GHOSTPELL – «GHOSTPELL´S OLGA KORBUT (2021)

Por Lautaro Yanes – @lykao.sdc

Ghostpell´s Olga Korbut, álbum debut de Ghostpell, se publicó en febrero de este año. Desde entonces, el disco dio que hablar en portales, revistas y calles en todo hispanoamérica. Es por eso que en esta nota se intentará realizar un análisis más profundo de las letras y de los audios que lo integran para quienes se perdieron algo. Vale aclarar, de todos modos, que esta es la lectura de una persona y que muchos pueden aportar una visión distinta de la misma sin que signifique que alguna sea errónea.

El nombre del LP proviene de la gimnasta ganadora de seis medallas olímpicas, Olga Korbut, y como fue pensado para su versión en vinilo posee un lado A y uno B. En esta obra maestra el artista nos invita a un viaje hacia el cuestionamiento de las creencias que todo individuo tiene, al autodescubrimiento y autodesarrollo. Este disco es el resultado de un esfuerzo continuo de 5 años acompañado por una constante búsqueda de preguntas y respuestas.

Para absorber al oyente en su universo musical, Ghostpell utiliza bases con baterías discretas que no llegan a ser drumless. Da prioridad al sample y a su voz con el fin de que la codificación del mensaje sea lo más fructífera posible, casi como un predicador. Para ayudar al disfrute de la obra, en la versión Youtube, el propio artista sugiere escucharla en el orden predeterminado. Además, en cada canción podemos encontrar una pequeña nota que resume las ideas reflejadas en el track.

El disco no tiene videoclips. No los necesita. Este álbum es como leer un libro, no como ver su versión adaptada para el cine. Las barras y pistas de Ghostpell invitan a proyectar de forma visual lo que el artista nos cuenta pero adaptándolo a la realidad de cada uno.

Lado A

En un idioma que no pude descifrar, quizás sea ruso o bielorruso, una narradora nos da la bienvenida en la intro y  nos cuenta la historia de Korbut. Por encima de ella otra locutora nos traduce lo que está diciendo, a lo National Geographic. Allí se explica como la gimnasta “revolucionó el deporte de las barras” y de cómo “potenciaba los aspectos técnicos por encima de los artísticos”. Una primera imagen de lo que está por venir, tal es así que el artista procura a lo largo de toda la obra hacer resaltar el énfasis en la complejidad de sus barras por sobre cualquier otro punto. Sin embargo, si escucháramos la intro como último track del disco, también podría resultar un resumen del mismo.

La principal influencia cinematográfica que vamos a ver en el disco es The Wire, una serie estadounidense cuya primera temporada se basa en una investigación policial en torno al tráfico de drogas en Baltimore Oeste, Maryland. Soldiers and Business, primera canción del álbum, nos cuenta desde la experiencia de Ghostpell el momento en que todo pibe de la calle debe decidir entre dejar el barrio y abocarse a los negocios o quedarse donde está para seguir peleando con la vida desde ahí, “ser un soldado para siempre” describe el rapero en las notas del tema. Para ayudarnos a visualizar su historia el autor también se apoya en las vivencias de Avon y Stringer, protagonistas de la ya mencionada serie.

Tanto en el primer tema como en los siguientes, el rapero utiliza pistas -todas hechas por sí mismo- con una clara ausencia de cambios y extravagancia. No por esto son poco elaboradas o buenas. Por lo contrario, son envolventes e invitan a prestar atención a las palabras del músico y generan un clima de incertidumbre y misticismo. Esto ayuda a que se cumpla con el objetivo de destacar las rimas, la técnica.

El tercer audio del LP es un extracto de una escena de The Wire en la que Brother Mouzone, un traficante y sicario, dispara al personaje interpretado por Method Man por ser un soplón, algo que en la calle es imperdonable. Este capítulo ayuda a quien lo escuche a enlazar al concepto del disco con los códigos de la calle. El nombre del track es Brother Mouzone Skit (La sátira del Hermano Mouzone).

Palacete, segunda canción y cuarto audio, nos propone un viaje introspectivo. Todos nos imaginamos en una vida distinta alguna vez. Todos viajamos, aunque sea por un momento, a ese espacio en nuestro cerebro que nos proyecta con la totalidad de nuestros sueños cumplidos y una felicidad plena. A este lugar Ghostpell lo llama Palacete y nos propone no dejar de perseguirlo en absoluto. El punto de vista diferente que trae la canción va por el lado de continuar esa búsqueda en nuestro interior y no tanto en el afuera. Palacete remarca la importancia de estar bien con uno mismo para amigarse con el exterior. “Sigo en el desconcierto, aunque des conciertos o muevas tres kilos al mes y en el press doscientos”

Mr. Ego es la canción más larga del disco y la última en terminarse. A su vez es la que mayor tiempo de elaboración llevó. Para encontrar los tiempos de redacción de sus primeras frases debemos remontarnos a 2010. Sí, hace once años. Cuando se decide revisar este tema, en 2015, es que empieza a nacer el concepto que terminó desembocando en el álbum en cuestión. Mr. Ego no es ni más ni menos que una autodescripción rapeada. Con barras de corte autobiográfico, el anfitrión explica el surgimiento de su personalidad y valores en el barrio utilizando a las referencias de la cultura popular como elemento clave.

Le sex et la Musique, sexta pieza de este rompecabezas, tiene como ejes principales al sexo y a la música. Sin embargo, el mensaje no está directamente relacionado con ninguna de estas temáticas. Este tema invita al oyente a desarrollarse en lo que le da placer sin dejarse vencer por las adversidades: “We coming from straight abajo. Carajo, press play, ahora sí tenéis trabajo”. Para que este esfuerzo valga la pena es necesario esforzarse de forma constante y más que los demás, el objetivo debe volverse un estado mental: “yo en Holanda vi museos, tu coffee shops”. A su vez, Ghostpell nos confiesa que más allá de lo que el artista se esfuerce, las críticas siempre van a estar: “(…) no entienden nada porque a veces hablo en otro idioma pero sí ni entendeis lo que digo en español ”. El título de este tema y la forma en que se manejan los conceptos de música y sexo se relacionan con el placer que ambas actividades le generan al autor. No es un track de música y sexo, estos son solo los canales para hablarnos de autodeterminación.

Lado B

En Five Times Betta empieza el labo B del LP, por lo que también podemos ver cierta diferencia en el sonido a partir de esta instancia. Si bien el objetivo de esta nota es presentar un análisis ligado a la lírica, no podemos dejar de resaltar que esta es la mejor pista del álbum. Esta crítica a los que valoran lo material más que lo realmente esencial da protagonismo a la base y Ghostpell, comprendiendo esto, mantiene los punchlines pero le quita volumen de complejidad a la letra. Un claro acierto.

El miedo y la duda son los dos enemigos que se muestran como destruidos en “Two enemigos”. “¿Dos enemigos?, Nah, dos calaveras”, dice el estribillo. Ghostpell asegura haber vencido a estos rivales gracias a dos premisas claves: no traicionarse a sí mismo (“ Bailáis en los vídeos, pero no hay likes/ Yo no os envidio ‘cause you have a price ¡Jesus Christ!”) y la constancia, otra vez (“Iba con seis sellos y una catedral al cuello(…)/ Casi acabo mal por aquello, pero me mola”).

 En Breakfast at pyrex, noveno audio del disco, aparece un sonido funk por primera vez. Un sample relajante acompaña el rapeo. Las baterías permanecen sutiles. El espectador de esta película narrada es llevado a un antro retorcido lleno de drogas sexo y narcisismo. El artista divaga entre lo que quiere y lo que precisa. La letra es una burla a la plasticidad de las personas y a como el sistema las empuja a ser de esa forma. Ghostpell utiliza muy bien el cambio del tono de voz para darle un tinte descontracturado a la historia.

Hot spot es en mi opinión el mejor tema del disco. Las notas de la versión Youtube lo definen como “un relato romántico que trata sobre una relación tóxica con la inspiración”. El diggin y la posibilidad de tener referentes, o profetas, son descritos como procesos fundamentales para alcanzar la inspiración. La primera mitad de la canción contiene una base similar a lo que se viene escuchando hasta ahora en el LP pero en el minuto 2:30, aproximadamente, esta cambia para darle un sentido épico al discurso del artista. Ghostpell se jacta de poder ver más allá e invita a su nuevo ejército de oyentes a hacer lo mismo y acompañarlo en los próximos episodios de su viaje musical..

En la última canción, Cocaine and Lipton, comienza la despedida por parte del rapero. En la frase adiós Calipso”, se hace referencia al relato de la mitología griega en el que Odiseo, tras cansarse de los agasajos de la diosa Calipso, decide abandonar la isla de Ogigia en balsa que la propia deidad le construye. En línea con la idea de crear un frente de seguidores que crean en el desarrollo de las ideas y el conocimiento, el narrador de esta historia destaca la importancia de no dar por cierto todo lo que su profeta dice y animarse a superarlo.

El outro del disco se titula Transbordo. Aquí concluye la despedida de nuestra contador de historias. En una especie de recitado, Ghostpell da cierre a este viaje pero asegura que volverá para seguir susurrándonos barras que nos lleven a la constante búsqueda de preguntas y respuestas nuevas, y porque no, a alguna especie de liberación.

 

 

 

1 comentario en “GHOSTPELL – «GHOSTPELL´S OLGA KORBUT (2021)”

Deja un comentario