UNA TALENTOSA AMISTAD.

Una amistad, una idolatría y mucho talento desperdigado en 2 personas. Mientras uno vendía discos de platino, el otro arrancaba en el mundo del rap con un futuro promisorio. Estamos hablando de la amistad y desenemistad más polémica de la historia, una relación decorada por la música, el derroche, las drogas y el gangsta rap. Una amistad increíble, donde la plata y el negocio de terceros generó una grieta difícil de digerir. Biggie y Tupac; Tupac y Biggie, dos Mc´s, dos leyendas que la plata se encargó de matar.

El final es triste, por eso, nos vamos a centrar en los comienzos y en el transcurso de esta relación explosiva. Christopher Wallace nació en Brooklyn, Nueva York y poco a poco se fue convirtiendo en la revelación de Bedford-Stuyvesant, su vecindario. A su vez, Tupac Amaru Shakur, dió sus primeros pasos en East Harlem, otro de los barrios de la gran urbe norteamericana. Ambos. leyendas hoy en dia. dieron rienda suelta a su lado artístico.

El éxito le llegó primero a Tupac, quién para finales de 1991 editaba su primer disco, «2Pacalypse Now», si bien el éxito rotundo llegaría años después, con su debut discográfico, Makaveli sentaba posición dentro de la escena. Así fue como entre giras, conciertos, etc. Tupac conoció a Christofer o mejor dicho conoció a The Notorius Big. De entrada la relación fue excelente y la química también. Muchos afirman que el propio Pac era quien veía en Notorius algo distinto y por eso fue convirtiéndose en una especie de mentor para el joven rapero de Brooklyn.

La relación de amistad era tal, que existen rumores acerca de un posible ofrecimiento de Biggie hacia Tupac para que obre como su manager, algo que el Dios del rap rechazó. Así fue como mientras 2Pac, colmaba los conciertos y vendía discos a un ritmo impresionante, Biggie Smalls, arrancaba una fructífera carrera. Corría el año 1994 y con «Juicy», Notorious, se proclamaba el Rey de Brooklyn, apodo que quedaba corto para lo que llegaría luego de su álbum debut.

1994 y 1995 son sin dudas, los años clave en la carrera de ambos y claves también en el desenlace de esta corta pero intensa amistad. Biggie con Ready To Die y 2Pac con Me Against The World se trasladaban al estatus de semi leyendas del rap con tan solo 22 y 24 años. Increible.

Pero ¿Qué fue lo que desencadenó el escándalo?. ¿Porqué en su mejor momentos esta relación se fue a pique?. El 30 de noviembre de 1994 sucedió un hecho que fue el puntapié inicial a una disputa con mucho talento de por medio. Esa noche, Tupac arribó a los estudio Quad, lugar donde se encontraba grabando su amigo Biggie. Lo que pasó entre la planta baja de ese edificio y el piso correspondiente cambió todo. Es que Tupac recibió 5 disparos propiciados por tres hombres vestidos como el ejército. Si bien lo hirieron bastante, 2Pac pudo resistir y subir al ascensor, al llegar al piso donde se encontraba Notorius con su grupo, los notó sorprendidos al verlo aún con vida por lo cual automáticamente responsabilizó a Biggie, Puffy Combs y todo Bad Boy Records. De esa forma Notorius Big pasaba a ser el enemigo Nº 1 de Makiaveli y la estúpida guerra East Coast vs West Coast empezaba a notarse.

Los días de Tupac no eran los mejores ya que enfrentaba una condena por un delito de abuso sexual por el cual recibió una pena de entre 2 y 4 años de cárcel. Por estas épocas la mencionada rivalidad se encrudecía y encontraba su punto máximo de ebullición con la aparición del mafioso más grande la historia del rap, Suge Night. La llegada de este sujeto sería la condición sine qua non para terminar de detonar la bomba, causante para muchos y me incluyo en ese grupo, de las dos muertes más estúpidas del ambiente.

La cuestión era simple, Bad Boy Records de la mano de Puff Dady Combs y Death Row Records de la mano de Suge Night y con un alejado Dr. Dre eran los sellos discográficos más rentables del momento, los que más vendían y con el pago de la fianza en favor de Tupac, ahora eran los dueños de los dos mejores raperos de la dorada era del rap. Bad Boy tenía a Biggie y ahora Death Row tenía a 2Pac, el negocio entre Los Angeles y Nueva York, mejor dicho el negocio de «NY vs LA» era muy fructífero y muchos sobre todo Night, no pensaban perderse unos buenos millones sin importar hasta dónde podían llegar.

Lo que paso despues lo sabemos todos y no es algo que queramos transmitir por estas fechas donde se celebra la amistad. Esta nota fue escrita para resaltar lo que fue y lo que hubiera sido una de las hermandades más enormes de nuestra cultura y también para recordar que el dinero no lo es todo y que muchas veces contamina cosas tan humanas como una relación.

No quiero ni imaginarme lo que serían estas bestias al dia de hoy. Lo que harían con accesos como Spotify y You Tube. Aunque duela, prefiero quedarme con aquel Free y esas anécdotas que rebotan entre libros y documentales que en una disputa que aún al día de la fecha no tiene una respuesta. Dos muertes sin condena y mucho arte desperdiciado o mejor dicho destruido. 

Hoy en el 2018 y habiendo pasado ya 21 y 22 años de las muertes de estas leyendas, es una pena saber que solo nos quedamos con un par de colaboraciones y un freestyle del carajo. Un disfrute perdido que se encargaron de enterrar por un negocio. Es una lastima que el dinero y la gente sin escrúpulos haya dinamitado a dos tipos talentosos y tan importantes para el rap mundial. Por eso hoy celebramos la amistad.

 

https://www.youtube.com/watch?v=Vi6TnG2SpvM&t=4s&ab_channel=BLACKWATCHTV

Por Kevin Dirienso Poter.

 

1 comentario en “UNA TALENTOSA AMISTAD.”

Deja un comentario