LA VUELTA DE LOS SHOWS EN EL OESTE: URBANSE Y VEEYAM EN SAN JUSTO

Por Julián Falaschi – @falaschi.juli

El sábado 14 de agosto comenzó movido desde temprano. La cita para la fecha de Desenchufados era a las 19 horas, en donde Urbanse y Veeyam comenzaron la gira que recorrerá diversos puntos del país para dar en total cuatro presentaciones junto a su grupo musical. Casi sin tiempo para ayunar después de la merienda, nos dirigimos a la parada del colectivo que nos iba a dejar cerca del lugar del hecho, el cual no tardó más de cinco minutos en aparecer por el horizonte y encima de todo, con asientos libres para descansar las patas.

Nos esperaba unos 40 minutos de viaje para llegar a San Justo, barrio del Oeste de Buenos Aires situado a pocos kilómetros de la General Paz, autopista que atravesamos con el bondi para empezar a notar las diferencias que aguarda ese límite. Nos bajamos en Avenida Umberto Illia a unas dos cuadras de Circus Bar, el lugar en el que se iba a presentar la banda por primera vez. Recorrimos la distancia a pie mientras observábamos un poco el barrio, que estaba repleto de construcciones de uno o dos pisos y carecía de edificios. También contaba con predios llenos de canchas de fútbol o clubes barriales, y otros que parecían abandonados o en plena construcción.

En el momento que alcanzábamos a ver el bar desde afuera nos dimos cuenta que estaba a media cuadra de la entrada a la Universidad de la Matanza, un predio enorme con un gran edificio del que no paraba de entrar y salir gente, en especial, jóvenes. Cuando llegamos todavía faltaban unos veinte minutos para la apertura del lugar así que nos sentamos en el cordón de en frente a tomar una birra y hablar un poco de las expectativas de la noche, al igual que hacían todos los que llegaban, que solían ser grupos de jóvenes escuchando rap o tirando freestyle en ronda mientras fumaban y tomaban algo mientras no quedaba casi rastros del sol.

Cumplidas las 19 horas, se abrió uno de los dos portones del lugar y se posaron sobre la puerta dos personas dando la señal de que pronto se iba a poder acceder. Casi al instante la mayoría de la gente que estaba rancheando en las cercanías comenzó a formar una fila que fue llenándose mediante pasaba el tiempo, y a eso de las ocho de la noche ya ocupaba más de una cuadra. A todo esto, se escuchaba la prueba de sonido que realizaban adentro y esto manijeaba más a los espectadores que esperaban ansiosos mientras se empezaban a quedar sin motivos de charla, justo cuando se empezó a sentir el movimiento que indicaba que ya estaba ingresando la gente.

Cuando fue nuestro turno de ingresar nos colocaron alcohol en gel y nos explicaron los protocolos que a mi sorprender se hicieron cumplir estrictamente por los organizadores del lugar, ya que no podía haber gente de pie mirando el espectáculo, y antes de las nueve ya estaban todos situados en sillas alrededor de mesas que a veces tenían hasta dos o tres grupos de pibes. El lugar en sí estaba muy bien ambientado y con un tamaño considerable para recibir a 200 personas por lo menos. Además, los artistas contaban con un escenario iluminado con focos de varios colores y al costado había una barra en la que podías pedir una gran variedad de cosas. Nosotros optamos por comernos una pizza y pedirnos una cerveza artesanal, la cual no tenía gas y la moza amablemente nos aceptó cambiarla por una botella de Stella. Tras mucho murmuro del público se empieza a notar gente caminando atrás del telón que cubría el escenario, haciendo inminente el comienzo de la función.

Finalmente se deslizaron las dos cortinas hacia los costados externos dejando a luz a Veeyam como primera guitarra, Nacho Maqueira como segunda, Mauro Scaparro como encargado del bajo y a Julo, quien estaría sentado frente a la batería, situado un poco más atrás.Todo esto generó un gran asombro ya que todo el público, incluyéndonos, esperaba que haya al menos un telonero antes de ellos, y esto le dio una adrenalina que cambió la energía totalmente. Ni bien aparecieron comenzaron a tocar la introducción de “Identidad” sin decir ni una palabra, hasta que empezó a rapear Urbanse, quien no apareció en escena hasta que cayó el bombo y la gente se puso a gritar y agitar con la cabeza y los brazos.

A lo largo del recital tocaron cuatro de los cinco temas del EP Desenchufados 1 y Desenchufados 2, sumados a los singles “Cual Hay” y “Buska” (originalmente realizado en colaboración con Acru). Además, algo que me sorprendió para bien fue cómo entre medio de los temas dejaban un espacio para que cada músico se luciera al menos un rato y se sienta con la importancia que merecía. El público se notó en todo momento muy comprometido con el recital, despierto y respondiendo a los llamados de los artistas. Al pasar una hora y media en la que gozó de un ambiente increíble, el evento concluyó con un gran aplauso y una foto de los artistas con toda la gente que había concurrido atrás, generando un cambio de iluminación y un murmullo que se apoderó de todo el salón.

Fue ahí donde pensamos que iba a ser buena idea dirigirnos al camarín aprovechando que en la puerta nos habían dado una pulsera que nos permitía ingresar, con la idea de tratar de acercarnos a los chicos y poder charlar un rato.

Cuando entramos nos encontramos a varias personas charlando en un salón mientras tomaban y comían algo y a la derecha el escenario en donde los músicos se saludaban y recibían las felicitaciones de algunos allegados. Una vez ahí nos pusimos a hablar con gente del entorno de los músicos que nos trató con la mejor onda, mientras nosotros le contábamos un poco de quienes éramos. Además, cuando les dijimos que habíamos sacado fotos durante el show nos motivaron a sacar algunas más adentro del camarín, y acto seguido Urbanse y Veeyam aceptaron muy amablemente responder algunas preguntas.

Primero, queríamos felicitarlos y preguntarles: ¿cómo les pareció que salió la muestra?

Urbanse: Bien, hermoso. Re contento porque fue el primer show de la gira y abrir acá lo re disfruté, además no venía hace una banda.

Veeyam: Es muy loco salir a tocar después de la pandemia porque este proyecto ya casi cumple un año y ya sea por la pandemia u otras trabas no podíamos arrancar este tour y ahora que pasó la primera fecha ya estoy re manija de la próxima.

¿Cómo creen que influyó en los shows este fenómeno de la pandemia?

Urbanse: Es todo súper distinto pero lo bueno que rescato es que la gente al estar sentada te presta el cien por ciento de la atención y se nota que cada barra y frase la cazan mucho mejor.

Veeyam: Me encantaría que sea algo pasajero y en algún momento tengamos ese quilombo y ese agite que sentí en los shows que di antes de la pandemia o que dio Urban en otros momentos, y tengo ganas de que en algún momento podamos sentir esa vibra juntos.

¿Y en cuánto a su música sienten que el fenómeno del covid les cambió algo?

Veeyam: Para mí fue fundamental para el junte porque por más que estábamos preparando el disco Buska vivíamos muy lejos, y todo este parón nos hizo dar un clic y de ahí nace Desenchufados. Cambió más que nada el tiempo porque a la hora de crear él con sus letras y yo con mis beets siempre tenemos un montón de distracciones en la vida normal como el laburo, las obligaciones, la familia, etc. Y en este período de pandemia uno tuvo la posibilidad de estar en su cuarto disponible y dedicarle mucho tiempo al proyecto.

¿Qué proyecto tienen a largo plazo como banda?

Veeyam: Yo pienso que en principio hacer música juntos es lo que siempre va a estar. Hay una hermandad, una búsqueda, una visión musical que nos une. Ahora tenemos que terminar Buska, después seguramente salgan más episodios de Desenchufados y cuando termine caerá otro proyecto. Para mí es un camino que recién comienza

Urbanse: Totalmente, vamos a seguir haciendo música y seguir la saga de Desenchufados. Por otro lado, también va a haber proyectos con allegados que se van a saber pronto.

Para terminar:¿Qué mensaje les darían a los medios autogestivos como Revista Flow que tratan de darle reconocimiento al Hip-Hop Nacional?

Urbanse: El mensaje es de agradecimiento, que hayan venido y que estén es fundamental. Por ejemplo, esto de que no teníamos fotógrafo hoy y cuando subieron al escenario nos enteramos que estaban ustedes. Es fundamental que no se pierda ese ida y vuelta ya que cuando arranqué yo eso no existía y es una forma de tirar todos para adelante.

Luego de charlar con los chicos nos dirigimos hacia la salida y nos fuimos a la parada del bondi ya que nos esperaba un buen tiempo hasta llegar a casa mientras recapitulábamos en nuestra cabeza lo que había pasado esa tremenda noche.

 

Deja un comentario