EVIL RECORDZ YA IMPRIME SU SELLO EN EL NORTE.

Por Gian Franco Lisanti – @lisanti___

El sello Evil Recordz (@evil_recordz1) fue fundado hace un par de años por el incansable DJ Zombeat (@djzombeat) Un proyecto que nació en el under, que ahí vive y desde ahí crecerá.

Zombeat: Arranqué en el Hip Hop por influencia de mis hermanos que arrancaron con lo que en ese momento era el Hip House, música electrónica que mezclaba samples de artistas como Bambaata, Hammer, Vanilla Ice, Public Enemy. A mi siendo pendejo me llamaba la atención esas cosas. De lo nacional escuchaba Jazzy Mel, y así arranqué. Me fui interesando y empecé a ir a ver gente que pasaba música, cómo lo hacían y me llamaba la atención. Mis ganas de pasar música empezaron ahí, tratando de entender, de copiar, de acceder a los equipos y hacerlo yo. A medida que fui creciendo, me fui haciendo de equipos y una vez que más o menos lo dominé, me pase a productor. Conociendo a otros productores, amigos y no tan amigos, la idea se mantuvo. Mirar, conocer, copiar. Compartí ratos con grandes productores que yo admiraba y admiro.

Así empecé, hasta que dije “todo el mundo tiene de referencia cierto lugar donde puede ir a grabar, ¿por qué no lo puedo hacer yo?, ¿por qué no hacerlo local, de zona norte?” Siempre hubo intentonas, que creaban un sello, un estudio, pero no había un referente, que quieras ir. Entonces dije “si lo vas a hacer, hacelo bien”.

Me equipé y aprendí. Lo primero que lancé fue un estudio de grabación. Para promocionar el estudio necesitas artistas y la idea, cuando el estudio fuera completamente mío, era armar un sello. El proceso de preparar el sello se prolongó mucho más de lo que pensaba. Fue una decisión muy importante. Pensaba que no estaba para jugarmela de esa manera, lleva tiempo, recursos. Es complicado. Venía de un laburo que me exigía demasiado y prácticamente no estaba en mi casa. Fue un momento de quiebre. Terminaba con eso y lo hacía o no lo hacía más. Y arranqué. Comencé trabajando con gente amiga pero a veces los proyectos así no funcionan. Se dice que con la familia y con amigos no se hacen negocios, así que se terminaron, quedaron a la deriva. Me puse a buscar gente que tenga hambre, que tenga ganas. Llegó un artista, otro, este conocía otro y ahora somos más o menos diez. Así, hoy el sello Evil Recordz tiene un año y medio de vida.

La propuesta para artistas de mi sello es específica. Dentro, yo soy DJ, productor, beatmaker, organizador de eventos y manager en algunos casos. Hay otros que vienen de afuera y pagan sus cosas pero los artistas que yo promuevo, graban, tienen un compromiso y todo corre por mi cuenta. El objetivo en la producción de estos proyectos es que sea cincuenta cincuenta, con ideas suyas e ideas mias.

Zombeat: A Dulce Ruthy la conocí gracias a Atenea. La conocía como bgirl, Ruthy bailaba pero empezó a rapear. Vino un día al estudio acompañando a Atenea, estábamos boludeando y le puse una instrumental porque ella me decía tengo un tema. “Si te animas, rapealo” le tiré y desde ahí quedó. Una joyita que no esperaba descubrir.

Dulce Rutthy (@aka.dulcerutthy): Me llamo Lucia, tengo 19 años y mi a.k.a es Dulce Ruthy. Mi a.k.a. viene de cuando empecé mi carrera como B-girl. Todavía no tenía uno pero jodía mucho con la palabra “pan”. Cada frase que decía la terminaba con “pan”, no sé por qué y siempre me anotaban así. Empecé a buscar una manera más piola para anotarme y encontré que en albanes ruti significa pan. Me lo apropié, le agregué la H y la Y. No consideré otras opciones. Todo el mundo me conocía como “pan”, “la chica pan” y me gustaba eso, me sentía identificada con el apodo y fui buscando por ahí.

Arranqué a los 13, conocí el break dance, que por acá se entrenaba mucho. Después conocí compes de freestyle, me re cebó y le mandé por ahí también. Conocí a Atenea que me fue enseñando cómo son las movidas, su manera de escribir y empecé a hacer mis temas. No competí mucho, fue más un paso hacia la escritura. Escribo desde que soy muy chica en realidad porque canto también, y el free me ayudó a desarrollarme de manera creativa para hacer rap.

Escuchaba muchas mujeres, esas fueron mi inspiración. Sara Hebe por ejemplo. Me gustaba que tienen bien su estilo propio. Igual hoy mi manera de escribir es mas literaria, no tan política. Es lo que voy sintiendo en el momento, como desahogo. Siento que es más elemental por ahora. Hoy para mi el Hip Hop para mi es una conexión a tierra, como catarsis.

Ahora estamos activando un EP full boombap, con cuatro o cinco canciones que son una presentación mía, de dónde vengo, de lo que soy, de lo que me genera la música. Tenemos la mayoría de esos temas listos.

Doble L Crew (@clonazepak.dblk y @c.k.22.dblk): Somos Luciano y Lucas. Nos conocimos acá en el barrio. Somos de Jose C. Paz y venimos haciendo música desde los 12 y 14 años. Ahora tenemos 20 y 22.

Una vuelta nos empezamos a cruzar seguido y nos dimos cuenta que es complicado encajar con alguien, porque mas allá de todo es difícil encontrar una persona que se comprometa con la música. Él tenía un tema, yo tenía un tema. Fuimos a la cancha que está acá cerca, nos mostramos los temas y nos gustaron. Después de ahí nos vimos tanto pero nos cruzamos de vuelta jugando a la bocha. Ahí empezamos a caminar para ir a jugar, una vez no fuimos y nos volvimos al barrio hablando caminando. Nos hablamos de todo y salimos a una joda. De ahí no nos separamos más. Esto fue hace cuatro años. Nos caemos bien porque tenemos en común eso de la responsabilidad. Muchos están para gritar sobre el escenario pero cuando tenes que acordarte la letra, estar sobrio, poner responsabilidad no hay mucha gente que lo haga. Nos cayó del cielo habernos conocido. Y empezamos a grabar con uno de por acá, el Osito, que cuando nos invitó tenía un estudio que era la compu del gobierno, una caja y adentro un micrófono de show, y ahora está re pegado.

Desde muy chicos escuchábamos a Vico C, Calle 13 o Rock nacional. Nos gustaba eso romperle las bolas al planeta entero y a la corrección politica, que es un poco lo que es el hip hop. De hoy rescatamos al Flaco Vasquez que tiene esa influencia criolla que estamos buscando hace un par de años, pero no es más que eso, una influencia. Lo primordial es buscar una identidad propia. En vez de parecernos a alguien, buscamos que quien quiera rapear se quiera parecer a nosotros. Está lleno de gente que se quiere copiar o no se da cuenta que está copiándose de otros artistas. El mensaje es que mientras tengas identidad sos artista; si no, sos una copia.

Nuestras letras hablan de todas las equivocaciones que tuvimos en nuestra vida. Lo que no se llevó ese tipo de vida lo escribimos. Con todo lo que te pasa y lo sufrís, podes aprenderlo. A nosotros se nos dio por hacerlo música y se sana con eso. Las cosas que hemos pasado nosotros las pudo pasar cualquiera y está bueno que la gente se sienta identificada, porque es normal, porque es así, te puede pasar a cualquiera. Y ojalá que no te pase. Pero que lo conozcas, que sepas que existe y date cuenta antes de golpearte con la pared. Esa es nuestra intención: me equivoqué, lo reconozco, lo admito, lo comparto y te deseo suerte.

El Hip Hop para nosotros es cada actitud de rebelión que tenemos nosotros contra este sistema. Si no tiene un mensaje en contra de lo constitucional no es Hip Hop. Son pequeñas cositas que tal vez la gente no las dice porque no las ve necesarias pero que a gran escala, le molestan a todos, y molestan un montón. El Hip Hop es la voz que nos permite expresarlo. El Hip Hop se lleva en cada decisión, en cómo te vestís, en el color del pelo, y es lo que nos hace libres de pensar lo que queremos y cómo lo comunicamos; y encontrarnos con gente que no conoces pero coincidís es una sensación preciosa.

Zombeat: A ellos los conozco por instagram, los pibes subieron un freestyle y ahí me puse a buscar otras cosas que hayan hecho. El caso curioso de ellos fue que yo no sabia que eran de acá mismo, de Jose C. Paz. Cuando se los propuse pensé que me iban a decir “no, me queda re lejos” y no, vivían a quince minutos en bici. Tienen característica especiales: fluyen sobre cualquier base y se conocen mutuamente hace mucho tiempo. En sus shows no hay fallas. Para ser pibes, la cancha que tienen arriba y abajo del escenario es impresionante.

A N.N. también la descubro por un free de instagram. Me llamó la atención la entrega que hace, cómo ubicaba sus palabras, cómo se adaptaba al ritmo. y me pareció especial. Hay que tener esta cuestión de adaptarse al ritmo, no lo hace cualquiera. Busqué material de ella y cuando me terminó de cerrar la convoqué y le propuse. Me pasó que no se lo esperaba, no parecía verdad que le diga “vas a tener la chance de grabar un disco completo” y pensó que la estaba jodiendo.

Su ventaja es que es muy versátil, tiene mucho rango musical, se adapta a cualquier veneno que esté dando vuelta. es mas, ella tiene dos proyectos: un disco que va a ser más chill, lofi y su segundo proyecto va a ser más boombap. Es una piba que tiene un potencial inmenso, yo el año que viene la veo en Red Bull.

N.N. (@nn_winz_): Soy de zona norte y empecé a rapear hace siete, ocho años. Hago freestyle y compito. En la música estoy hace cuatro, cinco años.

Cuando era más chica, había una iglesia en el barrio que era también un comedor. Siempre la ayuda creativa que ofrecía la iglesia era todo lo relacionado al hip hop, ya sea pintar una pared, ya sea bailar, hacer break. Cuando era chica, desde que tengo uso de razon voy a esa iglesia y tenía un amigo que me mostró lo que era el rap. Tenía siete años él me acuerdo. Re manija. Este fue mi acercamiento al hip hop. Después escuchaba también Vico C, Redimidos.

El Zombeat estuvo casi un año insistiéndome para grabar y yo no le daba bola. Ser mujer e ir a un estudio, siempre pasan cosas raras. En un momento determinado necesité un estudio y fui a ver qué onda. Caigo hace dos años al estudio y siempre la mejor. En ese momento ya tenía cuatro temas subidos. En eso fui inteligente. Pensaba que si iba a grabar un tema tenía que juntar la moneda, ir a un estudio. Hoy estoy intentando hacer un home studio pero en aquel momento lo pagué.

Yo estuve en un proyecto con amigos que se llama Not Very Funny, ahí por el 2016, pero no quería meterme tanto porque era música experimental. Era hip hop pero no era tanto lo que yo quería. Con el Zombeat es la primera vez que estoy en un sello, en una productora. Estamos craneando un ep que sería trap chill y eso es lo primero que va a salir. Algunas referencias de lo chill son Mac Miller, Tyler The Creator, Little Simz y Erykah Badu. A futuro estamos hablando de colaboraciones, un disco más pesado. Está todo en proceso pero con mucha manija. El Zombeat es muy hardcore pero haciendo trabajito de hormiga estamos armando eso más chill. La idea del de sonido pesado es volver a los noventa, recordar este sonido más de barrio, de calle. No fantasmearla pero por ejemplo ya tenemos un tema que habla de la gorra que persigue siempre a los pibitos. A eso va a apuntar, a hablar de la sociedad, más crudo, más pesado.

En el sello no hablamos de lo que tenemos que escribir. Cuando sos rapero vivís situaciones que son una paja. Cuando la mentalidad de la persona se congenia con la tuya hay cosas que no se hablan, se asumen. Ir a Capital y que te pare la gorra por estar con ropa ancha y una visera. Esas cosas ya las cazamos. O que a nadie le pidan permiso y justo a vos, que estas tranqui, te pidan por portación de rostro. O por hablar como hablamos. Nunca discutimos de politica, la vivimos y la escribimos. Además el Zombeat, se re mete en los barrios. Por la movida del arte, por la movida de la música, para que los pibes puedan ser escuchados porque son buenos. Hay una bajada politica pero no se dice, la vivimos.

Zombeat: Acá se diferencian las ganas de progresar, de ser un artista profesional o querer seguir queriendo rapear en las plazas, que es muy respetable también. Los pibes de ahora tienen la idea que pueden hacer una carrera con eso. Estar en la plaza, pegarla, Red Bull y nos vimos, y por ahí nunca se les cruzó grabar un EP, un disco, un tema. Mi idea es a la inversa a lo que va la movida de ahora. Llevar a quien rapea bien al estudio, a ver si lo puede hacer ahí también. Es un reto. Me empecé armando así de artistas.

Ahora los estoy viendo por redes, que suben una historia tirando un freestyle, y me gusta, busco otras referencias, lo investigo y si hay potencial yo me arriesgo. Me la juego, apuesto. Eso es lo que hago. Acá hay artistas seleccionados que toda la producción corre por cuenta mía porque apuesto a este talento. Se les da la chance de llegar una plataforma de crecimiento.

N.N.: Lo que más aprecio posta es que todo sale de él. El Zombeat banca todo. Los pibes, la producción, los videos y todo se lo compra él. Hoy en día nadie te ayuda así. Él lo hace porque los pibes tienen buenos temas, porque se lleva bien con ellos, porque quiere ver crecer la movida.

 

 

 

 

 

Deja un comentario