«Somos chicos pero tenemos la mentalidad bien puesta, lo tomamos con respeto y con seriedad.»

Definirlos no es sencillo, creo que la palabra adecuada es “frescura”. Con 16, 17, 18 y 20 años, Dylan Leon Masa (Dillom),  Martin Herrera (MH), Mariano Penella (Reto) y Agustín Pecora (Peco), demuestran que no importa la edad, sino la mentalidad a la hora de hacer rap. Sorprende en épocas donde se dice que “los jóvenes no valoran la totalidad de las cosas” escuchar lo centrado que se encuentra este cuarteto rapper.

Con actitud, pose y mucho power arriba de la tarima, estos cuatro pibes nos cuentan como empezaron en esto y cuáles son sus ambiciones dentro de la cultura. “Nos conocimos en la escuela. En un principio con Peco estaba todo mal” arranca Mh “pero bueno yo sabía que el rapeaba y como tenía ganas de armar algo piola nos juntamos y hablamos” cierra. “Son cosas que pasan” dice Peco sonriendo, “Con Martin estaba todo mal por problemas de “banditas escolares”, con Marian (Reto) no, con el estaba todo re bien” agrega.  Se los nota unidos y risueños, algo que deja a la vista que los conflictos ya no existen, “cuando hablamos dejamos todo claro y le conté del proyecto que tenía en mente, con Reto ya lo habíamos hablado, asique ahí fue que arrancamos” termina Mh.

Son chicos pero con la mente enorme, “empezamos con 31 Studios hace dos años, todos teníamos nuestras cosas antes, pero en el 2015 empezamos como grupo” cuenta Peco. En el medio de Retiro, se encuentra el Barrio 31, lugar que los formo como agrupación y que también los bautizó “nos denominamos así por el barrio” esboza Reto, “es el lugar donde siempre quisimos armar el estudio y donde si dios quiere va a estar” agrega.

Serios y prolijos estos jóvenes pertenecientes a la nueva camada rapera nos hablan sobre sus proyectos a corto y mediano plazo: “La idea es tener una dinámica de trabajo, arrancamos  con el micrófono adentro de un ropero.  Ahora ya proyectamos el estudio algo más profesional para poder generar ese ritmo de laburo que queremos” sentencia Mh.  “Por lo general cada uno tiene sus canciones, pero a la hora de componerlas siempre las tiramos al grupo para que el resto de su opinión y las pula si es necesario” dice Peco, mientras Reto asiente con la cabeza. Sorprende verlos así de centrados y con una mancomunion a la hora de proyectar un futuro con la música. 

La vida corre más y más dice Portavoz, y esa vorágine a veces perjudica los proyectos autosustentables como estos. “Tratamos de juntarnos cuando podemos, entre el trabajo y las actividades cuesta bastante” arranca Peco en tono quejoso, “le buscamos la vuelta, fija una vez por semana nos tenemos que juntar y lo hacemos” cuenta Reto, afianzando la idea de la unión y el compromiso que 31 Studios les genera a cada uno.

En el transcurso de la charla fue inevitable hablar acerca de este “boom” que estamos viviendo en nuestro país. “A mi me gusta esta explosión hip hopera” empieza Reto, “me parece que está buenísimo aunque también creo que le falta mucho más por dar al hip hop” cierra esperanzado, “yo comparto, me gusta que se expanda, siempre y cuando se deje un poco más de lado tanta competencia” Agrega Peco, quien cierra su opinión con un contundente reclamo “hay chicos que hablan de cosas que no tienen ni idea y eso no esta bueno para la cultura”. A Mh se lo nota más cauto “todavía no llegamos al verdadero boom” dice “estamos por ese camino pero falta”.

Predecir el futuro es para unos pocos, pero dentro del juego, 31 Studios se prende y casi al unisono dicen: “El hip hop en 5 años es impredecible, con todo lo que viene pasando es difícil tener una certeza. Van a seguir saliendo cosas nuevas, se va a corregir el sonido, se va a mejorar en todos los aspectos”. Respecto a sus visiones personales de cómo ven su agrupación en algunos años cuentan “nos vemos mejor, por este camino del aprendizaje, seguiremos mejorando. Tal vez sumemos una persona o algunas más que nos ayuden donde nos haga falta.”

La expansión de nuestra cultura por estos años tiene una gran causa y sin dudas es el freestyle, al respecto, Peco, nos hace una observación “el free es el comienzo, todos empezamos por ahí”. “Es lo que te incentiva a seguir” agrega Mh.  Marcando la pauta de que se puede desprender la figurita y crecer como artista.

Los pibes se hacen cargo de su responsabilidad y se autodefinen como “nueva escuela” y nos les tiembla el pulso a la hora de hablar sobre el tan polémico “duelo de generaciones” (Vieja Escuela vs Nueva Escuela). “Somos nueva escuela y como a todo chico, siempre el más grande le busca las mañanas” arranca Mh, “pero nosotros respondemos, somos chicos pero tenemos la mentalidad bien puesta, lo tomamos con respeto y con seriedad” cierra, dejando en claro la postura de 31 Studios. “No son todos, algunos te re ayudan” dice Reto mencionando gente de la vieja escuela que presta su mano para que los nuevos crezcan. “Al revés también pasa, los pibes de ahora están en otra, vos le preguntas por gente de la vieja escuela y no saben quiénes son, eso está mal” cierra. 

Cuando la noche iba cayendo sobre la Ciudad de Buenos Aires y para cerrar esta contundente charla con estos pibes de corta edad pero con una actitud enorme nos hablaron de sus proyectos próximos, “yo estoy terminando mi disco” empieza Reto. “Se vienen cosas buenas, videoclips y más producciones” completa Mh.

Así se termino todo. Personalmente volví contento a la redacción, sabiendo que la nueva camada viene con ímpetu de comerse al mundo y llevar la cultura hasta lo más alto. Señoras y señores, hay futuro.

Por Kevin Dirienso Poter

Agradecimientos: A los chicos de 31 Studios por la predisposición.

 

UNDERPOINT FESTIVAL VOL. 2

“Voy rapeando bajo la lluvia, aplastando charcos con furia” diría Cevlade, pero en este caso, la lluvia fue ese condimento inesperado pero atrapante que tuvo el pasado domingo. Santa Rosa o la mar en coche, el Fusión Bar se empapó de hip hop, en una tarde/noche a puro ritmo.

Una vez más el UnderPoint Festival fue la excusa; el hip hop, la razón. Así y con muchísimo entusiasmo pese a la cortina de agua que decoraba el día, la gente se fue acercando al mero Microcentro porteño para disfrutar de la jornada. Pasadas las 19 hs. se dio puerta para comenzar la fiesta y de a poco el Fusión Bar se fue colmando.

El evento comenzó a todo trapo con un “open mic” para que el que quiera demuestre y comparta su freestyle. Mientras el lugar se llenaba y se ajustaba el sonido iban pasando los mc´s. Cerca de las 21.15 subió al escenario el primer grupo de la noche. Directo desde Lima, Perú, BRN saltó a la tarima para dar inicio al UnderPoint Festival. Por alrededor de 45 minutos, los chicos de BRN llenaron el escenario de mensajes con su excelente rap, “y que la vida me traiga lo que me traiga”.

Luego del show de BRN, llegó el primer break musical para darle lugar a los pibes de 31 Studios. Los encargados de que este festival salga de primer nivel, subieron al escenario pasadas las 22 hs. para empezar a incendiar el Fusión Bar. Durante aproximadamente 50 minutos el público presente salto, agito y movió el cuello al ritmo de Reto, MH, Peco y Dillom Beats. Con grandes temas, mucho power y una gran actitud, la nueva camada, demuestra que puede con el legado.

Terminado el gran espectáculo de los chicos de 31 Studios llegó el turno de otro break musical. Mientras algunos tomaban algo, otros comían, otros disfrutaban los beats, se preparaban los platos fuertes de la jornada, que llegarían al rato.

Así fue como llego el momento de disfrutar del gran espectáculo que brindo Under Mc. El rapero porteño levantó a la gente presente e inundo de frescura la noche. Con su carisma habitual, el Under invadió Fusión Bar, deleitando con sus canciones (muy coreadas por el público).  Muy bien acompañado, por la sorprendente Rebecca Flores, el Mc de Colegiales, fue desparramando calidad en su show. “En el juego”, “Mejor Imposible”, “Nuevo Mundo” y “Voy Suelto” entre otras fueron pasando para terminar de prender fuego todo. Y sí, el Under va suelto dentro de esta cultura.

Ya pasadas las 00:30 hs. y para darle el cierre merecido a una tarde/noche de fiesta rapper, llego el turno del Linyera. Cerrando la noche de la mejor manera y a puro puño arriba, la gente que se acerco disfruto de un show que explotó el escenario del Fusión Bar. Con su lírica increíble y ese rap boom bap distintivo, el rapero oriundo de Ciudadela, cerró la noche de la mejor manera.

Así se fue una jornada increíble. La lluvia la condimento y la música le dio ese golpe de horno para hacer del UnderPoint Festival una verdadera fiesta rapper. Con el diario del lunes pedimos de manera indeclinable la tercera edición. Con los oídos llenos de rap y la ropa mojada nos volvimos a casa, listos para otra jornada igual.

 

 

 

Por Kevin Dirienso Poter

Fotos: Melani Garcia Tapia

Agradecimientos: A los chicos de 31 Studios por el aval y la buena onda y a los artistas que se presentaron haciendo de la noche, LA NOCHE.