KREILUZ – «MAMÁ ME FUI DE CASA» (MIXTAPE)

Por Luana Iroz – @lxulitta

«Mamá Me Fui de Casa» se titula el primer mixtape de la artista misionera Natalia Balbuena, conocida como Kreiluz. Dicho material fue lanzado a principios de Junio, bajo la producción de El Triángulo Estudio y con la colaboración de Damián Amarilla en el arte visual. Durante este mixtape, esta gran artista, logra a través de cinco temas hablar de su historia y de sus sentimientos.

«Los de Siempre» es el primer track de este trabajo, dónde sobre un beat pesado y boombap de Bishop, logra adentrarnos en su vida de una manera muy personal, llevándonos también a conocer sus inicios en el rap. Tema dedicado justamente para quienes estuvieron con ella siempre a través de este camino.»Mi prioridad era crecer como rapera».

«Dicen que no», es el segundo track, que se destaca porque habla de las opiniones del resto, el respeto, el dinero y el dejar todo por el rap. Podría describirse como una segunda parte de «Los de Siempre» además de que el beat está también a cargo de Bishop. «Lo que quiero lo consigo a fuerza de mi interior, yo vine en busca de todo menos de su opinión.»

«Ira» cuenta con el beat de TMITM que logra una atmósfera pesada, oscura, dónde se habla de un amor tóxico, cómo logran herirse las dos partes de la relación, el dolor, los celos, etc. Todo eso que condimenta las relaciones no sanas.  «El amor es libertad pero siento que me domina.»

La ante última canción es «Invierno». Sin dudas, el track más melódico de «Mamá me Fui de Casa» y dónde logramos escuchar a Kreiluz cantando sobre un beat de TMITM. Es, a mi parecer, la canción más sentimental del mixtape en cuanto a lo amoroso, sumado a que su voz acompaña ese sentimiento de confusión en las relaciones y el dolor.

El cierre perfecto lo logra con «Volveré» de la mano de Vloon Studio. En esta canción, la Mc logra combinar el rap y el canto. Lo que no hace otra cosa que demostrar la versatilidad de Kreiluz. «Volveré» es el «track del disco», es el que refuerza el nombre del mixtape y Kreiluz responde en este tema con un «y me encuentro lejos de casa pero cerca de lo que soñé, sí mi mente no descansa es porque debo terminar lo que empecé pero volveré.»

Sin dudas, Kreiluz logró un equilibrio perfecto entre el rap clásico y lo melódico. Las pistas la ayudaron a potenciar esto y lograron sacar lo mejor de ella. «Mamá me Fui de Casa» es el primer trabajo discográfico de una artista que demostró que talento y versatilidad le sobran, reforzando la idea de que su nombre tiene que estar cuando se habla de Hip Hop nacional. Kreiluz sigue consolidándose como una artista completa que ofrece trabajos de calidad y disfrute que están a la altura de cualquiera de los otros grandes del rap argentino. De Misiones para el mundo, Kreiluz, una artista que tenes que conocer.

Escucha «MAMÁ ME FUI DE CASA» acá:

JAI 314 – EL ROCK ESTÁ MUERTO (2020)

Por Gian Franco Lisanti – @itnasilnaig

En mayo del corriente año vio la luz “El rock está muerto” de Jai 314. El disco transpira laburo, creatividad y compromiso. Las letras cargan con la desilusión, la oscuridad y los dolores de la vida moderna. Una tinta muy oscura corre desde el plug-in al oído y gracias al obituario y la tapa, sabemos que vamos a transitar durante casi cuarenta minutos, los recovecos menos iluminados de la vida de este rapero de zona oeste.

El primer tema es “No puedo salvar a todxs” feat Nils. La voz resplandeciente de Spinetta nos ilumina hasta que la base comienza a sonar. Es realmente una base adictiva, de esas que resuenan hasta cuando no tenes nada en la cabeza, que si la buscas un segundo está… “Hace un año no me afeito, ni me par del sillón, esperando a que haga efecto la puta medicación, esto no era lo planeado, me cago en lo planeado, si miran para otro lado les prometo salvación”. Barras cortas y un flow que te eleva del suelo, te mantiene levitando durante las diez canciones. Nils en los coros profundiza la atmósfera turbia de la letra, la voz y la base, y en el estribillo nos quita de ahí para transportarnos con una voz angelical a ese lugar donde todo está bien, o al menos eso parecería.

Luego, “El rock está muerto” comienza con un sample de contenido bastante ilustrativo: Si das mierda, no esperes otra cosa que mierda en devolución. Y en eso, los primeros diez segundos de base con solo drums, cajas, sin melodía, que aparece con la voz de Jai, mínima pero sustancialmente. Los cambios en la instrumental, muy estructurados, con riffs que entran, salen, se superponen, me hacen acordar a “Seven Nation Army”. Una excelente referencia rockera en este disco de rap que nos anuncia la muerte del rock. La letra de corte pesimista, mezcla reflexiones sobre la sociedad con sus propias sensaciones sobre el contexto, una manera muy efectiva de decirnos lo que opina sin bajar línea.

El interludio, de vuelta, sin teoría, sin discursos, nos deja algo que pensar y llegamos a la cuarta canción. Base que comienza con drums, una voz dulce y un bajo. En cinco segundo se genera el groove que atraviesa toda esta canción, que tiene señales al funk, memorias de Illya Kuryaki y danza asegurada. “Aleluya” junto a Claudia Resnik es, para mi, el hit del disco. Es de esos temas que se tienen que pegar porque son excelentes, porque se lo pasas a todo el mundo, porque lo pones en juntadas y te preguntan quién es, y se goza. La base es adictiva pero esto ya no sorprende en este disco que destila producción musical.

En una línea muy similar, “Falcon verde” retoma todo ese sonido bien negro pero ahora en un ambiente más chill. Vetas de soul que suena y te rompe el corazón, junto a la letra, no solo por el mal de amores sino por todo el laburo instrumental que acompaña de manera excelente todo el ambiente que genera.

“Ya está” es el tema de NN aka Winz feat Jai 314. No, no me equivoqué. Este canción se la roba la rapera con flow, estructura y skills que te vuelan la cabeza. Argumentos de sobra muestra para encargarse de más de la mitad de la canción, y sin la matemática exacta, me arriesgaría a decir que 3/4 son de ella. La base incluye dubstep, hit hats de trap y sonidos souleros reminiscentes de la canción anterior. Es una locura leerlo y admito que no tiene sentido pero escuchandolo van a ver que lo hicieron no solo posible sino también magnifico.

Junto a Legar, “Aeroplane” es el séptimo tema del disco. Un comienzo muy noventoso y una base mínima que es lo necesario para hacer una canción equilibrada, entre lo que se dice, cómo se dice y junto a qué se dice. En el final vuelven a aparecer formas extrañas al rap más duro pero está tan bien hecho, tan bien insertado en el tema y en el disco como obra total, que hace a la genialidad de la producción.

Si, como les dije, el disco emana oscuridad, “Memento mori”, el anteúltimo tema, es la cúspide, el faro sin foco de todo este álbum. Recordá que vas a morir nos dice en latín Jai, con una base sombría, de mucha distorsión, pocos sonidos agudos y un flow permanente, como el constante movimiento de la aguja del reloj.

El anteúltimo tema feat Nils, “Solo encenderlo”, no es ni la excepción a las fusiones en este disco, volviendo los géneros que visitaron en canciones anteriores, ni tampoco al nivel general.

Lopivezinzuerte” es el ultimo tema. Un sonido mucho más chill en contraposición al que predomina en los temas anteriores. Estribillo pegadizo, buen manejo de los skilles que demuestra en todo el disco, dándoles una nueva vuelta y cerrar todo el proyecto de una manera superlativa. Las letras, de todas formas, mantienen esa mirada cansada, triste y resignada hasta el final.

En síntesis, calidad tanto en lo musical como en lo poético. Barras y flow que le dan identidad propia a Jai 314, que dentro de su talento está también la capacidad de dejarle espacio a las numerosas colaboraciones, cada una con lo suyo pero todas con gran nivel. El plan de unir al rap a otros géneros es ejecutado a la perfección en cada base. Este laburo en contenido, forma y fondo hacen que sean temas tanto como para escuchar con atención y auriculares como para disfrutar las bases y el flow con el volumen a mil en los parlantes.

Este es un disco que tiene muchos hits porque cuando se termina la última canción, continúan sonando todas en tu cabeza, y no simplemente por el marketing.

EMCIKRE – PANGEA (2020)

Por Kevin Dirienso Poter – @kevindpoter

Hace un par de meses largos ya, mi teléfono vibró con una notificación de Instagram. El mensaje provenía de una de las bandas que mas me mueve el piso cuando suena, El Mundo de Cien Kilometros a la Redonda, Emcikre, quienes me comunicaban la inminente llegada de «Pangea» su próximo álbum, el segundo de su historia. Todavía recuerdo el impacto que tuve al escuchar su primer disco, «El Mundo de Cien Kilómetros a la Redonda». Desde ese instante percibí esa frescura entre rap jovial y sonidos clásicos. Una perfecta combineta que llamo mi atención desde el segundo uno.

Hoy me despierto con la noticia de que Pangea, el disco del que vamos a hablar en esta reseña, ya vio la luz en formato de «lista de reproducción para YouTube». Si su primer disco es muy bueno, este es excelente. Es un todo, un concepto que te va llevando a lo largo de 12 tracks. Pangea fue el supercontinente de la era Paleozoica que agrupaba la mayor cantidad de tierras emergidas del planeta. Y en este caso Pangea es un enorme trabajo de la banda oriunda de San Martín, Provincia de Buenos Aires.

La primera recomendación que debo hacerte es que para escuchar Emcikre tenes que abrir los oídos y la cabeza. No basta con solo escuchar, porque no son tan solo buenas barras acompañadas por unas instrumentales de la hostia. Demak y Markus tienen las ideas claras, las exponen, las plasman en esas líricas que decoran de una manera sutil y voraz, las pistas bien laburadas de Darchuan y Dj Cosecha.

Si entramos de lleno en Pangea, es para aplaudir la gráfica del disco. La misma esta realizada por Darchuan y contó con la participación de varios artistas que dejaron sus bocetos para formar parte de la portada. En tonos blancos y negros y resaltando «Emcikre» en todos los tipos de tags posibles, Pangea es una bomba de rap. Desde la cajita, la tapa, la gráfica y los colores, ver la tapa es viajar al Nueva York de los 70/80`.

Si pasamos al disco, es de por si destacable el orden de los temas. No están puestos porque sí, sino que tiene un fin, un concepto, como todo gran trabajo discográfico. Emcikre se destaca por el laburo, por la garra y el corazón para seguir adelante ante cualquier dificultad que se presenta. El primer tema, ese que rompe el hielo se llama «Cien» y contiene un sample de Vox Dei que le da una presencia imponente. «Cien» es un relato a la banda, un autoregalo para dejar en claro que es Emcikre y cual es su razón de ser.

Luego de esta apertura con personalidad, llega «Donde vaya», sonido clásico, unos scratchs y un paseo por San Martín. El típico tema para que suene en tu auricular donde sea que vayas. Pegadito a «Donde Vaya» llega «Haciendo Esto» uno de los mejores temas de Pangea y que tiene esa base que te hace mover aunque no quieras. «No existen ataduras si hay ganas de escribir, lo importante es fluir, acapella o en el beat» dice Markus. Lo que destaca a estos pibes de San Martín es el sacrificio con esa cuota de amor por el buen rap, por la cultura.

Y el sacrificio ve la luz en el siguiente tema que es «Constancia» un manifiesto de poco menos de 2 minutos, con un sonido claro consistente, «Hay que sentirse alegre, déjalo que celebre, logre sentirse libre para que el flow despegue…» certifican Markus y Demak. El disco no para, es una metralleta de barras, de mensajes y de rap. Ese rap underground que emerge desde el conurbano y que hace que el Hip Hop argentino se llene de esencia. Al toque de terminar «Constancia» arranca «Allá Volando» que sigue con la temática del bombo y la caja predominante. Un sonido clásico de los más noventas del disco. «… que siempre te compara quien mejor, quien peor, quien ganador, quien perdedor, quien se queda afuera, pero esa no es la manera, de convivir no es la manera…» dice el Demak y la pucha si tiene razón. «Allá volando no bajo nunca…». A mi entender, el tema que le sigue parte el disco a la mitad. «El Don» es un manifiesto de apenitas más de un minuto, una especie de freestyle de Markus, hablando «ni campeón, ni copión, solo por pasión, es acción, envión fuerza y corazón, estilo que le pega en la pera al caretón», dice para terminar con un «… larga vida a la amistad y que viva el bombo clap». Perfecto.

Como dije para mi «El Don» es el track que parte a la mitad del disco y que nos introduce en un estupendo viaje como lo es «Solo Quiero», uno de los puntos más altos del disco. Un teclado que te invita a volar y un Demak que te bombardea de rimas, transforman este tema en un himno de lucha y amor por el rap. En la segunda parte, las barras de Markus, te terminan de trasladar a un mundo donde el bombo y la caja mandan y el Hip Hop es la panacea. Pangea tiene eso, a lo largo de los 12 tracks paseas sin rumbo ni horario por San Martín y te das una vuelta por los senderos más musicales de estos 4 guerreros del Hip Hop que no paran de transpirar la camiseta por el proyecto.

Si «Solo Quiero» es un gran tema, «Todo eso fue así», el que le sigue, es un Hit. Una base impresionante, narcótica. Y esas barras que podríamos compartir todo el día. Si hay algo que tiene Emcikre es buena lírica. Un sonido fresco y no a la vez que combinan a la perfección con el estilo de los dos Mc´s. «Ahora me vienen con ideas locas, quieren convencerme que la onda es otra (skere), esperan que cambie, por dios se equivocan, solo buen Hip Hop saldrá de mi boca… no busco joder, por favor no me jodan…» Y hay muchos que piensan que los punchlines se dan solo en esas famosas batallitas de gallos. Si eso es cierto Emcikre ganó por Knock Out antes de empezar la pelea. «Todo eso fue así» es brillante y casi por decantación te transporta hasta «Si me voy por ahí» una belleza de canción que no da ganas de que el disco termine jamás. Ojo, así como digo una cosa digo la otra y en mi opinión, Pangea es un disco para escuchar más de una vez, un disco para analizar y compartir sin ninguna duda. Una instrumental distinta, lenta, con un punteo de guitarra decorando un ritmo de reggae que te invita a bailar agitando a pleno.

Así como «El Don» separa el disco, «Comensal» es la puerta de entrada al desenlace del mismo. Demak parte una base moderna con tintes de trap y un sonido amplificado. Tranquilamente podría ser el sonido de un vídeo juego, «…pensamiento es la fuente de vitalidad, no me agache la frente ante la autoridad… no sigo la miga del pan chico, pre predico libertad» reza Demak y cierra con un brutal «… buscando el sueño no material» algo que describe la esencia de este cuarteto de San Martín. «Comensal» nos deposita de lleno y al momento de escribir esto, me pongo de pie, en el mejor tema del disco para quien les escribe. «Máximo Respeto», una bomba molotov de dos minutos y pico, con unos scratchs de Dj Cosecha y Dj Darcho que elevan el beat de Elbeats. «Máximo Respeto» es EL tema de Pangea, es un manifiesto, una clara muestra de valores, de ideas y conceptos. Los ideales de Markus, Demak y todo Emcikre están puestos acá. Es un track de los más raperos que escuche en la historia y a modo personal recomiendo prestarle mucha, muchísima atención. En tiempos de música de plástico Emcikre se pone la camiseta de la lucha por no perder la esencia.

Creo que no había mejor manera de finalizar un disco que con un tema como «Trenes». Un homenaje al graffiti con una base tremendamente noventera, que te transporta. «Trenes» es un viaje, una dedicación a los graffiteros, un tema que hace culto a este elemento tan fundamental de la cultura Hip Hop. El beat es de Cosecha y es una joya del segundo 1 al final. Demak y Markus se desenvuelven de manera perfecta tirando barras que lxs graffiterxs van a amar. «Trenes» te deja con ganas de más y eso está bien, termina tan arriba este disco que no entendes como ese es el final y te quedas esperando la siguiente bomba. Bueno para eso abra que esperar, porque hasta acá llega Pangea, este discazo Made In San Martín.

Fue un proyecto largo y adaptado a estas épocas. Los temas vienen sonando y los podes disfrutar desde enero del 2019 cuando se estreno «El Don». Todos los tracks fueron saliendo de a poco, algunos con vídeos, otros solos, pero Emcikre trajo la modernidad para presentar un material imperdible. Pangea es un todo, un rejunte de ese arduo trabajo que arranco hace más de un año y medio y que culmina con el armado final de esta lista para disfrutar de un buen rap por casi 30 minutos. Un material que sin lugar a dudas sigue poniendo en alza el rap argentino y que demuestra que el rap del bueno se encuentra en el underground, ahí, lejos de los flashes, los vips y más cerca del barrio, de los amigos, más próximo al Hip Hop.

Pangea es un hermoso periplo por el rap, por San Martín, por la cultura y el respeto por la música. Lo dije, pero lo quiero afirmar: Este disco debe escucharse, si es posible más de una vez y al que se le debe prestar atención . Un gran laburo que afirma el presente de una de las bandas más raperas del país.

Escuchalo acá:

SIAK – MANDALE (2020)

Por Juan Ignacio Guzman Dotto – @juanguzmandotto

“Te invito a prender fuego, a caminar mi suelo / a ver el pasado, lo bueno y lo malo y si no es demasiado vamos a cambiar el juego” así arranca Juan Amarita aka Siak su primer disco solista “Mandale”. Siak forma parte de Iluminate Crew, formada en el 2005, integrada por Manuel Delgado aka Manuu Thin (productor y MC), Gabriel Homsi (MC), Mariano Sora (músico), Robsteady (DJ)  y Pablo Marrone aka Dsg (VJ) quienes tienen el mérito de haber publicado 5 discos y trabajado con artistas conocidos de otros géneros como el Pity Alvarez, Andres Gimenez, Los Cafres, etc.

El grupo está ligado mucho a la escena de reggae nacional. Y ya esto se puede notar en la tapa de este disco (Hecha por Vj Dsg), con una estética similar a la de esos géneros jamaiquinos.

Este trabajo presenta 11 composiciones que cuentan con la participación de varios beatmakers, productores y raperos y fue grabado y mezclado durante 2018 y 2019 en Confesionario Rap Estudio por Manuu Thin.

Mandale es una mezcla de jazz y boom bap, en los cuales se le agregan otros géneros en canciones particulares. La mayoría de la música está hecha por miembros de la crew (Manuu Thin y Mariano Sora)

Lo que comparten la mayoría de los tracks es que suelen haber samples de pianos jazzeros, con algunos sintes y guitarras (en algunos es difícil distinguir si es un sampleo o un instrumento grabado posta). acompañadas por batas y fxs bien de los 90s.

Todo eso hace que el disco tenga una sonoridad muy variada: Por ejemplo “Intro” y “Café” comparten un sonido más electrónico, donde priman los sintes creando atmosféricos. Después hay cosas que suenan como A Tribe Called Quest, con tracks como “Algo distinto” y “Sueña”. Y otros tirando a un boom bap más clásico con “Cash” y “Mandale”

Las letras de Siak nos dan para pensar. Por mencionar algunas: “Libre” es una reflexión sobre el tiempo, la libertad, las circunstancias y la sociedad capitalista. Cerrando con un audio de un discurso de Pepe Mujica. “Café” es un golpe de realidad: Habla sobre la autenticidad en la escena y de la vida del día a día, donde el rapero viene a despertarnos con esta canción, como si se tratara justamente de un café amargo. “Pie izquierdo” retrata la transformación de una persona que es llevada al cinismo por la realidad cotidiana. Siak es consciente de ello y utiliza ese pensamiento para contraatacar: actuar en consecuencia para mejorar.

“Quien sos?” es uno de los temas que más diferente suena del resto. Tal vez porque tiene un sample latino y una onda trapera, sumado a que se rapea a doble tiempo. Y habla de la reivindicación del yo.

“Cash” es otra canción que destaca por su sonoridad: Es un boom bap clásico, con un sample de cuerdas pero con un rap violento y vocalizaciones de reggae que manifiesta la sobre importancia del dinero y el consumismo.

Un gran disco de un gran artista que lanza su carrera solista con un trabajo más que solido. Poquito mas de media hora de buen sonido, buenas barras y una compañía musical más que destacable. Si estas con tiempo, dale play a Mandale y disfruta del buen rap de Siak.

 

Escucha Mandale acá:

 

PALACIO – ANTISOCIAL (2019).

Por Javier «Chavo» Ruiz – @chav079

Una de las definiciones de la palabra antisocial dice que, este término se utiliza, desde el punto de vista de la defensa del orden social, para etiquetar peyorativamente o criminalizar la conducta deliberada que se considera perjudicial o peligrosa para la sociedad (peligrosidad social).

Muchas veces las sociedades modernas buscan la paz “social”, escondiendo en los barrios pobres de las periferias, esos factores que pueden alterar ese orden. Y en esos barrios emerge un actor social que reclama entre otras cosas, canales de expresión para que esas sociedades se enteren que esa paz social se logra atendiendo los problemas de todos los que forman parte de la sociedad. Pero sabemos que la gente sigue viviendo un mundo perfecto sin importarles los problemas de la gente que vive del otro lado de La General Paz.

Facundo Palacio es un Mc del barrio de Villegas, uno de los tantos barrios de La Matanza. Actualmente reside en Moreno, pero gran parte de este disco se cráneo por esos barrios donde se viven realidades diferentes a las de las grandes luces de la ciudad. “Antisocial” se llama el tercer disco de Facundo Palacio. Sus dos discos anteriores no están subidos a su canal de Youtube, y se llaman “Los pies en la tierra” y “Cuento Corto”.

La primera vez que escuche este disco estaba recorriendo las calles donde Palacio se inspiró para hacer las líricas. Muchos viajes entre Villegas y Lafererre, donde se grabó (La Pieza Records). Y cuando uno ve ese paisaje escuchando “Antisocial” entiende muchas cosas que se escuchan en el disco. Y también se da cuenta porque para la sociedad es mejor criminalizar a la gente que habita en esos barrios en vez de solucionarles los problemas, entonces le clavan el mote de antisocial y transforman a la víctima en victimario.

Yo lo escribí en base a lo que viví toda la vida, nada es fantasía” dice Palacio y con 34 años tiene mucho que decir de esa realidad que se vive en los barrios. El disco tiene 12 tracks, contando la “Intro” y el “Outro”. El tema que da nombre al disco ya nos da una muestra de lo que escucharemos al recorrer “Antisocial”. Le pregunté a Palacio, si creía que el disco tenía algún concepto: “Si, la rusticidad, un poco de bronca. Todo lo que pasa por dentro mío está ahí cuando escribo

El segundo tema se llama “Por estos lados” una polaroid, una recorrida por las realidades que se viven en un barrio del conurbano, donde el diablo siempre va buscando por dónde meter el rabo. “Si más me Odian” es un tema donde el Mc, deja en claro en qué lugar de la escena rapera quiere estar. Y le tira a esos que no se comprometen ni con el rap, ni con la realidad.

Molotov”, es uno de los temas que más me gustaron del disco y encaja muy bien con una frase que me dijo Palacio: “Yo veo al disco como música para ir a la guerra”. Porque a veces la guerra está cuando salís de tu casa. «Molotov«, tiene la mejor frase del disco: “Entre el cielo y el inframundo el purgatorio son los barrios…

Llegamos a la mitad del disco con “Fuego” donde se relata una historia que a veces está fuera de nuestro foco, y que, cada vez son más los raperos que las cuentan.  “Incomprendido”, cuenta con la participación de Kriss MC, la única colaboración del disco. “Patrón” vuelve a dejar en claro, que no quiere tener nada que ver con el rap superficial que está de moda.

Tick Tack” es otro de los temas que más me gusta de “Antisocial”, tiene un sonido bien under, con un Mc tirando barras que nos hace recordar porque nos gusta el rap. Sin duda ya tenemos en claro que es un disco con beats que le cuajan a la perfección a Palacio. “Grieta” y “Me vuelvo a levantar” son los dos últimos tracks y no defraudan, nos dejan bien llenos de rap under (nacido y creado en los barrios de La Matanza…).

 

Cuando escucho este disco, pienso que funciona como una especie de catarsis para alguien que vive en un barrio de La Matanza, quizás me llega porque recorrí los mismos barrios también y cierro citando a Palacio que resume todo lo que escribí: “Es la terapia del MC, para mí eso es rapear” No dejen de escuchar “Antisocial”, ojalá lo disfruten tanto como yo…

Escucha el disco completo acá

 

ARLEKA & KUT ONE – «LEVIATÁN» (2019)

Qué lindo es escuchar discos de 14 temas en pleno 2019. Que agradable es sentarse para disfrutar de un álbum largo. Un disco con un principio, un desarrollo y un final. Que placentero fue este viaje. Si bien es cierto que se trata de un material con algunos meses en el éter, es preciso, necesario y loable destacar este gran trabajo de Arleka & Kut One

Julio de 2019 fue el mes. El rap fue el modo y el mensaje es claro. Leviatán se llama este gran pero gran material que editaron estos dos grandes artistas que tiene nuestro amado rap nacional desde El Divan Estudio. Con el boom bap impregnado en cada uno de los 14 tracks y unas barras muy prolijas, Arleka y Kut One, logran a lo largo de 46 minutos sumergirte en un viaje tremendo con mucho rap como excusa.

Antes de pasar a lo sonoro, es importante hablar del arte de tapa, un trabajo que también hace al disco. Fondo celeste y un pincelazo rojo que se encuentra atravesado con la leyenda «Leviatán». Con el mismo estilo pero en menor tamaño, se vislumbran los nombres de los artistas y el nombre del estudio donde esta joya fue producida. La imagen central es una especie de rey, de rasgos marcados que pareciera ser hecho en lápiz grafito. Vestido con una capa estilo medieval, este personaje encierra en sus prendas varios billetes camuflados, mientras sus manos levantadas a media altura, te invitan a algo.

El disco arranca power. Barras solidas y una base increíble tiene «Leviatán» para darle comienzo a este viaje. Al toque llega «Seis mil millones» una joya de poco más de tres minutos. Este track lleva consigo el lema del disco con esa lírica llena de criticas a la sociedad y a la actualidad, «lo tengo claro, lo tengo claro, pocos ven la realidad si nunca la contaron». En seguida y para continuar por ese sendero llega «El Suelo No Es Opción» donde tanto Arleka como Kut One desenfundan un sin fin de barras directas hasta que de pronto entra Rayo aka Big Buda y termina de partir la base con ese flow distintivo Made In Fiorito. En este track se escucha la primera gran colaboración que tiene el álbum.

Leviatán continua con «Compremos Todo», un tema más lento, con muchos arreglos de guitarra sonando en el fondo y esa lírica irrefutable de estos dos grandes artistas. Una letra ácida que desnuda el mundo y las conductas consumistas en las que vivimos. Pegado a este gran track, llega «35 hs.» uno de los mejores temas del álbum. «35 hs.» habla de la realidad, de lo que viven las mujeres día tras día y de ese asqueroso promedio que tienen los femicidios en nuestro país. Una delicia lírica para graficar una realidad aberrante y repudiable en igual escala. Parece una ironía, pero desde la salida del disco hasta la fecha, esas 35 hs. bajaron a 28 hs. algo que nos muestra lo mal que estamos como sociedad. «No es un pañuelo verde, ni un cartel violento, en 35 hs. se repite el cuento…».

Sin ninguna duda y puramente como opinión personal, «35 hs.» marca el inicio de la mejor parte de Leviatán. Un track tras otro, Kut One y Arleka van desparramando rap con el boombap bien impreso. Los arreglos en los temas, le dan un estilo sonoro que se respeta y le da una identidad al disco. «No Sé Por Qué«, «Cuarto Oscuro» y «Cementerio» llegan en ese orden para imponer un sonido increíble y hacer explotar el material. «El underground quiere raperos que sepan rapear y fluyan, no Justin Bievers dealers de vídeos con biyuya» dice Arleka en «Underground«, un track en el que comparto cada una de las barras. Más rap menos pose en palabras más rebuscadas es lo que dicen estos dos grandes artistas.

«Underground» le da pie a «La Mascota de Mi Hija» que a su vez le da paso a «Mandalas«. Con este tema llega la segunda y última colaboración de Leviatán. Decano se suma para desparramar barras con ese flow arrabalero distintivo que tiene el oriundo de La Boca. «…de chico soy devoto de Cortazar y de Borges…» dice Decano. Un track con una base excepcional, casi de vídeo juego.

«Mandalas» te sumerge directo a la última parte del álbum. Primero llega «Llovizna» un tema muy sentimental, con una base tranquila. Luego suena «Títeres» gran tema, de los mejores del disco para quien les escribe, donde los autores marcan una realidad, esa realidad de la política con privilegios y pueblo pobre, «… te esperanzaste y le creíste, yo no lo discuto, esperaste educacion del que te quiere bruto», impresionante barra, tremendo track que le da paso a «Me Voy» último tema de Leviatán. Con el bombo y la caja bien marcados y un saxo que le da color, este tema le da un cierre a un disco completo, directo, crudo y trabajado de una manera descollante. 

Así sonó Leviatán en la redacción de Flow, un álbum como esos que necesita el rap argentino. Mas de tres cuartos de hora de puro erre a pe, con un gran sonido y una lírica increíble. Temas conscientes, directos, sin tabúes ni estupideces efímeras, eso es lo que lograron Arleka y Kut One con este material. Realizado completamente en El Divan Estudio y con las participaciones de Decano, Rayo, Dj Pharuk y Dj Mokson. Leviatán, es sin dudas uno de los mejores discos de rap argentino del año 2019. No dudes en darle play, en subir el volumen y en prestar atención, porque Arleka y Kut One no te van a decepcionar.

Escuchá Leviatán ACÁ

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

 

 

 

 

METAHAPAX – «HAPAX» (2019)

¡Pero que bien le hacen los instrumentos al rap! Una cosa de locos. Metahapax, un enorme descubrimiento dentro del under argento salió a la cancha con «Hapax» su primer y más reciente EP y en esta nota intentaremos reseñarlo.

Es muy destacable lo resaltado al comienzo de la nota. Primero porque es motivo de alegría que bandas como estas vayan emergiendo detrás de esa especie de hip hop fusión que tan bien le esta haciendo a la escena nacional. Segundo porque esta banda, Metahapax, es una juvenil agrupación que hace música desde el seno más profundo de la innovación musical, utilizando hasta una ¡flauta traversa! para hacer rap. Y tercero porque su EP es una gloriosa dosis de música de aproximadamente 20 minutos. 

Con una mezcla perfecta entre El Kuelgue, Militantes del Climax y la desfachatez propia de quien busca su lugar en la escena local, esta gran banda de no mas de dos años de historia te envuelve entre ritmos y temáticas dispares tratando de siempre respetar el concepto «hapax» uno que según ellos mismos dicen «existe hasta que se le dé identidad». Ellos son Metahapax, una gran banda que cuenta en la voz a Diego Cornago, a Federico Cornago en guitarra eléctrica, a Dario Boryzanski en el bajo eléctrico, a Tomás Blanda en la bateria, a Flavor Gone en teclados y voz, a Cristian Velz en trompeta, a Santiago Campelo en saxo alto y a Emilio Boudgouste en flauta traversa.

Pero basta de presentaciones y pasemos al disco, a este gran EP que vió la luz sobre finales de agosto de este año y que cuenta con 6 canciones. Hapax empieza bien arriba con «Naiks» un gran tema de arranque, bien power y que durante casi 5 minutos combina sonidos, rap y una lírica crítica hacia la sociedad, los gobiernos y todo ese conjunto de situaciones que vivimos en el día a día «…un arma vale menos que un par de nikes…» reza el estribillo de esta gran canción que abre este disco. Sin dudas la voz de Diego Cornago lo hace aún más completo y acompaña a la perfección a una banda a la que se la nota aceitada.

Hapax sigue con «Arruyo» un tema un poco más meloso, con unos sintetizadores que invitan al relajo y que te pasean de una lado a otro. Una canción baladesca para bajar el power de «Naiks«. Bien armónica y con esos vientos que levantan vuelo. De repente un beatbox bien logrado y un Mc tirando freestyle nos marcan el fin de «Arruyo» y el principio de la mejor parte del álbum.

Pero antes de hablar de lo que resta de «Hapax«, vamos a analizar el arte gráfico de este EP. Fondo negro donde se visualiza el nombre del disco en letras blancas así como también en blanco, un triangulo tridimensional, logo oficial de esta agrupación fundada en el año 2017. En el centro de la misma podemos ver un rejunte de animales amorfos que se encuentran unidos y forman una gran masa uniforme colorida. Si buscamos alguna característica real podemos asemejarlos con los pulpos. Dentro de esa conglomeración de especies indefinidas se puede observar el dibujo de un billete verde (copia de un dolar) desde donde se resalta la palabra «naiks», nombre del primer tema del álbum. Un diseño simple y complejo a la vez que enriquece sin dudas el material sonoro.

Volvamos de lleno a este gran EP. Luego de esta especie de interludio llamado «Free» es el turno de la segunda mitad de este disco que empieza de la mano de «Hambre» un track crudo, con muchos juegos de palabras, «...no hay nada ni 5, ni jugada, truco contra el as de espadas, trucho a cara lavada. No hay nada, rasquetea tu orgullo un toque más, a ver si así más lento te desmoronas…». Un tema de rapeo rápido que cambia repentinamente de ritmo durante el estribillo «estoy hambriento y no se que hay en el menú…» y vuelve a arrancar pero con Flavor Gone en el mic. Una canción para mover el cuello y para quien les escribe uno de los dos mejores temas del disco.

Luego de «Hambre» es el turno de otro interludio, donde se escucha el mensaje de un interlocutor acusando de «cagon» a su receptor. «Cagón» le da paso a mejor track del álbum y con el que se cierra «Hapax«. «Hola, hola ¿esta prendido, ¿Quien anda ahí? que escucho voces de desconocidos, quizas que son amigos, ¿que onda esto tiene sentido o es puro ruido?» pregunta Diego Cornago en el intro antes de ponerse a rapear. El tema se llama «Fukin Nois» y es un placer auditivo, una combinación perfecta entre rap, vientos y esa flauta traversa que llena todos y cada uno de los huecos que dejan los otros instrumentos. Una gran canción para despedir este gran disco. «Fukin Nois» te deja manija de mas Metahapax y tal vez, esa sea la intención.

Así pasa este EP de 4 tracks y 2 interludios, llenos de melodías, mucho rap. Casi 20 minutos de música que te dejan hambriento y con ganas de más. Metahapax una gran banda que tiene nuestro under y su primer gran trabajo, un disco que sin dudas debes escuchar. ¿Vos ya lo escuchaste? ¿Qué te pareció?

Escucha «HAPAX» acá

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

Fotos: Metahapax & @ac.avi

 

 

Gogoclap – “Reíte” (2019)

En los últimos años, Buenos Aires está empezando a ceder la hegemonía rapera, y otras ciudades empiezan a marcar mojones en el mapa argentino: Rosario, Mar del Plata, Córdoba… No sé si alguna vez el movimiento Hip-Hop será federal, pero cada año pareciera que vamos por ese camino.

Desde la ciudad de Santa Fe llega “Reíte”, primer disco de Rodrigo Gogo Castillo, aka Gogoclap. Este Mc de 27 años, es integrante de la crew Maicrofon Killaz. Arrancó en la cultura hip-hop en el año 2003 bailando breakdance, luego siguió incursionando en el beatbox, y finamente en el 2013 se animó a rapear. Con el tiempo se fue consolidando como Mc, y eso le sirvió para encarar un disco de manera solista. Se juntó con el productor Nicolás Sarudiansky, y empezaron con el difícil trabajo de transformar en beats las ideas que Gogoclap tenía en la mente. Que lisa y llanamente, fue pasar lo que salía de la boca en forma de beatbox a las maquinas.

El proceso fue largo, tres años para llegar a este disco de 8 temas que pueden encontrar en todas las plataformas musicales. Con un título que nos muestra cual será el concepto del disco, que podría ser el optimismo.“Siempre fui una persona muy optimista gracias a mi familia y compañeros que la vida me cruzó, que me tiraron la frase, el que se enoja pierde, y la lleve para siempre en la vida” nos cuenta Gogoclap.

El primer tema se llama “16 P.M.” y arranca con un beatbox para luego dejar que la pista entre en acción. Los scratches que se escuchan son hechos por Gogoclap con su voz, y es así en todo el disco, salvo en un tema que hay un Dj invitado.

El disco tiene un muy buen sonido, y como dije antes, tiene un optimismo marcado que no hace que el trabajo sea un “canto a la vida”, o que pueda pecar de ingenuo, todo lo contrario. “Perseveren por su causa, wake up! No se comparen que se atrasan”.

En “Sueños Intensos” el Mc nos cuenta cómo afronta la vida, soñador, viajero, amor por su nido, como si se definiera por sus sueños. En “Sin Problemas” llega la primera colaboración del disco, Answer que abre el track tirando rimas precisas. Un tema con un beat tan simple como poderoso. A esta altura el disco se empieza a poner movido y con “Muevan”, la línea de bajo del beat nos hace mover la cabeza, no es casualidad el título de esta canción, que cuenta con la colaboración de Nacho Ese.

Llega el turno de “Baja el Sol”, para mí el mejor tema del disco. Cuenta con la participación de Roció Escudero y Dj Subliminal Caz, integrante también de Maicrofon Killaz. Este track, es un tema para caminar con los auriculares, y mirar a la gente pensando: ¡No sabes que temazo estoy escuchando!

«Reíte», da nombre al disco y también lleva consigo el concepto del mismo. No siempre hay que reírse con una banda de sonido que nos remita a felicidad. «Reíte» tiene un beat que puede parecer tenebroso, pero el mensaje es optimista: “Valora tu arte si quieres volarte, seguir, resistir nunca detenerte” En este tema participa su compañero de crew, Delfino Flow.

“Tweaka”, anteúltimo tema del álbum, sigue en la temática del track anterior y el beat es una demostración de que la melodía salió de la mente de Gogoclap. “Rap &Beatbox” cierra el disco y cuenta con la participación de Fredy Castillo en guitarra, padre de Rodrigo. En este tema que finaliza todo, el Mc nos cuenta como el Hip-Hop llego a su vida. La guitarra le da mucha fuerza y un clima setentoso, y es una muy buena manera de cerrar este gran trabajo llamado Reíte.

Tres años de arduo trabajo, y el resultado es un gran disco debut de Gogoclap.  Quien ya se encuentra trabajando en un nuevo proyecto orientado al breakbeat. Sin dudas después de escuchar “Reíte”, ya estamos esperando lo nuevo de este gran artista santafesino.

Escuchá «Reite» acá

Por Javier «Chavo» Ruiz (@chav079)

NUME & RESACA 90: «CAFÉ» (2019)

Este 2019 es sin dudas uno de los años con mayor movimiento en la escena nacional. Muchos eventos, muchos tracks, muchxs artistas que salen a la luz y un sin fin de discos que van saliendo para inundar de material todas las plataformas. En este caso nos vamos a centrar en uno de ellos. Un EP que se estreno a principios de septiembre y que nos dedicamos a escuchar. Estamos hablando de lo nuevo de Nume & Resaca 90: «Café».

Al unísono de una melodía que empieza a tomar presencia se escuchan los ruidos de una cuchara preparando una taza de café; de ésta relajada manera empieza la intro de este EP de 6 tracks y poco más de 20 minutos de duración de Nume y Resaca90. Desde el comienzo el MC deja claro que en un beat lento es capaz de demostrar muchas variaciones de flows y juegos de palabras que te van a mantener atento de principio a fin.

Una mirada crítica de la realidad con una escritura perspicaz da forma a cada una de las 6 canciones de Café. En cada una de ellas el MC logra retratar a la perfección su manera de ver el mundo, dejando en claro su postura. El EP mantiene una dialéctica teatral. En la canción «Comedia»  se ríe de los desconsiderados, los fachos y las pretensiones -¿Será qué ríe para no llorar?-. Sin inconvenientes para comunicar sus sentimientos y parecer, aclara que tan solo muestra una porción de su opinión y por supuesto te invita a formular una propia. A medida que el EP avanza el MC toma confianza animándose a rapear en doble tempo unas claras criticas al sistema capitalista y sus modos de consumo.

No solo el MC es quien se permite ser versátil, el beatmaker también se pone experimental dándole un cierre introspectivo a Café. Pasando desde un sample de Silvio Rodriguez a referencias a Charly Garcia. Café es un EP para todos aquellos que como el MC dijo pueden “Deconstruir y volver a construir un castillo de razones por las cuales debo debatir.”

Sin dudas este gran trabajo de Nume & Resaca 90 es más que recomendable. Con una lírica directa pero poética y un ritmo buscado, Café, es ese material para escuchar con atención y disfrutar. Un viaje corto, relámpago pero cargado de buen rap. Desde Revista Flow lo recomendamos mucho.

Escuchá «Café» acá 

Por Nazareno Quiroga (@nazareno.jpg)

CEVLADE – RAINVIENTO (2019)

Cevlade, es un Mc chileno con una extensa trayectoria en el mundo del rap y un engranaje importante en la historia del rap chileno. Saturado de la escena de su país y sobretodo, de sus propios demonios que se intensificaron con la presión de ser un personaje público. Y antes de que ese personaje lo consumiera, decidió viajar a nuestro país para superar esa carga y empezar de cero, pero usando su trayectoria con experiencia para dar pasos firmes en una escena desconocida. Luego de un año de su exilio, edita «RainViento»  su nuevo disco que relata todo ese proceso de limpieza que vive en Argentina. 

El titulo une al viento y la lluvia, dos elementos de limpieza. El viento sopla, nos despoja y la lluvia limpia de manera natural para dejarnos frescos y enfocados. Descartar lo que no queremos, y apreciar lo realmente importante. RainViento es un disco conceptual, que según el artista, es una cualidad que tienen sus últimos trabajos discográficos. En este caso, como dijimos, es su exilio en Argentina, sus razones y sus vivencias en este último año de su carrera.

Son 11 temas, 36 minutos de rap muy agradable, un trabajo que se escucha de principio a fin. El primer tema nos muestra cual es el concepto del trabajo, lo que el artista nos quiere contar y da paso a «Reinvención«. Este track cuenta con la participación de Feliciano Saldías. «Enmiendo los errores, los transformo en aciertos» nos dice Cevla. Charlando con el Mc, nos dijo que muchos temas son «Raps descarnados» y esto queda en claro. Quizás sea el disco más personal que escuche en los últimos años.

«Estoy Bien» es aparentemente el tema más positivo del disco. Donde nos cuenta las cosas del mundo moderno que tendríamos que abandonar para estar bien. Y en el coro escuchamos la frase inconformista que inmortalizara Jagger «No puedo obtener satisfacción”, quizás Cevlade no lo sigue intentando como Mick porque está bien.

The Light” parte 1 y 2  es una sola canción dividida en dos, cuenta con la participación de la cantante neoyorquina Katile, que con su voz en los coros, le da una dulzura que le suma mucho a esta oda a luz, donde el artista juega con el resplandor, la oscuridad y las tentaciones. Que a veces no mirar hacia la luz, nos hace encontrarnos con nosotros mismos en la oscuridad.

Broken” es el tema más Boom bap, lo que extrañamente lo hace el  más raro del disco. En este temazo participan Muelas de Gallo (Mc de México) y Dj Vilaz (Chile). En “Laberinto 21 (Mentir)Cevlade demuestra su evolución como Mc, poniendo en el track una tormenta de skills.

Pasando la mitad de RainViento llegamos al bolero llamado “Alzheimer”. Un tema muy triste, donde se relata lo terrible de esta maldita enfermedad “Solo me quedan estos recuerdos, pero estoy tan viejo amor, que pronto morirán”. Según nos contó el autor, este tema nació cuando desde el colectivo, vio a un señor mayor, sentado mirando la nada desde una ventana. Y justo en ese momento, en sus auriculares sonaba José Feliciano.

“El Viento a mi favor” y “Soy del Viento” son canciones donde se empieza a cerrar el concepto del disco, irse para encontrarse, sin las luces de la fama, adicciones, vergüenza… “No soy un personaje, soy una persona, punto”. Y esto deja claro Leisha Medina cuando canta en el coro: “Soy del viento, mi hogar está ahí, la ausencia no es el fin”

“Too” con Chystemc, es el último de disco, la canción más bailable, excelente tema para cerrar este nuevo trabajo de un Cevlade refugiado en nuestro país, con ganas de empezar de cero. Liberado de esas cargas que nos atacan y nos quitan del foco.

RainViento es un disco con una luz calma, una tranquilidad tensa que se nota atenta, para no dejar salir los demonios. Cevlade encontró esas razones que decide guardarse, porque si bien se desnuda en este disco, ahora entiende que la persona es más importante que el personaje. Un gran trabajo de casi 40 minutos de puro rap.

Escucha RainViento acá

Por Javier «el chavo» Ruiz (@chav079)