«LOS BEATMAKERS ACÁ TODAVÍA NO TIENEN LA FIGURA QUE MERECEN»

Por Juan Ignacio Guzman Dotto – @juanguzmandotto

Volvimos y prometimos hacerlo con todo. Las promesas se cumplen y es por eso que luego de un largo pero necesario receso, empezamos a introducirnos de lleno en este gran 2020 que tenemos por delante. Hoy entrevistamos a uno de los beatmakers emergentes de la escena local. Él es NYQST, 29 años, oriundo de C.A.B.A.  Ganador del 2do puesto de la Bit Master y finalista de la FDL, charlamos un poco de su música y sus proyectos.

¿Hace cuánto y cómo arrancaste en el beatmaking?

Toco la guitarra y hago producción musical desde muy chico pero específicamente en beatmaking empecé hace 1 año.

¿Cuál es tu set up?

Ahora estoy usando Ableton, Maschine MK3 y MPC1000.

¿Tenés artistas o géneros favoritos a los cuales soles samplear? ¿Cuáles son?

No tengo un género preferido, pero sí me ayuda mucho conectar en algún nivel con la esencia de una canción. Creo que se puede encontrar un buen sample en cualquier lado, pero sobre todo depende de lo que estés buscando. Samplear tiene que ver directamente con una cuestión de percepción. Podés poner a varios productores a samplear una misma canción y todos extraen porciones diferentes y las utilizan de distintas maneras. Es como lo que se dice de los escultores, ellos sacan los pedazos sobrantes de una piedra al hacer una escultura. 

Gran parte de tu estilo se enfoca en el finger drumming ¿Hay alguna razón en particular?

Cuando empecé a hacer beats quise conectarme con una nueva disciplina, algo que me motivara a sentarme horas a practicar como cuando aprendí a tocar la guitarra. Y la realidad es que hoy por hoy con tanta tecnología y facilidades a la hora de hacer música es muy fácil esconderse atrás de las máquinas a la hora del vivo, con cero margen de equivocación y sets pre-armados, y eso es lo que quería evitar a toda costa. Quise volver a sentir adrenalina al tocar, y es la manera que más me identifica para poder tocar música con medios electrónicos pero de tracción a sangre. Además el hecho de enfrentarte a la posibilidad de equivocarte te obliga a esforzarte mucho más en el aprendizaje, la práctica sistemática y la preparación de los shows.

¿Qué sentiste al haber sido uno de los ganadores de la última bit master?

Sentí que esto recién empieza. Lo más lindo fue haber tenido la oportunidad de participar y de haber llegado hasta la final, fue una tremenda experiencia.

Vi que participaste además de la FDL del fin de año, un evento que reúne a beatmakers y dancers en la cual hubo una batalla conjunta entre ellos y ganaste. ¿Es la primera vez que tocaste tus beats en esta modalidad? ¿Cómo te sentiste?

Bueno de hecho hubo un factor importante de suerte, me invitaron 3 horas antes del evento porque creo que se había bajado un beatmaker a último momento. El formato fue muy divertido y creo que pude potenciar con los beats en vivo la performance de baile de Eleven (@gimegiu.eleven), con quien armamos un lindo dúo de competición. Si bien no nos conocíamos ni habíamos preparado nada de antemano me pareció que supimos complementarnos sin saberlo y fluyó todo muy naturalmente. Quedaron unos registros en mis Stories.

¿Tu top 3 de beatmakers que admiras?

Mi top 3 de productores: Nile Rodgers, The Chemical Brothers y Daft Punk. Y mi top 3 de finger drummers: Jeremy Ellis, Datsunn y DokBrass

¿Qué opinas al respecto de la movida de beatmaking nacional? ¿Hay alguno que admires?

–  Creo que está en pleno ascenso y si bien hay mucho talento local, todavía tenemos mucha tela para cortar. Me parece que los beatmakers acá todavía no tienen la figura que se merecen, en general se los sigue ubicando en las sombras. Para mi el 1 nacional fue y será Cerati.

¿Estás preparando algún material o proyecto nuevo?

– Si bien acabo de terminar de sacar una serie de 9 micro-beats en vivo por Instagram (@NYQST) y YouTube no paro de producir nuevos beats que irán viendo la luz en los próximos meses. Por el momento no quiero apurar la publicación de música en alguno de los formatos convencionales sino más bien generar música para amoldar el vivo. También se vienen varios feats con artistas locales en breve.

 

¡Gracias  @NYQST!

 

Fotos: @shoot.dat.shiit@flxxr_brvnds

BITMASTER 2019 Parte 2 – Desde Dentro

Si bien la Bitmaster es un evento vistoso, para poder hablar con justicia sobre de qué se trata hay que hablar con los protagonistas, y eso fue lo que hicimos.

Los consultados fueron Iván Carrizo aka PCasino (@pcasinoo), NYQST (@nyqst), Brian Salvatierra aka E.R.S Beats (@eros_31205) y Ezequiel Rios aka DrummER (@drummerbeats4).

El evento fue una fiesta por donde lo mires” arranca NYQST, «por la onda cultural que se respira, tenías tandas de beat makers abajo alternando con shows en la terraza». Al respecto de esto E.R.S nos contó asombrado “nunca vi algo parecido, fue maravilloso ver tantos beatmakers juntos, fue maravilloso ver la oportunidad que se les dio de que tengan un espacio para mostrar lo que se puede hacer” 

Y es que entre una de las grandes virtudes de la Bit nos encontramos con la posibilidad de darle un lugar a cada uno. Entre los artistas nos encontramos con quienes tiran para el lado del DJing que están más acostumbrados a conectar con el público pero la mayoría, me arriesgaría a decir, lo vive desde el rol del compositor, sintiendo la música como una experiencia interior. Pero siempre uno se queda con la duda de pensar mientras crea: ¿Cómo sería que lo escuche una muchedumbre?, y es que para el músico no hay sensación que se compare con ver a alguien cabeceando con su ritmo. Y esta muchedumbre es la que ofrece el evento:«Si bien no clasifique una linda experiencia haber pasado un beat mío en vivo y ver que a muchos les cebe», nos contó PCasino destacando la oportunidad por sobre la competencia.

No me da el feel de que sea una competencia sino más bien un encuentro, una reunión de gente haciendo música.» dice NYQST que destaca el trato que se da y nos lo describe como camaradería. Tanta es esa camaradería, que según nos cuenta DrummER «hubo mucho intercambio entre colegas,desde data (softwares) hasta técnicas. (…) Estamos creo, en el momento exacto en el que la música está tomando otras aristas y estas movidas son las que van llevando a ponerlas en un pedestal bien alto..esto va por buen camino!“. Por todo esto es que no parece haber sido una cita de una sola noche, el análisis de PCasino es que «la comunidad está empezando a formarse y cimentarse, cosa que se va a notar en unos años cuando sea aún más grande la escena». Hay futuro por delante y el séquito está empezando a componerse, es más, hasta hay un grupo de WhatsApp dando vueltas al que están invitados todos los beatmakers, solo tienen que hablarle a Pcasino a su Instagram y el los va a agregar.

Todos están invitados, un detalle interesante de esta comunión que la hace tan rara es su falta de perjuicio. Todos estuvieron atentos con los oídos bien abiertos viendo por que rama los iba a llevar el otro. Siempre hay una sorpresa para llevarse, “había un gran nivel de beatmakers y estilos bastante variados. Escuche muchas cosas que nunca se me hubieran ocurrido” dice E.R.S valorando la calidad y la creatividad, mientras que NYQST nos resume sabiamente: “Realmente hoy en día hablar de géneros musicales es demasiado complejo y ni siquiera creo que valga la pena: lo que sonó fue música y había groove, había alma puesta en esos beats, no se si importa mucho más” y en criollo DrummER nos sentencia, “¡vienen a mostrar que son monstruos!”.

Todos se fueron satisfechos y ahora esperan con ansias a la próxima fase el 4 de agosto. A mi mientras me deja revoloteando en la cabeza la siguiente pregunta para llevar: ¿Será el beatmaking la rama del Hip Hop que esté recuperando algunos de los valores que perdió el RAP con los años?

Por Santiago Sammartino (@samezoooo)

LA LOOP SESSION

Reunión mensual de Beatmakers en Buenos Aires
– Capitulo Junio –

Jugando al filo del mes, último día, domingo. Buenos Aires no conoce el sol y el frío es molesto hasta para los que aman el invierno. Hay un nuevo tipo de lluvia llamada garúa que está de moda, es como la lluvia tradicional remixada con neblina y se confunde con frecuencia con graznua o ganzúa. La siesta previa a salir no fue tan inofensiva como se esperaba, pero todavía estamos a tiempo. Llaves, gorrito, billetera, bufanda, SUBE, buzo abrigado, DNI, buzo sobre buzo abrigado, campera de lluvia, auriculares y unas buenas medias. Todo listo rumbo al C.C Richards. 

La cita es en Palermo, al 5272 de Honduras. Llegamos, tarde pero seguro. El galpón estaba cerrado pero había un cartel pizarra que decía en tiza «hoy encuentro de producción de beats«. Hasta que me abren me distraigo con la vidriera de Exile Records, la disquería amiga del CC Richards que queda precisamente al lado. El local es un pasillo muy muy muy angosto lleno de cajones con vinilos. Se me cae la baba solo de verlo, muchas veces cuando visitó bibliotecas suelo ponerme a pensar ¿Cuántas historias habrá acá? , ¿Cuántas van a tener la suerte de ser leídas? ¿Cuántas otras solo van a ser otro objeto inmóvil con el mismo sentido que puede tener una piedra? Lo mismo me sucede con las disquerías. Son lugares sagrados. ¿Cuánta música hay ahí que no conozco? ¿Cuánta que me encantaría conocer? ¿Cuántos estilos, lugares, nacionalidades, épocas, modos, escalas, instrumentos, etc, etc?. Todo para el mismo fin: Hablar a través de sonidos, en ese lenguaje universal al que se le dice música. Y bueno, como beatmaker también me pregunto: ¿Cuál de todos esos discos tendrá el Santo Grial de los samples?

En fin, entré, las puertas estaban cerradas para que no entre el “chiflete”. Por mi mejor, la sensación es de haber entrado a una cueva. Ya los cavernícolas estaban en la suya, cada uno con sus auriculares y moviéndose al compás de algo que solo ellos escuchan, como si tuvieran un secreto entre manos, tocando pads como si dependiera de ello mantenerlo oculto. La mesa estaba hecha una mesa dulce de aparatos, algunos se la juegan por lo analogico trayendo sus samplers y aceptan el reto de hacer su música dentro de sus limitaciones, mientras otros en cambio apuestan por las computadoras para mayor dominio y rapidez, aunque siempre con un controlador para mantener lo orgánico. Da igual cual sea el proceso, siempre el resultado es diferente.

Esta vez no hubo freestyle de scratch como la vez pasada y a decir verdad, un par de productores mostraron debilidad ante el frío. Entre todos habremos sido entre 10 y 12 personas, y esto es lo lindo de este evento: si está estallado de gente es una fiesta de hip hop por todas partes, pero con los justos y necesarios alcanza para ser una misa. Voy directo a la cabina del DJ. Un solo vinilo, 5 minutos para samplear y 3 horas para armar un track de principio a fin, esas son las reglas. Esta vuelta fue seleccionado el disco “My Best Friend” de Jimi Hendrix.

Me siento a empezar a producir. Lo primero es escuchar lo sampleado, probablemente haya algo que pueda usar, ya lo sabré. Se me para la oreja. Algo encontré. Este va a ser mi punto de partida, ahora tengo unas par de horas para agregarle ritmos, melodías, armonías, y armarle una estructura. Poco a poco se torna en un juego sin competencia. Es como un examen que hay que entregar resuelto a las 3 horas, el tiempo empieza a jugar en contra como esas nefastas competencias de cocina por tele. Si nos trabamos, vamos al fumadero, una pecera interna con ventilación donde aprovechamos para ver las caras y los gestos de los que están adentro. Algunos ya resolvieron el problema y tienen cara de alivio de estar gozando el tiempo de sobra mientras que otros siguen intentando resolver encrucijadas, hasta que el beat no los haga cabecear no parece que vayan a dejarlo. Pasamos la tarde así, entre el fumadero hablando de por qué el scratch es un instrumento como cualquier otro (e incluso más complejo) y adentro, donde la vida se juega en cada bombo y cada caja.

Basta para mi, basta para todos. Llega el momento de renderizar el audio y no hay vuelta atrás. Nunca se sabe cómo puede llegar a sonar, siempre está el miedo de que suene mal, que no guste, que no sea del palo. Siempre está ese mismo miedo común a no conectar que hay en cada rincón de la sociedad. Nos juntamos alrededor de la cabina del DJ y una a una las tracks se empiezan a disparar, escuchamos como quien le presta atención a un partido por radio. Es increíble lo que sucede, el volumen de los altavoces hacen prácticamente imposible no sentir las pistas y con ese pequeño truco de percepción navegamos por los distintos mambos, formas y personalidades sonoras. Nunca va a haber dos temas iguales, ni siquiera parecidos. Pero eso sí, en todos las nucas asienten al mismo tiempo. Y ahí está la magia, lo inherente que del pulso y su naturaleza desprejuiciada. También disfrutamos de un mini-show en vivo cuando Nico el Niño y Sidartha presentaron sus beats, demostrando sus habilidades para el finger drumming.

Todo termino con un «gracias por venir, en serio» de parte de la organización que sabía lo que le había costado a su público ir al evento en un dia de domingo tan horrible. Aplausos para el C.C.Richards por la buena onda, el lugar y por invitarse la bebida. También para LoopSession Buenos Aires que cada mes se pone mas lindo.

Por Santiago Sammartino (@samezoooo)

BUENOS AIRES LOOP SESSIONS – GODFADERZ

Si hablamos de Hip Hop tenemos que hablar de sound systems y si hablamos de sound system tenemos que hablar de Dj´s. Ellos, amantes de la música, melómanos y apasionados son parte fundamental e irreemplazable en la rama musical de la cultura. Por ello, este próximo domingo 07 de abril llega Buenos Aires Loop Sessions, un evento dirigido a los beatmakers.

La tarde del domingo estará inundada de ritmos de la mano de un evento donde cada participante tendrá 1 vinilo, 5 minutos para samplear y 3 horas para armar el track. Esta será la cuarta edición del segmento y tendrá lugar en Richards (Honduras Nº 5272), coqueto lugar del barrio de Palermo. Un domingo distinto, diferente.

Además habrá un scratch session de parte de Godfaderz (Tor2, Knob, Mastta House y Xolarz). Godfaderz es un movimiento emergente, conformado por más de 20 Dj´s activistas de Hip Hop, con quienes colaboran tambien Dj´s de Chile y Venezuela. Este conjunto de Dj´s propone una tarde de sessions y de cyphers abiertos invitando a todos los que quieran participar haciendo scratchs. Como dijimos, será una tarde diferente para disdrutar a pura música y sobre todo con mucho ritmo de parte de todos los que harán posible Buenos Aires Loop Sessions.

Agendalo y no te pierdas tremenda jornada. Domingo 07 de abril desde las 17 hs. en Richards. La entrada es libre como para que no tengas excusas y puedas disfrutar de la tarde a pleno. Una vez más el Hip Hop no para.

Más información acá

Conoce Godfaderz acá

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

Bit-Master Vol. IV

En tiempos donde cualquiera puede descargar pirata un ritmo de Youtube y rapearle encima una letra o una improvisación, sin siquiera pensar si es el estilo adecuado para la letra o si el pulso es el justo como para no cansarse en el free, es importante reivindicar la relevancia del arte que hace al contexto del rapeo y que, silenciosamente, incluso a veces es más protagonista que los mismos liricistas. Hablamos de la producción, o más inmersos en la jerga hiphopera, el beatmaking.

Simplificar en el bombo y la caja es un término que se queda corto, el mundo del beat es muy amplio: Tiene muchos estilos, muchas técnicas, muchas épocas, productores, vibras, e incluso cambia dependiendo de la región de la que provenga. Se puede hacer desde máquinas de ritmo especializadas y modernas, desde viejas joyas limitadas pero con el color de la música de antes o simplemente desde cualquier computadora con un software de producción. A raíz de este submundo tan lleno de variantes nace una competencia distinta en nuestro país: la Bit Master.

Bit Master es una competencia de beatmakers que se hace anualmente desde hace ya 4 años con la intención de darle al beatmaking el lugar que se merece como elemento. Asimismo su idea es generar relaciones sólidas entre los productores que hacen de la música su pasión y mismo entre productores que buscan vender su trabajo y MCs en busca de ritmos para comprar.

La competencia está dividida en 3 eventos: preliminares, semifinales y final. La dinámica de lo que será la preliminar del domingo es simple: A todos los productores se les entrega la misma muestra de audio para que hagan un beat de 1:30 minutos antes del día del evento, así, partiendo desde un mismo lugar, cada productor con su formas de afrontar este proceso creativo llegará a su propio resultado final. El día del evento los productores pueden tocar en vivo con sus equipos o bien llevar el track en un pendrive, la pista será evaluada con puntajes del 1 al 10 por su prolijidad, estructura, originalidad, creatividad, groove, calidad de sonido y composición musical. Para participar solo tenés que solicitarlo por mail a bitmasterarg@gmail.com, ellos te van a responder con el formulario de inscripción y el sample para competir. Se entiende que por ser en Capital Federal hay varias personas que se les dificulta poder presentarse, es por eso que, además del proceso de selección en vivo, también habrá un proceso paralelo de selección online.

Metiéndonos en las particularidades de esta cuarta edición, la competencia se realizará este domingo 26 a partir de las 16 hs. en Jah Bar ubicado en Thames 1335 en el barrio porteño de Palermo y la entrada tendrá un costo de apenas $100. Los jurados que harán la degustacion de los beats esta vez serán: Dj Destroy, 808God, Ramiro Jota y el ganador de la Bit Master Vol. III, Juan Cavicchia. Además, habrá shows de Dankedbasko, Ilusion Infancia, Mpdhela y de N.Basura con Ingrávidos Squad y todo esto será hosteado por Gee.

Ya sea que se presenten, bailen, vayan a tomar algo o estén buscando beats, se trata sin dudas de una fecha interesante y disfrutable tanto para productores como para amantes de la música en general. Sin mucho más que decir, esperamos encontrarlos allá.

 

Por Santiago Sammartino aka Samezo

Para más información pueden contactarse con el staff de Bit Master por mail o por sus perfiles en Facebook e Instagram.

https://www.facebook.com/bitmasterarg/

https://www.instagram.com/bit_master_/?hl=es

FELIZ CUMPLEAÑOS REVISTA FLOW.

Un  año… y algo más…

El periodismo siempre fue mi vocación. En un camino rodeado de idas y vueltas, con muchos interrogantes y repleto de anhelos, me avoqué de lleno a recibirme. En ese trayecto me topé con infinidades de experiencias, conocí muchos compañeros, hoy colegas, que traían al igual que yo, la mochila cargada de sueños y proyectos. Por ese entonces Revista Flow no estaba ni en los planes. En ese proceso siempre estuvo el hip hop.

La cultura me enamoró, por los valores, por lo que representa y por estar repleta de arte. Mires donde mires, escuches lo que escuches o hagas lo que hagas, la doble H te empapa de arte, el más puro arte. Lejos o cerca de lo comercial, eso no importa.

Dentro de ese curso, rodeado de aproximadamente 30 personas, me propuse dentro de lo posible y entendiendo este “cambio” (que pedorrada ¿no?) económico de Argentina, recibirme haciendo o dedicándome a algo relacionado a mi profesión. Es difícil hoy en dia dejar un trabajo estable y buscar un trabajo bien remunerado en una profesión que viene siendo bastardeada en los últimos tiempos. Casi sin querer y con los planes de escribir un libro sobre la historia de hip hop nacional, me crucé con el que es hoy mi amigo, mi hermano, mi compañero, mi ladero, mi colega, el Sr. David Palacio, Con quien comparto el amor por el hip hop, la pasión por el rap y la locura por el periodismo.

Era una tarde de lunes, no recuerdo bien la hora pero si que el aula era un horno. Estábamos en pleno diciembre del año 2016. Sí 2016. Esa tarde nació Revista Flow. No quiero aburrir con detalles muy precisos, pero ese fue el comienzo de esto. Con una química envidiable, David y quien les escribe, nos miramos y sin decirnos una palabra ideamos el primer número de la revista. Digo el primer número ya que la intención era que Flow sea en papel, debido a que la misma se gestó para cumplir con una asignatura de la cursada llamada “taller gráfico”.

Todos sabemos lo difícil y lo cambiante que es todo en nuestro país, por ende y por una cuestión de costos nos resultaba muy difícil soportar los gastos que conllevan realizar una revista física de manera mensual. Durante esos días fue difícil, era ir de un lado a otro, tocar puertas, buscar ayuda pero sin ningún éxito. Por ese entonces ya no éramos solo dos, se había sumado Juan, otro colega, venezolano él. Como trío emprendimos el camino que se nos presentaba conveniente y diseñamos la página web que ustedes disfrutan (o espero así sea) en la actualidad. www.revistaflow.com.ar  

Para llegar a la web atravesamos mucho, sobre todo tiempo, ya que entre una cosa y la otra promediábamos abril del 2017. Habían pasado 5 meses y con las ideas más claras que nunca decidimos ir por todo. Empezamos como hobby pero poco a poco entendimos que necesitábamos avanzar como un proyecto serio pero siempre con la identidad y la ideología de llevar el periodismo a la cultura y realmente, pese a todo, siempre hacer un contenido desde el lado periodístico. Desde Flow sostenemos que es importante aportar al crecimiento de la cultura desde algún lugarcito. Si suma no resta y eso es lo primordial.

Así, tres pibes, futuros periodistas por ese entonces, decidimos tímidamente empezar. El primer paso siempre es el más difícil pero más decididos que nunca arrancamos y empezamos a buscar artistas para entrevistar, para explicarles lo que queríamos hacer y ver si nos daban una mano, así llegaron las primeras notas,  las coberturas de eventos, las primeras columnas. Desde ya agradezco personalmente y agradezco en nombre de todo el Staff de Revista Flow a todos esos artistas que nos regalaron un ratito de su tiempo o que nos tuvieron en cuenta para la cobertura de sus eventos, etc. Infinitas gracias, no solo por lo que hacen por la cultura sino también por nunca perder la esencia del artista y prestarse a charlar con un medio no tan conocido sin importar nada. Hemos recibido negativas también y esta bueno decirlo, a esos para los cuales no fuimos suficientes, les decimos gracias también, de eso se trata.

Volviendo a esos primeros pasos nos dimos cuenta que lo que hacíamos estaba bueno, que nos gustaba y que podíamos continuar por este sendero, corrigiendo errores y sumando contenido, aportando ideas y sobre todo no aflojando. Para este paso, fue fundamental la incorporación de nuestro hermano Teo, quien hoy se encuentra de viaje, pero es nuestro Jefe del Departamento Audiovisual, ya que fue él, quien café de por medio, nos presentó la idea y casi sin dudarlo lo sumamos al equipo.

Envalentonados por todo lo que nos estaba pasando, cosas que jamás imaginábamos por aquel caluroso diciembre de 2016, seguimos. Y durante ese transcurso hasta el día de la fecha nos pasaron cosas únicas. Nos invitaron a muchos eventos como medio para cubrir, tuvimos la oportunidad de entrevistar a gigantes de la movida y además el premio de llevarnos muchas palabras de aliento de personas que apreciamos mucho acerca de nuestro contenido. Ser periodista es hermoso y poder ejercer tu profesión en el mundo que amas no tiene precio, por eso infinitas gracias a todos.

Los días fueron pasando, el contenido se sumaba y con la necesidad de crecer decidimos sumar gente que quiera aportar desde Flow. Así llegaron Santi Samezo, Santi Olguin, Lihuel, Cristian, Shae, Maku y Fran (Dj Dphaz Groove), quienes se subieron al barco para darle un salto de calidad al proyecto y se pusieron la camiseta para seguir recorriendo este sendero cada vez más demandante por el crecimiento de la cultura hacia el afuera.

Hoy un año después de nuestra salida a la cancha 01/06/2017, queremos agradecer primero al hip hop por existir, luego a cada uno de los artistas que hacen que esta cultura sea tan hermosa, a cada b-boy, a cada b-girl, a cada graffitero, a cada Mc, a cada banda, a cada dj, a cada productor, a cada organizador de eventos, a todos y no nos queremos olvidar de nadie. También queremos agradecerle a cada lector, quienes diariamente nos dan el combustible para seguir y no aflojarle. La lectura es una práctica que se ha ido perdiendo y aún así,  no hay que permitir que estos avances tecnológicos borren del mapa una actividad tan hermosa y enriquecedora como la lectura.

Desde Revista Flow buscamos ser una plataforma. Más allá, de ser un medio de comunicación constituido y con una identidad, no queremos dejar de compartir con ustedes nuestro deseo de ser un lugar abierto para el debate, para el intercambio de opiniones. Tenemos en claro que es la manera de crecer y ayudar al crecimiento del hip hop. Estamos por y para el hip hop 24/7.

Así cumplimos un año. Increíble pero así es y pensamos cumplir muchísimos más porque llegamos para quedarnos, llegamos para patear el tablero y poner a disposición de todos y dentro de las posibilidades, un medio hecho por y para la cultura donde lo profesional va de la mano con la pasión por este mundo hermoso. Feliz Cumpleaños para todos, porque Revista Flow somos todos.

Por Kevin Dirienso Poter

Especial dedicación a mi esposa y a mi hija quienes me acompañan siempre en todas. Las amo.

A mi amigo y compañero en esta locura, David Palacio, con quien es un placer compartir todo esto. Gracias por enseñarme mucho sobre periodismo y sobre hip hop.

A todos los que hacen y colaboran con Revista Flow y por supuesto a todos los que leen y nos ayudan desde ese lugar invisible pero primordial. GRACIAS.