BASTA PARA MI, BASTA PARA TODAS.

Por Melani Garcia Tapia – @abraencabrada 

Esta nota de opinión, más que de opinión, es una nota de sensaciones. Una relato sin matices. Un escrito crudo, crudísimo sobre nuestro presente. Un pedacito de la realidad de nosotras las MUJERES.

Empiezo por lo mínimo. Arranco por salir a la calle. ¿Qué tema ese no? Porque solas o acompañadas estamos condenadas a recibir ese maldito y puto balbuceo. Ese que dura segundos en la boca de un pajero pero que queda impregnado en nosotras durante años. Si, años, lo leíste bien.

De cada 10 mujeres,  9 recuerdan con asco, odio, rechazo y muchísima indignación este acto paupérrimo que tienen los pajeros cuando ven venir a una mujer.  ¿Les parece loco no? Pero de verdad, no importa el tamaño, el color, la nacionalidad o la ropa que vista ese día que por la simple razón de ser mujer, estamos obligadas a recibir lo que ellos llaman “piropos” y nosotras  “acoso”. Luego de haber charlado con muchas mujeres de este tema, luego de haber buscado diversas  sensaciones y puntos de vista (entre ellas amigas cercanas), me veo en la obligación de contar mi REALIDAD, la realidad de (casi) todas.

Empecé a escribir esto,  en realidad a vomitar las sensaciones que tuve el día que volvía de vacunar a mis dos hijas. Aquel día al pisar la vereda me encontré en una jungla de animales hambrientos.  Me miraban, me hablaban y me hacían sentir una presa. Por momentos me hacían sentir que yo era su comida.

Aun tratando de sentirme parte de la especie, pedía por dentro que no me hagan daño. Ni a mí ni a mis hijas. ¿Suena exagerado no?  Pero les juro que el daño que nos hacen es inmenso. Nos llenan de asco, miedo, inseguridades. Nos llenan de odio, de impotencia.  No se imaginan realmente la sensación, el daño con el que cargan mis hermanas,  mis hijas cuando sienten tu acoso.

Ese día tenía intenciones de entrar a una muebleria. Estaba con ganas de hacer una remodelación en mi casa y era el momento justo de matar dos pájaros de un tiro. Por eso, al volver del Hospital, pase por la puerta del local y como suelo hacer me permití observar el interior del mismo. No quiero sonar exagerada pero entrando a un comercio en el que hay solo tres hombres siendo mujer, existen más probabilidades de pasarla mal que de sentirte cómoda. Vuelvo a repetir no quiero sonar exagerada pero lamentablemente es la realidad en la que nos envolvemos cada vez que tenemos que salir a sobrevivir en esta maldita ciudad gótica.

Las mujeres caminamos ya sabiendo por que vereda “es mas conveniente” caminar. Y gracias a un sexto sentido innato, desarrollamos la capacidad de saber cual  será el  siguiente homosapiens con el que  vamos a tener que lidiar. Los olemos, los intuimos. Hay veces que los vemos venir y ya estamos  pensando de que modo evitar o humillar al hijo de puta. Y cuando eso sucede, siempre existe una manera insólita de menospreciar una actitud asquerosa y que realmente nos tiene podridas. No estamos locas, no exageramos, no mentimos, no provocamos. ¿Entienden eso?

En Argentina el promedio de femicidios y las denuncias por abuso y acoso son alarmantes. ¿Realmente seguís creyendo que lo que haces se define como “piropo”?  ¿De verdad sos tan idiota como para acosar a una madre embarazada o a una madre con sus hijxs creyendo que vas a poder concluir algo? O lo haces por el simple hecho de sentirte más piola con vos y tus amiguitos?  ¿De verdad crees que nosotras necesitamos de tu acoso para sentirnos más lindas y seguras?  ¿Pensaste alguna vez en el miedo con el que caminan mis hermanas, aquellas que fueron violadas por enfermos como vos? ¿Pensas en la incomodidad  que le generas a mi hija de 7 años cada vez que te tiene que escuchar? ¿Te parece justo que tengamos que evitar, postergar , defendernos, ignorar y pasarla mal cada vez que tenemos que salir a sobrevivir solas?

Espero que entiendas la lección. YO YA ESTOY CANSADA, NOSOTRAS YA ESTAMOS CANSADAS.

PD: Con esto quiero encender la luz y alumbrar lo que siento. BASTA PARA MI, BASTA PARA TODAS…

 

Foto Nº 2: Karina Billa.

EL MIEDO A NO PERTENECER.

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

La tarde huele a primavera y los árboles resaltan lo verdoso del verano. Hace calor, Buenos Aires hierve y todxs parecen locxs buscando ese portal hacia un lugar fresco, de resguardo momentáneo. Estamos en pleno 2020 y la palabra Hip Hop está en boga. Todxs parecieran entenderlo, vivirlo y ¿modelarlo?.

Suelo pensar que todo esto tiene un buen fin, que esta hiper repercusión ayuda a quienes realmente sienten la cultura bien adentro, pero me rehusó a creer que eso algún día pasará. Desde siempre la doble H forjó un estilo, marcó a varias generaciones y transformó la vida de algunas otras y eso se nota. La moda Hip Hop con sus accesorios y vicisitudes ha logrado incrustar en la generación actual una forma de… pertenecer. Quienes estén leyendo esto tal vez no entiendan nada pero creanme tiene un fin.

El bullying, las redes sociales, lxs haters, la grieta y todos esos términos y acciones actuales han tenido muchas consecuencias y creo que el miedo a no pertenecer fue una de las peores. El porque es bastante simple y ya lo decía Spinetta cuando entonaba «las almas repudian todo encierro«, el temor a no ser parte de un grupo, el de no encajar y el de no formar parte de ese o esos estereotipos formados por las industrias y las modas han logrado mimetizar a las masas. En este caso son lxs preadolescentes, adolescentes y adultxs jóvenes loa que quedaron en el medio de esa maroma de informacion y desinformacion. Así uno cae en las redes y tal vez traiciona su alma por ser parte y no hay peor acto cobarde y violento que ir contra tus valores.

A que voy: a que veo, escucho y leo muchxs artistas que cantan cosas que no viven, que no sienten y que seguramente no cantarían si no fuese por la moda, por lo que pega y por lo que «es cool». ¿»Cool»?, me deschave solo. Los eventos se llenan de gente que es una fotocopia, que visten de forma parigual, que cantan de una manera uniforme. Las letras reflejan un dejo de «escribo lo primero que viene» y así la música pierde la magia, el rap pierde: El sentido, la identidad y sobre todo el fin. Defender la cultura es ir contra eso, aunque me tilden de hater y un montón de cosas que no tienen ningún sentido para mi. Soy crítico porque quiero al Hip Hop y porque mi deseo es que se mantenga lo más «puro» posible, lejos de las «batallas de rap» en publicidades de ¡JUGO EN POLVO! y más cerca de eventos a beneficio, metidos en los barrios y laburando en pos de la cultura, no de la moda.

Géneros son géneros y modas son modas, pero la música se hace con el corazón, diciendo lo que uno siente, vive o al menos reflejando su realidad. Estoy seguro que esa realidad, en nenxs de 15, 16, 17 años, lejos está, de ser una vida pandilleril del South Central de LA. Evidentemente la falta de personalidad y ese miedo a «no pertenecer» vaya a saber a que, ha minado la cultura de chicxs mimetizados en un estilo tanto en la forma de vestir como en la forma de rapear. Esas letras llenas de nada y carentes de un mensaje claro y esa tendencia de ir por la fácil, por la autopista de la fama mentirosa convirtió al Hip Hop en una vidriera de algo que no es. «Es duro mi rival porque es todo siendo nada» dice Fianru en «Personal» y con esa barra gráfico la agotadora lucha que presenta estar de este lado de la barra, soportando un caudal de gente que piensa saber y no hay peor idiota que el que se cree sabio.

Ya lo decía KRS-One «Hip Hop significa movimiento consciente o colectivo» y en esta era digital muchxs parecen interpretarlo desde un lugar muy errático y que contamina. Es ese miedo a no pertenecer el que nos hace cada día más superficiales, es ese pánico a quedar a un costado el que hace que informarse sea de gil/a y que la importancia se encuentre en ser unx más de la manada a cualquier precio. El Hip Hop no es eso y valga la aclaración va más allá de una manera de vestir, la doble h es un estilo de vida, una forma de interpretar las situaciones y de compartir. Una manera de pensar, de sentir y de transmitir esos conceptos que tiene incrustados en su esencia. Yo al menos, así lo siento y así lo creo. ¿Y vos?.

 

AGUANTAMOS, RESISTIMOS.

En las trincheras de la resistencia cultural me encuentro. Sé que no estoy solo, siento el apoyo de muchos otros que resisten soñando con un mundo donde el arte real sea valorado y en donde ese valor repercuta en una mejoría para la verdadera industria artística. Esa que no existe y si lo hace es en mis sueños pero que se encuentra en algún lado esperando un reconocimiento.

Sobre gustos no hay nada escrito. Sobre modas hay mucho, pero sobre cultura hoy, hay poco y nada. Todo eso por lo que se trabajo y por lo que se lucho tanto parece haber quedado guardado en ese cajón, juntando polvo y oxido, mientas las arañas la usan como soporte de sus telas pegajosas buscando una presa fácil. El arte quedo denostado, así de claro podemos decirlo, por el comercio, el negocio y lo banal. Es cierto: la gente necesita bailar, necesita distraerse, necesita divertirse, pero es cierto también que necesitan un mensaje, un porvenir y un panorama de la realidad, esa que los medios de comunicación se encargan de ocultar o de disfrazar según conveniencia.

«¿En qué te han convertido?» «¿Qué le paso a tu discurso?» «¿Por qué ahora esto?» son algunas de las muchas preguntas que me hago cuando escucho una radio, abro Spotify o Youtube. «Y es lo que vende» dicen muchos, destruyendo al instante cualquier esperanza de regreso a lo tangible. Los movimientos culturales son motores de ideas, de unión, de fuerza y de lucha por diversas cosas con un fin romántico, poético. Las modas son campañas generadoras de productos vendibles según «oferta y demanda». La música y el rap en este caso, a mi criterio, no tienen que  tener nunca un cercanía dentro de ensalada de oportunidades de fama a cambio de perdida de identidad. Y así como la credibilidad es el elemento más valioso de un periodista, el discurso lo es para un político, el contenido lo es para un artista.

No está mal querer vivir mejor, querer salvar la economía pero, ¿venderle el alma al diablo, en este caso, al comercio, por ser famoso? En serio, eso no está bien visto por quienes resisten en las trincheras como yo. Aquellos locos que sueñan con la utopía de un Hip Hop lejos de lo banal y de lo sin sentido. El mensaje cae por su propio peso y eso es una realidad irrefutable, los que hoy dicen y repiten como locos «skere skere skere» en unos años deberán reinventarse como aquellos floggers que pisaban cucarachas agarrándose los flecos planchados. Todos sabemos eso, cualquier amante del rap sabe que lo bailable es efímero pero eso que es efímero está arrasando con una generación a la que le importa poco la comunicación de un mensaje concreto, palpable. Ahí está mi preocupación, en esos chicos pre adolescentes y adolescentes que son contaminados por los skeres, la codeína y esa imagen ficticia de lo que es ser un artista.

Esto va más allá de un hate estúpido, esto para mi y para mis compañeros de resistencia es una preocupación. Vivimos bajo las alas de un gobierno que poco a poco se encargó de destruir todo un proyecto cultural gigante y esta realidad donde no se dice nada le viene como anillo al dedo para seguir deglutiendo a niveles siderales cualquier muestra de revelion ante esa destrucción. El problema NO es el género, el problema es el mensaje, es lo que se dice. Ya no es rentable hacer fechas donde un MC escupa verdades ante la cara atónita de los presentes, ya no es cool que un tipo agarre un micrófono y te cuente eso de lo que los medios no hablan. Hoy es mejor «distraerse» escuchando a un pibe hablar de «money y bitches» en un país donde la «money» alcanza cada vez menos y en donde la lucha de las mujeres es tema de agenda nacional. Para pensar ¿no? Al menos eso es lo que queremos los que resistimos, los que estamos locos o esos que para los demás no entendemos nada.

En su libro «El Rock Perdido», Sergio Marchi, hace un repaso sobre lo que el llama la involución del rock, yendo desde sus orígenes con Los Gatos, Almendra y Manal, tres de las más gigantes bandas que ha dado nuestro país quienes con sus letras desafiaban a una dictadura cruda y va criticando la mutación hacia el «Rock Chabon» ese que incorpora las bengalas, las letras banales y la cultura del aguante propia del fútbol. Hago un paralelismo con esto porque es justamente esa «degradación» de la cultura y esos nuevos rumbos, con nuevas estéticas y por supuesto un nuevo género (que no es tan nuevo) lo que no es de mi agrado. Aquellos que resisten conmigo, acá, en el frente de batalla me entenderán y espero muchxs otrxs también lo hagan y se sumen a esta pura y fiel defensa del verdadero Hip Hop, del verdadero rap.

Así como la credibilidad es lo más importante para un periodista, me animo a decir que la palabra lo es para un rapero, para un artista y es por estos días donde esa palabra, ese mensaje necesitan ser claros y contundentes. Lejos de aquellos rincones donde vale más un like que el contenido y en donde la fama supera el talento. Dejemos de ser intagramers, volvamos al Hip Hop. Volvamos a la raíces, a decir eso que se debe comunicar y a preocuparnos por llevar el rap de verdad a lo más alto. El de cartón, el maquillado, ya tiene demasiado ¿O no?

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

 

 

 

ROMPIERON TODO – #YODIGO

Hermoso y directo. Dos palabras que definen al Hip Hop pero que en este caso usamos para definir «Rompieron Todo» el compilado de Rap Antimacrista que vió la luz el 01 de agosto y que lleva inmerso en su mas de una hora un sin fin de verdaderas barras. Por un rato nos olvidamos de esa música comercial y de ese rumbo nefasto a donde quieren llevar al rap para escuchar ritmo y poesía de veras de veritas.

Mc Ruso o MCR se encargó de compilar una serie de tracks con un contenido fuerte y claro, directo al mentón. Una piña de Maidana en épocas de Skeres y otras yerbas. La cultura Hip Hop tiene mucho que decir y en épocas de vaciamiento cultural y de identidad, este artista de 32 años junto con todos los que formaron parte de este trabajo, darle un poco de conciencia a la cultura con un disco impresionante. Siguiendo la linea que promulgaron desde Rimas Rebeldes allá por el año 2015 con su campaña «El Hip Hop No Vota a Macri», MCR nos trae este compilado que desde el vamos tenes que oír. No escuchar sino oír. Desde Revista Flow hablamos con él para conocer un poco más la cocina de «Rompieron Todo». «Esto surge un poco producto de la indignación cotidiana. Un día se me vino a la cabeza la idea de unir fuerzas, me parece que como artistas uniendo fuerzas todo es mejor» cuenta «progresar entre todos, sin competencias. Esa es un poco la idea, colaborar y sobre todo decir algo desde una cultura tan importante como esta, que hoy en día se encuentra viviendo un momento que jamás imagine en cuanto a masividad y representar al Hip Hop con este mensaje, por supuesto que no todos van a estar de acuerdo pero la idea es decir algo y generar conciencia» dice MCR. Hace tiempo dije en una columna que el Hip Hop necesitaba una posición crítica y clara sobre las cosas que pasan en nuestro país. Que había muchas cosas por decir que no se estaban diciendo y «Rompieron Todo» llegó para responderme y taparme la boca en ese aspecto.

El álbum cuenta con 16 canciones de raperos y raperas del a escena nacional. Muchos de los tracks fueron grabados exclusivamente para este compilado, mientras que otros fueron seleccionados por tratarse de canciones que cuadraban perfecto con la ideología del disco. Smiley, Mama Quilla Crew, Sutil, ZonaZero, Castro, MCR, Shonin Cabral, G-Psy, Pablo Crack, Lucky Lucciano, Rolo, Shakya, Leelson y Daniel Devita son los artistas que juntos con los productores y beatmakers le dieron forma a este gran trabajo. Al respecto MCR nos habla sobre la selección de los artistas, «son mc´s con los que yo trabaje, colabore o tenia contacto por admirarlos. Me fui acercando para ver si querían colaborar y así se fue armando» explica. «Estoy muy agradecido y quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a todos los que han participado, creo que esa energia colaborativa hay que compartirla porque es super necesaria en la música, dejar los egos de lado y trabajar en conjunto» cierra con tono reflexivo el responsable de «Rompieron Todo».

El rap siempre fue contestatario, siempre fue el género que decía eso que ningún otro decía. Es el tipo de música que molesta, que no gusta porque es directo, va al hueso como piraña y no le escapa al bulto del relego. «El rap no suena en la radio mijo» dice Lil Supa y los motivos son claros. Los medios de comunicación, comunican, valga la redundancia, lo que les conviene pero ahí está y debería estar siempre el erre a pe para generar conciencia. Ante esto MCR toma la posta «estoy seguro que la escena nacional tiene mucho potencial y que si todo ese potencial se empieza a volcar a los barrios populares es importante. El Hip Hop es un arma muy poderosa, como batalla cultural y eso esta claro» y agrega «obviamente, lo masivo no llega a ser lo más consciente pero estamos en épocas de cambios y a pesar de que nos quieren distraídos la gente cada vez toma más conciencia. Creo que todo eso se va a expresar a través de la doble hache, combinando esa masividad con la conciencia» cierra.

«Rompieron Todo» es una bomba de realidades expresadas a través de distintas líricas, temáticas, ritmos, flows y todo eso que nos traen los artistas que laburaron en esto. Desde ya felicitamos a todos por el enorme trabajo y nos paramos en la vereda de la conciencia, del rap real, de aquel que te deja algo. La música es un motor, el rap es otro y la cultura Hip Hop no puede mirar para otro lado. Sin dudas este material sienta un precedente y eso es motivo de festejo en épocas de medias tintas, en épocas de bombardeos de campañas y en donde la sociedad está que arde por la realidad que vivimos. Muy pronto vas a tener la reseña del disco en Revista Flow pero mientras tanto disfruta este álbum acá y capta el mensaje.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

 

«La misión de cantar también va por conectar todo, influenciar, abrir puertas entre hermanos de toda Latinoamérica.»

En el marco de una gira por varios países, con el objetivo de dar a conocer su disco Mangueando Vou, ENIDE, llegó a un pequeño rincón de Palermo para contarnos de qué se trata esta serie de visitas, y cómo es su trabajo como artista independiente. De Brasil, para el mundo y de Flow para ustedes.

¿Hace cuánto tiempo rapeas?

Mi primera letra la escribí en el año ’98, con 9 años de edad; pero de manera más seria, más fuerte, como un objetivo de vida, desde 2004.

¿Conoces el rap argentino? ¿Qué opinión tenes?

Conozco a algunos raperos muy buenos, no personalmente, sino su música, como T&K, URBANSE, MUSTAFA YODA. Uno de los primeros raps que conocí de Argentina y de todo la escena latinoaméricana en general fue ACTITUD MARIA MARTA, me encantaba, entonces creo que hay muchos raperos de muchísima calidad acá en Argentina.

¿Qué opinión tenes sobre el rap sudamericano en la actualidad?

Creo que es el rap donde está más vivo el verdadero hip hop. Hoy en día es lo que más escucho, ya no escucho tanto rap norteamericano, no por un prejuicio, sino por cuestiones de identificación. Me identifico más con el rap latino, suena más under, más sincero, más hip hop, más cultural… con una misión de vida más fuerte.

¿Qué diferencias encontrás entre el rap brasilero y el argentino?

Creo que no hay mucha diferencia en las ideas, las ideas son muy semejantes. Pero estoy notando que el rap de Argentina está hablando de boombap, está con una forma más hermosa, más elegante; mientras que el rap brasileño tiene más mezclas de otros géneros musicales.

¿Alguna de tus canciones posee un significado que valga la pena contar?

Sí, creo que muchas… es un tanto prepotente hablar de muchas pero creo que todas las canciones de mi último disco, el tema que le da el título, Mangueando Vou, que habla de la corrida independiente, vendiendo los discos de mano en mano… sin tiempo para quejarse de la vida si no hay puertas abiertas para presentar tu trabajo… tú sacas el disco del bolsillo y lo llevas de mano en mano, hablas con la gente, los conoces, de repente no tienen plata para apoyarte pero la charla misma es muy importante para ambos, y esa es una manera de abrir puertas, de mantenerse vivo en esta corrida de la vida.

¿Cuáles son tus motivaciones para rapear, para hacer música?

Creo que la mayor motivación es la vida misma, y siempre que me pongo a escribir quiero expresar algún sentimiento, y cuando quiero expresar algún sentimiento tengo las ganas de que eso contribuya de alguna manera para todo aquel que escucha; ya sea para que el oyente se ponga a pensar en algo, o para tranquilizar algún nervio que pueda llevar a esa persona a un mal camino o a tomar malas decisiones. Entonces lo que me inspira en la vida, mi objetivo con la música, es arreglar algunas cosas que están perdidas, no sólo en Brasil ni en Argentina, sino en el mundo.

¿Qué opinión tenes sobre el trap?

No acompaño mucho la cultura trap. Lo veo sólo como un estilo “instrumental”. Para mí, lo más importante es llevar una buena idea, un buen mensaje en la música, sea en el rap, en el trap, en el reggae, en el rock… lo más importante es que la música tenga un buen contenido, algo para construir, un sentimiento fuerte… no me identifico con los traperos que hablan de droga, de lujuria…

Y sobre los artistas que antes hacían hip hop, y ahora se dedican al trap, ¿qué opinas?

No puedo condenar a nadie porque tampoco soy perfecto, pero no me identifico con esto. A veces pienso que este artista puede estar pasando por algo, quizás tiene algún problema y recurre a un “dinero fácil”, pero creo que hay otros caminos para arreglar la vida, evitando que los jóvenes escuchen un mal mensaje que pueden ser una influencia para malas decisiones. Entonces respeto a todos pero no me identifico con ellos.

¿Cuál es el motivo de tu visita a Argentina, de tu gira, y cuáles son tus próximos destinos?

El objetivo siempre es aprendizaje, conocer gente, conocer otras movidas, otras culturas, y mi visita a Argentina tiene mucho que ver con eso también, con el disco, salir a la calle a conversar, visitar otras realidades que también son muy semejantes a las mías. Mangueando Vou se trata de caminar por las calles con el disco en la mano; como dijo San Agustín “el mundo es un libro, y aquel que no viaja está leyendo sólo una página” entonces quiero conocer más sobre este “libro”.

¿Cómo sigue tu trabajo actualmente? ¿Publicitando este disco, escribiendo canciones nuevas…?

Este último disco es de 2018, y ahora estoy grabando uno nuevo. También estoy filmando videoclips, he grabado un vídeo en Montevideo, hace poquito se lanzó el videoclip de Amununai, estoy haciendo colaboraciones también: será lanzada una colaboración con N. HARDEM de Colombia, estoy haciendo música con mi amigo Mattenie, todas canciones en español. Hay otros proyectos también con un DJ de México; y también voy a hacer algunos eventos sociales en mi ciudad natal, Guaratinguetá, con apoyo de unos amigos skaters, organizando batallas de freestyle a cambio de alimentos no perecederos…

 ¿Cómo harías que la gente se acerque al arte callejero?

También tengo experiencia como tallerista, y percibo que en las periferias, en los distintos barrios, hay mucha gente a la que le gusta esto, pero le gusta sin saber que existe, que está muy cerca de ellos. Entonces llevando esta cultura, el arte callejero, para las escuelas, las plazas, no sólo por internet, vamos a lograr que la gente se sienta más cerca, más identificada con esto. Por eso el arte callejero y el rap deben estar presentes en todo momento y lugar.

Sobre la pixoAçao, ¿Qué nos podés decir?

Se ve a la pixoAçao como un arte más criminal, pero yo lo percibo como un medio de protesta. Antes de hacer rap, el elemento del arte callejero que más me encantó era la pixoAçao y el graffiti, de chico, caminando con mi mamá, miraba las letras en los edificios y los muros y ya intentaba imitarlos en papel; de aquí sale el nombre ENIDE. Tengo muchos amigos pixadores, mucha gente a la que respeto, lo que no me gusta es el que pixa en las casas de gente común.

¿Cómo te está tratando Buenos Aires? ¿te gustaría volver?

Sí, me recibieron muy bien. Me gustaría volver y grabar algún vídeo acá; me gusta mucho esta ciudad, su arquitectura… ya estuve acá en el 2016 pero no recorrí mucho. Vine tanto por música como por visita personal, ya que la vida misma es la inspiración para la música. También en Montevideo, estuve compitiendo en batallas de freestyle y a la gente se le hacía raro ver a un brasileño en una batalla de habla hispana, pero también se trata de eso, de comunicar con la gente. La comunicación con la gente es lo más importante: el hip hop es universal, tomamos la misma agua, respiramos el mismo aire, estamos bajo el mismo sol, de alguna manera estamos todos conectados. A todo lugar que voy llevo el disco, hago freestyle con gente que no conozco…

Sí, de hecho es muy común al menos por acá, organizar batallas aunque sean con poca gente…

Las batallas son algo muy popular acá en Argentina y por toda Latinoamérica, pero creo que Argentina es uno de los lugares más fuertes en materia de competencias de freestyle, que tienen raperos de nivel muy alto, todo esto me encanta y es una inspiración para nosotros.

¿Hay algún rapero argentino que le quedó pendiente conocer personalmente?

Me gustaba mucho cuando Kodigo batallaba, creo que es uno de los mejores de la historia del freestyle latinoamericano. Me gusta Dtoke, WOS… ahora los más jóvenes también me gustan, como Trueno, Replik…

¿Sentís que hablan de lo mismo con los raperos de acá?

Si, y justamente uno de los objetivos de estas peregrinaciones a los países vecinos es derribar las fronteras del lenguaje, porque estamos muy cerca, vivimos prácticamente la misma realidad, estamos tan cerca y al mismo tiempo tan aislados uno del otro, entonces creo que más adelante, cuando pueda tener una estructura mayor, me gustaría dar clases de español a los raperos brasileños para poder hacer esta mezcla, porque creo que la estrategia del mundo es dividir a la población, para que no se conecten, para que no se piense, porque si se piensa en conjunto se evoluciona, y eso es malo para quien es adicto al poder, para las grandes masas. Entonces la misión de cantar también va por conectar todo, influenciar, abrir puertas entre hermanos de toda Latinoamérica.

 

Y así terminamos esta gran charla, con un té helado de por medio, felices por aprender tanto de culturas vecinas, por tener nueva música para escuchar, y mucha historia para seguir compartiendo con el mundo.

Escucha Mangeando Vou acá

Conoce a Enide MC acá

Por Yamila Balbuena (@yamibalbuena)

¡VIBRA EL MATIENZO BO!

¡Uruguay noma! es el grito de «guerra» con el que la garra charrúa  sale a la luz. Pareciera ser esa frase invocadora de fuerza, lucha y espíritu, ese que tiene el país vecino y por el que es tan conocido. «País chico pero de corazón gigante» dicen los que saben y gigante, más bien, enorme es lo que está sucediendo en materia Hip Hop del otro lado del charco. Es tal esa magnitud que ha cobrado la doble H que el próximo viernes tenemos el honor de recibir a tres de las tantas bandas que destacan esa virtud uruguaya.

Tal y como lo leíste, el viernes 5 de julio el Club Cultural Matienzo (Pringles Nº 1249) se tiñe de celeste y con mate bajo el brazo recibe a Dostrescinco, AFC y a Eli Almic & Dj Rc. Tres bandas, tres extraordinarias agrupaciones que conforman una escena en expansión y que vive, en la actualidad, su mejor momento. Hablar de cada una de ellas nos tomaría varios párrafos, pero a modo de resumen y para hacer más colorida la invitación podemos decir que las nutrias vuelven a nuestro país luego de reventar La Tangente el pasado 11 de mayo a puro rap (te dejamos la nota de la fecha acá). Respecto a AFC (Arrajatabla Flow Club) podemos decir que actualmente se encuentran presentando «Murgang» su último disco editado en el año 2018 y que contó con la grabación y la mezcla de Bruno Camma (Farath) integrante de Dostrescinco, marcando la clara unión que existe en la escena charrúa. Por último se presentaran Eli Almic & Dj RC a puro flow y lírica, una de las mejores mc´s de latinoamérica vuelve a nuestro país con su reciente track «Ayuda» en la valija. Si no la conoces acá te dejamos la entrevista con ella del año pasado. Una fecha imperdible. Y que decir de Dj RC, un multifacético Dj y productor con incontables colaboraciones, además de ser varias veces ganador de algún Premio al Hip Hop otorgado por El Quinto Elemento. 

Es importante destacar que este gran evento se da en el marco del Festival MICA y que es una organización conjunta entre los Ministerios de Cultura de Argentina y Uruguay. Si queres saber más sobre MICA (Mercado de Industrias Creativas Argentinas) clickeá acá. Sin dudas el próximo viernes 5 de julio desde las 21 hs. vas a poder ser testigo de la efervescente escena de hip hop uruguaya. Dostrescinco, AFC y Eli Almic junto a Dj RC te esperan para poner patas para arriba el Club Cultural Matienzo

Una fecha imperdible para disfrutar, para bailar, para escuchar buena música y para conocer, porque no, una escena que da que hablar en latinoamérica y que está pisando fuerte en nuestro país. Para seguir bien de cerca nuestra patria vecina que tiene muchísimas cosas que debemos copiar y aprender. Ya sabes, viernes 5 de julio desde las 21 hs. en El Matienzo. Las entradas las podes adquirir en las boleterías del Club Cultural Matienzo y hasta el jueves como anticipadas a $150; y si no el día del show a $200. Una ganga, algo asi, como 10 viajes en subte. No te lo pierdas.

Más info acá

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

EL BOOMBAP ESTÁ EN EL AIRE.

Semana corta pero no menos intensa. Como siempre, tenemos mucha data para ir compartiendo con ustedes y una de ellas es la Boombap Night. Este 21 de Junio a partir de las 22:00 hs. estaremos presentes nuevamente en un evento, donde para ir, solamente vas a tener que sentir ese amor y pasión hacia el boom bap.

Este viernes 21 de Junio desde Revista Flow, les ofrecemos un plan diferente, un plan donde el clima va a estar irradiado por los samples, la buena onda y el rap puro. El lugar donde se va a llevar a cabo esta velada se llama Morella Bar (Balcarce 749), un bar ubicado en las pintorescas calles del barrio de San Telmo en el que anteriormente se habría gestado una movida muy grande de rock y no obstante, el lugar apuesta por el Hip Hop para ir demostrando ese crecimiento exponencial que viene teniendo la doble H en las agendas nocturnas. Toda la noche estará organizada por los pibes de la Flex Gang Crew.

Para este show vamos a contar con varios artistas invitados y una colaboración entre la mencionada Flex Gang
Crew y Sociedad Creativa Crew que se van a estar presentando para romperla toda con sus temas. Los artistas elegidos para poner bien arriba la Boombap Night van a ser: Socre, Enki, Ricky y FG.

Como siempre quedan debidamente notificados. No se pierdan este fieston organizado por y para el hip hop, ¿Dónde? En Morella Bar (Balcarce 749) barrio de San Telmo, CABA. ¿Cuándo? Este viernes 21 de junio. Cabe destacar y no es un dato menor que el evento es totalmente gratuito para disfrutar con amigos tomando una fresca y para que el movimiento urbano que tanto amamos siga creciendo y alcanzando a gente comprometida de corazón con el mismo. Los esperamos ahí.

Por Franco Salgado (@fraan_salgado)

POLÍTICA Y HIP HOP / HIP HOP Y POLÍTICA.

Que si Macri, que si Cristina, Massa que va pa un lado, pal otro y Lavagna como opción, en chancletas, pero opción al fin. Muchas razones para decir basta y patear el tablero, ese que el sistema nos impone. Año electoral, momento de mentiras, promesas (falsas por cierto) y un millón de manotazos de ahogado para «convencerte» de votar por tal o cual candidato. Bolsas con comida que duran un suspiro y muchas obras pedidas por necesidad hace años pero que por arte de magia logran ser realizadas en días. Todo eso trae el 2019 y el Hip Hop ¿Qué?.

Según dicen los que saben la política es un quehacer ordenado al bien común y aunque suene loco, nuestro país se transformaría en una potencia latina si ese «bien común» fuera representado y defendido a capa y espada. Algo que no sucede y a las claras está. Los políticos son ricos y viven de nosotros durante toda su vida, de concejal a intendente, de Intendente a Gobernador, de Gobernador a Presidente, de Presidente a Senador, de Senador a Intendente y así podemos estar horas, días, meses. Pero, ¿Qué pasa con el Hip Hop? Siempre y le guste a quien no le guste, la cultura estuvo relacionada con la política. El Hip Hop es apartidario y crítico del poder, sus fallas y sus mentiras. En cierto punto, con el rap como punta de lanza, la cultura se lanza contra el sistema y sus formas de opresión y es la voz de los que no tienen voz, pero repito la pregunta, ¿Qué pasa con el Hip Hop?.

Durante los últimos años y bajo la gestión MM, la clase media y sobre todo la clase baja ha sido perjudicada sistemáticamente por un gobierno con claras intenciones de favorecer a los que más tienen sin tener ningún tipo de miramientos contra esos que mueven la economía del país. Las pymes cierran, los comerciantes dicen basta y los millones de argentinos quedamos atónitos ante la continua falta de empatía de los políticos. En este caso, el Hip Hop fue utilizado como carta de prueba y de acercamiento con la gente. Auspicios a eventos, organización de talleres, fechas y demás actividades, ponderan a la cultura como un as bajo la manga para el gobierno de los globitos amarillos y falta de inteligencia. Si nos ponemos a pensar mirando hacia el positivismo, está genial que se le brinden estructuras y oportunidades a la cultura, ahora ¿para ayudar de verdad o para hacer política?

Hoy en día, hablando de rap y sin generalizar, son muy pocos los Mc´s que portan esa voz contestataria propia del movimiento y no pierden el eje en ser los representantes de muchos dentro de la cultura. Lejos estoy de juzgar a quienes no piensan igual, al contrario. Aún así sigo pensando que a la doble H le falta una postura política respecto a todo lo que sucede en Argentina que es mucho. Como dije antes, la situación o la pantalla de ayuda, no debe correr de eje todo eso que culturalmente representa el Hip Hop en la sociedad. Son justamente todas esas cosas que están pasando en nuestro país que no salen en las noticias, las que el rap debe manifestar, criticar, juzgar y desde donde se marca una posición al respecto. Creo fervorosamente, que la doble H no puede ser gris, como alguna vez dijo Maradona «blanco o negro, gris jamás». Estar en el medio, es estar en ningún lado y lejos de polemizar, muchos artistas parecen estar ahí, en el centro, esperando algo para ver donde se paran. Diferencias de opinión, de posturas y de conceptos habrá siempre y eso es lo que mantiene el movimiento en el mundo y por ende, en nuestro país. Pero esperar agazapados para elegir a conveniencia no hace más que desnudar la desunión que existe en el ámbito nacional.

«La cultura que supo dar lugar a un movimiento contestatario, hoy parece ser un camino o un trampolin para alcanzar la fama y el éxito. De los proyectos colectivos pasamos a los proyectos individuales; de la defensa de la independencia creativa pasamos a las compañías discográficas y los sponsors manejando las carreras artísticas. Estamos en la creación de «rockstars» que muestran sus vidas lujosas como si ese fuese el único valor a rescatar» dice Federico Quintana con un tono crítico acerca de una realidad que está en el aire. Muchas cosas pasan a nivel político y social en nuestro país y dentro de ese cóctel, el Hip Hop, debería ser una de las tantas formas de manifestación, algo que no estaría sucediendo, o al menos, no con la fuerza que correspondería ante causas como, por ejemplo, la igualdad entre mujeres y hombres

Así se vislumbra, en principio, una actualidad alejada de las polémicas y más inmersa en ser «políticamente correctos». Repito el concepto de no generalizar, pero es sumamente necesario que en un año como este y en la situación en la que se encuentra el país, sea el Hip Hop la puerta de entrada y funcione como plataforma para plantear desde sus enormes vetas artísticas, el disconformismo con el mundo burocrático y político de Argentina.

Así nació, de esa forma se gestó la doble H y creo que quienes nos sentimos parte somos responsables de cuidarlo, difundirlo y mejorarlo para lograr del Hip Hop su mejor versión, que no solo es música, baile y pintura.

#hagamosviralelhiphop

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

 

¡FELICES 2 AÑOS!

Setecientos treinta días y más de trescientas notas han pasado desde la llegada de Revista Flow al eter. Dos años de mucho trabajo y una emoción incomparable. Dos años de conectar con los lectores y de ofrecerles un periodismo distinto. Comprometido. Serio. Un periodismo de Hip Hop. 

Llegamos en el frío junio del 2017 dispuestos a patear el tablero. Convencidos de un proyecto que empezó de la nada. Desde un aula de la facultad para el mundo entero, pero principalmente para nuestra amada Argentina. Destinados a mostrarle a aquellos que no conocen o que no están seguros de que el Hip Hop argentino está al nivel de las potencias. Desde el inicio no fue sencillo. Dos amigos, luego tres que fueron por más y pese a la imposibilidad de cumplir el sueño en tiempo y forma debido a los costos del papel, buscaron un plan B para poner en el «mercado» este emprendimiento comunicacional llamado Revista Flow.

Tanto David como Juan, fundadores junto a quien les escribe de esta locura, trabajamos sin cesar durante casi 6 meses buscándole la vuelta a esta idea. Envalentonados por la palabra de los profesores que quedaron impresionados con el laburo de tres aspirantes a periodistas decidimos armar una web que refleje casi a la perfección lo que iba a ser una revista en formato clásico, es decir, en papel. Así nació entonces www.revistaflow.com.ar para nunca más irse del mundo alterno del Internet.

Con la timidez típica del que recién empieza, nos fuimos acomodando al mundo Hip Hop y sus particularidades. Las primeras notas, las primeras entrevistas, las primeras coberturas y después como el nombre lo indica todo fue flow. Fluir sobre el día a día y sobre las cosas que sucedían en la escena semana tras semana. Este tipo de notas son distintas, revisten nostalgia y van empapadas de un sentimiento impoluto sobre un algo. Como fundador y director general de esta locura, me permito este tipo de licencias «no formales» en el periodismo actual. ¿Pero quién es quién para decir lo que está bien o lo que está mal?. Como dije esta nota va cargada de sensaciones, lindas por cierto, luego de dos años de trabajo, de pasión y de mucho amor por la cultura Hip Hop. Como quien ama a un hijo, yo amo a Revista Flow y eso me hace amar todo lo que viene de ella.

No es fácil en un país como el nuestro llevar adelante proyectos autogestivos, sinceramente pasan muchas cosas que te hacen pensar en tirar la toalla. Pero no. Ahí están ell@s cuando eso sucede. Familia, amigos, el enorme y espectacular grupo de laburo que tiene Flow en los hombros. Y por supuesto, ustedes. Fieles lectores que son el motivo por el cual día tras día hacemos lo que hacemos y que sin dudar son quienes nos hacen mejorar para nunca estancarnos e ir acorde al crecimiento proporcional de la cultura HH en nuestro país. Sin ustedes nada sería lo mismo. Como dije al inicio del párrafo, no es nada sencillo emprender en Argentina y mucho menos sencillo es hacer periodismo independiente en nuestro país. Por eso, quiero aprovechar para felicitar, saludar y enviar nuestro apoyo mediante esta nota en nombre de todos los que hacemos Revista Flow, a todos los medios dedicados al Hip Hop, quienes con su labor incansable hacen más enorme aún todo el movimiento.

Como es momento de agradecer, aunque la nota quede aburrida, gracias a David y a Juan, quienes ya no están en Flow por decisiones personales pero que sin dudas su esencia quedó en la redacción, junto con sus ganas y su trabajo impresionante. Gracias a Teo, hoy en otros mambos pero siempre firme tirando data e ideas. Gracias a todo el equipo que día a día lucha contra el calendario y el tiempo para dedicarle un rato a esta locura. Gracias Santi Samezo, gracias Lucas «L Mental» Rodriguez, gracias Zanto, gracias Yamila, gracias Thiago, gracias Franco, gracias Belinda, gracias Mana, gracias Lean, gracias Melani, gracias Francisco, gracias Stepa, gracias Guido… Son ustedes quienes hacen de Revista Flow algo inmenso en esencia. Que al fin y al cabo, es lo más importante.

Para ir cerrando y no aburrir más (aunque espero eso no pase) gracias a los artistas quienes nos regalan su tiempo para las notas, nos invitan a sus eventos, nos hacen parte de su carrera y que sin un pero nos ofrecen su talento, ese que ilumina el Hip Hop nacional. Gracias de verdad, de corazón, sabemos lo difícil que es ser artista de Hip Hop y que no hagan reparos en dejarse molestar por los grabadores o las cámaras de Flow es un honor y un placer gigante.

Gracias también nuevamente a los lectores. A los que están del otro lado esperando el contenido continuo de Revista Flow. Gracias por su tiempo, sus criticas, su ayuda, sus comentarios y todo eso que nos hace seguir por este camino. Sin ustedes nada, absolutamente nada de lo que hacemos tendría el más mínimo sentido y desde este lado nos sentimos «obligados» a brindarles a ustedes el mejor contenido posible. Gracias.

Se fueron dos años y estamos muy seguros de que serán muchos más. Ganas y material de trabajo nos sobran para seguir recorriendo los caminos de esta hermosa cultura. Fieles al compromiso que asumimos por aquel junio del 2017: Hacer un periodismo serio, un periodismo desde el respeto. Un periodismo de Hip Hop.

¡Feliz Cumpleaños!

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

 

LA SOLUCIÓN A TODOS LOS PROBLEMAS: ARTE.

Arte en estado puro. Eso es lo que vivimos durante la recorrida en el día de la inauguración del Festival Arte Callejero Latinoamérica en la Galería Hollywood in Cambodia. En un miércoles otoñal por donde se lo mire, dijimos presente y cuando el reloj marcaba las 21.30 hs. arribamos a Thames Nº 1885 para deleitarnos los ojos con todo el trabajo y el esfuerzo que le metieron desde la organización. 

La galería se encuentra en el primer piso de un bar llamado Post Street Bar y que dicho sea de paso, los invitamos a visitar si es que no lo conocen porque es una joya de graffitis, calcos, pegatinas y stencils. Un bar muy propicio para todos los amantes del arte callejero. Así ingresamos en este mundo de dibujos, figuras y trazos para encontrarnos con una escalera que nos depositaria directamente en la primera de las ocho muestras que tendrá el Festival durante lo que resta de abril y hasta el 25 de mayo (cronograma Festival Arte Callejero Latinoamérica). En el día de su inauguración, la exposición denominada «Vandalismo y Arte» se trato de la exhibición de un panorama de los últimos años de lo acontecido en las paredes de Latinoamérica. Graffiti, muralismo, stencil, carteles y calcos por doquier era lo que se podía observar durante toda la recorrida. Un verdadero «orgasmo ocular» se podía sentir al observar la cantidad de arte de toda América Latina que inundaban las paredes de la Galería.

La alegría de la noche fue el encuentro con Teo, uno de los ¿ex? miembros estables del staff de Revista Flow, que se encontraba en su rol de artista nato con su proyecto «deja la pose» y que nos compartió su alegría por este gran festival «¿viste lo que es esto?» esbozo, «increíble, un placer visual» agrego. Teo nos contó un poco acerca de cada pegatina exhibida y del tedioso trabajo de montar la muestra a contrareloj para llegar al horario de apertura estipulado. Durante el paseo y con ese concepto de «ver, mirar y observar» nos deleitamos con trabajos de México, donde pudimos observar como una pegatina callejera puede encerrar tanta identidad mexicana con sus colores y calaveras típicas. Una joya de expo, una joya de trabajo.

Graffitis, pegatinas, calcos, stencils, arte en estado puro, revolucionario, anti sistema y de vocación, desbordaban las paredes de ese primer piso. Punto y aparte para la gente que se acerco, fue mucha y en una especie de contrato mental donde todos los presentes disfrutaban de lo mismo sin conocerse pero con tanto en común.

Así dijimos hasta luego y dimos por finalizada nuestra visita para descansar, reponer energías y volver por más. Desde Revista Flow te invitamos a recorrer esta muestra y todas las que vendrán durante este gran y tan necesario Festival de Arte Callejero, en épocas de persecución y con un gobierno paupérrimo, el arte parece ser, no, no, disculpen ES la solución. Aquí debajo te dejamos los datos necesarios para que no te pierdas nada de este Festival de Arte Callejero Latinoamérica.  

Links de interés:

ACL: @arte.callejero.latinoamerica

ACL: http://www.artecallejerolatinoamerica.com/

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

Fotos: Melani Garcia Tapia (@encabrada)