EL RAP, EL CINE Y LOS RAPEROS.

Por Gian Lisanti – @itnasilnaig

Cuando se me propuso escribir sobre raperos actores creí que era una idea hueca. Para sumarle a mi desilusión, aburrimiento, googleé sobre el tema y me encontré con, mínimo, tres páginas de: “Raperos que se pasaron a la pantalla grande”, “¿Qué pasó con…”, “5 actores que no sabias que rapeaban”. Y para sumarle tristeza a mi desilusión, todas esas páginas eran copias unas de otras, ninguna agregaba nadie nuevo, e incluso otras copiaban exactamente el mismo texto. ¿Qué sentido tendría agregarle a Flow una nota sin originalidad?

Por eso, en vez de que leas lo mismo que podés leer en otras mismas veinticinco páginas, te propongo algo diferente. Ya sabemos, vos y yo y todo el mundo, cuáles son los actores raperos, todes tenemos las mismas películas en la mente. Para quitarme esta responsabilidad de encima empiezo en este mismo momento: “8 Mile”, Eminem haciendo de Eminem, y el primer Oscar de mejor banda sonora a una canción de rap como fue Lose Yourself. Debo confesar que cuando me di cuenta con los quince, dieciseis años que tenía cuando la vi, que la persona parecidísima a un rapero era el mismo Eminem me sorprendió.

Mayor fue mi sorpresa cuando me di cuenta que el papel de Nick Persons, un deportista frustrado, una persona egoísta, humillado bastantes veces por un niño y una niña, en la película “¡Quieren volverme loco!” era uno de Niggaz With Attitude: Ice Cube, o en realidad, el actor O’shea Jackson, que pasó del gangsta rap y el fuck the police a una comedia familiar con un final sensiblero. Es gracioso, aceptemoslo. Y ya que nos fuimos a un grupo bien característico de la West Coast: Dr. Dre y Snoop Dog. Para sólo mencionar las películas más conocidas en las que trabajaron, el primero cumplió un papel secundario en “Día de Entrenamiento”, la de Denzel Washington; de Snoop, según wikipedia, tenemos más de veinte películas para elegir, y creo que la más inolvidable es en “Scary Movie 5”, corriendo en un bosque después de haber robado de una plantación lo suficiente para armarse un porro más grande que él, junto al fallecido Mac Miller. En “Starsky y Hutch” seguro lo recordarán también. También tiene un documental en Netflix en el que muestran su proceso de descubrimiento para su nuevo a.k.a: Snoop Lion.

¿Quiénes más de esos que reconocemos al toque que son raperos? 2pac, Dr. Dre, 50 cent, Queen Latifah, Ludacris, Vanilla Ice, Dmx, Ja Rule, Mos Def, Common. No voy a enumerar las películas en la que estuvieron porque eso lo encuentran en cualquier otra página, pero esta nota no termina todavía.

En otra categoría me gustaría poner a ya reconocidos actores que tienen un pasado rapero oscurecido, esos que no tenías idea que hicieron temas, fueron parte del hip hop y hoy son estrellas en Hollywood. Si te digo “Ted”, la del osito de peluche bien guanaco, “Transformers 5”, “Guerra de papás”, ¿se te viene algún rapero a la mente?… Mark Wahlberg a.k.a. Marky Mark, estuvo durante los primeros tres años de los ´90, en un grupo que se llamaba Marky Mark and the Funky Bunch, alentado por el éxito cercano de su hermano en New Kids on the Block,. El primer LP que sacaron tuvo dos éxitos pero el segundo no generó mucha repercusión. Mientras, Mark conseguía muchos trabajos de actuación y modelaje porque era considerado un sex symbol llegando a pegarse más como actor que como rapero. El segundo que necesito colocar en esta lista es el super célebre Will Smith. Ni hace falta que mencione sus películas, lo adoramos, lo seguimos pero los jóvenes, quienes lo vimos por primera vez en “Hombres de negro” ni nos imaginamos que durante los últimos años de los ´80 era MC The Fresh Prince. Tan exitoso fue en un trio que formó y tanto fue lo que ganó, que el Tío Sam le contabilizó una deuda de 2.8 millones, llegando a embargarle propiedades e ingresos. Por esto, firmó con NBC para hacer “The Fresh Prince of Bel-Air”. Desde este instante hasta hoy, Will tuvo una carrera impresionante en las pantallas. Sacó un par de temas durante la década anterior pero no son nada impresionante.

Para terminar, el toque nacional: el Dto lo hace bien y se mete en El Marginal. Una escena en el patio, tirando un free, con el beatbox de otro preso pero todo muy en segundo plano. Otro punto obligatorio para agregar en este párrafo es la serie Broder, en la que están como personajes Núcleo, Klan, Mphdela, chino a.k.a CNO, Frane, Urbanse, Rebeca Flores y mil raperxs más, djs, bboys y bgirls; también El Triangulo Estudio aparece como locación recurrente. No sorprende este plantel si consideramos que la serie gira alrededor del hip hop como forma de expresión para pibes y pibas de los barrios. Vale remarcar que muchos portales la presentan como la primer serie de hip hop de Latinoamérica. Continuando con series, en el último mes se confirmó la presencia de Wos en una serie que se estrenará de Netflix. Para terminar, una película que todavía no se estreno y todavía no tiene fecha es Panash, en la que podremos ver un elenco bien rapper con la participación de Homer el Mero Mero, Real Valessa, Lautaro Rodriguez, Rayo y muchxs freestylers que si buscas el trailer vas a descubrir.

Antes de que te vayas, quiero aclarar que las divisiones que hice son puramente subjetivas. Seguro vos sabias de raperos actores que yo no, y capaz algunos de los actores que mencioné ni tenías idea de que rapeaban. Les invito a que me cuenten en comentarios cuáles conocías, cuáles no, quién me falto y si conoces a alguien de estas tierras que haya participado como actor o actriz.

 

 

 

BEATS LA PELICULA.

Imaginen la estereotipada escuela yanqui,con sus casilleros y adolescentes poniéndose al día,creando ese sonido ambiental de las voces intercambiándose,cuando de repente suena el timbre que marca el ingreso a las aulas. Aparece la directora pidiéndole a los alumnos que se apuren después de un proceso atípico en un establecimiento como el que describí: la revisión de las mochilas en busca de armas con un detector de metales.

Bueno, todo eso proviene de Beats, una película que se estrenó este año en la plataforma de Netflix producida por Global Road Enterteiment, basándose en el guión de Miles Orión Feldsott. Este drama fue dirigido por Chris Robinson, un productor de vídeos musicales con bastante reconocimiento por trabajar con artistas como Alicia Keys, A$AP Rocky, Big Pun, entre otros. La musicalización estuvo en manos de Goldspot; una productora de Chicago (80’s) estuvo a cargo de los beats junto con los soundtracks que la caracterizan y otro dato importante es que el film utiliza un género llamado coming- of-age (se encarga de mostrar el crecimiento psicológico del protagonista) basado en el diálogo y las respuestas emocionales, contando la historia mediante flashbacks.

Esta historia trata sobre August Monroe, un chico de 17 años que vive en Chicago y sufre PSTD (síndrome post traumático) causa del asesinato de su hermana que el presenció. Esto le impide salir de la casa incluso para ir a estudiar, es por eso que Romelo Reese, el jefe de seguridad escolar va a buscarlo; para su sorpresa August tiene la habilidad de crear bases y contenido musical desde su pieza. Para asombro del joven, Romelo, era el mánager de un rapero muy famoso y le propone ayudarlo para que su talento pueda sacarlo de ese lugar tan peligroso donde vive…

August es interpretado por Khalil Everage, quien hace su debut junto a Anthony Anderson (Romelo Reese), un actor que está más perfilado a hacer comedia pero que en este caso ocupa un papel más serio y en otro tono. Se lo nota recto, arrugado, haciéndote sentir su nostalgia cuando cuenta los tiempos dorados. La madre de August, interpretada por Uzo Aduba,un rostro conocido de Netflix para los que miramos OITNB: ver a «Crazy Eyes» actuar en un rol totalmente distinto fue igual de bueno. Desde el punto de vista romántico del film aparecen Emayatzy Corinealdi interpretando a Vanessa como la mujer de Romelo y Ashley Jackson siendo la «inspiración» de August quien la observa pasar desde su ventana todos los días.

Los actores en la Red Carpet dieron su opinión respecto del tema más importante del film,la violencia del sur de Chicago. Khalil dijo que el film lo tocó bastante cerca porque perdió amigos en esta zona y es importante porque muestra al mundo una realidad tal como es. Feldsott explicó que no es una película violenta en general, solo hay una escena explícita y el resto son las reverberaciones en los personajes porque un simple acto violento puede cambiar tu vida y la de tu familia de una forma inesperada.

Por último es necesario analizar el enfoque que más nos llama la atención desde Revista Flow: el contenido audiovisual referido al hip-hop. Hay detalles a los que les prestamos atención que pasan desapercibidos pero son muy interesantes. Primero, el instrumento que usa la hermana y hereda el protagonista es una MPC clásica del sonido boombap de los 90 que está compuesta por pads de los siguientes colores: blanco, amarillo, naranja y rojo; algo que no nos parece casual ya que son los mismos colores de la T-Roland 808, una maquina creada en los 80 que hoy sigue vigente porque caracteriza el sonido del género más escuchado de esta época, el trap.

La escena más relevante ya que en ella se encuentran muchos simbolismos y que busca dejar el mensaje de unión entre géneros se da en una tienda de instrumentos musicales donde se pueden ver: máquinas utilizadas en los 80 (una de ellas es una Oberheim DX), una Roland 909 (de ella surge el sonido característico del house), un tocadiscos 1200 technics que sirve para scratchear bases, una mpc 3000, el Roland Juno 6… entre otros. En resumen muchos equipos relacionados con sonidos característicos de géneros distintos. En esta parte Romelo le pide a August experimentar con diferentes máquinas: Primero un controlador para PC que era lo que el utilizaba regularmente, después la TR808 y por último improvisa en una batería haciendo una secuencia de lo digital, electrónico y acústico, tratando de armonizar entre ellos. Lo que destacamos fue que si bien los artistas pueden disciplinarse a un género o instrumento, no está mal el poder fusionar o querer reinventar su forma musical de un modo libre para utilizar todo tipo de herramientas, ya que se fueron acumulando con el paso de la tecnología y están al alcance de ellos.

Desde Revista Flow te recomendamos ver esta peli. Las razones son varias pero la principal es que su contenido te va a gustar y es un film pasajero para comer unos buenos pochoclos disfrutando un poco de cine y un poco de Hip Hop. No lo dudes más y cuando tengas un rato, pone Beats en Netflix.

Por Belinda Gonzalez (@belind4.gonxale)

Sara Hebe: «Lo disfrute mucho, la actuación es algo que me divierte».

Con esa firmeza que impone en sus canciones, Sara Hebe, se fue ganado un lugar dentro de la escena hip hop argenta, desde el lanzamiento de «La hija del loco» allá por el 2009. Muchos la consideran la mejor rapera nacional y ella con sus trabajos lo demuestra. Versátil e innovadora, Sara, jamás se encasilló en un personaje y consigue mutar, experimentando en diversos «roles» lo que, sin lugar a dudas, la hace una artista completa.

Revista Flow se comunicó con ella para charlar sobre su debut cinematógrafico como protagonista de la película «Expansivas», un Thriller de Ramiro Garcia Bogliano. «Es un desafío» cuenta Sara, «no tengo la intención de ser actriz. Estudie teatro pero lo tomo como un nuevo desafío, no es que este proyecto es el inicio de un nuevo rol dentro de mi carrera. Me divierto y lo que me divierte hace que me tire a la pileta sin medir nada».

«Conozco a Ramiro, somos amigos y no dude ni un segundo cuando me presentó el proyecto» explica. El film, que aún no tiene fecha de estreno, trata sobre el reencuentro de dos hermanas, Flavia (Sara Hebe) y Ana (Martina Juncadella), quienes luego de muchos años, deben juntarse para la cremación de los restos de su madre. Durante este reencuentro, las hermanas reviven las circunstancias de la muerte y comienzan una investigación para dar con el presunto asesino. «Flavia es impulsiva, va a al frente y creo que esa es la característica que mas se asemeja dentro de la ficción con mi persona» cuenta Sara a quien se la nota expectante y disfrutando a pleno luego de terminar el rodaje, «ya terminamos de grabar, fueron semanas intensas, de mucho trabajo y ahora me encuentro pensando en descansar un poco».

La parte actoral de Sara no es nueva ya que estudió teatro y danza durante muchos años para luego sumergirse de lleno en su faceta de cantante. «Toda experiencia te deja cosas nuevas, realmente lo que mas me llamo la atención de hacer «Expansivas» fue el enorme trabajo que hay detrás de cámara. A veces parece trillado cuando escuchas a todos, actores y actrices que dicen «el laburo que no se ve» y hoy lo puedo comprobar, literal es así» afirma sobre ese trabajo que queda oculto pero que es indispensable para que los proyectos cinematográficos salgan bien, «todos, iluminadores, maquilladoras, sonidistas, todos, es un laburo increíble el que hicieron en este caso, quedé muy sorprendida por la cantidad de gente que trabaja en pos de la peli»

Sin lugar a dudas, Sara, es una referente del feminismo y no podíamos dejar pasar la oportunidad de preguntarle como ve el hip hop respecto a este movimiento feminista que ha logrado cambios y paradigmas no solo culturales sino políticos, «creo que esta buenísimo lo que está pasando en el hip hop con el feminismo, hay cada día más raperas y las pibas la están rompiendo, es algo que nació y no va a parar, son muchas cosas las que están pasando y ahí estamos nosotras para seguir peleando contra los estereotipos que nos han sido impuestos durante años» explica.

Así fuimos cerrando esta entrevista con esta gran artista Made In Argentina pero que explota a nivel internacional. Le preguntamos a Sara que se viene para lo que resta del 2018 y sobre que podemos esperar de Expansivas, «es una peli divertida y con acción, asique eso seguro se puede esperar diversión y acción» aclara y continua para contarnos que se viene para lo que resto del año, «bueno acabo de sacar un tema con Mi$$il que se llama «La Noche» y ahora el 24 de noviembre me voy a estar presentando en el Teatro de Flores con mi amigo y compañero Ramiro Jota para despedir definitivamente «Colectivo Vacio» cuenta. «Es un show al que le tengo muchas expectativas porque es un gran lugar y en donde voy a despedir una etapa como lo fue la de Colectivo Vacio y además vamos a tocar cositas nuevas, no se lo pierdan» cierra Sara.

Sin mas nada que agregar más que agradecerle a esta enorme artista por el contacto y por la buena onda para charlar con nosotros, los dejamos con la info sobre el show del 24 de noviembre. Sara se va a estar presentando en el Teatro Flores junto a Ramiro Jota, el show contará con invitados y muchas cosas más. Las entradas las podes conseguir en www.tuentrada.com, Lokuras de Once, Moron y Flores, La Estaka de Quilmes, La Cueva de Lanus, La Esquina de San Miguel o en La Disqueria de La Plata. Para cerrar repetimos las palabras de Sara y te decimos que no te pierdas este show que se viene con grandes sorpresas.

Por Kevin Dirienso Poter

Agradecimientos: A Sara por su buena onda.

 

 

Luz, cámara y RAP!

La relación a lo largo de los años entre el cine y el hip hop tiene una historia muy abundante y de gran calidad. Pero en la presente nota quise enfocarme en la relación del séptimo arte pura y exclusivamente con el rap. Hay muchas películas que podríamos citar al respecto, dignas de dedicarle un día de lluvia haciendo una buena maratón mirando una tras de otra.

Pero en estas líneas me voy a explayar en cuatro films en especial. ¿Por qué solo esas cuatro películas? Porque considero que son las que tienen en su historia al rap como gran protagonista o hilo conductor. Por supuesto que si el lector considera que hay alguna otra cinta digna de ser citada en esta web nos lo puede comentar en la parte de comentarios en nuestras redes sociales.

Lo importante de cada una de ellas es que el rap, las rimas, la música y el flow son protagonistas. Cada historia de vida esta 100% vinculada con el hip hop y en cada una de ellas es el rap la herramienta que hace que la historia del protagonista tenga un giro de 180 grados.

La primera de las películas que elegimos es Hustle & Flow un film que se estrenó en el año 2005 y que cuenta la historia de D-Jay (interpretado por Craig Brewer) un personajes de los suburbios norteamericanos que utilizaba a su pareja y a varias mujeres más como prostitutas en su beneficio. Cuando un ex amigo de la escuela se vuelve un rapero famoso el decide entregarle una cinta demo con el fin de lograr el estrellato en el mundo de la música. No todo salió como esperaba ya que encontró desprecio y burla de parte de su compañero. Sin embargo con la ayuda de su mujer y de algunos amigos logra lanzar su cd desde la cárcel donde escribía y componía sus canciones logrando un éxito inmediato.

El film cosechó varios premios internacionales, entre ellos, el Oscar a la mejor canción original y un globo de oro a Terrence Howard (mejor actor de drama).

Por supuesto la historia es mucho más turbia y entretenida que lo resumido aquí, y eso la convierte en una excelente opción para disfrutar.

El segundo largometraje que abordamos es Get Rich or Die Tryin (más conocida como la película de 50 Cent) que es una historia semi – biografica de la vida del rapero. El protagonista llamado Marcus tras casi perder la vida en un tiroteo comienza a recordar todas las circunstancia que atravesó hasta llegar hasta allí. Desde su niñez con su madre que vendía drogas hasta su adultez donde el mismo se convierte en traficante para luego dejar todo por la música y escribir canciones que reflejen la verdad del barrio.

Una gran película con una historia atrapante de principio a fin y una aceptable actuación de 50 Cent convierten esta cinta en un referente de la combinación entre rap y cine.

Ahora es el turno de la que es, en mi humilde opinión, la mejor películas de las seleccionadas para esta nota. Straight Outta Compton (Letras explícitas ) cuenta la historia de formacion, éxito y disolución del grupo N.W.A (Niggaz With Attitude) integrada por Dr. Dre, Ice Cube, Eazy-E, MC Ren y DJ Yella. La historia llegó a los cines en el año 2015 y cuenta cómo un grupo de amigos deciden formar una banda de rap con la cual expresar todas las vivencias del barrio a través de la música. Desde Fuck the police hasta los éxitos individuales de cada artista, la historia va mostrando cómo llegan a la cúspide de la fama pasando por sus rivalidades de ego y dinero y luego la separación del grupo. La historia culmina con la muerte de Eazy-E y ese intento frustrado de volver a juntar a la banda original. Pero antes de eso nos regala algunas perlas muy bien logradas como el descubrimiento por parte de Dr. Dre de Snoop Dogg y Tupac Shakur. Sin duda alguna es largometraje por excelencia para disfrutar de una buena rato a puro cine, mucha música y volumen alto.

Y para el final hemos dejado a la que es, seguramente, la más famosas de las películas elegidas para la nota. Es la que sumergió a muchos jóvenes en el mundo del freestyle. La que logró adentrar a muchas personas a un mundo de rimas y flow, 8 Mile. Con la actuación estelar de Eminem, la historia se centra en la vida de Jimmy «B-Rabbit» Smith, un joven de Detroit que busca cambiar la dirección de su vida haciendo rap. Pero antes de eso tiene que lidiar con su madre, una mujer alcohólica que se encuentra en pareja con un ex compañero de escuela de Jimmy, al mismo tiempo que cuida de su hermana pequeña y participa de batallas de freestyle organizadas por su amigo Future. No hace falta ahondar mucho en la historia del film ya que estoy seguro que casi todos nuestros lectores han visto más de una vez 8 Mile.

La película contó también con las actuaciones de Kim Basinger, Brittany Murphy, Mekhi Pifher, y Anthony Mackie entre otros, además recibió un Oscar a la mejor canción por Lose Yourself.

Todavía se puede encontrar en algun canal de cable un domingo por la tarde, y si estamos haciendo zapping creo que verla es una parada obligatoria.

Por supuesto hay muchas mas peliculas que estas cuatros citadas, pero estas son las que, más allá de las actuaciones, tienen a la música, al rap, como protagonista.

 

¿Cual agregarias vos a la lista? ¿Cual no viste y te gustaría ver?

 

Lo único que podemos agregar es larga vida a la combinación de cine y rap!

Por David Palacio.