Los grandes medios y nuestro (¿?) hip hop.

Tres preguntas y muchas respuestas encuentro por estos días. En nuestro país todo el tiempo suceden cosas, buenas, malas o no tanto, marcan agenda constantemente en la cotidianidad de todos nosotros. En el hip hop sucede exactamente la misma cosa y por estos días, todo eso se multiplica por un millón. ¿Por qué? Porque con este crecimiento increíble de la cultura todo se masifico y lo que antes estaba “oculto” o no era conocido, hoy si lo es, hoy si tiene llegada y hoy si es importante.

Pero qué pasa con las cosas que no se cuentan o mejor dicho por qué no se cuentan. Infinidad de actividades ponen al Hip Hop como motor para ayudar en barrios carenciados y otros tantos engloban en la doble h la forma de poner en práctica la lucha contra las causas justas como por ejemplo la violencia de género y la discriminación.

Un sinfín de eventos, actividades, seminarios, cursos, charlas y podría estar todo el día, se realizan constantemente pero sin la “promoción” que se merecen de parte de los grandes medios hegemónicos que mandan en este país. Ellos se ocupan de lo otro, de lo que vende, del negocio y del comercio, imponiendo la idea de que la cultura solo pasa por dos personas insultándose, una bebida energizante o simplemente por este género de moda llamado trap.

Hay que defender la cultura amigos míos, porque sino con el correr del tiempo y créanme no falta mucho, pasaremos a ser cómplices de esta trasformación. Haciendo una mini investigación me dí cuenta que todas las notas, vídeos, etc,  respecto al hip hop de parte de los grandes medios hacen hincapié en el envase pero que jamás llegan al contenido, a la profundidad de las cosas pese a tener conocimiento de todo eso que sucede, lo que me genera la duda de: ¿No ven lo que realmente pasa?, ¿No les conviene? O simplemente miran para otro lado.

Y ahí, en ese punto está el peligro. “Defender” la cultura, nuestro hip hop, es una tarea de puertas adentro, simplemente porque para bien o para mal, puertas afuera hoy en día todo lo que tenga la palabra “hip” o la palabra “hop” vende y dentro de ese sub grupo están los que se venden y los que pensamos que podemos unirnos para hacer valer el verdadero peso que tiene el hip hop como cultura, como estilo de vida .

Hablar de precio o de valor no tiene porque asociarse netamente con una cuestión de dinero sino de respeto, de lugar. Cada activista, cada artista, cada “consumidor”, cada integrante de esta cultura sueña con romper ese prejuicio existente y “conquistar” el mundo. El hip hop es capaz de conquistar cualquier cosa, básicamente, porque en otros países lo ha logrado. Argentina hoy es una semi potencia con una proyección increíble hacía ese mainstream definitivo. Cuando eso llegue debemos estar preparados y atentos para defender esos intereses irrompibles de la doble h. Si nosotros no nos respetamos, los de afuera harán lo que quieren con lo nuestro.

Por Kevin Dirienso Poter

Deja un comentario