«Queremos que haya mas publico para las bandas»

Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper”, según las creencias japonesas está es la explicación de lo que nosotros llamamos destino. La pucha que hay un hilo rojo entre estos dos hermanos que no serán de sangre; pero que si lo son de vida, de anécdotas, hermanos de hip hop. D-sher y Foxx son cordobeses de origen, pero ambos se criaron en lugares alejados de la tierra del Fernet. Así y pese a conocerse por muchos años, transcurrieron sus caminos hasta poder juntarse y empezar con “A Pocas Cuadras”. Acobijados en el hogar de D-Sher, empezamos con la entrevista para desandar ese largo trayecto hasta la actualidad y para que los Mc´s den rienda suelta a sus pensamientos sobre la cultura en la actualidad.

¿Cómo fueron sus primeros pasos en la cultura?

FOXX: Yo conozco el rap de chico, en mi Córdoba natal. El hermano de un amigo me pasa un cassete de la “Doble H” y cuando lo escuche me voló la cabeza. Al tiempito conozco en el Patio Olmos a unos Bboys, pero mi origen es realmente en Rosario. Me mudé porque a mi hermano le salió la oportunidad de jugar en Newell´s (finalmente no sucedió) y nos mudamos todos para Santa Fe. En Rosario ya me puse mas en contacto con lo que era el Hip Hop, empecé a conocer gente, bandas como “El Unico Elemento” y después de un tiempo empecé a grabar mis temas en Black Monkey Records que es donde siempre grabé y grabo cuando puedo. A los años quise formar mi banda y conozco a Daniela con la que armamos “Raza Combativa”, yo hacia raggamufin y ella rap. Con la ayuda de ella, conocí mucha gente, sobre todo de la vieja escuela y terminamos formando una crew bastante grande. Hacíamos eventos en Rosario, veníamos a tocar a Buenos Aires muy seguido. En el 2008 sacamos un disco y en el 2011 pusimos una radio que se llamaba “Rosario Dancehall”, un proyecto bien loco, pasábamos música bien rara, distinta. A mí me gusta mucho el rap francés y eso lo mezclábamos con raggamuffin. Después de unos 8 años nos separamos y saqué un disco. Todos los proyectos que empecé nos prosperaron y por cuestiones laborales emprendí el viaje a Buenos Aires. En julio de 2014 me vine a vivir para acá y a los meses lo conozco a este (señalando a D-Sher, quien espera el turno para responder).

D-SHER: Yo empecé de muy chico. Mi mamá escuchaba mucho Vico C, Limp Bizkit y yo me críe con eso. Un día estaba viendo Mtv y estaban pasando el video del tema “Faith” de los Bizkits,  me acuerdo que vi a los Bboys y eso me enamoró. “Quiero hacer eso” dije. No tenía ni idea de lo que era el hip hop, yo solo quería girar con la cabeza (se ríe). Ya a los 9 empecé a practicar todo lo que es piso y a los 11 empecé a competir en la matiné de San Telmo por la consumición. Al tiempo se muda al hotel donde vivo, un pibe de Caraza que quería bailar y nos íbamos enseñando los pasos. O sea, yo conocí el hip hop y me entrometí en la cultura por el baile, después termine pintando. Tuve que dejar de bailar porque tuve un accidente andando en bicicleta y no pude practicar más, cambie el braking por los palos chinos (banderas), no pude hacer mas acrobacias. A los 16 me pelié con mi vieja y me fui a vivir a la calle, ahí fue cuando empecé a escribir. En el 2008 logro sacar mi primer cd,  lo saque con un amigo, El Conejo, con quien sigo haciendo rap pero no en conjunto. Lo hicimos bien a pulmón, en sobre blanco escrito y el cd tageado por ambos. Hicimos 300 copias y las regalamos todas. Después de ese demo decidí seguir como solista, grabe durante todo el 2009, el 2010 y el 2011 con Derek Dogg, era un álbum de dancehall, reggaetón y temas románticos. Ese año también grabe en un estudio de Parque Patricios. A los tres años, en el 2014, volví a sacar un disco que grabé acá y en Chile. En esos tiempos es cuando lo conozco al Foxx, en realidad ya lo conocía hace mucho pero nunca habíamos cruzado mas de dos palabras. Hasta ronda de Freestyle habíamos compartido pero nunca más de eso.

¿Se consideran vieja escuela? 

FOXX: No,no porque conozco gente vieja escuela de verdad. Personas que vienen de los 80 en la movida y yo arranque a principios de los 2000.

D-SHER: No me considero vieja escuela tampoco. En realidad no me considero ni vieja ni nueva, no se sería una media escuela (se ríe), pese a conocer las épocas de pegar los flyers y hacer todo mas a pulmón.

¿Qué diferencias encuentran en el H.H en la actualidad?

FOXX: Hay mucha desinformación, pese a tener mucha información. Cambio muchísimo el tipo de hermandad que había antes. Los bboys no cambiaron eso, pero los mc´s sí y eso se nota mucho, somos más individualistas que antes.

D-SHER: Hay mucha desinformación, tal cual. Además un desinterés increíble. Antes había una “hermandad hip hop” y ahora no sé si es tan así. Existe mucho ego y solo es figurar. Por eso los que somos más grandes valoramos más las cosas y respetamos muchísimo, se está perdiendo el respeto.

¿Qué falta para que el hip hop sea una “industria” autosustentable?

FOXX: Que apoyen más a las bandas. En la última Red Bull no tocó ni una banda. ¡Fueron 7 mil personas y no hubo una sola banda! Eso tiene que cambiar, para que se entienda que detrás de las batallas hay otra cosa.

D-SHER: Falta interés del público. Porque si te pones a pensar en cierta forma está siendo sustentable pero no para las bandas. Las bandas perdieron mucho público. Hoy la gente piensa que el rap es Freestyle y nada que ver, se están comiendo una película enorme. Antes había un evento y no te importaba quien tocaba, vos ibas porque era compartir con el otro algo que tenía que ver con la cultura.

Se conocen hace algunos años, ¿Cómo fue ese encuentro y cómo termino en lo que hoy en día es “A Pocas Cuadras»?

AMBOS: Uffff jajajaja (rien). Mientras D-Sher toma la posta para responder.

D-SHER: Nos conocemos hace mucho, pero mucho en serio. Nunca habíamos cruzado más de dos palabras. A mí me gustaba mucho lo que hacía el Foxx en Rosario, era algo diferente, con Daniela hacían un grupo bárbaro y siempre decía “qué bueno esto” pero nada más que eso. Por cuestiones de tiempos y demás nunca podíamos coincidir en eventos pese a compartir flyers. Siempre nos decíamos “Che no te ví en tal lado y decía que ibas a estar” o cosas así, hasta que un día sale un evento en Claypole, era diciembre porque me acuerdo que hacía un calor de locos. Yo llegue temprano y el medio tarde (el Foxx interrumpe)

FOXX: Yo venía de trabajar y encima era re lejos el lugar por eso llegue un poco más tarde…

D-SHER: Bueno (retomando) ese día cantó él y canté yo. Me gusto mucho lo que hizo y cuando bajo del escenario se lo dije y quedamos en volver juntos, yo vivía acá (San Telmo) y el por acá en Puerto Madero, asique teníamos que venir para Capital. En esa vuelta nos pasó de todo, desde que nos bajen del tren en Temperley hasta que se rompa el último colectivo que nos acercaba. Terminamos en Palermo a las 3 de la mañana tomando el 39 para el lado de San Telmo. Cuando llegamos en mi casa no había luz pero mi chica había dejado dos birras en el freezer, asique nos sentamos en la puerta tomando birra y hablando. Quedamos en vernos al otro día con la premisa de hacer un tema.

FOOX: Al otro día ya estaba ahí para empezar a laburar el tema. Lo hicimos, lo grabamos y nos gustó tanto que proyectamos grabar colaboraciones para mi disco y para el disco de él. Y cuando arreglamos eso nos dijimos “¿y si hacemos un disco? y así arrancamos.

D-SHER: No teníamos nombre, ni teníamos idea de lo que estábamos haciendo, fue una conexión, tenemos una suma de coincidencias terribles. Hasta nuestras madres se lesionaron la misma pierna, el mismo día. De locos.

¿Cómo idearon el nombre?

FOXX: Fue una especie de casualidad.

D-SHER: Sí, un día estábamos yendo a comprar al chino y para indicarle el camino más corto para volver a su casa le dije “esta cerca tu casa, estamos a pocas cuadras”, nos miramos y dijimos… a pocas cuadras y como que nos gustó.

FOXX: Cada vez que lo repetíamos nos gustaba más. Aparte es como un cliché que usas constantemente, todo está a pocas cuadras.

¿Cómo surge el álbum?

FOXX: Bueno después de proyectarlo, nos pusimos a laburar todos los días, cuando se podía para sacarlo. Nos vino bien un viaje que hicimos a Rosario, porque nos fuimos como dos semanas y ahí teníamos tiempo para trabajar el álbum. Yo preparé algo como para tocar en algunos lados y aprovechamos el viaje.

D-SHER: Ese viaje estuvo buenísimo porque fue como que nos terminamos de conocer. Estuvimos dos semanas, yo tenía muchas ganas de conocer Rosario desde el lado artístico. Todos los eventos que se escuchaban en Buenos Aires eran de ahí, era algo que siempre quise hacer. Aprovechamos que Foxx tenía vacaciones y nos fuimos. Hicimos una especie de mini gira por Rosario, estuvimos en radios y grabamos un par de temas en Black Monkey. Después terminamos yendo a Córdoba, donde los dos tenemos familia y también dijimos vamos a grabar en Córdoba. Ese viaje lo aprovechamos al máximo, una semana en Rosario y una en Córdoba.

FOXX: Después volvimos y terminamos de grabarlo en De Buena Madera con el Líder. Yo ya lo conocía y lo lleve a él; y bueno ahí fue que terminamos de grabar todo.

¿Qué los inspira?

FOXX: Vivencias, un poco mezcladas con ficción. Siempre algo muy propio, o de alguien cercano, un amigo. Distintas historias que rodean tu vida, pero mezclar eso con ficción está bueno, al menos, a mi me gusta.

D-SHER: Vivencias propias, realidades diversas. A veces un poco de ficción también, pero siempre son cosas propias. Las letras del disco son chocantes, son agresivas, eso es algo que buscábamos, poder decir eso que nadie quiere. Cosas que vemos en la calle.

¿Cómo fue grabar en tres estudios distintos y mantener un sonido estable?

FOXX: Lo que pasa es que no cambiamos la fonética. Cada estudio tiene su forma de trabajar pero también uno como artista tiene que opinar y trabajar a su modo. Decir “mira yo lo quiero hacer de esta manera”. Por ejemplo, yo grabé la parte la parte raggamuffin por un lado, los coros por otro, la parte rap por otro y así. Lo dije y en los estudios lo tuvieron que respetar, pese a que le metieron su toque y eso también está bien.

D-SHER: Es complicado grabar en tres estudios. Primero porque el disco no tiene el sonido que queríamos, esta lindo, nos gusta pero sabemos que podemos más. Pero bueno es el primer cd, no nos conocíamos, ahora ya nos conocemos, ambos sabemos como rapea el otro, nos complementamos los estilos, estamos aprendiendo mutuamente. Es así.

¿Están trabajando en algo, tanto grupal como individualmente?

FOXX: Sí ambos estamos laburando en cosas. Yo quiero sacar mi disco después del de A Pocas Cuadras. Ahora me metí con una persona que quiere producirme y estoy con eso a full. Le doy prioridad al de A pocas Cuadras porque queremos sacarlo a fin de año o a principios del año que viene. Mi disco ya está casi listo, va a tener 16 temas.

D-SHER: Sí, el está trabajando en su disco que va a salir ahora próximamente y al mismo tiempo estamos laburando el segundo de “A Pocas Cuadras” que lo tenemos ahí. También estamos trabajando en una colaboración para mi disco. Cada vez que nos juntamos hacemos algo y si no hacemos nada sentimos que perdimos el día. Estamos trabajando mucho porque queremos sacar el disco a fin de año.

¿Qué opinión les merece el trap?

FOXX: Para mí es la evolución. Cada década tiene su evolución y ahora está el trap que cambia hasta la manera de vestir de las personas. A nivel nacional acá la gente falacea. Hay algunos que pueden vivir del rap pero son los menos, nadie puede llegar a vivir acá como en otros países. Al trap nacional le falta verdad, muchos se comen el personaje.

D-SHER: Es como todo, en exceso aburre. Hay tanto trap que ya aburre, pero sin dudas es parte del hip hop. Esto es como en el baile, hay bboys que hacen popping, hay otros que hacen power, etc. Hay graffiteros que no escuchan rap, pero hacen graffiti y viven hip hop. Acá hay artistas que hacen siempre lo mismo y me aburre. Y lo que dice Foxx es verdad, acá hay muchos que compran el trap “trucho”.     

¿Cómo ven al hip hop de acá a 5 años?

FOXX: Para mí muchos se van a ir con la corriente. Si va así va en decadencia, es todo free y competencias, esta bueno eso porque ayuda a muchos pibes que viven con eso y me parece bárbaro, pero no puede morir ahí. Estaría bueno que todos puedan tener ese lugar. Siempre pensé que invirtiendo en uno se crece.

D-SHER: Espero que haya más público para las bandas, me preocupa mucho el futuro de las bandas, se está generalizando todo en el freestyle y en las competencias. Espero eso que de acá a 5 años haya más interés de los chicos y que las bandas tengan más lugar dentro de la escena. Siempre están los mismos personajes y hay mucho más mundo en Argentina para conocer.

 

Por Kevin Dirienso Poter

Fotos: A Pocas Cuadras

Agradecimientos: A D-Sher y al Foxx por su buenísima onda.

Deja un comentario