DUKEH – «LA BESTIA» (2021)

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

Ya de entrada es más que grato ver la salida de discos propiamente dichos. Esos materiales a la vieja usanza, largos, conceptuales y que encierran en ese concepto un fin. En épocas de singles, de vivir el momento y dónde los cinco minutos del vídeo han herido de gravedad a los LP´s, discos como La Bestia son de vital importancia.

La Bestia es el nuevo material de Dukeh 987 y es una invitación a mover el cuello por casi tres cuartos de hora. Dukeh es ese artista multifacético, de esos que abundan en nuestra rica cultura nacional. Un tipo con la sensibilidad artística que un rapero necesita, de esos Mc´s que prefieren la elaboración de una pieza a la estupidez de los flashes. Dukeh hace rap para el mismo y eso es lo que más te llena de su rap.

Queriéndolo o no, su trabajo, gran trabajo (de él y de todxs los que hicieron a este disco) contagia las ganas de alzar la voz con el rap serio como bandera. El rap es político pero jamás es servil al poder de turno y eso este gran artista lo tiene y lo deja clarísimo a lo largo de todo el disco.

Para analizar el álbum de manera correcta, arrancamos por la gráfica: un ser mitad Dukeh mitad ¿diablo? aka Bestia colmilluda que parece gritar el nombre del artista que se distingue en letras blancas en forma de tag. Sobre el costado derecho se lee el nombre del material que se encuentra salpicado por sangre. La tonalidad roja, negra y blanca se repiten tanto en tapa como en contratapa invitándonos a un inframundo lleno de rap.

La bienvenida la da «Tormenta«, un track que arranca con una especie de bong chino y el ruido de una lluvia veraniega intensa que decora un recitado del artista. Palabras complicadas y un mensaje concreto pero rebuscado llegan a ese clímax imponente cuando aparece un órgano que termina de elevar la tonalidad de esta especie de intro al mundo de la bestia que soltará Dukeh a lo largo del material.

El rap como tal llega luego con «Perseo» un boombap clásico con una pista armónica y algunos destellos de samples al mejor estilo Gramatik. En este tema Dukeh exhibe una gran soltura para encajar barras y palabras de la mejor manera, fluyendo más rápido, más lento pero sin dejar de fluir. El ritmo vertiginoso de «Perseo» baja cuando llega «Árbol«, y con este track también llega la primera colaboración del disco junto a Duende Kenna. Durante este track, ambos artistas se pasean sobre la base de una manera más calma, con cautela pero sin perder nunca esa manera de encajar las barras.

«Ego» la segunda colaboración del álbum esta vez con Lady Flor nos saca de la paz armónica de «Árbol» para entrar en el terreno vertiginoso de una pista impresionante. Dukeh rapea en un tempo acelerado haciendo pie junto a los hi hats que de fondo marcan el ritmo. «No permito advenedizos en mi templo» esboza dejando el mic con humo. La entrada de Lady Flor lejos de apagar el fuego lo revive escupiendo barra tras barra. «Escupo líricas con veneno… lady te hace transpirar más de esa mierda que aspiras…» uff.

Lo que sigue es uno de los puntos altos de un gran trabajo. En este caso, Marotte deja por un rato su rol de productor para imponer su flow en «La Puerta». En este track con una pista bailable Dukeh & Marotte arman un tándem muy interesante, una dupla que se complementa de una manera muy equitativa y agradable. Sin pisarse y combinando sus formas de encarar la instrumental, este track se transforma en una bocanada de aire para seguir disfrutando un laburo rebuscado y completamente rapero.

Lo que sigue eleva la vara. Es que si la «La Puerta» venía de manera ascendente llega este track llamado «Partícula»  con una pista impresionante que invita a Dukeh a cambiar un poco el flow que entre acelerado y pausado decora una instrumental acorde a la cuestión: «…los dibujo como con fibra…» reza este Mc y luego expresa «nos juntamos para hacer un tema y terminamos haciendo un disco…» haciendo alusión a la unión entre los tres máximos participes de este tema: Dukeh en el rap, Palo Santa en los coros y Marotte en el producción.

Para analizar este disco es preciso entender cuál es la visión del artista, que de manera genuina y completamente despojada del miedo al «qué dirán» se despacha con un álbum bien conciso. A «Partícula» le sigue «Futuro» otra colaboración, esta vez con Naby Baby. Una pista movediza tirando a funkera que invita a los Mc´s a desparramar su barras con momentos de un doble tempo explosivo. Lo que sigue es «25» una base con tintes oscuros le dan pie a Dukeh a descargar sus pensamientos en modo #superrap. En mi opinión, este track es la puerta de entrada a la última parte del material, depositándonos sin escalas en «Tan Simple«. Esta canción es la última y tal vez (por la calidad lírica de la misma) la más destacada colaboración de «La Bestia«. El flow potente de Dukeh se une al distintivo de El Auelo y juntos se proponen dejar barras superlativas inmortalizadas en uno de los puntos más altos del disco.

Llega «Disciplina» y el juego parece bajar un cambio. Un tema intermedio que nos da un respiro bien rapero. «No busques afuera lo que no está en vos» reza Dukeh. Termina «Disciplina» y agarrate porque «Galactus» llega con una base digna de banda sonora y complementa a Dukeh mientras escupe sus rimas en una velocidad anormal para la nueva normalidad del rap. Joya de La Bestia esta gran canción que desemboca en el gran final.

Y el gran final es el bonus, ese llamado «track oculto» que nos despide de la mejor manera. El responsable de la instrumental es Devak 24 y su capacidad de producir hits está a las claras. Un tema muy rapero que cierra uno de esos discos que patean el tablero de la actualidad del género o del no género en nuestro país.

Termina La Bestia y con ese fin, se terminan casi 45 minutos de un rap punzante, verdadero y explosivo. Dukeh demuestra que es posible elegir el camino difícil y salir aeroso de él. Parece un cosa ínfima, pero es importante darle valor y lugar a los discos largos, con un concepto, con una finalidad y sobre todo a esos que son bien rappers. Si aún no escuchaste La Bestia hacelo porque vas a disfrutar de un cuarto de hora a puro puño arriba de la mano de Dukeh y todxs los artistas invitados.

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario en “DUKEH – «LA BESTIA» (2021)”

Deja un comentario