«La misión de cantar también va por conectar todo, influenciar, abrir puertas entre hermanos de toda Latinoamérica.»

En el marco de una gira por varios países, con el objetivo de dar a conocer su disco Mangueando Vou, ENIDE, llegó a un pequeño rincón de Palermo para contarnos de qué se trata esta serie de visitas, y cómo es su trabajo como artista independiente. De Brasil, para el mundo y de Flow para ustedes.

¿Hace cuánto tiempo rapeas?

Mi primera letra la escribí en el año ’98, con 9 años de edad; pero de manera más seria, más fuerte, como un objetivo de vida, desde 2004.

¿Conoces el rap argentino? ¿Qué opinión tenes?

Conozco a algunos raperos muy buenos, no personalmente, sino su música, como T&K, URBANSE, MUSTAFA YODA. Uno de los primeros raps que conocí de Argentina y de todo la escena latinoaméricana en general fue ACTITUD MARIA MARTA, me encantaba, entonces creo que hay muchos raperos de muchísima calidad acá en Argentina.

¿Qué opinión tenes sobre el rap sudamericano en la actualidad?

Creo que es el rap donde está más vivo el verdadero hip hop. Hoy en día es lo que más escucho, ya no escucho tanto rap norteamericano, no por un prejuicio, sino por cuestiones de identificación. Me identifico más con el rap latino, suena más under, más sincero, más hip hop, más cultural… con una misión de vida más fuerte.

¿Qué diferencias encontrás entre el rap brasilero y el argentino?

Creo que no hay mucha diferencia en las ideas, las ideas son muy semejantes. Pero estoy notando que el rap de Argentina está hablando de boombap, está con una forma más hermosa, más elegante; mientras que el rap brasileño tiene más mezclas de otros géneros musicales.

¿Alguna de tus canciones posee un significado que valga la pena contar?

Sí, creo que muchas… es un tanto prepotente hablar de muchas pero creo que todas las canciones de mi último disco, el tema que le da el título, Mangueando Vou, que habla de la corrida independiente, vendiendo los discos de mano en mano… sin tiempo para quejarse de la vida si no hay puertas abiertas para presentar tu trabajo… tú sacas el disco del bolsillo y lo llevas de mano en mano, hablas con la gente, los conoces, de repente no tienen plata para apoyarte pero la charla misma es muy importante para ambos, y esa es una manera de abrir puertas, de mantenerse vivo en esta corrida de la vida.

¿Cuáles son tus motivaciones para rapear, para hacer música?

Creo que la mayor motivación es la vida misma, y siempre que me pongo a escribir quiero expresar algún sentimiento, y cuando quiero expresar algún sentimiento tengo las ganas de que eso contribuya de alguna manera para todo aquel que escucha; ya sea para que el oyente se ponga a pensar en algo, o para tranquilizar algún nervio que pueda llevar a esa persona a un mal camino o a tomar malas decisiones. Entonces lo que me inspira en la vida, mi objetivo con la música, es arreglar algunas cosas que están perdidas, no sólo en Brasil ni en Argentina, sino en el mundo.

¿Qué opinión tenes sobre el trap?

No acompaño mucho la cultura trap. Lo veo sólo como un estilo “instrumental”. Para mí, lo más importante es llevar una buena idea, un buen mensaje en la música, sea en el rap, en el trap, en el reggae, en el rock… lo más importante es que la música tenga un buen contenido, algo para construir, un sentimiento fuerte… no me identifico con los traperos que hablan de droga, de lujuria…

Y sobre los artistas que antes hacían hip hop, y ahora se dedican al trap, ¿qué opinas?

No puedo condenar a nadie porque tampoco soy perfecto, pero no me identifico con esto. A veces pienso que este artista puede estar pasando por algo, quizás tiene algún problema y recurre a un “dinero fácil”, pero creo que hay otros caminos para arreglar la vida, evitando que los jóvenes escuchen un mal mensaje que pueden ser una influencia para malas decisiones. Entonces respeto a todos pero no me identifico con ellos.

¿Cuál es el motivo de tu visita a Argentina, de tu gira, y cuáles son tus próximos destinos?

El objetivo siempre es aprendizaje, conocer gente, conocer otras movidas, otras culturas, y mi visita a Argentina tiene mucho que ver con eso también, con el disco, salir a la calle a conversar, visitar otras realidades que también son muy semejantes a las mías. Mangueando Vou se trata de caminar por las calles con el disco en la mano; como dijo San Agustín “el mundo es un libro, y aquel que no viaja está leyendo sólo una página” entonces quiero conocer más sobre este “libro”.

¿Cómo sigue tu trabajo actualmente? ¿Publicitando este disco, escribiendo canciones nuevas…?

Este último disco es de 2018, y ahora estoy grabando uno nuevo. También estoy filmando videoclips, he grabado un vídeo en Montevideo, hace poquito se lanzó el videoclip de Amununai, estoy haciendo colaboraciones también: será lanzada una colaboración con N. HARDEM de Colombia, estoy haciendo música con mi amigo Mattenie, todas canciones en español. Hay otros proyectos también con un DJ de México; y también voy a hacer algunos eventos sociales en mi ciudad natal, Guaratinguetá, con apoyo de unos amigos skaters, organizando batallas de freestyle a cambio de alimentos no perecederos…

 ¿Cómo harías que la gente se acerque al arte callejero?

También tengo experiencia como tallerista, y percibo que en las periferias, en los distintos barrios, hay mucha gente a la que le gusta esto, pero le gusta sin saber que existe, que está muy cerca de ellos. Entonces llevando esta cultura, el arte callejero, para las escuelas, las plazas, no sólo por internet, vamos a lograr que la gente se sienta más cerca, más identificada con esto. Por eso el arte callejero y el rap deben estar presentes en todo momento y lugar.

Sobre la pixoAçao, ¿Qué nos podés decir?

Se ve a la pixoAçao como un arte más criminal, pero yo lo percibo como un medio de protesta. Antes de hacer rap, el elemento del arte callejero que más me encantó era la pixoAçao y el graffiti, de chico, caminando con mi mamá, miraba las letras en los edificios y los muros y ya intentaba imitarlos en papel; de aquí sale el nombre ENIDE. Tengo muchos amigos pixadores, mucha gente a la que respeto, lo que no me gusta es el que pixa en las casas de gente común.

¿Cómo te está tratando Buenos Aires? ¿te gustaría volver?

Sí, me recibieron muy bien. Me gustaría volver y grabar algún vídeo acá; me gusta mucho esta ciudad, su arquitectura… ya estuve acá en el 2016 pero no recorrí mucho. Vine tanto por música como por visita personal, ya que la vida misma es la inspiración para la música. También en Montevideo, estuve compitiendo en batallas de freestyle y a la gente se le hacía raro ver a un brasileño en una batalla de habla hispana, pero también se trata de eso, de comunicar con la gente. La comunicación con la gente es lo más importante: el hip hop es universal, tomamos la misma agua, respiramos el mismo aire, estamos bajo el mismo sol, de alguna manera estamos todos conectados. A todo lugar que voy llevo el disco, hago freestyle con gente que no conozco…

Sí, de hecho es muy común al menos por acá, organizar batallas aunque sean con poca gente…

Las batallas son algo muy popular acá en Argentina y por toda Latinoamérica, pero creo que Argentina es uno de los lugares más fuertes en materia de competencias de freestyle, que tienen raperos de nivel muy alto, todo esto me encanta y es una inspiración para nosotros.

¿Hay algún rapero argentino que le quedó pendiente conocer personalmente?

Me gustaba mucho cuando Kodigo batallaba, creo que es uno de los mejores de la historia del freestyle latinoamericano. Me gusta Dtoke, WOS… ahora los más jóvenes también me gustan, como Trueno, Replik…

¿Sentís que hablan de lo mismo con los raperos de acá?

Si, y justamente uno de los objetivos de estas peregrinaciones a los países vecinos es derribar las fronteras del lenguaje, porque estamos muy cerca, vivimos prácticamente la misma realidad, estamos tan cerca y al mismo tiempo tan aislados uno del otro, entonces creo que más adelante, cuando pueda tener una estructura mayor, me gustaría dar clases de español a los raperos brasileños para poder hacer esta mezcla, porque creo que la estrategia del mundo es dividir a la población, para que no se conecten, para que no se piense, porque si se piensa en conjunto se evoluciona, y eso es malo para quien es adicto al poder, para las grandes masas. Entonces la misión de cantar también va por conectar todo, influenciar, abrir puertas entre hermanos de toda Latinoamérica.

 

Y así terminamos esta gran charla, con un té helado de por medio, felices por aprender tanto de culturas vecinas, por tener nueva música para escuchar, y mucha historia para seguir compartiendo con el mundo.

Escucha Mangeando Vou acá

Conoce a Enide MC acá

Por Yamila Balbuena (@yamibalbuena)

«Para ser autentico hay que conocer las raíces» – Dj Ralph 74

Es sábado y son las 10 de la mañana, aún así la cultura no descansa. Cualquiera sea la parte del globo en la que te encuentres, el Hip Hop no se toma ni vacaciones ni receso alguno. Nosotros desde baires, él desde San Pablo, Brasil. Nosotros expectantes, él dispuesto a introducirnos en la historia desde el principio. ¿De quién hablamos? de Ralph 74, conocido en los 90` en nuestros pagos por RLF con quién dialogamos telefónicamente sobre su actualidad y acerca de su visión de la escena nacional. Además aprovechamos la charla para preguntarle por la escena brasilera y las diferencias que le encuentra con la Argentina.

¿Qué te llevo a Brasil y cómo es la cultura Hip Hop en Brasil?

Es una historia media larga.  Yo ya quería venir a Brasil desde el 89 cuando se hizo el primer Rock in Rio cuando toco Run DMC, pero como era muy chico no pude. Más adelante como en el año 93 me contacte con unos graffiteros que habían ido a la Argentina de la mano de un muralista llamado “pelado” y bueno ahí hice el primer contacto con la gente de Brasil. Conviví con ellos en Mar del Plata durante el verano 93/94 y como no conocían a nadie de la cultura en Argentina se pusieron contentos cuando nos conocimos. Yo tenía alguna data de lo que era la movida en Brasil y estaba fascinado. Siempre fui coleccionista de discos de música negra y cuando llegue a San Pablo en el 94 fue tremendo porque está minado de tiendas de discos, era un paraíso. Una semana no te alcanzaba para recorrer todo lo que había. Una locura. 

¿Cómo fue radicarte en otro país? 

Yo estuve viajando previamente antes de radicarme acá. Fui a Chile en el 97 y me di cuenta que ellos estaban a años luz de lo que pasaba en Argentina, Brasil lo mismo, llegaban artistas internacionales que ni pisaban nuestro país. La época de oro del rap en Brasil fue del 94 al 2000, los grupos eran auténticos, no había dinero aun y por eso lo llamo la época de oro. Tal era la locura que vivían que yo fui por dos semanas y me quede 7 meses. Era joven, deje mi trabajo y demás y me la jugué. Al tiempo volví con más información, discos, etc. Y finalmente en el 2003 decidí quedarme en Brasil, asique ya son 16 años viviendo acá.

Siendo y considerado por nosotros como alguien «vieja escuela» ¿Qué observación nos podes hacer sobre los jóvenes de hoy en día?

Una de las cosas que veo en la actualidad es que tienen todo servido y eso hace que no le den la real importancia. Hay una falta de curiosidad importante. A modo personal yo trato de mantener esa esencia de buscar los discos personalmente y no por internet, también es cierto que con el correr de los años uno se pone más exigente y esa búsqueda se hace más profunda hacia materiales de calidad, etc. Pero hoy en día al estar todo tan al alcance las raíces se desconocen, yo la llamo la nueva de la nueva, de la nueva escuela. Creo que lo que se hizo en Argentina en la década del 90 fue fundamental para todo lo que vino después y muchos no tienen ni idea de lo que fue eso. Todos los que fuimos parte de esa etapa sufrimos discriminación y un montón de cosas que los chicos de hoy no tienen la menor idea. 

¿Cómo ves al Hip Hop argentino?

Cuando yo me fui el Hip Hop estaba gateando y creo que hoy en día está de pie. Es el momento para que la gente se organice, que se hagan talleres que creo que eso es fundamental. Que se conozcan estilos diferentes dentro del rap, etc. Que la gente se sume y conozca la historia, que aprenda cosas nuevas y demás. A mí me encantaría viajar seguido pero se hace difícil por temas laborales, económicos entre otras cosas.

Siendo un melómano y un coleccionista de discos de diversos géneros de música negra… ¿Qué opinas del trap?

Yo no lo paso, creo que el trap es una rama. Yo no lo toco ni lo escucho excepto me lo recomienden como para conocer, pero no es un género que me cautive. Más que un género es un subgénero. Argentina siempre fue y es un país de modas, paso en el 84 con el break y ahora pasa con el trap. Yo lo veo como una moda que no se cuanto va a durar pero si estoy seguro que se va a terminar, más allá, de que quedará como un género más.

Tenes años de recorrido y de experiencias… ¿Qué consejo le darías a un chico que quiere o qué está empezando?

Primero le diría que si quiere ser un artista autentico, conozca las raíces y luego que sepa bien hacia donde apunta o que es lo que quiere para su carrera. Si te va bien esta bueno saber sobre que vas a hablar, cuáles son tus fundamentos y sentar una base para crecer desde ahí. Es una especie de descubrir tu esencia. Eso me parece fundamental para empezar a construir desde ahí.

Participaste en el legendario documental «El Juego» ¿Qué nos podes contar sobre aquel proyecto?

Lamentablemente en el Documental falto mucha gente. Juan Data lo armó con todo el esfuerzo así como llevaba a cabo el fanzine (Mosh Pitt Posse) también muy a pulmón. Fue algo que marco la historia y que debería haberse echo antes porque hubo acontecimientos que fueron claves en el Hip Hop nacional, como la visita de James Brown, Cypress Hill y Beastie Boys, luego de eso vino como un nuevo comienzo con generaciones que necesitaban y quisieron informarse y crecer desde ahí. Del 95 en adelante se empezaron a producir las fiestas y todo el movimiento empezó a crecer. Por eso creo que El Juego forma parte ineludible de la historia del Hip Hop en Argentina y que debería conocerse más aún. 

¿Qué expectativas te genera el regreso al país? 

Se que la escena está más organizada y si bien en el género a nivel mundial, no nacional, hay una especie desunión, veo que se están haciendo muchas cosas y que eso es importante. Voy con la intención de visitar y participar de lo que mas pueda, festivales, fiestas, etc. Quiero ver en carne propia como esta todo por allá, una cosa es que te cuenten y otra es vivirla.

¿En qué te encontras trabajando actualmente?

Acá el género es inmenso, la gente no se conoce entre sí. Hay tanta densidad de población y la ciudad es tan grande en tamaño que es imposible estar en todos lados. Además la historia de Hip Hop acá es tremenda, hay libros, documentales, etc. Yo actualmente estoy realizando workshops bimestrales sobre Hip Hop latino y tambien hago algunos pocket shows con artistas locales y algunos aledaños en centros culturales. Es algo que hago desde el 2011 y que cuesta porque para conseguir una fecha en un lugar tenes que hacerlo con mucha anticipación. Hay tanto para hacer que no dan los tiempos.

Así terminamos la charla. Por suerte no existe hoy en día ninguna diferencia horaria con San Pablo. Pudimos darnos el gusto de charlar con alguien que vivió lo que muchos cuentan y lo que tantos otros imaginamos. Una conversacion importante con alguien que vivió el nacimiento de algo importante en nuestro país y que «disfruto» su «explosion» desde tierras brasileñas. Como dijo Ralph «el hip hop hoy está de pie» y eso en miradas de una persona vieja escuela es importantísimo.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)