LOS HERMANOS JACKSON:

La historia reivindicada por el Hip Hop que el estado norteamericano pretendió borrar.

Por Marcos «Shakya Young Shakur» Raijer – @shakya.young.shakur
       Marcos “Shonin Cabral” Canteros – @shoninc87
       Martín “Sucre” Patric – @elartecombate

 

Esta nota pretende ir al grano, teniendo en cuenta que ya pusimos en contexto aspectos históricos del supremacismo blanco en Estados Unidos de Norteamérica, el trato hacia los negros, el desamparo y el odio político, social, económico y cultural. Teniendo en cuenta los análisis que venimos realizando en “El Hip Hop Como respuesta política” y en “Malcolm X: El Prometeo negro”, podemos afirmar que el sistema está estructurado para criminalizar y condenar a quienes mantiene en la línea de la pobreza, es decir a los negros y los latinos. 

Como consecuencia de esta situación, hoy más profundizada que nunca, en las cárceles de Estados Unidos existe un flujo muy importante de presos políticos, por ende, de grupos organizados de activistas y militantes que operan con lo que pueden desde las instituciones penitenciarias.

En este contexto social surge la historia con George, el mayor de los hermanos Jackson, escritor y activista de los Panteras Negras: siendo encarcelado por supuesto robo a mano armada en 1970, con una condena insólitamente indefinida: literalmente, de 1 año a cadena perpetua. Jonathan Jackson, su hermano menor, experimentó en carne propia que el Estado le arrebate a una de sus mayores influencias, a sus cortos 7 años, y a transitar una distancia impuesta por rejas y visitas esporádicas, durante 10 años.

Durante el primer año del cumplimiento de la condena de George en la cárcel de Soledad, un grupo de prisioneros blancos tuvieron una breve pelea a golpes con otro grupo de negros; que se detuvo de manera abrupta cuando un guardia blanco procedió a disparar a los prisioneros negros, convenientemente reconocidos activistas políticos. Dos murieron al instante y a un tercero se le negó atención médica, y presenciaron su agonía hasta su muerte.

En poco tiempo corrió la noticia de que el oficial asesino O.G Miller fue absuelto, lo que provocó una revuelta donde varios prisioneros atacaron a otro guardia y lo tiraron desde uno de los balcones del 3er piso. George y otros 2 hombres, quienes eran considerados los líderes políticos de la prisión, fueron inculpados por el asesinato. George podría recibir la pena de muerte.

“Soledad Brothers” es un libro muy reconocido de George Jackson, una recopilación de su correspondencia con su hermano menor, el intento por criarlo, cuidarlo y transmitirle valores en papel. En una carta hacia Angela Davis, él transmitía su preocupación por su pequeño hermano: “Está en esa edad peligrosa en la que la confusión se impone y empuja a los negros a la tumba o a la cárcel”. En el afán de demostrar lo que es ser un hombre de valores al pequeño Jonathan, con el contraste de su propia imagen (un hombre encerrado y derrotado físicamente a pesar de sus convicciones), la visión del mundo se hace difusa cuando todos los Jonathans salen a la calle y ven “hombres” bien vestidos, armados, “respetados”  y enjoyados.

La lucha por los derechos civiles siempre fué y es por lejos, forzada a una extrema clandestinidad, mientras el contrabando y el narcotráfico se vuelven algo cotidiano y se lo minimiza tras los constantes bombardeos mediáticos, que vanaglorian la idea del narco peligroso como la versión exitosa del latino o del negro. Sin ir más lejos, desde el ámbito cultural, los jóvenes admiran mucho más a un personaje ficticio como Scarface antes que a Tupac Amarú II. Ya sabemos quién de los 2 tuvo “solo sus huevos y su palabra” en el plano de lo real. En otras palabras podemos decir que prepondera la ficción por sobre la historia, y la fantasía por sobre la realidad. El saber vulgar se apodera cada vez más de los distintos planos de nuestra cultura, y deja en segundo lugar al saber crítico que implementaba Tupac Shakur al citar en sus canciones a Latasha Perkins o Rodney King, Rakim al citar a Malcom X, o Immortal Technique al evocar la revolución cubana, por citar ejemplos que cada vez son menos frecuentes.

El 3 de agosto de 1970, George Jackson fue trasladado a la prisión de San Quentin, lo que fue interpretado como una terrible señal: la institución penitenciaria a la que estaba siendo transferido contaba con la infraestructura para ejecutarlo de manera legal.

4 días después fue cuando Jonathan ingresó al Palacio de Justicia del condado de Marin, donde juzgaban a un prisionero llamado John McClain (Si, como el icónico personaje de Bruce Willis, no sabemos si existe una conexión). 

Jonathan Jackson avanzó hacia los tribunales con un rifle y varias armas escondidas, y se sentó pacientemente. Con esa misma tranquilidad dijo “Bueno caballeros, desde ahora me encargo yo” levantándose de su silla.

Jackson ató con cinta adhesiva un arma a la cabeza del juez, se lo llevó de rehén con varios miembros del jurado, y se dirigió junto con McClain y otros 2 prisioneros  al estacionamiento del juzgado. Subieron todos a un auto y arrancaron. Segundos después, se desató una balacera que dejó como saldo a cuatro muertos: 2 prisioneros, el juez y Jackson. Tenía 17 años.

“Quiero que la gente se pregunte cuáles fueron las fuerzas que lo crearon: terrible, vengativo, frío, tranquilo, inmaduro, armado con su valentía por un lado, y su metralleta por el otro para aplastar a los injustos” Redactó George despidiendo a su pequeño hermano y lamentando su muerte.

2 CLÁSICOS QUE MANTUVIERON EN LA MEMORIA POPULAR A LOS JACKSON

No está de más aclarar que también se hace referencia a este caso en la primer parte de la canción “Get Down” de Nas y en la canción “George Jackson” de Bob Dylan.

Boyz N the Hood – N.W.A

Boyz n the Hood fue el icónico tema que llevó a N.W.A al reconocimiento masivo. Es esa canción la de la histórica anécdota donde Eazy E rapea por primera vez, luego de un altercado con un grupo de raperos conocidos en el estudio a quienes él había llevado para que graben sobre el beat que había armado  Dr. Dre y la letra que había escrito Ice Cube.

Dicho grupo se fue ofendido, ya habían pagado el tiempo de estudio, y la plata era de Eazy. Para Dre la solución era simple: Que rapee él. Fue allí donde descubrieron el timbre de voz característico que en conjunto con su personalidad explosiva sería una pieza fundamental para la crew. Después de titubear unos segundos, Eazy se metió en la cabina.

“En Boyz in the Hood”, las chicas solo existían para el goce de los chicos; los padres eran unos tontos, y los adictos un blanco perfecto. Era un mundo sórdido, exagerado e inexcusable”…”No obstante, el final de la canción era inesperado” Relata Jeff Chang, el escritor de Generación Hip Hop. 

La letra se trata sobre una clásica travesía por el barrio, donde Eazy se cruza con un par de Homies, entre ellos un adicto al crack que intenta robarle el estéreo del auto, a lo que Eazy lo asesina con una pistola calibre 22, y, como si nada, decide ir a visitar a su novia para tener sexo. Una vez con ella, escucha de su boca palabras que lo hacen enojar y decide pegarle, y en su intento por defenderla, su padre también recibe una paliza. Cuando vuelve a las calles, presencia como detenían a Kilo G, uno de sus amigos, que al ser encerrado sin derecho a fianza, inicia un levantamiento en la prisión. En el tribunal donde lo están juzgando, aparece en escena su novia con una ametralladora, y comienza un levantamiento armado en el juzgado, donde aparentemente a ella no le hacen nada las balas. Al final ambos terminan siendo juzgados juntos.

“Gracias a esta vuelta de tuerca, que aludía sagazmente al caso real de Jonathan Jackson, “Boyz N The Hood” se convirtió en un mito generacional” sigue Jeff Chang.

Con aires sumamente irónicos, bizarros, y exagerados, la letra de Ice Cube relataba un día normal de la vida de las clases bajas y la violencia cotidiana con la que conviven. Podríamos decir que en contraposición, su tema esta vez solista “It was a good day” relata justamente que todas esas situaciones que retratan la cotidianización de la violencia a la que son expuestos, desde el abuso policial, institucional, y racial, justamente ese “buen día” de suerte, no sucedían.

“Cause the boys in the hood are always hard

(Porque los chicos en el barrio siempre son duros)

You come talkin’ the trash, we’ll pull your card

(Venís hablando mierda y revelamos tus cartas)

Knowin’ nothin’ in life, but to be legit

(No sabemos otra cosa en la vida que ser auténticos)

Don’t quote me, boy, ‘cause I ain’t said shit”

(No me cites, chico, porque yo no dije una mierda)

Estribillo de Boyz N the Hood.

“Boyz n the Hood se transformó en un himno para los jóvenes urbanos de la Costa Oeste, sin padres, sin hermanos, acosados por el Estado, y armados hasta los dientes: Una generación a la imagen y semejanza de Jonathan Jackson”…” La repercusión del single estaba relacionada con su actitud desafiante, altiva, que parecía anunciar: “desde ahora nos encargamos nosotros” Concluye Jeff Chang sobre la canción. 

En palabras de George Jackson, Jonathan fue un soldado del pueblo.

Soulja´z Story – 2pac Shakur 

Con este clásico storytelling, Tupac nos muestra que, en una misma canción, es posible hacer ficción histórica, interpretar distintos personajes como en una obra de radioteatro, tocar temáticas sociales poco frecuentes, y dejar una moraleja de reflexión enfocada a un público menos consumidor, y que, en esa época, era menos destinatario del arte en general. Tupac jamás dejó de crear para los excluidos.

Shakur nos cuenta un suceso casi idéntico al de los Jacksons, en pos de transmitirnos el sentimiento de desesperación al queeran sometidos los negros en la década de los 60/70. El paralelismo es explícito: la historia de un hermano mayor que cae preso acusado de asesinato, y un hermano menor que toma rehenes para liberarlo de prisión, concluyendo en saldos mortales. Además se suma el pequeño detalle que nos confirma el pico de explicitud: el hermano menor de esta historia tiene la misma edad que Jonathan, 17.

Soulja es la deformación de la palabra Soldier (Soldado), y su consecuente resignificación. Un Soulja es un soldado de la calle, testimonio de una nueva era en la que los jóvenes no son enviados a Vietnam, si no militarizados en sus propias calles, enfrentados, destruyéndose, en una creciente campaña del Estado por llenar de crack los barrios marginales. 

Vamos a desarrollar un poco esta obra de Pac:

La primera parte de la canción está, a modo de personificar al primer personaje, con un efecto de pitch en la voz (estamos hablando de 1991). El personaje comienza quejándose:

“Crack done took a part of my family tree

 (El crack tomó una parte de mi árbol genealógico)

My mom is on the shit, my daddy’s splittin’, mom is steady blamin’ me

(Mi mama está en la mierda, mi papá se fué, mamá está quieta cargandome culpas)

Is it my fault, just cause I’m a young black male?

(¿Es mi culpa, solo porque soy un joven hombre negro?)

Cops sweat me as if my destiny is makin crack sales” 

(Los policías me persiguen como si mi destino fuese vender crack)

El protagonista se pregunta: “es mi culpa, solo por ser un joven hombre negro?”, y es nuestro deber alarmar al lector de que la pregunta del protagonista no es retórica sino que requiere una respuesta. El oprimido no siempre sabe que es víctima, sobretodo las veces en que el opresor es sistemático o social, con lo cual, el oprimido puede tener tendencia a sentir culpa y, muchas veces, rechazo de sí mismo (Eldridge Cleaver lo explica muy bien en Alma Encadenada, y el mismo Pac lo refuerza al decir “I’m seeing it clearer, hating the picture in the mirror, they claim we inferior” en ‘They don’t give a fuck about us’). 

 Luego de 2 versos donde relata brevemente el acoso policial constante, describe como finalmente la policía lo detiene:

They finally pull me over and I laugh

(Finalmente me agarran y me río)

«Remember Rodney King?» and I blast on his punk ass

(“¿Recordás a Rodney King?” y le disparé)

Now I got a murder case ?

(Ahora tengo un caso por homicidio)

you speak of heaven punk? I never heard of the place

(¿Hablas del cielo tonto? nunca escuché de ese lugar)

(acá podemos identificar que Pac no está aludiendo a la historia de los Jacksons de manera directa ya que el caso Rodney King, conocido por haber sido golpeado brutalmente por la policía, fue en 1991.)

 Lo que sigue en esta primera parte de la historia nos describe, con poética sofisticada y callejera, la crudeza de un humano con resentimientos: Perseguido por la policía, compró armas y joyas para él y sus “compañeros”. Su madre trató de apuñalarlo y se mudó. Vendió marihuana, se compró una casa.

Pero todas las cosas buenas no duran. Le cayeron las fuerzas de choque y lo apresaron. 

Now my little brother wants to follow in my footsteps a soulja”

(ahora mi hermano menor quiere seguirme los pasos de soldado)

Lo que acá nos dice el relator, nos deja un pie perfecto para la segunda parte que será contada en primera persona por el hermano menor (esta vez sin el efecto del pitch)

La entrada son dos disparos, amenazas, y la declaración del deseo implacable de morirse. 

El relato prosigue contando las formas en que, el menor de los hermanos, siguió y hasta empeoró el ejemplo del mayor.

De un verso a otro se comienza a avizorar el desenlace: le avisa a su hermano mayor que esté listo, que prepare sus cosas para cuando él dé el golpe. Al igual que con la historia de los hermanos Jackson, el Soulja menor tiene decidido sacar a su hermano mayor de la cárcel.

“I’m wearin’ double vest, so aim at my fuckin chest”…

(Estoy usando doble chaleco, así que apunta a mi maldito pecho)

…”I can still hear my mother shout, «Hit the pig nigga, break your bigger brother out»

(Todavía escucho a mi madre gritar ‘Da un golpe a la cárcel, negro, sacá a tu hermano de ahí’)

La importancia que tiene todo final, sumado a la perfección de la prosa, la descripción y la ejecución actoral propia de 2pac, nos obliga, a falta de la posibilidad de audios, a transcribir este tramo de la obra:

The fast life ain’t everything they told ya Never get much older, following the tracks of a soulja

(“La vida rápida no es como te lo cuentan, no vas a llegar a viejo siguiendo los pasos de un soulja”)

Último verso que antecede el estribillo final de la canción.

Si bien 2pac era hijo de panteras negras y abiertamente político en su enfoque, en la creación de esta obra él no había empezado a desarrollar el concepto de “Soulja”, como tampoco los otros tantos cambios que instaló desde el lenguaje. 

Su Storytelling, que forma parte de su primer disco “2pacalypse Now”,  deja una huella del desarrollo individual de su increíble capacidad de percepción social y potencial creativo.

Con el tiempo, Tupac empieza a convertir “Soulja” en una persona que está dispuesta a dar la vida por los derechos y las ideas por las cuales milita. Una modificación similar se da con la palabra “Thug” (lo pueden ver en el discurso que él da en la Indiana Black Expo que tradujimos al español para youtube: ver acá, o mismo cuando nombra a Mutulu Shakur, Geronimo Pratt, Mumia Abu Jamal, Sekou Odinga (todos miembros importantes de las Panteras Negras), a los que cataloga como “Real OG’s”. (esto lo podemos escuchar al final de la canción White Man’z World). Esta modificación en los significados la podremos ampliar más adelante en otra editorial, nos serviría saber si les interesa el tema. 

Tanto Boyz n’ da Hood como Souljaz Story se nutren de la historia de los hermanos Jackson para mostrar una cruda realidad pero, al contrario de lo que solía suceder con las historias que se contaban sobre los negros y los excluídos, esta vez fueron contadas desde la óptica de los protagonistas, y eso es algo que le debemos en gran parte al Hip Hop y los enormes artistas que éste nutre. 

 La ideología criminalizadora en la que se postran las grandes instituciones del mundo tiene, como primer objetivo, tergiversar las verdaderas raíces ideológicas de la cultura, luego, mantener a las verdaderas raíces ideológicas en la clandestinidad y, como último paso, ser tratadas de ilegítimas

Por eso es tan importante para nosotros la comprensión de la cultura Hip Hop, por dos grandes motivos:

El primero es que el Hip Hop es esencialmente social y político, ya que demostró a lo largo del tiempo ser coherente con la realidad, y su mensaje trasciende más allá de todas sus diversas expresiones artísticas; es una ideología basada en la comprensión pedagógica de la opresión, que batalla a todos los frentes culturales que imponen las estructuras hegemónicas. Por consiguiente es claramente estigmatizado y llevado al plano del mainstream amarillista, por un intento de tapar con la mano el segundo gran motivo, y es que la cultura Hip Hop es descendiente directa de todos los movimientos sociales y políticos que hicieron quiebres culturales a la estructura, desde Marcus Garvey y la cultura Reggae, hasta Malcolm X y los Panteras Negras, Líderes y pensadores que hicieron temblar los pisos de las casas de todos los Pro-Colonización a lo largo y ancho de América moderna, y se encargaron de desmitificar los relatos que nos mantuvieron desvalorizándonos a nosotrxs mismxs.

Todas las personas que sentimos la necesidad de aportar culturalmente tenemos que reflexionar acerca de esta “2da guerra fría” y las nuevas tácticas diplomáticas que estamos viviendo en el mundo, y entender por qué el Hip Hop tiene una magnitud tan esencialmente importante: Porque es el único movimiento cultural internacional que abiertamente comprende esta situación social, y nos plantea a nosotros, que en vez de ser históricamente convocados o forzados a ir a guerras como los jóvenes negros norteaméricanos que sufrieron Vietnam, o los jóvenes argentinos en Malvinas, que deberíamos ser otro tipo de souljas, dedicados a la guerra cultural, la prevalecencia de la inteligencia y la expresión, que convierte a todo este movimiento en eterno.

 

1 comentario en “LOS HERMANOS JACKSON:”

Deja un comentario