PARA VER EN CUARENTENA: LA ORIGINALS.

Por Nazareno Quiroga – @nazareno.jpg

El pasado 10 de abril Netflix sumó a su repertorio otro documento que nos invita a sumergirnos en el movimiento  Hip Hop. Estamos hablando de “LA Originals”, un documental producido por Sebastián Ortega y dirigido por Estevan Oriol, que nos adentra en el movimiento urbano del Hip Hop surgido en Los Ángeles entre fines de los 80 y toda la década del 90. Este material cuenta la amistad entre el director de este documental, Estevan Oriol, y su amigo el tatuador y graffitero Míster Cartoon. Ambos se conocieron a principio los 90s.

 

Estevan Oriol fue reconocido por su dedicación a la fotografía, carrera en la que comenzó con una cámara que su padre le había regalado. Su carrera en la cultura Hip Hop arranca cuando emerge como manager de gira de las bandas House of Pain y Cypress Hill. En los 90 Estevan conoce a Marcos Machado a.k.a Mister Cartoon, un artista graffitero mexicano que a temprana edad fue a vivir a Los Angeles donde pintaba con aerógrafos sobre unas remeras los autos lowrides de gente que conocía con sus nombres arriba y se las vendía. El estilo de Cartoon tomaba las bases de sus raíces chicanas. Más tarde aprendió a tatuar y se inspiró en la estética de los carcelarios de California, que utilizaban líneas finas de colores negros diluidos para crear la sombra y profundidad en los tatuajes ya que no tenían acceso a tintas de colores.

Desde que Estevan Oriol y Cartoon se conocieron comenzaron a trabajar juntos, llegando a tener una íntima amistad. El documental está lleno de diferentes archivos videográficos y fotográficos logrados por el mismo Estevan que nos muestran cómo era su día a día. Las giras de House of Pain y Cypress Hill que Estevan Oriol organizaba y junto a él iba Cartoon cuyos tatuajes eran codiciados en el ámbito Hip Hop en esa época. Podemos ver tomas en que Cartoon está tatuando en la intimidad a artistas de talla de Eminem, Method Man, Xzbit, Kobe Bryant y Beyonce. Durante LA Originals, Mister Cartoon, afirma: “Entre al mundo de la música y ni siquiera toco la guitarra”. Estevan supo ver ese movimiento que se estaba gestando y decidió registrar todo lo que podía y comenzó a vender sus fotos a reconocidas revistas. Ambos llegaron a realizar trabajos increíblemente exitosos, desde el logo y las fotografías de Cypress Hill, hasta trabajos para Nike, graffitis, murales y los tatuajes del legendario juego, GTA San Andreas.

Este documental nos muestra como ningún otro los orígenes de la cultura californiana que nace en medio de la violencia que existía en los años 90 en Los Ángeles. Entre los gangster, los lowrides, las drogas y los graffitis emerge una nueva forma de expresión artística, de la cual Cartoon y Estevan fueron grandes referentes e impulsores. En plena capital de los indigentes y uno de los barrios más picantes de Los Ángeles, Estevan y Cartoon le dan forma a Soul Assasains Studios. Ahí hacían tatuajes, filmaban videoclips, sacaban fotos y personalizaban autos. Por ese lugar pasaron celebridades como Snoop Dogg, Too $hort, Timberland y Kim Kardashian que se tatuaban y se fotografiaban a cuadras de vagabundos durmiendo en carpa y pandillas vendiendo drogas.

Muchos estigmas que antes existían han sido desarraigados gracias a artistas como Cartoon. Un pandillero que brinda su testimonio en el documental dice “Cuando nos tatuábamos nosotros éramos unos marginales. porque la sociedad nos rechazaba. ¿Y ahora se los hacen porque la sociedad los aprueba?” Podemos apreciar en este material una reivindicación de los valores en diferentes áreas del arte. Como los tatuajes, los grafitis, las fotografías, las tipografías y hasta la dirección de un manager son importantes para lograr la potencialización de cualquier movimiento artístico.

Una excelente opción para cualquier fanático del GTA San Andreas, los tatuajes, los autos o el rap “LA ORIGINALS” ofrece una amplia cantidad de documentos de la época de los 80, 90 y 2000 de la mano de los ojos de Estevan Oriol quien supo ver y registrar el Hip Hop con la subjetividad de quien vivió rodeado de él toda su vida.

BEATS LA PELICULA.

Imaginen la estereotipada escuela yanqui,con sus casilleros y adolescentes poniéndose al día,creando ese sonido ambiental de las voces intercambiándose,cuando de repente suena el timbre que marca el ingreso a las aulas. Aparece la directora pidiéndole a los alumnos que se apuren después de un proceso atípico en un establecimiento como el que describí: la revisión de las mochilas en busca de armas con un detector de metales.

Bueno, todo eso proviene de Beats, una película que se estrenó este año en la plataforma de Netflix producida por Global Road Enterteiment, basándose en el guión de Miles Orión Feldsott. Este drama fue dirigido por Chris Robinson, un productor de vídeos musicales con bastante reconocimiento por trabajar con artistas como Alicia Keys, A$AP Rocky, Big Pun, entre otros. La musicalización estuvo en manos de Goldspot; una productora de Chicago (80’s) estuvo a cargo de los beats junto con los soundtracks que la caracterizan y otro dato importante es que el film utiliza un género llamado coming- of-age (se encarga de mostrar el crecimiento psicológico del protagonista) basado en el diálogo y las respuestas emocionales, contando la historia mediante flashbacks.

Esta historia trata sobre August Monroe, un chico de 17 años que vive en Chicago y sufre PSTD (síndrome post traumático) causa del asesinato de su hermana que el presenció. Esto le impide salir de la casa incluso para ir a estudiar, es por eso que Romelo Reese, el jefe de seguridad escolar va a buscarlo; para su sorpresa August tiene la habilidad de crear bases y contenido musical desde su pieza. Para asombro del joven, Romelo, era el mánager de un rapero muy famoso y le propone ayudarlo para que su talento pueda sacarlo de ese lugar tan peligroso donde vive…

August es interpretado por Khalil Everage, quien hace su debut junto a Anthony Anderson (Romelo Reese), un actor que está más perfilado a hacer comedia pero que en este caso ocupa un papel más serio y en otro tono. Se lo nota recto, arrugado, haciéndote sentir su nostalgia cuando cuenta los tiempos dorados. La madre de August, interpretada por Uzo Aduba,un rostro conocido de Netflix para los que miramos OITNB: ver a «Crazy Eyes» actuar en un rol totalmente distinto fue igual de bueno. Desde el punto de vista romántico del film aparecen Emayatzy Corinealdi interpretando a Vanessa como la mujer de Romelo y Ashley Jackson siendo la «inspiración» de August quien la observa pasar desde su ventana todos los días.

Los actores en la Red Carpet dieron su opinión respecto del tema más importante del film,la violencia del sur de Chicago. Khalil dijo que el film lo tocó bastante cerca porque perdió amigos en esta zona y es importante porque muestra al mundo una realidad tal como es. Feldsott explicó que no es una película violenta en general, solo hay una escena explícita y el resto son las reverberaciones en los personajes porque un simple acto violento puede cambiar tu vida y la de tu familia de una forma inesperada.

Por último es necesario analizar el enfoque que más nos llama la atención desde Revista Flow: el contenido audiovisual referido al hip-hop. Hay detalles a los que les prestamos atención que pasan desapercibidos pero son muy interesantes. Primero, el instrumento que usa la hermana y hereda el protagonista es una MPC clásica del sonido boombap de los 90 que está compuesta por pads de los siguientes colores: blanco, amarillo, naranja y rojo; algo que no nos parece casual ya que son los mismos colores de la T-Roland 808, una maquina creada en los 80 que hoy sigue vigente porque caracteriza el sonido del género más escuchado de esta época, el trap.

La escena más relevante ya que en ella se encuentran muchos simbolismos y que busca dejar el mensaje de unión entre géneros se da en una tienda de instrumentos musicales donde se pueden ver: máquinas utilizadas en los 80 (una de ellas es una Oberheim DX), una Roland 909 (de ella surge el sonido característico del house), un tocadiscos 1200 technics que sirve para scratchear bases, una mpc 3000, el Roland Juno 6… entre otros. En resumen muchos equipos relacionados con sonidos característicos de géneros distintos. En esta parte Romelo le pide a August experimentar con diferentes máquinas: Primero un controlador para PC que era lo que el utilizaba regularmente, después la TR808 y por último improvisa en una batería haciendo una secuencia de lo digital, electrónico y acústico, tratando de armonizar entre ellos. Lo que destacamos fue que si bien los artistas pueden disciplinarse a un género o instrumento, no está mal el poder fusionar o querer reinventar su forma musical de un modo libre para utilizar todo tipo de herramientas, ya que se fueron acumulando con el paso de la tecnología y están al alcance de ellos.

Desde Revista Flow te recomendamos ver esta peli. Las razones son varias pero la principal es que su contenido te va a gustar y es un film pasajero para comer unos buenos pochoclos disfrutando un poco de cine y un poco de Hip Hop. No lo dudes más y cuando tengas un rato, pone Beats en Netflix.

Por Belinda Gonzalez (@belind4.gonxale)

Roxanne Roxanne.

Durante estos años, a nivel mundial, el feminismo se expresa de manera fuerte para seguir exigiendo derechos y la igualdad de género a través de manifestaciones, redes sociales y generando polémica frente a temas diversos como la violencia, el abuso de cualquier tipo, el aborto y el reclamo de justicia ante estos casos. Pero si volvemos atrás un par de décadas el panorama era muy distinto. Es por eso que Roxane Shante es considerada una leyenda. Con tan sólo 14 años era imbatible en Queens haciendo freestyle con una voz chillona y una actitud agresiva. 

Esta Mc neoyorquina consiguió la fama gracias a su single «Roxanne Revenge» que fue un éxito en la radio incluso cuando el rap no se difundía en los medios como en la actualidad. Desde temprana edad, Roxane, debió enfrentarse a convivir con la delincuencia, el alcoholismo en su casa y la falta de una buena educación, algo que sin dudas le brindó una fortaleza admirable. 

Si bien fue una de las primeras raperas que pertenece a la era dorada del hip-hop (desde los años 80′ a 90′) dejando el legado en manos de Queen Latifah o siendo una de las influencias de raperas actuales como Nicky Minaj, no tuvo el reconocimiento merecido y su carrera al igual que la fama le duraron poco.  Hasta que Mimi Valdes y Nina Yang Bonjiovi 30 años más tarde le hicieron la propuesta de plasmar su pasado en una película. Un año y medio después y con la distribución de Netflix se estrenó en el festival de Sundance, «Roxanne Roxanne».

El film está dirigido y escrito por Michael Lernell quien sin escenas forzadas muestra las decepciones y conflictos quepasa Lolita Shanté Gooden con diferentes hombres de forma laboral, familiar y amorosa. La película es producida por Pharrell Williams, musicalizada por RZA (el líder y creador de Wu-Tang Clan) y cuenta con la participación de actores premiados como Chanté Adams (actriz revelación) ,Mahershala Alí y Nia Long.

En lo personal me dejó expectante los 100 minutos que dura el drama con esa sensación de no poder pestañear por miedo a perderte un detalle. Si bien muestra partes injustas y duras, disfruté la complicidad que tiene con sus hermanas o su mejor amiga, ese apoyo mutuo que la hace sonreír incluso en las etapas más dolorosas.

Antes del estreno del film la rapera de 50 años fue invitada a un programa de radio en la que dió explicaciones sobre su corta duración en el mundo Hip Hop diciendo que lo que  hacía ella no era rentable y debía encargarse de su hijo y sus hermanas, aunque también confesó: «No necesito la validez de nadie, me valido a mí misma cada mañana.«

Antes de empezar a escribir, decidí preguntarle a diferentes personas qué adjetivos o pensamientos se les venían a la mente cuando les digo la palabra «mujer». Tuve varias respuestas que van desde «menstruación», «comida», «histéricas» hasta «valientes», «empoderadas» y «hermosas». La lista puede seguir porque podemos ser todo eso y más también, pero la definición que más comparto fue la del poder. «Una mujer es poder porque puede transformarse a ella misma o su realidad». 

A Roxanne le preguntaron por qué pensaba que la película se hizo en esta época y ella sentenció: «Es porque el tiempo de la mujer es ahora«…mejor tarde que nunca. La película la podes disfrutar en Netflix y desde Revista Flow te la recomendamos. Primero porque es la historia de una gran artista que podes explorar más durante el film y segundo porque se nota el crecimiento en materia de producción sobre films que tengan a la cultura como protagonista. 

Por Belinda Gonzalez (@jardin_galacticx)