DANO DETONA LA BOMBA EN PALERMO.

Seguimos disfrutando de la expansión de nuestra cultura, esa que año a año, mes a mes se hace cada vez más notoria. Un claro ejemplo de eso es lo que sucederá el próximo domingo 14 en Palermo Club (Borges 2450, C.A.B.A), con un show que te va a llevar por los samples y que seguramente te erizará la piel. 

Decimos que es un fechon porque los artistas que dirán presente, sin dudas, son pesos pesados del rap. Ellos son: Danilo Amerise A.K.A Dano que estará presentando su nuevo material producido por el mismo con 14 tracks llamado “Istmo”. Además se presentarán T&K y Halpe.

Estos artistas simplemente te van a hacer cranear infinitamente con sus líricas y su pasión a la cultura, es una fecha donde no se permite, el NO agite, ya que estas bestias representan siempre bien en alto la bandera del HH. No tienen excusa para faltar a este impresionante show. ¿Qué día? Domingo 14 de Abril desde las 20 Hs. ¿Dónde? En el coqueto Palermo Club (Borges 2450, CABA) ¿Por qué? Porque vas a retumbar al compás del bombo y caja.

Las entradas las podes conseguir desde $445 en adelante y se pueden adquirir por la página de Ticketek y los puntos de venta los podes encontrar en el mismo sitio web. Ya sabes, no se pueden perder de este fechón que va a arrasar con Palermo Club.

Conseguí tus entradas acá

Por Franco Salgado (@fraan_salgado)

 

QUE NO ESTABAN MUERTOS, JODER, ESTABAN DE PARRANDA.

Luego de presentarse hace menos de un mes en el marco del festival Juventud Urbana del municipio de Lomas de Zamora, la mítica banda de rap argento, La Coneccion Real estuvo en el aire de nuevo, compuesta hoy en día por Nucleo aka TintaSucia, Urbanse, Tortu aka O.D.D.M, Fianru, Frane, Dj Destroy y Mpdhela hizo su segundo show después de muchos años sin pisar un escenario juntos, el lugar de reunión elegido fue Palermo Club y Revista Flow estuvo presente para contarlo.

Aún sin nuevas novedades después del Mixtape Vol. 2 lanzado en 2013, nos esperamos una noche larga, luego de alrededor de 10 años desde sus inicios, para contar solo el aporte en materia discográfica de estos siete artistas tendríamos que pedir prestadas un par de manos, e incluso eso solo sería ver la punta del iceberg. 

Esta nota comienza una semana antes del evento, cuando la campanita de YouTube sonó en medio de un domingo de esos de maratón de Simpsons, se trataba de un nuevo vídeo del canal del Triangulo Estudio, que aunque siempre anda activo, esta vez se venia con algo nuevo, era un vídeo de La Coneccion Real después de años, si bien sabíamos que se habían juntado e iban a presentarse el próximo domingo, no teníamos una idea certera de cuan serio volvía el proyecto, y esto lo confirmo.

Irónicamente en la publicidad previa al vídeo se coló un videoclip plástico del lado más estrictamente comercial del trap argentino, unos de esos que pagan publicidad para llegar al millón de visitas… y después se jactan de tener un millón de visitas. Esta situación casual nos dio toda una perspectiva general de lo que estaba pasando: Luego del boom freestyler de los últimos años, la cultura se catapultó tan rápido hacia el mainstream que no tuvo el tiempo de cocción necesario para conservar sus valores y cimientos, pero como el dicho dice: “siempre que llovió paró”, y abajo de un techito estaba esperando la conecta preparándose para el Showtime”. Y no solo eso, tan solo tres días después salió Lejos, otro corte audiovisual que al igual que primero, sentencia que el grupo está de vuelta y más firme que nunca mientras se turnan la palabra para rapear ante la cámara con el resto de los integrantes siempre afirmando con la nuca detrás. A pocos días del show el hype ya andaba por las nubes, pero esto nada tenía que ver con esa jerga del marketing: “volvimos porque el rap lo pedía”, deja en claro el Tortu.

Llego el día, a eso de las 19:20 ya estamos por Plaza Italia, hacemos media cuadra por Borges y nos encontramos con Palermo Club, sin fila van entrando todos de a poco, algunos aprovechan que es de día para hacer una mini previa en la calle, los artistas están en los camarines que dan con ventana a la calle y cada tanto se los ve asomando la cabeza, tanteando qué es lo que pasa afuera y saludando. Ya adentro, más o menos la mitad del séquito ya está calentando los discos cervicales con la música de espera. Recién 8 y 20, comienza el meet ‘n greet y empezamos a ir especulando a que hora podría empezar.

En el lugar hay gente con remeras de la conecta por todos lados, con el escudo en el lado izquierdo del pecho como si fuera una casaca del 10. Antes de que todo empiece, sonaron un par de temas de Canserbero, la gente que lo extraña al venezolano paro la oreja inmediatamente con la primera “Mañana sera otro día”, luego le siguieron “Jeremías” y “Pensando en ti”, si uno hacía un paneo del lugar, podía ver que la mayoría de los labios estaban recitando el tema para sí, como rezando, incluso algunos lo hacían mirando al techo. Esa es la calidad de público que vino hoy.

Nueve menos cuarto termina la música, sube el host, y cual equipo de fútbol por la voz del estadio, llama a Mphela y a Destroy, las manos mágicas de la noche, que entre tornas y pads hacen la entrada en calor. Todo comienza con un show de scratches del colombiano, como era de esperar, como nos tiene acostumbrados, como lo hizo en la última bitmaster y cuando vino Randx Acozta. Mphela deja en claro que no solo es un gran beatmaker y pone las primeras rimas y los primeros punch de la jornada, si bien el público no estaba preparado para hacerle las segundas voces, las líneas contundentes van generando inevitablemente los primeros agites, tal cual como el Pela lo recita: “ganando el respeto de los que no conozco”.

9 y 10, termina Pela y empieza a sonar la intro de “No hay nada más”, todos se acercan al frente vallado y sacan sus celulares para documentar cuando el grupo entre a hacer el primer estribillo, pero,  para sorpresa de todos, suenan las voces pero no estaban en vivo, nos hicieron el amague y nos pusieron el mp3 del tema. Dejan sonar un par de temas más, entre ellos “Cual es tu pre$io”, siguen sin salir, ¿Será que se retraso el meet ‘n greet?, la gente estaba a punto de sacar el celular para revisar Twitter hasta que se acercan los 5 raperos al costado del escenario y 9 y 20 suenan las primeras notas: Increíblemente, aunque estaba fresca por haber salido hace una semana, los muchachos entran a copar el escenario cantando “Showtime”, y la audiencia se sabía hasta las comas…

El recital es un show íntegro, así como empezaron con un tema salido hace una semana luego continuaron con un tema del disco “Holocausto verbal” salido en 2009. Hay toda una historia escrita en estos últimos 10 años por eso hubiese sido quedarse corto solo cantar los tracks que tienen en común, entre temas del grupo y temas en solitario fueron reluciendo los flows de Frane, el tono clásico del Tortu, Fianru manipulando las sílabas tónicas y Urban sonando sucio.

Cuando vas a un recital, lo que normalmente pasa es que el tema que más se festeja es el más conocido, pero estando en este ambiente under es todo distinto, imaginense que mientras que el que le toca rapear su verso lo hace hay otros 6 micrófonos haciendo las segundas voces y además, como el público se sabe todas las letras y agita todo, cada punch cualquiera es una trompada de Tyson verbal, si bien no se llegó al sold out, los que asistieron se portaron como un ejército de espartanos en el que cada uno vale por cuatro.

A medida que van pasando los temas todo empieza a oler a Hip-hop puro, a barrio, a familia, a freestyle, a cultura, graffiti, trabajo, sabiduría, humildad y conciencia. Preguntenle a cualquier licenciado en marketing: ¿Cómo puede una marca ser referente de tantos valores juntos?. Les damos una pista: se trata de respeto. Acá nadie es más que nadie, todos estamos de acuerdo en quiénes son los protagonistas de la situación y es el respeto el único que permite esto, y es el único que permite que el arte se comunique desde el emisor al receptor, hoy en día en que todos rapean y nadie escucha. Como dice el rufo: Yo soy influencer mucho antes que Instagram.

Empiezan a llover botellas. Botellas desde el escenario, la gente está amontonada hace más de media hora, saltando, marcando el beat con el brazo, y chivando como para hacer patinar toda la pista pero parece que nada de eso importa, en el primer anillo más cercano al escenario las manos nunca bajan, y en el conurbano de este foco marcan los ritmos con la nuca, los únicos que no se mueven son de la seguridad que están prestando atención por si alguien prende un pucho o que nadie entre al VIP. 

A eso de las 10 ya empezamos a comprender que por más que filmemos escribamos y fotografiamos, nunca llegaríamos a contar exactamente lo que se vive. Por ejemplo, cuando suena el saxo  de “Como salen” de Fianru de su disco “Blanco y negro” a copar la acústica de todo el lugar. El Pela vuelve pero en forma de pads, el siguiente tema se hace bajo su finger-drumming, y si no estuvieras ahí, no creerías que parece playback lo que hace con su precisión, un baterista de manos. Empiezan a aparecer los triángulos invertidos en el aire, y también algunos puños.

Si bien hubo saltos todo el espectáculo, el verdadero pogo, ese que hace una ronda grande hasta que explote, vino de la mano del tema “Ahi Va” de Fianru con Frane, un tema bien rápido con un ritmo que marca bien los golpes a tierra para saltar y marcar el aire con la cabeza. No hay ningún tipo de prejuicio con los ritmos modernos, quienes cantan con autotune no les tiembla el pulso para hacerlo a capela si requiere, lo importante es que los hacen sentir y sinceramente no sé cómo lo logran, pero siempre sigue sonando a Boombap.

Luego de la explosión, bajamos un toque y nos pusimos “Sucios” del último disco del Núcleo y luego sentimentales ni bien sonaron las primeras notas mágicas de “Negative Side”, un tema que personalmente me tocaba cuando pibe y que conozco a otras personas que ha ayudado a sentirse identificados con la tristeza, nunca hubiera imaginado verlo en vivo, para mis adentros pensaba, está pasando. Siguiendo con esta vibra más calmada que deja descansar un poco a la audiencia, el Núcleo, el Fianru se tiran unas a capelas y el Tortu hace un tema en solitario, cada uno luego de tocar recibió la ovación y vitoreada a sus nombre.

Entre tanto, aparece el adelanto del tema que ya habíamos hablado al principio, con unos cracks de vinilo en la intro tocan el tema “Lejos”, recién salido del horno hace menos de una semana. Calmando la noche Fianru canta su último tema de su último disco “Aval”, “Suave” que también estrenó vídeo en la semana, acto seguido vuelve en el tiempo con “Personal” de uno de sus primeros discos “Paterna 09”, queda claro que el tiempo no lo ha cambiado al Rufo sino que el camino ha vuelto más experto en técnicas y estilos, sea sobre un sample de Spinetta como en “Personal” o rapeando en tresillos.

Ya en la hora y media del show todo iba perfilándose hacia el final, y había que lograr que sea incluso más bueno que el anterior, y se logró con el tema “Hijos del Mic” del “Mixtape vol. 2, todos se volvieron locos saltando y cantando el estribillo:  “Es la conecta real, mierda selecta en el track…”. Luego de eso hicimos entre todos la foto grupal, en la cual se puede ver llena de triángulos invertidos, puños y manos en el aire. Luego se fueron, bajaron del escenario, mientras el sonido pone un beat como si fuese música de fondo para emprender la vuelta, pero el público sabía que venía algo más y empezó: “Una más y no jodemos más”, mágicamente sin darse cuenta que lo estaban haciendo al tempo del beat. Y sí, una más tenía que haber, vuelven todos al escenario y empiezan a decirle a la gente: «No tenemos nada más, no tenemos nada más» hasta que suena precisamente el tema “No hay nada más” como al principio, pero esta vez sin amagues para cerrar un show histórico de casi dos horas de Hip Hop en el estado más puro que jamas vi.

A la vuelta la sensación que nos quedó a los que nos criamos con esos mixtapes ya clásicos fue pensar: ¿Cuántos años repitiendo infinitamente los tracks del volumen uno y dos?, aprendiendo los de memoria, sin querer, cada matiz, pensando que algún día quizá está música dejaría de sonar en los auriculares, en los parlantes bluetooth o en los de la compu, para salir por el estéreo de los vinilos, y por el mono del micrófono. Ese día fue el pasado domingo 16, en Palermo Club, y los que ya conocen el movimiento hace unos años saben que fue una fecha histórica. ¿Ahora que sigue? ¿Cuán alto va a llegar todo esto? por lo pronto esperamos el tercer disco que saldrá el año que viene con ansias y ojala que hayan un par de adelantos mas que calmen la manija.

Luego de haber sido tan pisoteado, la esperanza del rap argentino esta en el aire de nuevo

Por Santiago Samezo (@samezo.docx) 

Fotos Thiago Donato (@akathiago)

ESTO ES HIP HOP.

El siempre coqueto Palermo Club fue testigo de algo hermoso. Estaban todos, posta no exagero, estaban todos unidos por una causa de esas que conmueven o al menos, generan algo en todos nosotros. Es importante que sucedan cosas como las que vivimos el sábado porque son épocas raras, donde el verdadero hip hop se mezcla con una moda donde el «bling bling», los «que lo que» y los «flex» contaminan la esencia pura de esta hermosa cultura. La nota de promo de «Uniendo a la familia» la titulamos «un evento muy hip hop» y la verdad  es que no nos equivocamos en lo mas mínimo.

El frío y la lluvia no opacaron en absoluto lo que fue «Uniendo a la Familia». El evento era temprano y la grilla era abultada por eso y con buen tino, la primera agrupación de la noche salió a escena puntual. Eran las 19.30 hs. pasadas cuando Emcikre empezó a sonar. Los pibes de Ballester fueron los encargados de ir calentando el ambiente y de ir recibiendo a los presentes a puro rap. Con un repaso de sus canciones de su álbum, Markus y el Demak pusieron los puños bien en alto al ritmo de Dj Darcho y Dj Cosecha para arrancar la noche de la mejor manera y con un muy pero muy buen rap oriundo de San Martín.

Al termino de Emcikre, llegó el turno del primer break musical de la noche. La mano de Pharuk estaba encendida y eso se notó en su set que hizo bailar a los que iban llegando. Afuera el crudo invierno azotaba a la ciudad, adentro no importaba nada más que el hip hop. Luego de un rato, era el turno del segundo artista de la noche, llegaba Rayo A.k.a. Big Buda, con su flow tremendo para entre freestyle y tema derrochar talento por el escenario de Palermo Club, la noche recién empezaba y aún faltaba mucho. Por alrededor de 30 minutos este Mc de Fiorito exhibió su repertorio para el deleite de los asistentes que entre puño arriba y movimiento de cuello parecían alienados a las rimas del Rayito. 

Terminado el show del Rayo, Dj Pharuk tomó la posta nuevamente para, esta vez con un poco más de funk, poner a bailar a todos. Eran cerca de las 21:15 hs. cuando el rap de la Patagonia dijo presente de la mano de Lnano Alex, quien junto con Milo Moya, destrozaron la tarima. Con ese power característico y muchos invitados, el Enano se encargó de llevar la noche a otro nivel. Primero junto al Auelo cantaron un tema que aún no se estreno para la satisfacción de todos, luego con el Rayo, con Bruk y hasta con Under Mc, el Enano se encargó por unos 40 minutos de no darle respiro a nadie y colmó con su energía el recinto. La noche ya era un hervidero y aún faltaba mucho. Con su característico «Genkidama» Alex y Milo se despidieron para darle lugar por tercera vez en la noche a Pharuk. 

Si algo se palpó durante la noche fue el respeto, la unión y el arte. Estos condimentos básicos de la cultura que amamos fueron los pilares para que todo salga de la mejor manera. Como te contamos en la nota de promoción, el evento tenia un fin solidario. Los artistas que brindaron su show no cobraron por hacerlo y prestaron su mano para poder ayudar a Yema Ice, rapero venezolano (muy pronto lo tendrás en exclusiva con Revista Flow) a juntarse luego de un tiempo con su familia. Justamente Yema era el siguiente en dar su espectáculo. Pasadas las 22 hs. con ese flow característico de los venezolanos y un estilo tremendo, saltó a escena el personaje de la noche, para por un rato, empaparnos los oídos de una lírica vertiginosa, repleta de contenido y con un flow de locos. Venezuela dijo presente y la gente lo agradece mucho. Junto a Pharuk, Yema formó un tandem más que interesante y con un mensaje consiente se despidieron al ritmo de «Ajeno» un tema donde se expone una verdad cruda para todos los hermanos de la tierra del tepuy.

A esta altura Palermo Club era un horno, la gente bailaba y tomaba algún trago, mientras esperaba al próximo artista que ya sin decir una palabra es sinónimo de hip hop. El increíble Marcos Miranda, o Nucleo, como todos lo conocemos salió al escenario y se los comió a todos. Con una catarata de frases punzantes, sus canciones son himnos para el rap nacional y el sin hacer alarde de nada, sigue trabajando por y para la doble h, como el dice «24/7». Núcleo llevo de un lado para el otro a todos al ritmo de sus clásicos, mezclado con sus temas nuevos que estarán en su próximo álbum. También tuvo tiempo para reflexionar sobre la cultura y nos dejó un mensaje real «me gustaría saber cuantos que se la dan de hip hop vienen a eventos como estos sin cobrar para darle la mano a un hermano, esto es hip hop de verdad». El show del negro fue perfecto, en sonido, en contenido, en tiempos, pareciera ser que este multifacético artista entiende a la perfección la movida y a las claras está su gran calidad. Si nunca fuiste a un show de Núcleo, no pierdas más tiempo.

El final estaba cerca y luego de un mini set de Dj Pharuk, era hora de la fiesta Climax. Pasadas las 23 hs. la gente se apretujaba contra la valla de contención, había empezado a sonar «hit hot» y los Militantes del Climax decían presente en la noche. Con ese groove fulminante, los climax, le pusieron la frutilla al postre. Tema tras tema el pogo era increíble y la gente bailaba al son de ese ritmo tan característico de esta banda que viene teniendo un año impresionante. Vayan donde vayan los tipos hacen ruido, dejan algo y eso es innegable. Los Militantes, no pararon de agitar la noche con sus clásicos. El punto más alto o el de mayor climax, se vió cuando El Auelo dijo «vamos a llamar a mis hermanos bastardos, Enano, Under, vayan preparándose» y todos sabíamos que se venía. «El Triple» es ese tipo de canción que levanta un muerto y no exagero. Con la entrada precisa de Under, el agite poguero de Alex y el cierre perfecto de El Auelo, este tema te invita a sacarte todo de encima a puro salto. «El mundo esta torcido, yo en su eje lo emparejo» reza Benjamín en una de sus rimas. La noche tuvo su broche de oro, Militantes, fue la banda encargada de cerrar el evento de la mejor manera para la satisfacción de todos… «Militantes la cocha de su madreeee a ver si ponen huevos que no juegan con nadie» coreaba la gente esperando más y más de esta agrupación que atentos, ya está preparando su segundo álbum de estudio. Al final, El Auelo agradeció a los presentes, a los artistas y a todos los que con su granito de arena ayudaron a cumplir el objetivo. No exagero, un cierre perfecto.

Así se fue Uniendo a la Familia, nosotros dejamos Palermo Club repletos de música, llenos de valores y con un alegría que pocas veces sentí en un evento. Todo lo vivido sirvió para ayudar, para colaborar con una causa hermosa y que merece la pena que se comparta, que se difunda y que todos sepamos que de esto se trata el hip hop. Un evento de diez casi once, donde todos tiraron para el mismo lado sin importar nada más que acompañar y ayudar. Afuera el frío y la gélida lluvia nos golpeaba la cara pero realmente después de lo vivido dentro, nos importaba muy poco…

Por Kevin Dirienso Poter.

Agradecimientos: Primero que nada a Benja de los climax por su buena onda de siempre. A Yema por la amabilidad y por la predisposición y de corazón a todos los que hicieron posible el evento que fue un exito y con un objetivo que emociona.

 

 

 

 

UN EVENTO MUY HIP HOP.

Sí, tal y como lo leíste. No es una broma, sabemos que somos una revista sobre Hip Hop por ende el título parece por lo menos raro. Lo cierto es que este próximo sábado 18 de agosto en Palermo Club (Jorge Luis Borges Nº 2454, C.A.B.A) llega «Uniendo a la familia». ¿De qué se trata este evento? Nada más y nada menos que de una jornada donde se busca unir a la familia doble h para a través de esa unión poder lograr el rencuentro de otra familia, una más terrenal y que actualmente se encuentra distanciada por razones económicas.

Hace un tiempo ya, Yema Ice, oriundo de Venezuela, tatuador, Mc y graffitero, dejó su país para probar suerte en nuestras tierras. Todos sabemos como es la actualidad en la tierra del tepuy, la misma no es nada agradable y por eso, Yema, puso un freno y se vino para Argentina a probar suerte. Luego de meditarlo, decidió volver a su país y dejar de lado el mal momento con tal de estar con sus hijos y con su mujer. Pero ni él ni nadie tenía idea lo que iba a suceder. Desde Revista Flow nos comunicamos con Yema para que nos cuente un poco como surgió la idea de «Uniendo a la familia» y de que podés esperar si asistís el sábado 18 a Palermo Club.

«Uniendo a la familia es una iniciativa de Benjamín, El Auelo, que nace como una respuesta a mi decisión de volver a Venezuela en una época donde nadie vuelve sino todo lo contrario» arranca, «la situación acá sumado al poco más de un año que llevo sin ver  mis hijos me llevó a tomar la difícil decisión de volver pese a todas las dificultades» completa Yema, antes de profundizar sobre las razones que llevaron a la creación de un evento muy hip hop. «Benja me propuso hacer esta fiesta, donde todos los artistas participan sin cobrar su cachet y donde lo recaudado se usará para que yo pueda pagar los pasajes de mi mujer y de mis hijos para así poder juntarnos nuevamente  y empezar a crecer como familia aquí en Buenos Aires» cuenta emocionado. «Todos estan colaborando con mucha buena onda y un gran empuje anímico para unirme con mi familia a la cual extraño mucho, de ahí surge el nombre «Uniendo a la familia» ya que la idea es unir a la gran familia hip hop y que el resultado sea la unión de mi familia» cierra.

Respecto a lo que nos vamos a encontrar en Palermo Club el 18, Yema nos adelanta un poco «tenemos preparada alta fiesta para que la gente no pare de brincar y de mover la cabeza. Tenemos un line up de lujo con mucho flow y contenido, además de un cierre impresionante con los climax». Pero no te equivoques porque no muere ahí, «habrá tambien proyecciones visuales, una exhibición de cuadros de Bruk, un graffitero de la B2 y algunas cositas más» cierra el relato con mucha expectativa, la misma que nos genera a nosotros este tremendo evento y sobre todo por el fin tan pero tan hip hop.

Ya lo sabes, si queres un evento 100% hip hop, sábado 18 de agosto en Palermo Club a las 20 hs. Los motivos ya los expresamos pero si aún no estás convencido, creemos que: Nucleo A.K.A. Tinta Sucia, Lnano Alex, el propio Yema Ice, Rayo A.K.A. Big Buda, Emcikre, Dj Pharuk y VJ Rach son razones suficientes para que agites a más no poder y para aportes tu granito de arena en una noble causa, nada más y nada menos que unir a una familia. Las entradas las podes conseguir por Sistema Ticketek (te dejamos el link debajo), si sos de zona Sur podes obtener tu ticket en Camet Garage Surf (Av. Hipolito Yrigoyen Nº 10669, Temperley) o en puerta el día del evento.

http://www.ticketek.com.ar/militantes-del-climax/palermo-club 

Por Kevin Dirienso Poter

Agradecemos a Yema Ice por su tiempo para contarnos todo sobre este evento y desde acá deseamos que el 18 Palermo Club sea una fiesta y se cumpla el cometido. El hip hop es esto y todos debemos entenderlo así.

 

CALAVERA SI CHILLA

Como siempre, Revista Flow, catando directos porque sabemos que ahí se mantiene la magia, sin estadísticas, ni efectos, ni trucos de edición. Esta vez tocó uno internacional, como ya habíamos mencionado la semana pasada, este último viernes se presentaron Natos y Waor y nosotros nos calzamos la credencial en el pecho como el hincha que va a la cancha con la casaca de su equipo y fuimos para Palermo Club. Habíamos hecho la tarea, escuchamos sus discos y vimos sus vídeos, pero que internet no te engañe, un artista se mide en las tablas y sabíamos que en esto eran expertos.

Llegamos temprano para no perdernos nada, pusimos los abrigos en la mochila para que no molesten y la guardamos en el guardarropa, con una cervecita en la mano aguardamos a que empiece la noche mientras llegaba público de todo tipo, en especial hombres y jóvenes, también estaban los fieles portadores de vestimenta ancha que nunca faltan.

A eso de las 9 menos cuarto cuando masomenos la mitad del público había llegado empezó Coqeein Montana, con Big Deiv de corista bancandole los punchlines y metiendo cada tanto un tema suyo, también tuvo su momento Franky Style, todos con un estilo trapero predominante bajo la púa de DJ El Tala. Para cuando terminaron, a eso de las 9 y cuarto ya estaba todo casi lleno, solo faltaban los rezagados de siempre que cuelgan fumando, esos que igual saben que llegando tarde llegan bien porque a eso de las 10 menos cuarto recién cayó la banda completa de Barderos Crew a copar el escenario, a pesar de ser unos pares, cada uno de los muchachos tuvo su momento, y eso hizo que el show sea bastante variado a decir verdad, sin escalas se pasearon entre métricas largas y ritmos de Hip Hop clásico y por el típico flow de tres cuartos sobre batas de 808. Además, presentaron temas nuevos para inflar el corazón, tocaron temas de corte gangsta para inflar el pecho y se fueron retumbando los subgraves en los ventanales del techo siempre bajo el lema “Esto no es música, es droga”. A las 10 y cuarto comenzó el último entretiempo.

Cabe destacar el respeto que merecen los artistas nacionales que hacen de soporte cuando vienen los de afuera, no es fácil empezar un show para un público que vino a ver otro artista y más si parte de ese público todavía está por llegar, pero supieron hacerlo con profesionalismo y experiencia, haciendo llegar lo que cada uno sabe hacer a gente que nunca los había escuchado y cebando a los que ya los conocían.

Minutos antes de las 11 hs. la gente ya estaba impaciente y empezó corear los apodos del dúo protagonista de la noche, esa fue la señal que los hizo subir al escenario, Natos con su capucha de piel y Waor con más párpados que ojos, ambos con la voz de Sabina pero con la juventud de un atleta. Tocaron temas de su último disco que claramente el público se lo había escuchado todo pero también mecharon sus clásicos, varios para una carrera tan corta. Con ritmos influenciados por flamenco, música electrónica, hip hop, trap, y hasta incluso cantos gregorianos ya desde el quinto tema estábamos todos de pogo y con sus letras crudas, espesas y explícitas podíamos sentir el ánima bandolera en el aire. Dj Sta estuvo en todo momento acompañando a los raperos desde los vinilos e incluso se lució haciendo un solo de scratch de otro mundo. El show duró alrededor de una hora y media y terminó con todos saltando como locos. Cuando el dúo se fue, Sta se quedó pasando unos temas mientras la gente se iba y la fiesta se desplazaba al vip y seguramente al camerino.

El recital fue un verdadero canto a la mala vida, tanto Natos y Waor como Coco y los Barderos nos hicieron recordar que el rap no es siempre políticamente correcto y no tiene porque serlo, sabiendo que surge y se desarrolla dentro de una realidad y maneja una mentalidad que retratan lo más fielmente posible, no solo se habló de putas y droga, también de amor a la mamá, fe en la virgen, lealtad a la manada y odio a la policía. Hicieron explotar Palermo, y donde hubo fuego, asegúrate que la próxima no te la contemos.

Santiago Sammartino aka. Santi Samezo

NATOS & WAOR EN ARGENTINA.

En algún momento tenia que pasar, el dúo de rap proveniente de Aluche, Madrid, compuesto por el español Fernando Hisado alias Waor y el Argentino Gonzalo Cidre alias Natos tiene la mirada puesta en nuestro continente como territorio de su próxima conquista. Independientes de cualquier sello, con letras explícitas que hablan de sus vivencias y estilo de vida pero en las que también hay lugar para reflexiones con voces rasgadas, con vídeos profesionales y discos de estudio han cosechado una fama que ya no cabe solo en España.

Pese a su rotundo y exponencial éxito, no se conforman solo con coronarse en España, saben que gracias a su enorme trabajo y con la ayuda de Internet también son escuchados en otros lugares de habla hispana y es por eso que apuestan fuerte en cruzar el atlántico para presentarse en Latinoamérica por primera vez en el marco de la gira de su último disco titulado “Cicatrices”, que vio la luz el martes 13 de febrero en una premeditada cábala de los artistas, ya que “Martes 13” e “Hijos de la Ruina”, sus dos últimos discos, fueron publicados en martes 13 de 2015 y 2016 respectivamente.

Lo cierto es que vienen rompiendo récords hace rato, desde su primer trabajo casero grabado en una ruidosa casa okupa con instrumentales robadas en MP3 “Por la jeta”(2011) hasta su último trabajo profesional publicado este año y pasando por la serie de video-singles en Youtube llamada “Barras Bravas” los muchachos no han parado de crecer, no solo en las estadísticas millonarias de dicha plataforma sino también en directo, con sold out en la mayoría de las 50 ciudades de España que han recorrido junto a DJ Saik,  incluida Barcelona, en la cual el pasado 14 de abril metieron alrededor de once mil personas en el Sant Jordi Club, una verdadera locura.

La cita será el viernes 22 de Junio a las 19 hs, en Palermo Club, situado Borges al 2454 del mismo barrio porteño, las anticipadas cuestan unos $450 y ya se pueden comprar por la web de Ticketek. Los invitados locales encargados de hacer entrar en calor al público y dejar preparado el escenario para el dúo serán Barderos Crew y Coqeéin Montana. Ya está todo listo para una fecha que cruza fronteras y promete.

Para más información, te dejamos el link oficial del evento en facebook, así como también las redes de Rock & Reggae Producciones quienes hacen posible la fecha.

https://www.facebook.com/events/225841954670298/

Rock & Reggae Produccioneshttps://www.facebook.com/rockyreggae/

Por Santiago Sammartino aka Santi Samezo.

 

FIESTA MOVIMIENTO FUNK.

Fiesta y Militantes del Clímax, dos cosas que van de la mano como quien dice maní y cerveza. Pero: Fiesta, Militantes del Clímax y la palabra Funk ya generan ese combo letal de jolgorio, tan necesario por estos tiempos. Luego de presentarse en el Cosquín y en el legendario Lollapalooza, los Militantes, vagos y atorrantes, vuelven junto a la fiesta Movimiento Funk para desparramar música y baile por todo Palermo Club (Borges Nº 2450, C.A.B.A.).

El próximo viernes 30 junto a Banzai con Wos y a Jvlian se encargaran de diseminar funk, rap y todos esos sonidos propios de están enormes bandas que prometen con solo aparecer en una grilla. La cita es a las 23 hs. y desde ya reservate el viernes y no hagas más planes porque la Fiesta Moviemiento Funk es la excusa perfecta para terminar tu viernes y arrancar el sábado.

El evento contará con Dj Pharuk como responsable de hacerte mover y con las bandas que te mencionamos con la misión de hacerte delirar de música. Con su show del 30, las tres agrupaciones, le dan inicio a una mini gira de Semana Santa por Rosario (Sábado 31/03) y Córdoba (Domingo 01/04).

Por ende ya lo sabes, este viernes 30 a partir de las 23 hs. Palermo Club se llena de Funk, se llena de fiesta. Las entradas las podes conseguir por sistema Ticketek. Entonces y parafraseando a Militantes te decimos: «No te compliques más invítala a salir, traetela a esta Fiesta Climax…»

Por Kevin Dirienso Poter

 

Urbanse, todo que ganar.

El lunes 23 de octubre el rapero argentino José Guevara, mejor conocido como Urbanse, presento su último trabajo audiovisual filmado durante su presentación en Palermo Club el pasado 19 de septiembre.

Miembro de la Conexión Real, con algunos discos en su haber como lo son «Puño Arriba», «Rebelión Poblacional»,  y su más reciente álbum, «Literal». Freestyler de esos que buscan el acote ingenioso y por sobretodo escritor como pocos dentro de los muchos que irónicamente apuestan a la escena lírica. Con este prontuario nadie puede dudar que el Urban se haya ganado el título de representante de la cultura argentina. Sin embargo, lejos de conformarse, nos dice (sobre una hermosa caja crujiente) que todavía está todo por ganar. 

El vídeo no es ninguna ficción guionada a la que nos acostumbran los artistas, es un retrato del directo que se vivió esa noche en Palermo Club. Con cuatro cámaras, edición y una masterización profesional que resaltan un estilo propio, deja en claro que la calidad sigue siendo lo más importante a la hora de transmitir, sea en un hermético estudio o en un ruidoso concierto.

Ahora, reflexionando, ¿Qué nos dice tener los recursos para hacer un videoclip y documentar un vivo? ¿Cuál es la intención detrás de esto?; ¿Economizar el tiempo y matar dos pájaros de un tiro?, ¿O será que lo que falta son espejos hacia la calidez que brinda el vivo? Lo cierto es que la tecnología, que tanto nos ha dado, también nos ha compactado el movimiento en pantallas, lo que nos ha hecho culturalmente sedentarios. La verdad, es que no hay cultura en las visitas ni en las estadísticas porque cuando hablamos de movimiento, hablamos de saltar, escuchar, bailar, emocionarse, poner el puño arriba y observar como DJ Destroy Arms  hace magia con las manos sin que podamos entender  el truco.

Argentina necesita más «Urbanses», menos cuento, más  literal. Dejemos de esperar que los artistas suban  coberturas profesionales de sus vivos. Si estás leyendo esto asegúrate que la próxima vez que lo hagan al menos  puedas decir «yo estuve ahí”.

Por Santiago Agustín Sammartino