qué sucede o cómo se encuentra la cultura nacional a nivel humano? ¿Se respetan los valores que predica la doble H o hay mucho bla bla bla y pocos hechos?

Argentina en general se encuentra viviendo momentos turbulentos, momentos de cambios y de constantes progresos. Con las mujeres como bandera de fuerza y poder de lucha, estamos viviendo a nivel social muchísimas revoluciones que invitan a cambios necesarios. Aborto legal, seguro y gratuito; Una reinvención política con más participación de una juventud que necesita expresarse y la legalización de la marihuana casi aprobada. Cambios, evoluciones que no hacen más que ir mejorando muchas instancias de la convivencia social.

La cultura Hip Hop es sin dudas un motor de transformación importante y así lo ven las autoridades cuando subvencionan programas que tienen al HH como recurso indispensable de cambios. La unión, la revolución artística y ese estilo «punkiano» de autogestión hacen de esta bella cultura un espacio inmenso y que puede cambiar la vida de las personas.

Hace algunos años están sucediendo cosas dentro de la escena nacional que son fruto de años de evolución. También en este caso, las mujeres, han sido bastiones de una lucha que llego para «expulsar» o como se dice ahora «cancelar» a quienes han cometido actos atroces dentro de una movida que lo permitía, pero ya no lo hace. Un movimiento que de ser ultra machista fue cambiando para acoplarse a un mejor presente, expulsando a quienes no sean respetuosos de todos esos inmensos valores que el Hip Hop trae consigo.

Ser Hip Hop no es vestirse de ropas anchas y cadenas, ser Hip Hop es obrar en pos de la unión, respetando a lxs hermanxs y caminando por el carril opuesto de la violencia. No, no estamos en Estados Unidos y nada tiene que importar cuantas películas hollywoodenses existan para mostrar algo que no es (o al menos que no debería ser) así.

Haciendo eco de todo lo expresado, hace unos días sucedió algo que me hizo dar cuenta de que aún estamos lejos de respetar a la cultura y de respetarnos a nosotros mismos como seres humanos. Los problemas y los «sentenciables a expulsión» no quedan solo en violines, abusadores y golpeadores. Soy partidario que la violencia no tiene género y la maldad mucho menos. Existen, caminan y trabajan con el cartel de «activistas» colgado, muchxs rastrerxs, raterxs, ladronxs, irrespetuosxs y oportunistas que aún no han sido descubiertos o peor aún, lo han sido pero el amiguismo fue más.

¿Qué paso? ¿Cuándo? ¿Quiénes? y ¿Dónde? no son datos que resulten trascendentales a esta nota. Porque pasar, pasan cosas todos los días y aunque uno lo quiera, el mundo no se cambia con una columna de opinión, ni con un vídeo. Ni siquiera con un escrache en redes sociales. El mundo se cambia con acciones reales, concretas, tangibles. Nadie es juez, mucho menos policía, pero sí somos humanos y sí pertenecemos a la cultura Hip Hop. Somos parte de algo en común, algo más enorme que una banda, una crew o el fanatismo por un artista, somos parte de un conglomerado de acciones que pueden transformar, un poquito al menos, este país.

Para eso estamos y de eso se trata dejar bien representada la cultura Hip Hop Argentina. No miremos para el costado, no nos desliguemos de las responsabilidades colectivas que tenemos como movimiento. Con buena leche y predisposición siempre se puede mejorar. Hay equivocaciones que invitan a la acción de progresar y cambiar, pero también están las acciones mala leche que merecen decisiones radicales. Dejar bien en alto la escena nacional tiene mucho de ambas.

 

 

 

 

 

2 comentarios en “DE TODXS PARA TODXS.”

  1. Muy válida la reflexión. Avancemos con honestidad y buena leche. El marco que nos presta la cultura HH cómo ejemplo de unión para sublimar la violencia y la discriminación es muy valedero para estos tiempos. Arriba Revista Flow!!

    Responder

Deja un comentario