WOS CIERRA EL AÑO CON 2 LUNA PARK A SALA LLENA.

Se termina un año super especial para Valentin Oliva. El pibe de 21 años y música popular, despide este 2019 a puro volumen (como deben escucharse sus temas) y promete dos noches de fiesta en el mítico Luna Park. Wos es el amo y señor de las playlist, de las plataformas digitales y es sin dudas, el motor juvenil que conecta a grandes y chicos. Es ese chico humilde y trabajador que se emociona con un saludo, que idolatra al Indio Solari y que pone a saltar a nenes de 9, 10, 11 años al mismo tiempo que sus adultos responsables. Wos es eso y mas también.

Para festejar todo lo expuesto, Wos cerró hace un tiempo una fecha en el Luna Park. El día propicio para el descorche de fin de año era el 19 de diciembre, pero lo previsible paso y en pocos minutos, tanto en la web como en boletería el cartel de «agotado» se hacia presente. Rápido de reflejos, Wos y su managment, pusieron a disposición una nueva fecha, por ende este 18 y 19 de diciembre, Wos, prenderá fuego el sitio de grandes hazañas del deporte argentino y un lugar en donde tocar te deposita directamente en las grandes ligas. Wos lo está hace rato, pero aun así.

Parecía obvio y lo obvio sucedió. Con ambas fechas en Sold Out, Wos, promete un cierre de año a pura música. Con esa fiesta que lo caracteriza, este artista de 21 años, cierra su año y para hacerlo de la mejor manera invito amigxs que eleven las fechas aún más. En la fecha del miércoles 18 tocará La Bomba del Tiempo con todo lo que eso significa. Mientras que para la fecha del jueves 19, los Militantes del Climax, serán los encargados de ir encendiendo la noche.

Como dijimos, no hay más entradas y eso es importante. Wos, pareciera ser el elegido para acercar posturas entre las generaciones. Momento para celebrar que un artista joven sea escuchado por grandes y chicxs, que tenga repercusión y que cierre el año con dos Luna Park totalmente agotados. Un año espectacular para un artista que no tiene techo. Wos sigue de caravana y hace dos paradas en Av. Eduardo Madero Nº 420, allí en el bajo porteño.

Leé también: «Wos: Una Revolución Nacional» –  acá

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

WOS: UNA REVOLUCIÓN NACIONAL.

Fresco, consciente y con una sensibilidad social que asombra para su edad, Valentin Oliva no para de conquistar mentes, auriculares y logros musicales. Referente absoluto de esta nueva camada que domina el mundo de la música por estos tiempos, Wos, logró imponer un nuevo estilo a fuerza de rimas.  Pero el «boom Wos» no es producto de la magia (#nofuemagia), esta especie de fiebre por el joven de 21 años tiene mucho trabajo detrás. 

Valentin o Wos como todxs lo conocemos, empezó su carrera de muy chico y poco a poco fue descubriendo esa facilidad que tiene para rimar. De esa forma comenzó a «tirar freestyles» en las plazas de Chacarita para luego adentrarse en las grandes ligas de ese nuevo mundo que poco a poco arrasaría con la atención de los más jóvenes. Paso a paso este joven artista fue escalando posiciones hasta convertirse en uno de los mc´s con más proyección ganando innumerables competencias de El Quinto Escalón, para luego convertirse en campeón de la Red Bull nacional, lo que le dió la posibilidad de representar al país en la batalla internacional que finalmente terminaría ¿perdiendo? frente al siempre difícil Aczino. Pero el crecimiento de Wos pareciera no tener techo y un año después lograría lo que el freestyler mexicano le había negado y así en el año 2018 se transformó en el nuevo Campeón Internacional de la Red Bull Batalla de los gallos, algo así como ser el mejor freestyler del mundo. Un nuevo logro para guardar, disfrutar y defender. Pero eso no sería todo para Valentín.

Con mucho trabajo detrás como dije, Wos, se propuso seguir creciendo pero esta vez a nivel musical y así entre batalla y batalla, fue realizando diversas colaboraciones musicales; Banzai primero, Perras On The Beach después y algunos temas sueltos en el medio que se convirtieron en los tracks más escuchados en las plataformas de YouTube y Spotify. Con una voz fuerte, aguerrida y mucho power, Wos, está conquistando al pueblo argentino. Muchxs podrían decirme que existen otros artistas jóvenes con, tal vez, mayor repercusión a nivel musical y es cierto. Podríamos hablar de Paulo Londra o Duki, pero Wos es otra cosa. La nueva camada que logró seducir a las masas juveniles sedientas de nuevas tendencias fue buscando su camino, caras tatuadas, letras sin ningún tipo de sentido y muchísimo alarde de cosas banales hicieron del trap el caballo de batalla de esos nuevos artistas que copan a diario las radios, los programas y los canales de YouTube. Como dije Wos es otra cosa y ese boom wosero, yo lo festejo.

Valentin Oliva es un pibe consciente, centrado, que rima sobre lo que ve y lo que percibe del país en el que vive. Y es tan interesante escuchar la fusión entre la música de moda y un artista joven con barras que marcan agenda en cuestiones sociales y políticas que hipnotiza. Con esa voz pesada y con esa especie de carraspera, Wos se ha transformado un referente atractivo para la música nacional y así lograr alejarla un poco de tanta banalidad absurda en un país que vive inmerso en continuos conflictos económicos, sociales y políticos. Ahí esta este rapero de 21 años diciendo cosas como «… no para de toser, trabajando doce horas, cobra dos monedas al mes, pa’ mantener cuatro personas. Y no hables de meritocracia, me da gracia, no me jodas, que sin oportunidades esa mierda no funciona…»  sacando a relucir un potencial lírico que tan bien le hace a la música actual. Muchxs me han dicho «Wos hace trap» Y sí lo hace, pero también hace rock, hace rap, hace electrónica. Wos hace lo que quiere, como lo quiere y como lo siente y eso traspasa cualquier auricular, parlante o pantalla. En un mundo tan contaminado por el consumo y sobre todo en un país donde muchos no comen cuatro veces al día, hay que festejar a los artistas como él.

Pero, ¿por qué Wos es «mainstream» y otros artistas con un buen mensaje no? La verdad no tengo la respuesta exacta pero puedo suponer que es porque él ha logrado esa fusión entre la música que suena en la radio y un mensaje. Porque es joven y tiene esa llegada, porque es un gallo de plaza y porque sin dudas viene trabajando en un nivel superlativo en lo audiovisual. Sus vídeoclips son mucho más que interesantes. Muchos son los condimentos que le agrega este joven a su contenido y son muchas las condiciones que tiene como artista para seguir creciendo. A mi parecer, Wos, no tiene techo y de seguir en este nivel, aquellos dos Groove completamente agotados, son simplemente, una porción del pastel que podremos disfrutar.

«…Y no, no hace falta gente que labure más, hace falta que con menos se puedan vivir en paz. Mandale gas, no te perdás, acordate en dónde estás, fíjate siempre de qué lado de la mecha te encontrás…» dice en Canguro y que importante es que un pibe de 21 le diga esto a su público que ronda entre los 10 y los 30 años promedio. Es un mensaje claro, de algo que pasa, de algo que se ve. Mientras otros andan en los skere, los mami flex y todas esas estupideces, este pibe canta la posta, la real, canta como argentino que es y dice lo que en la tele muchas veces intentan ocultar. Desde aquellas primeras batallas hasta su actualidad, su crecimiento fue exponencial, llegando a ser escuchado y respetado por políticos, periodistas de la vieja guardia y artistas de todo tipo (actores, pintores, músicos, etc.). Su llegada y su repercusión le trajo un aire nuevo, totalmente refrescante a la música nacional y espero que siga así, por el bien de ella.

¿Qué tiene Wos para llevar la bandera de la actualidad? Sin dudas talento, humildad y un carisma impresionante. Dotes de un joven que está listo y maduro para pasear su música por todos lados. Hace poco más de un mes editó «Caravana» su primer disco. Una bomba atómica de 7 canciones que te pasean por varios estados que van desde la algarabía hasta la paranoia, tocando temas políticos, sociales y con una capacidad metafórica para graficar la realidad Argentina en cada barra. Un debut auspicioso para un joven artista que ya es una realidad bien Nac & Pop.

El boom Wos se explica desde el trabajo y su capacidad. Lejos está de ser un artista sobre valorado, esos de los que abundan en el plano nacional. Wos es una realidad palpable y que tiene un futuro difícil de medir pero esperable. Celebro que sea él quien lleve la bandera de referente. Celebro que su música suene y suene fuerte. Celebro lo que está pasando. Como dije Wos tiene una llegada diferente, tiene un carisma muy particular y sin dudas tiene un talento, que aún, no llegó a su máxima potencia. Él es Wos, una Revolución Nacional. Salut.

Por Kevin Dirienso Poter (@kevindpoter)

¿Las canciones de Wos están conectadas?

Valentín Oliva, más conocido como Wos, es un rapero y freestyler argentino. Actual campeón del torneo internacional de Red Bull Batalla de los Gallos. Su primera canción, “Primera ley de vida – Ft. Rizas” fue publicada en abril de 2015. Sin embargo, su primer tema viral fue “Púrpura”, lanzado en agosto de 2018 y que actualmente cuenta con 21 millones de vistas en YouTube. Luego de este éxito, Wos publicó una seguidilla de temas también en solitario, en un breve lapso: “Andrómeda” (2018), “Terraza” (2019), y “Melonvino” (2019). Algunos «wosistas», al escuchar estas canciones percibimos que todas tienen una cierta conexión o hablan de una misma temática. 

En mi perspectiva, al escuchar las canciones podríamos pensar una especie de historia. Una historia que trata sobre una persona que se vuelve loca por el estrés que le genera la sociedad. En ellas, Wos, no habla de su punto de vista o de cómo se siente él particularmente, sino que el que habla es un personaje que cuenta su historia a través de las canciones. Esto se ha hecho muchísimas veces en la historia de la música, y no es extraño pensar que un artista tan filosófico como lo es Wos hiciera esto.

Por eso, lo que sigue, es una interpretación personal de las canciones de este prometedor artista nacional. Esta teoría no busca ser exacta, pero tampoco es desacertada, es como personalmente entiendo el mensaje de sus canciones. El artista, al componer, admite la pluralidad de interpretaciones que pueden provocar sus obras, independientemente de con qué propósito las compone. Por eso es totalmente legítimo que quien sienta esa obra tenga una interpretación, parecida o diferente, y quiera discutir sobre la validez de esta teoría, siempre y cuando se lo haga desde el respeto y la disparidad.

Wos tiene muchos más temas, pero elegí solo éstos, ya que fueron publicados en un corto periodo de tiempo entre sí y fueron escritos, por lo tanto, prácticamente en el mismo año. Además de que otras canciones de este gran artista hablan sobre otros temas, como de sus posiciones políticas.

La historia, entonces, podría comenzar en «Andrómeda», donde el personaje está enojado con la falsedad que vive en su entorno: “¿Cómo querés que no tenga sabor a poco? si esa chica me dio un beso y después me pidió una foto”; “Me preguntan: ‘¿todo okey?’ saben que está todo mal. Les contesto: ‘todo bien’ porque sé que les da igual”. Se ve que no es feliz, hasta el punto de no saber si seguir viviendo o morir: “Quiero morir pero no sé cómo. Quiero vivir pero no sé cuánto. Morir es sabiendo la mierda que somos y vivir hasta que se acabe el encanto”. También empieza a dar indicios de que está por perder la cordura, aunque no lo quiera: “No tengo delirios pero casi…”, “Se me acerca y yo me construyo una cerca para no volverme loco”. Al final de Andrómeda, Wos (o mejor, el personaje) dice: “Hay que ser valiente para pelear con tu sombra”, frase que cobrará sentido más adelante.

En «Púrpura», el personaje ya está loco. Esto pasa, específicamente, en el momento en que viajando a lo profundo de su ser, cuando quiere darse cuenta, ya no estaba haciendo pie y explota por la presión. Ahora es mucho más brutal que en «Andrómeda», expresando todo lo que le molesta de una forma más cruda, agregando también una crítica al consumismo capitalista: “Si un día sos Dios y al otro cucaracha. La mitad te deja de querer cuando perdés la racha”; “Somos clones, clonazepam, clin, caja y dinero de amontones. Que no reacciones”; “Que viva produciendo, pa’ que siga consumiendo, no hay lugar para las emociones”; “Nuestro placer viene con bases y condiciones. ¿Me están jodiendo?”. También tiene delirios de locura como “Ver el color en el aire” o creer que alguien “Quiere que él no sea nadie”.

En cambio, en comparación con las anteriores canciones, «Terraza» tiene un tono mucho más calmado. Esto es porque el personaje está intentando curarse: “…Pero no puedo, hoy me curo. Mato al parásito en mi cuero cabelludo”. Está intentando volver a ser feliz o “Renacer”: “…Aunque sé que arderé en llamas, resucitaré…”. Se da cuenta de que ya no es él mismo, y que necesita ser como antes: “Ya no sé muy bien lo que me pasa, encontré la llave y me olvidé donde es mi casa. Creo que hace tiempo vivo en una carcasa”. “Vamos a quemar a la terraza”, además de que pueda significar fumar porro en la terraza, puede ser una metáfora de dejar el pasado atrás, acompañado por los amigos.

«Melonvino» es la última canción en el orden cronológico de esta teoría, ya que en ésta, el personaje estaría “curado”, y ya podría ser feliz con su vida y lo que tiene, aunque no sea mucho: “Tengo estudios y un colchón, tengo amigos un montón, tengo un vino y un melón”. Ahora trata de vivir tranquilo y satisfecho junto a sus seres queridos. Pero nunca se está curado del todo: “Siempre vuelvo con mi sombra. Te invito a que la conozcas. Me revuelco con mi sombra. Te pido que no la rompas”. La sombra de la que habla es la misma que se menciona al final de «Andrómeda». Lo que quiere decir que no olvidó completamente su pasado, sino que logró aceptar lo que fue y así reconciliarse consigo mismo. También dice frases que le dan la vuelta a otras, dichas en canciones anteriores, como: “No quiero vivir con sabor a poco” que muestra que no quiere volver a su oscura vida de «Andrómeda» y «Púrpura».

¿Qué opinan de esta teoría? ¿Podría ser cierta o es poco racional?

Por Francisco Dongo (@pancho.dongo) – Redactor Invitado.

 

 

 

 

 

 

FIESTA MOVIMIENTO FUNK.

Fiesta y Militantes del Clímax, dos cosas que van de la mano como quien dice maní y cerveza. Pero: Fiesta, Militantes del Clímax y la palabra Funk ya generan ese combo letal de jolgorio, tan necesario por estos tiempos. Luego de presentarse en el Cosquín y en el legendario Lollapalooza, los Militantes, vagos y atorrantes, vuelven junto a la fiesta Movimiento Funk para desparramar música y baile por todo Palermo Club (Borges Nº 2450, C.A.B.A.).

El próximo viernes 30 junto a Banzai con Wos y a Jvlian se encargaran de diseminar funk, rap y todos esos sonidos propios de están enormes bandas que prometen con solo aparecer en una grilla. La cita es a las 23 hs. y desde ya reservate el viernes y no hagas más planes porque la Fiesta Moviemiento Funk es la excusa perfecta para terminar tu viernes y arrancar el sábado.

El evento contará con Dj Pharuk como responsable de hacerte mover y con las bandas que te mencionamos con la misión de hacerte delirar de música. Con su show del 30, las tres agrupaciones, le dan inicio a una mini gira de Semana Santa por Rosario (Sábado 31/03) y Córdoba (Domingo 01/04).

Por ende ya lo sabes, este viernes 30 a partir de las 23 hs. Palermo Club se llena de Funk, se llena de fiesta. Las entradas las podes conseguir por sistema Ticketek. Entonces y parafraseando a Militantes te decimos: «No te compliques más invítala a salir, traetela a esta Fiesta Climax…»

Por Kevin Dirienso Poter

 

GALLOS POR EL LOLLA.

Está claro que la unión hace la fuerza, lo saben los organizadores de la Red Bull y los del Lollapalooza, dos de los eventos musicales más masivos que existen hoy en día se juntan para lograr un espectáculo único.

De local estará el Lolla, ya acostumbrado a jugar en el hipódromo de San Isidro con una capacidad para entretener a 70 mil personas por día con 4 escenarios en simultáneo. Sera su quinta edición en nuestro país y se celebrará los días 16, 17 y 18 de marzo. El festival responsable de convocar a grandes bandas y artistas nacionales, entre los cuales podemos nombrar a Frane y la Faktor Band, Fianru, Sara Hebe e Illya Kuryaki and the Valderramas como exponentes del hip-hop argento, y de traer artistas extranjeros de gran envergadura como los Red Hot, Cypress Hill, Molotov, Skrillex, Damián Marley, Eminem (me imagino que unos cuantos de los que leen está nota habrán roto el chanchito o conocen a alguien que lo haya hecho en su momento sólo para verlo en su única vez en la Argentina), Metallica, G-Eazy y Martín Garrix entre otros, no puede ignorar la importancia del freestyle, está hermosa disciplina de habilidad lírica que tuvo un boom tan desmedido en los últimos años que debe de incluirlo como titular en su tan codiciado line up. 

El visitante no se queda atrás, la Batalla de los Gallos es consciente de la responsabilidad de quedar bien parado  ante tanta gente y llevará pesos pesados para atraer la atención hacia sus tablas. Empezando por El Misionero, el host más querido de la escena, que dicho sea de paso a logrado llevar esta actividad que parecería ser secundaria a otro nivel, se encargará de agitar al público pidiéndole ruido cuando se calle y silencio cuando grite. En las tornas estará Zone para acalambrar los cuellos de la audiencia y para darles la pista donde van a correr gallos. Entre los atletas líricos que darán la exhibición nos encontramos con tres campeones internacionales: Dtoke (2013), Invert (2014) y Skone (2016) y un subcampeon: Wos (2017); también estará Chuty, el español que cuenta con 3 títulos nacionales (2013, 2016, 2017) y por último Papo, campeón nacional de la Red Bull 2016.

Como si esto fuera poco, además de las batallas, se presentarán en el escenario Paulo Londra, Emanero y Jesús Vázquez a modo de sideacts para completar 3 jornadas a puro hip hop.

Ya está todo dado para que sea una verdadera fiesta la que se viva en marzo en el hipódromo de San Isidro, desde Revista Flow estaremos siguiéndolo de cerca.

Santiago Sammartino a.k.a. Santi Samezo