«ES MENTIRA QUE EL BOOM BAP ES SIMPLE»

Por Lautraro «Lykao» Yanes (@lykao.sdc) & Gian Franco Lisanti (@itnasilnaig)

El domingo 19 de julio, con motivo del lanzamiento de su último EP, Repeat 3peat, nos encontramos por Zoom con Lego. Él estaba en Mar del Plata, nosotros, en Capital. Domingo de lluvia, de frío y una charla de dos horas que nos dejó inundados de información. Cerca de las 00 del lunes se terminó la llamada. Reflexiones, anécdotas y proyectos pasados, presentes y futuros se entremezclan en las respuestas de un artista que, desde lo introspectivo y emprendiendo un viaje interior y exterior, busca llegar alto; “Es sano el ego de artista pero cada uno tiene que ser consciente del lugar que ocupa”.

¿Sensaciones después de sacar el disco?

Re piola, mas que nada porque no se afloja. Un mes antes de sacar todo fue muy intenso de cranear el paso a paso. Íbamos haciendo audiovisuales acá en mardel mientras craneabamos como ir sacándolo, después se iban sumando cosas. Pero en el momento en que salió fue un alivio, queríamos hacer un proyecto cerrado por todos lados y lo conseguimos. Ahora me mantengo entretenido, quisimos ponernos a armar fechas apenas salió el disco pero la pandemia nos cago. La respuesta de la gente fue hermosa, me sorprendió un montón. Sentí que había gente esperando material nuevo. Hicimos un par de streamings para presentarlo y salieron piolas pero podrían haber salido mucho mejores. Con el tiempo vamos mejorando y haciendo shows más extensos. Es algo que uno va armando en el día a día. Es un bajón depender de la conexión pero la otra vez, por ejemplo, conecte el ampli al celu y al micrófono y di terrible show.

Cuando sacaste el ep ¿ya tenias fechas en capital o fue de improviso, de cuarentena?

Es el primer material que saqué sin pensar en hacer fechas. Por la pandemia me di cuenta que el disco que ya venía preparando -Cambalache- iba a llevar un poco más de tiempo pero que me tenía que mantener activo, así que decidí venirme a Mar del Plata, donde las cosas están más tranquilas que en el AMBA y terminé de hacer el EP que tenía en mente. El hecho de que acá haya más posibilidad de circulación me permitió hacer vídeos y trabajar más cómodo. Además, hacer algo en mi ciudad me encanta. Buenos Aires me dio un montón pero este es mi lugar. Me gustaría hacer una fecha acá antes de irme.

¿Por qué sacar repeat 3-peat cuando ya habías anunciado Cambalache?

Yo anuncié Cambalache en octubre del año pasado. En ese momento tenía, o al menos eso pensaba, gran parte del proyecto terminado. La cosa es que desde que me fui a Buenos Aires, empecé a atravesar una reestructuración en mi carrera que también impactó en el proyecto por lo que decidí que lo mejor era esperar a estar realmente conforme con el material para sacar un disco así. Pero la demanda de la gente por material nuevo seguía estando. Ahí surge la idea de volver a Mar del Plata y editar Repeat 3Peat.

¿Por qué te fuiste a Buenos Aires? ¿Te sirvió?

Totalmente. Sin flashar la de American Dream, me fui en agosto de 2019, para tener más visibilidad. Tenía ganas de que gente que no me conociera escuchase mi música, es algo que no quería perder la oportunidad de hacer. Por suerte, me recibieron muy bien y pude armar mi equipo de laburo. Me había dado cuenta que cada vez que tocaba en vivo en Mardel éramos los de siempre, contados con los dedos de las manos. Que te respeten y te escuchen en tu barrio es fundamental, pero yo tenía ganas de llevar la música a la gente. El exceso de publicidad nunca me gustó mucho, por eso me fui allá a hacer escenario, quería llevar mi música en lugar de atraerlos por redes sociales.

¿Hubo un momento en particular en el que te diste cuenta lo que tu música genera en la gente? 

En los números. Al principio no me lo creía tanto pero cuando Papiroflexia llegó a cien K, siendo el segundo tema que yo hacía y el primero en el canal de Bastardos del Barrio, mi ex crew, ahí dije “esto lo puedo aprovechar, lo puedo repetir y lo puedo seguir haciendo”. Después me pasaron cosas como que me hable gente de España diciéndome “hey bro tu música está que flipa”, que para mi es una banda. El otro día me habló una maestra de primaria comentandome que había escuchado mis raps y se acordó que ya de chico escribía un montón y que sabía que yo iba a terminar haciendo algo con la escritura, con la literatura. Ese tipo de cosas me hicieron dar cuenta. La fecha con T&K en Uniclub también fue importante en ese sentido

Contanos sobre quienes trabajan y trabajaron con vos

Mi primer productor fue el Bobi G. Él me grabó Papiroflexia, que me puso por primera vez un micrófono adelante y me dijo que podía hacer música y me puso fichas. El fue muy importante y siempre le voy a agradecer todo. La idea del disco había nacido con él pero no se pudo concretar. A Tommy lo conozco hace un año y medio. Apareció cuando yo estaba buscando un productor fijo que me revolee pistas por la cabeza. En ese momento él tenía poco tiempo haciendo música, pero me mand’o lo que tenía y me re cebó. 9 de cada 10 beatmakers no tienen el toque de hacer parecer al rap algo simple, Tomy sí. El tiene 18 años, nació en San Clemente pero vive en Tenerife, España, por lo que al chabon no lo conozco. Ahora le estoy pagando pistas de temas viejos, aunque él me decía que no. Hicimos Repeat porque en “Cambalache” el no tiene mucho espacio y yo tenía ganas de que hagamos un proyecto grande. Después está el Punga. Me di cuenta que el tiene capacidades que van mucho más allá del rap. Entiende de electrónica, punk y una banda de géneros más. Juntos hicimos mutatis. Tenemos una relación muy lisérgica. Lo próximo que vamos a sacar juntos es un pedo mental, yo sigo siendo Lego Skillz y él sigue siendo Punga pero tenemos ganas de flashear con la música, probar. Con Mutatis, tema que es muy distinto a todo lo que hice, hicimos prueba piloto; queríamos ver cómo reaccionaba la gente a algo completamente distinto a lo que venía haciendo y el resultado fue tan positivo que ahora es mi segundo tema con más repercusión. Es un tipo que sabe y que le gusta probar y en mi encontró un artista que le da bastante libertad en ese sentido. En Cambalache, Skinny Skills, que es el último tema, va a ser el pie a una nueva etapa en donde el Punga va a estar muy presente. Se va a ver mucho la influencia de Rage Against The Machine, entre otros. Nos gusta mucho a los dos y siempre le digo que quiero hacer que con mi música la gente quiera agitarla, cagarse a palos, pero sin perder el valor de las letras, que siga teniendo barras que valgan la pena. Con él aprendí a manejarme en el escenario. Tenía toda la cancha que yo no, porque él ya había estado en dos bandas e incluso llenó un Emergente. Se nos sumó después el Mapris, que terminó siendo mi gran segunda de Capital. También está el Nego . A él lo conocí gracias a Mapris. Tomy y Nego tienen personalidades muy distintas. El primero está hecho para hacer cosas voladoras y el otro es un productor todo terreno en cuanto a boom bap, tiene una identidad y un estilo muy prolijo. Es un productor amateur que ya está un paso más arriba pero con herramientas de amateur. Con él todavía me debo un proyecto piola para hacer para que se lo tome como a Tomy se lo tomó con este proyecto. Mi objetivo es que a él también se lo vea como un productor, como un señor boombap y que otra gente lo empiece a conectar. El Ruso  es la tercer pata con El Punga. El es manager de la RPCK y de Tian. Cuando era más chico, hoy tiene 18, organizó la primera gira de Barderos por el sur del país. Barderos y El ruso son de Neuquén. Ahora es mi manager. Es una persona que nació para hacer lo que está haciendo y siempre vos lo ves trabajando. Después está Galati , que labura con Nego. Son de Lomas de Zamora. Pero básicamente este es el equipo fijo y somos estos los que después conseguimos conexiones y terminamos laburando con más.

¿Qué tanto sentís que estás en la producción musical y audiovisual? ¿Te involucras mucho o dejas que laburen por vos?

Siempre quise gestionarlo yo mismo pero no tenía los conocimientos. Empecé a estudiar artes visuales y ahí aprendí un poco más de lo que era fotografía y con la música me pude meter porque aprendí mucho de ver en estudios. Al Punga lo veía laburar y capaz estaba haciendo un bajo y le decía que quería que el bajo suene menos rígido y el chabon me entendía. Tal vez la palabra no es “rígido”, pero sin tener ese lenguaje musical el chabon lograba cazarme. Por eso también labure tanto con el Punga y nunca hicimos música sin estar los dos en el estudio. Me meto muchísimo en los proyectos y cada vez más. “Repeat 3-peat” es todo una idea mía, los vídeos son una idea mía pero no las tomas y la música desde cero está hecha entre los dos, Tomy y yo. Quería que sean tres boombaps muy distintos pero al mismo tiempo boombap con todas las letras. Obvio que Tomy hizo los ritmos y él fue el que controlo todo pero en parte la idea principal era mía, tanto vídeo como audio así que sí, me comprometo siempre y si pudiera hacerlo yo, y creo que en algún momento sí lo voy a poder hacer yo, lo haría. Miro mucho a gente como Dano o productores de Estados Unidos, o inclusive él caso de Billie Eilish. Obvio que estamos muy lejos de la industria de allá pero ves que arrancó con el hermano a hacer música en su casa y terminó ganando 6 grammys y decis: “se puede”, más en el momento que está pasando la música y el rap argentino. Llegará un punto en el que me pueda hacer las cosas yo y con mi propio equipo de laburo y de una manera que solo nosotros entendamos.

¿Quiénes son tus referentes del pasado y de hoy?

Mi escuela de referentes la integran personas del rap argentino como T&K, La Coneccion, y esa ola de 2011/12 que terminaron generando todo lo que le está pasando al Hip Hop nacional ahora. Yo de chico me venía curtiendo con rap español o yankee y ellos me hicieron volver a activar con la movida local. Actualmente no estoy consumiendo tanta música nueva porque, al estar tan encerrado en mis ideas y proyectos en conjunto, no me doy el tiempo necesario. Joey Badass es mi referente más grande en cuanto a lo que me gustaría llegar a ser como artista, su estilo jazzero y cómo fluye sobre una base. La verdad, tengo referentes dependiendo de lo que me fije: Kendrick me vuela la cabeza por la forma que tiene de conceptualizar los álbumes y el audiovisual. Se nota que el chabon no deja el audiovisual y que está metido en todo el trabajo. Eso es algo que me re flashea y creo que en Argentina todavía no se llegó a este nivel de conceptualización de un material. En algún momento tuve una admiración re grande hacia Lil Supa en el estilo de boombap porque creo que marcó una generación en lo que es habla hispana. Otro referente es Dano pero porque me mostró un rap distinto: la forma de expresarse desde todo punto de vista, sonido, barras, audiovisual, el chabon es todo rap, es rap por todos lados. En las etapas que fui pasando fui teniendo referentes distintos, y después mis amigos, todos los artistas con los que me rodeo y hacen música, todos me transmiten eso y de cada uno capto algo distinto, que eso los hace únicos y también me funcionan como referentes, absorbo.

¿Cuánto tienen que ver tus ganas de diferenciarte, de escuchar música distinta, con todo lo nuevo que suena en Repeat 3-peat?

Esto lo hablamos mucho con el Punga. Yo empecé a escribir y hacer música porque no me costaba nada. Escribir es gratis y una pista va a haber en cualquier lado y sabía que me iba a servir y que iba a poder hacer algo con eso; evolucionar también es gratis. Está muy instaurado esto de “el rap es rap y sale como sale y al que le guste bien y al que no, también”. Creo que entendí que yo tenía una formación como artista y que llega un punto que si vos tenes ganas de trascender, hay que estar un paso adelante de otras personas. Fue un tema de noches y noches de cranear y decir : ¿yo me quiero quedar en lo que hago, me quiero quedar en el nivel de producción de Papiroflexia o quiero innovar, quiero llegar a ser algo, entender por qué esta voz va atrás de la otra y por qué se panean estas dos voces, y qué genera eso? Siempre tuve algo inquieto ahí de querer estar en todo y aprender no cuesta nada. Me di cuenta que podía llegar mucho más lejos si seguía con esa mentalidad de innovar y también porque ya había comprobado que a la gente le podía gustar lo que yo hacía desde el principio y que solamente faltaba eso, un proceso. Me plantee: yo ahora no soy Lego Skillz, ¿a qué quiero que llegue esa faceta como Lego?, quiero escribir desde acá, hablando de esto, para este público y teniendo en cuenta esto, y teniendo en cuenta que salí de acá, y formar todo eso, y juntar todo eso y que de ahí salga Lego Skillz… una fórmula que si la llegas a tener clara y llegas a hacer tu música, desde la escritura, la producción y demás, llegas a tener una identidad propia y eso no te lo saca nadie. Eso te diferencia de un artista que hace muy buena música pero no tiene identidad propia así que laburé eso y llegué a ese punto pero no fue algo planeado desde el principio, se fue dando. En Repeat pensé en cada tema. Es un proyecto corto pero le metí mucho pensamiento porque quería hacer algo que cierre una etapa y tenga sentido. “Anthem” es un tema apuntado a un público que me viene viendo hace un montón, muy personal pero al mismo tiempo hablando y agradeciéndole a este público. “Palabreo” es mucho más introspectivo, más como para que lo analicen. El tercero es este forreo que me hacía falta y además es el estilo que quiero hacer, el que quiero demostrar. Le propuse a Zeballos hacer un boom bap con todas las letras, que él hace tiempo no hacía uno y le mandamos. Camuflamos ahí una partecita suave y después la base cambia a algo más duro, medio de sorpresa, y elegí dejarlo para el final para que la gente vea que se viene algo por ese lado.

¿Apuntás a ser un representante de la nueva generación del denominado “rap estricto”?

Me encantaría que eso pase pero para lograrlo tengo que hacer algo que no se haya hecho en Argentina. La verdad, no creo que esté haciendo nada inédito todavía, simplemente estoy haciendo mi rap de la manera más prolija y consumible posible. Mi objetivo es que la gente flashe con mi música, y no solo por la letra sino que haya todo un contexto musical interesante. Es mentira que el boom bap es simple, es algo super complejo. Entender eso me ayudó a mejorar. Mi objetivo es llegar a hacer el boombap que de verdad quiero. Para eso sé que tengo que combinar muchas cosas; por un lado tenes lo que hace gente como Toteking, que te provoca ganas de googlear palabras que desconoces pero a la vez quiero convertir eso en algo un tanto más potable. Si te fijas, Space Hammurabi está haciendo algo parecido. Barras y barras que no aflojan, pero su mutación se dio a lugar cuando lograron volverse más escuchables, más exportables.

¿Hasta dónde querés llegar? ¿Qué podemos esperar de Lego?  

Yo ya mostré mi marca registrada de skills,, mi forma de rapear. Creo que la gente ya lo sabe. Lo que quiero demostrar ahora es que eso se puede llevar a un nivel cada vez más avanzado de producción. Me di el gusto de hacer el boombap que yo quería y ahora quiero pasar a una etapa en la que lleve mi rap a otra cosa: a poder marcar mis influencias del rock y de la parte más bardera y hasta de electrónica.  Igual, la intención no es hacer un Rap-rock a lo Limp Bizkit, sino que sea algo que la gente no haya escuchado antes, que no sea una fusión, que sea algo muy nuevo. Todavía hay mucho en mi mismo que pinta explorar… hay tiempo, mucho tiempo. Además, tuve la suerte de armar conectas importantes, así que se vienen feats con Socio, Mapris, Tian, Troubles y los pibes de Kamada. Entre todo eso voy a ir definiendo, sin apurarme.

¿Cómo te caería a vos que esto siga creciendo?

Es loco. En algún momento me lo tuve que creer porque hacerlo me permitía anticipar, armar la jugada un par de pasos antes para saber qué puede llegar a venir después. El año pasado tuve este click, cuando fui a Buenos Aires en búsqueda del equipo de laburo. Se trata de estar preparado mentalmente, más allá de que tengas los medios o no. Tengo que creer en mi música. Capaz muchos artistas no te dicen que se la tuvieron que creer y que se fue dando pero creo que todos tenemos nuestro momento para poner las cartas sobre la mesa, quiero algún día vivir de esto y quiero que algún día el pibe que me está escuchando hoy, tenga un hijo y el hijo me escuche. Es eso, conseguir los medios y mientras ejecutar en la cabeza y tener todo preparado.

A esta altura queremos hacer una pausa.

Decidimos separar todas las reflexiones que hizo a lo largo de la entrevista, cuando se iba por las ramas, cuando más pensaba las respuestas, porque sentimos que entre la data más dura anterior iba a diluirse. Es todo este contenido intelectual lo que hace de Lego un rapero diferente, un artista que resalta, que no sólo tiene skills, flow y cámara. Lego es Lego por lo que piensa (sus letras), cómo lo dice (sus técnicas) y porque también, y sobre todo, sigue siendo Agustín.

Sobre los feats y trabajar con otra gente:

“Hasta ahora yo no hice ningún feat que no quisiera hacer. Mucha gente pide feats, te ofrecen plata por hacerlo pero es muy difícil hacer un feat con una persona que lo viene a pedir. A vos te llegó una persona y te cebó y justamente es eso lo que te lleva a hablarle y solo comparto temas con la gente que me gusta. Es difícil hacer un feat con una persona que no conoces, que no contactaste. De pronto, con la gente que me gustaría hacerlo termina siendo algo mucho más espontáneo y mutuo y de decir “che llegó el momento de hacerlo” y lo hicimos. Así se dio con el Troubless, que empezó como una charla de par a par y después de un tiempo, salió. Lo mismo con el Saje. Nos cruzamos un par de veces, ranchamos, compartimos música y después de un tiempo, que también vimos que la gente nos estaba vinculando musicalmente, dijimos que estaría piola y se terminó sumando el Kelo. Yo me vincule con la gente que me tuve que vincular, nunca busqué, no me interesó… me gustaba la idea de compartir escenario con gente que alguna vez escuche pero al mismo tiempo hay un montón de artistas que se esfuerzan por mostrar todo lo contrario, como si tratar con ego fuera para justificar que alguna vez no admiraron a alguien o no les gustó un trabajo. Me cago un poco en eso.”

El ego de artista:

“…está muy presente, demasiado. Si hay un artista que me cruzo en una fecha y me cebó o me marcó en algún momento en mi música, se lo voy a decir. Me pasó con el Asterisco, que nos cruzamos en un evento y yo le hable un par de días después de haber tocado, le conté, porque la verdad no me afecta que lo sepa sino que hasta me gusta, que su música era parte de mis viajes a la escuela en el momento en el que yo deliraba con hacer rap en algún momento. Esa es una actitud que tuve con todos los referentes que me fui cruzando, pero hay gente que siente que hacer eso es rebajarse. La movida está llena de artistas que, cuando cumplen sus metas y conocen a quienes los inspiraron, son incapaces de mostrarse agradecidos, eso es un tema de orgullo. Se cree que está mal aceptar ciertas cosas o reconocer a quienes están hace más tiempo como si fuera rebajarse. Para mi es transparencia y respeto, porque si sos artista y llegaste hasta tal punto y ves el laburo de otro, por más que no te guste, sabes que le costó llegar hasta ahí también, y que llegó ahí porque hizo algo piola y porque está haciendo las cosas bien. Te cruzas un montón de gente con ego y con egos altísimos y te cruzas un montón de gente que la falta de ego hizo que no prospere, que quede un poco al margen. Hay que tener un balance. Por ejemplo, creo que no contestarle a una persona hace que hayas tirado una semilla al pedo pero tampoco podes hablar con todo el mundo. Igual siempre va a haber alguien que crea que vos sos un gil porque con el público es eso, o te aman o te odian. Si te tienen en cuenta es porque te aman o te odian, y no se puede hacer que todo el mundo te ame y tampoco es sano querer que todo el mundo te ame. Es sano el ego de artista pero cada uno es consciente del lugar que ocupa y el lugar que ocupa el otro y hay que respetar. No me considero un rapero con un ego muy grande pero también soy consciente de lo que estoy logrando pero no tengo este ego que se ve en el rap y más en el rap de Capital.”

Sobre el dinero y la fama:

“Es cíclico, una cosa te da la otra y al mismo tiempo al revés. No soy de esas personas que crea que la fama es algo que está mal y obviamente que la plata tampoco está mal. Creo que el músico, como músico, merece su plata y en Argentina estamos en un momento en el que estamos recibiendo lo que merecemos. Prefiero el dinero mil veces pero creo que la fama es una consecuencia de trascender. Hay que lograr un equilibrio, parte de trascender son las dos cosas. La plata llega, porque la industria es así. Si uno quiere que se consuma su música para trascender, una consecuencia es la plata, quieras o no. Es mentira el que te dice que no quiere ganar plata con su música porque todos soñamos eso. La fama es problemática pero no hay una sin otra. Es aprovechar la fama para hacer plata y la plata se aprovecha y se invierte, y eso trae fama, es como un círculo.

 

La charla duró dos horas. Es imposible poner cada palabra que dijo porque sería una entrevista eterna y además, algunas cosas es mejor no decirlas. Como lector, como lectora, lo mejor que podes hacer para terminar de entender toda la locura que Lego carga, es leer entre lineas, buscar claves entre respuestas. Y definitivamente, escucharlo entre líneas. Lego no hace técnicas solo porque es un skillero y le salen. Lego es técnico porque así de difícil, y así de bien, piensa, recapacita y actúa.

 

 

 

 

1 comentario en “«ES MENTIRA QUE EL BOOM BAP ES SIMPLE»”

Deja un comentario