FEDDELIRICO – «FAMILIA» (2020)

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

Un beat impresionante y un estribillo estilo rap mexicano nos dan la bienvenida a Familia, el nuevo disco de FeddeLirico. Un trabajo meticuloso, largo y absolutamente conceptual producido por Sarkez en Depth de Cuma que sin dudas lo hace sonar de put* madre. Si tuviera un auto y unos buenos buffer pondría este disco una y otra vez para «más placer» como diría Homero Simpson al ver rebotar los cristales. Familia es una realidad desde el 25 de octubre cuando vió la luz, fecha elegida especialmente ya que ese día Federico Pintos Álvarez festeja su vuelta al Sol.

Se nota y creánme que mucho, cuando un disco tiene un proceso, una maceración natural de trabajo, amor y compromiso con el proyecto. Familia es eso, el resultado final de una etapa que Fedde comparte canción a canción. Antes de hablar de música, hay que hablar del arte gráfico que rodea este laburo y que sin dudas le aporta esa distinción que tiene. Mar Pintos fue la encargada de «dibujar» este disco y que laburazo se ha mandado.

Ese beat impresionante del que hablo al comienzo de la nota es de Sherpa y trata del «Intro» de Familia donde FeddeLirico parece hablarle al rap o a sí mismo; o las dos cosas juntas. Un track muy potente que te da un cachetazo para despabilarte y entrar de lleno en un disco que te hará navegar por los senderos melódicos de un artista, emprendedor, mc, barbero, empresario y muchas cosas más.

El Intro nos deposita en «Buen Siervo y Fiel», un tema magnifico en un beat hermoso, donde este polifuncional de la cultura Hip Hop hace un repaso de su vida, su infancia y sus afectos. Mas que nunca, entraste en Familia y créeme que salir de este viaje es difícil. Al toque llega «Chico Marginal», por primera vez en el álbum se cambia de ritmo para llegar al trap. Un género que esta en boga pero que al FeddeLirico le da una vuelta más. Lejos de ser un trap pasatista y simplón, va enroscándote entre lo moderno y lo noventoso. El G Funk también se hace presente para hacer de «Chico Marginal» una especie de autodescripción rapera de alto impacto.

Llega «Ghetto Life» y otra vez el boombap. No quiero sonar repetitivo, o tal vez sí (ja ja ja) pero los graves de este disco… mamadera. Un órgano tétrico y el bombo y la caja encajan perfecto en las barras de Fedde que dice sin tapujos «…Yo no quiero ser violento pero encuentro tanto tonto lento falto de talento queriendo representar el movimiento solo por tanto por ciento, a mi no con ese cuento». Brillante.

Después de «Ghetto Life» pasa algo asombroso. Familia entra en una nube y toma vuelo. Otra vez el cambio de ritmo, llega el trap y una instrumental magnifica de MPDhela le da sonido a un tema de amor, de pasión, dónde Fedde le canta a su «Mujer Cósmica». Todos tenemos una pero un tema así en un disco de rap cambia toda la ecuación. Una apuesta que me sorprendió gratamente. Dentro de esa nube, llega el primer feat del álbum en «No Me Esperen» una canción lenta, hi hats entremezclados de un punteo de guitarra insistentes le dan lugar a las barras de Arturr y FeddeLirico.

Si hay algo para destacar el disco, es el constante vaivén de melodías y ritmos. No es monótono y te hace ir y venir constantemente. Luego de «No Me Esperen» llega «Marciano», que cuenta con la instrumental de «Man Down» de 50 Cent y ese piano salsero entrelazado con el boombap furioso y marcado acompañan al Mc en el relato de un personaje del barrio. «Marciano» es una especie de cuento rapeado. Al toque llega el segundo Feat de Familia, Nativo Pds se une y conjugando el ingles y el español hace «One Two» desparramando barras junto a Fedde. «One Two como en el noventa y pico. Wacho no le pongan precio al Hip Hop. Yeah, real rapper de chiquito, los reales se conocen fekas cierren el hocico».

Es momento de una pausa, Fedde nos lleva de mover el cuello a parar la pelota, ponerla bajo la zuela e ir a buscar pañuelos, porque lo que sigue emociona y eriza la piel. El tema número 9 es «Mami» y es otro diamante incrustado en un disco que sorprende gratamente. Otra vez el Trap para recordar e invitar al oyente a recordar con él a su mamá. Sin dudas, de lo mejor del disco por emotivo, por rítmico y por poético. ¿Se puede emocionar uno con un Trap? Sí y FeddeLirico lo logra. Una canción para escuchar una y otra ves sin cansarte y sin dejar de sentir la emoción que emana.

Termina «Mami» y pareciera que termina una parte del disco. En esa canción se va una parte muy grande del corazón que tiene Familia. De esta manera llega «Todo de Mi» que funciona y es el interludio que nos depositará en la otra parte del disco. «Todo de Mi» es un desahogo personal, es FeddeLirico mirándose al espejo y repitiendo barras para seguir adelante, dándolo todo.

Esa nueva parte arranca con el Trap como protagonista y una instrumental muy pegadiza en «Keep it Real«. Otra vez el inglés para mantenerlo real. Luego llega uno de los puntos más altos del disco, «Ellos» se llama este Trap con barras anti políticos, anticorrupción y que destaca la capacidad para rimar que tiene este gran Mc de la zona sur de la Provincia de Buenos Aires. Si el tema «Mami» es emotivo, la intro del que sigue nos da un pantallazo breve de lo que se viene. En este caso es momento de dejarle una canción al heredero y para demostrar lo rapper que es Fedde le dedica un rap inmenso a «Tupac» su hijo que encontrará en este track una declaración de amor, de valores y de cuidados. El amor de un padre a un hijo no se puede comparar decían Los Fabulosos Cadillacs en su canción «Vos Sabes» y acá, en este track, FeddeLirico lo deja clarísimo.

Otra vez el inglés, y otra vez el trap nos invitan a la siguiente canción. Romántica y totalmente dedicada «I Dont Wanna Live No More» es una declaración de amor sincera y rítmica en iguales proporciones. Al toque y siguiendo en la misma tónica llega el tema más «bailable», más moderno y más cercano al Trap que se suele oír. Una nueva colaboración en este caso con Ele Legui para esta canción llamada «Ya Crecido» dónde se repasa todo eso que se vivió y el presente para comparar ese crecimiento personal.

En seguida, otra vez el boombap tinte west coast hacen de «Dupla« uno de los mejores temas del material. Nuevamente Nativo Pds se hace presente para partir una base impresionante. Con barras constantes, crudas y punzantes, esta dupla eleva el sonido de Familia y nos empiezan a introducir en la última parte de un disco lleno de matices. Tranquilamente podríamos dividir este disco en dos partes y hasta en tres si sos esquisitx, Fedde y Cia. logran invitarte a un viaje temático e interminable dónde sos inmensamente feliz y de repente lloras de emoción, luego saltas de algarabía para volver a la introspección personal con todo lo que eso significa.

Llega «Rapping All Day» un track clásico, bien 90, con una base que acompaña perfecto. Se trata de otra colaboración que divide en un 50-50 el inglés y el español. Mientras Fedde recorre sus barras con un inglés excelente, Alansukki le aporta un flow estilo Mucho Muchacho muy digerible para cerrar una gran canción. Hay muchas pepitas de oro inmersas en Familia y «4 largos años» es una de ellas. Un boombap clásico al que Fedde, Fattiga y Musselon le ponen barras muy raperas. Entre el ejemplo, la autosuperación y la ambición del no estanque, los tres Mc´s nos relatan lo difíciles que fueron los cuatro años del supuesto «mejor equipo de los últimos 50 años». Fedde se encarga de dejar en claro que ninguno se salva y todos, absolutamente todos los políticos se cagan en el pueblo. La policia, lxs gobernantes  y las ratas son el blanco de 4 minutos de un rap excelente.

Y era merecido, antes del final, antes de que este viaje culmine, había que escuchar al genio detrás del impactante sonido de este disco. Llega Sarkez al mic para la última colaboración de Familia. Junto a Fedde hacen «El Camino» un boombap clasico nuevamente, para relatar un camino, una historia. Sarkez le aporta una soltura brillante a la pista para completar un tema para mover el cuello al 100% y hasta le da el tiempo para tirarle un palo hermoso a un tal Paco que de Amoroso no tiene nada. Tremendo.

Y si un beat de Sherpa abre este disco, es justo y propicio que un beat de Sherpa lo termine. Llega el «outro» que le pone el moño a un trabajo digno de millones de reproducciones. Nuevamente Fedde se habla internamente pero rimando. Recuerdos, emociones, balances y su historia hacen de este track el cierre perfecto al recorrido de una historia. Con el corazón en la mano, este gran Mc, nos despide, se despide con un hasta luego muy rapper.

Familia termina pero a la vez no. Un vez que escuchaste este disco, no podes salir de él, se queda, se te pega como caramelo a la suela. Para quienes dicen que el rap es cuadrado, escuchen este disco porque realmente no están listos para esa conversación. Familia es corazón, es un todo y más que FeddeLirico nos comparte y nos hace parte de una manera muy precisa, muy emotiva, muy rapera.

Que grato es escuchar discos como los que se hacían antes y que hoy escasean. Que grato es escuchar lo que un rapero puede hacer con amor y compromiso con la causa. Familia es eso, el resultado de un trabajo de años. Si aún no lo escuchaste, hacelo porque el periplo vale la pena y jamás decepciona. Una montaña rusa de melodías, rimas y pasiones.

 

 

 

Si no escuchaste Familia, hacelo acá:

Deja un comentario