SKAN SUR – «WELCOME TO BOOMBAP» (2021)

Por Gian Franco Lisanti – @itnasilnaig

Lo bueno se hace esperar y por eso Welcome to Boombap fue un estreno que duró casi seis meses. Entre el 17 de octubre del pasado año hasta el 20 de marzo de este 2021, en el canal de youtube de SKAN SUR se estrenaron diez canciones. Algunas tienen vídeo y a otras las acompaña una foto. Una obra que es por si misma un logro pero, al mismo tiempo, una promesa de lo que puede venir de esta artista: esencia noventera, flow propio y adictivo al oído, y barras memorables en cada uno de los 28 minutos que dura el disco. 

La intro, un remix de la canción Let it Fall de Lin Que, a cargo de Jocbeats, marca el sonido, el color y el tempo del disco. Lo mismo que nos transmite el arte de tapa. Consistente por todos lados, en línea también con lo que nos propone en el nombre del disco. 

La primera canción es «Tierra Santa». La visión del mundo entre reflexiones y críticas sobre una base atrapante, y la primera prueba del flow que se carga Skan.

Por los primeros segundos de la siguiente canción, pareciera ir por otro lado diferente pero no se preocupen, este disco respira solidez. Y si la base mejora, la entrada a la instrumental es excelente. «0 Retroceso» es justamente lo que su título marca. El disco solo marca un camino ascendente. Para quienes nos gustan los rapeos largos, este tema es 4 minutos de barras. En este caso, con menos introspección que el tema anterior pero ahora mucho mas situada en la sociedad, en lo crudo que da origen a estas letras y la fe de saber lo que ella es y puede. Uno de mis temas preferidos. 

El primer feat del disco es junto a BRN en «Fuerza de voluntad». DJ Mirko también se suma para darle potencia al comienzo y final del tema, porque otra vez nos encontramos con un tema largo. Rap conciencia puro y duro, acorde a los tiempos actuales. Una base pesada y rápida, con barras potentes de ambas partes, coros que refuerzan lo que tienen que reforzar y un estribillo que te queda en la cabeza, como todo buen estribillo tiene que hacer. 

«2001», a diferencia de los anteriores, es un tema corto. Lo que sucede es que, a mi parecer, tendría que durar más. Yo sé que hay barras que no funcionarían si dura más, pero es buenísimo. Es un logro que una canción te deje con ganas de más, que dure un minuto más, hasta dos minutos más. «Desde el dos mil uno con mi sangre noventera. Puesta para la paz, le gane a la guerra cuando le pegue al compás.», «encuentro mi potencia en cada beat que me acompaña» , y esos ni siquiera son los mejores versos. Imagínense. 

«Frida Kahlo» es la quinta canción. Es la más corta de todo el disco. Insisto en esto por el contenido de la canción anterior y porque van a ver que las duraciones varían a lo largo del disco, aunque esto no es parámetro de nada. Sobre la letra, encontramos introspección de muy buena calidad lírica. En este punto, de todas formas, quiero hacer foco en la gente de LRC Estudio, que produjeron ocho de los diez temas y se vienen adjudicando trabajos que no son pavada. A prestar atención acá también.

La sexta canción es «Loose bars», barras sueltas, pero de nuevo la fortaleza narrativa junto a una base con bajos largos, el bombo muy presente y el flow más grave de todo el disco. De la seguidilla de temas cortos, este es el último, pero no el último del disco.

El segundo feat del disco es junto a Kala. Aporta su manera de fluir muy propia y una gran capacidad en la escritura, y generan ambas la explicación al nombre de la canción: «La unión hace la fuerza». De nuevo, rap conciencia bien explícito, con un contenido claro y barras indiscutibles.

El octavo tema, ahora producido por L. Gonzz. Vuelve a estar sola Skan y a esta altura no hay nada nuevo que se pueda decir sobre la rapera. El nivel que se espera, el flow propio y la base de boombap clásica es la fórmula que encontró la artista para que funcione cada una de las canciones. «Oro» es un track de un poquito menos de dos minutos pero, ya sabrán, «no importa cantidad si…»

Vujade y Godo la acompañan en el octavo tema, que es producido por Escaida y Soloesmiedo, titulado «Títeres». Conexión del cono sur que brilla por las afinidades al rapear. La base es la más diferente de todo el disco y esa es solo una de las razones que lo hace resaltar, a mi gusto, de todo el disco. Para escuchar varias veces.

El último tema del disco es «Welcome to Boombap». No es un outro. Es un tema que te deja manija de Skan: más de este sonido old school, rap ordenado, actual y bien situado en Buenos Aires, con el pasado del hip hop en mente y un futuro rapper, con contenido socialmente comprometido y el potencial de llegar a representar realidades y deseos de muchísimas personas, no solo en este tema sino en todo el disco.

Deja un comentario